El placer de los pequeños conciertos

  • 1
MajorTom
#1 por MajorTom el 14/07/2021
Me apetece compartir una reflexión y leer vuestras opiniones sobre un tema.

Hará cosa de 3 años retomé la afición de escuchar música en directo. Supongo que había dejado de ir a conciertos porque tenía 2 hijos pequeños, que ya se convirtieron en adolescentes, lo que me complicaba el poder escaparme unas horas con tranquilidad.

El tema es que estoy yendo a conciertos de grupos más o menos locales (vivo entre Barcelona y Girona) en salas pequeñas y estoy disfrutando mucho. Mucho más que cuando he tenido la oportunidad de ver grandes artistas en grandes recintos, tanto españoles como extranjeros. Hablo de Bowie, Lou Reed, U2, Madonna (años 90), etc. Fueron grandes experiencias pero el tema es que ahora disfruto igual o más viendo a los Mambo Jambo, Flamingo Tours, Rayden o yendo a pequeños festivales dónde tocan 3 o 4 grupos en un solo día como el Festisurf de Platja d'Aro.

El hecho de que toquen en salas pequeñas dónde puedes verlos bien aunque pilles última fila, la proximidad que muestran los artistas, con los que puedes charlar unos minutos mientras le compras su último disco, el estar rodeado de un público con el que sientes afinidad y otras cosas me hacen pensar que la experiencia es mucho más agradable en comparación con conciertos más grandes.

Qué opináis vosotros...?
Subir
Daniel
#2 por Daniel el 14/07/2021
#1 Yo al último que fui antes de la pandemia fue de este tipo. En Collado Villalba, Madrid, de Hamlet y estoy contigo, se disfruta mucho más el tener al “artista” cerquita, poder tomarte unas birras, etc., es impagable. Claro que con más de 40 lo vemos así, lo mismo nos preguntan con 20 y lo tachamos de flipada!! Jajajaja
Subir
Walterius Albatrus
#3 por Walterius Albatrus el 14/07/2021
Yo hace unos 20 años que no voy a conciertos de grandes estadios.. Ozzy o Faith No More habrá sido el último que he visto así (sólo he roto la racha para ver el último de la gira reunión de Héroes en Valencia).

Y desde entonces tengo la óptica que describe Tom: disfruto más con el tío cerca y viendo hasta que acorde pone que con lásers, humo y plataformas elevadoras. Llamame viejo, no me ofendo 😆.
Subir
Allmanzor
#4 por Allmanzor el 14/07/2021
Te entiendo perfectamente.
He visto a AC/DC en vio en un estadio, y he visto al un grupo tributo a AC/DC llamado "Hell's Bulls" en un local pequeñito. Quien quiera que me linche, pero disfruté más de los tributarios que de los originales.
Vi a Iron Maiden en un estadio lleno en Madrid en 2018 y fue tirar el dinero. Banda a 500 metros de mi y sonido pésimo. Digno de un "devuélvanme el dinero porque no me he enterado de nada".
Desde hace años, disfruto más de pequeñas bandas en locales techados. Por eso me agarro a bandas poco multitudinarias y me hago fan de ellas. Así cuando vienen, sé que las veré en condiciones.
Y esto lo digo tras haber visto en estadios a muchos de los grandes. Siempre con la sensación de apenas haberlo disfrutado.
Subir
jagercaster
#5 por jagercaster el 14/07/2021
Nunca he asistido a un macro concierto (campo de fútbol y esas cosas; lo más grande una plaza de toros), el estado natural del rock, blues, etc. es el concierto en sala de concierto donde puedes notar el Marshall cerquita jajaja y ver y sentir un poco el rocanrol.

Es mi opinión pero tengo en la memoria conciertos que no cambio por ninguno de esos tan fantásticos, tan mega la hostia, etc...

No voy de purista ni nada por el estilo pero por edad, o lo que sea, empecé en el rollo este de sala de concierto y no lo cambio por nada.

Soy un poco búho cuando voy a cualquier concierto. Lo primero que hago es fijarme en los amplis que hay antes de que salga el grupo y los pedales/guitarras si ya están preparadas para la batalla... disfruto cada minuto, ver al guitarra, el bajo, la batería... una pasada si puede ser con los ojos y en live y no a través de pantallas.

Ojo, entiendo que con lo cotizado que están las grandes bandas tengan que hacer conciertos multitudinarios pero a mí no me importa, no voy a verlos jajaja Recuerdo una vez que fui a ver a Joaquín Sabina en Viveros en Valencia y se me pusieron todos los de delante a cantar a viva voz y me jodieron el concierto bien.
Subir
MANUEL
#6 por MANUEL el 14/07/2021
Yo también soy de local pequeño, anda que no he disfrutado en la sala Roxy, el Black Note, o Sala el Loco (Salas de Valencia), deseando que todo vuelva a la normalidad.

Saludos y Rock
Subir
jagercaster
#7 por jagercaster el 14/07/2021
Valencia aquí, y también Arena Auditórium y ahora mismo 16 Toneladas 😎
Subir
noyk
#8 por noyk el 14/07/2021
Me agobio enseguida con mucha gente, y además de los de Baretos y salas los que más me gustan son los de "fiestas de los pueblos" al aire libre, pero con espacio.

Hace unos años participe en un pequeño festival en Miranda de Ebro, y me encantó el formato. Había un bolo cada dos o tres horas (no recuerdo muy bien, empezamos nosotros... :vinito: ) y cada uno era en un bar distinto. Cuando quedaba un poquito para empezar, te mandaban a la charanga al bar donde había sido el último bolo y todos en procesión al siguiente bar (y al siguiente bolo). Fieston
Subir
ahuarita
#9 por ahuarita el 14/07/2021
Pues a mi me pasa lo contrario, será porque aún soy joven :mrgreen: yo a conciertos pequeños voy mas bien por el salir en si con los colegas y de paso hacer bulto, o porque toca unos conocidos o conocidos de mis amigos, y mas de la mitad del tiempo estoy con los colegas echando las cerves y las risas mientras al grupo lo oimos de fondo, aunque yo también toco en una banda local y también quiero que la gente vaya a verme, por tanto por un lado lo hago también, pero por preferir sigo prefiriendo los grandes conciertos y festivales.
Subir
elix
#10 por elix el 14/07/2021
Una de las mejores experiencias guitarriles que he tenido fue poder disfrutar de Paul Gilbert y Steve Vai con sus respectivas bandas en salas pequeñas (y en el caso de Gilbert incluso con poca gente).

Creo que es un formato distinto, y si el público está entregado (y no te toca el típico alcoholizado tocapelotas al que ni le va ni le viene el concierto en primera fila) los músicos también disfrutan más y conectan mejor con la gente.

Es una relación más cercana y no un show hiper preparado y medido al milímetro en el que no te puedes salir del guión y no ves ni al público.

Esto es especialmente notable en los festis, por ejemplo. Por no hablar del sonido de mierda de muchos festivales y las limitaciones y controles de tiempo de las actuaciones.
Subir
Manuel
#11 por Manuel el 14/07/2021
Cada vez evito más los conciertos multitudinarios.
Bueno, hablo pre-pandemia, cuando eran posibles.
No los descarto, y si quiero ver a alguien y es la única manera... pues paso por el aro, pero lo mínimo.
En España creo que el último al que fui fue el Boss en el Berna, una pena el sonido, y más pena porque el Boss sudó al camiseta, pero se oía una m****
En el verano de 2019 estuve en Hyde Park viendo a Neil Young y Bob Dylan, iba por young, dado que Dylan está ya sin voz (nunca tuvo mucha9, pero ahí ve uno la profesionalidad: pantallas gigantes, y bloques de altavoces repartidos por el espacio donde estaba la gente, con lo que se oía muy bien en todas partes. Neil estuvo genial, como siempre, y Dylan hasta me gustó, cuando en su concierto anterior del Wizink en Madrid salí por pies antes de que acabara porque me resultó penoso...

Pero esas son mis excepciones.
Al Madcool no voy desde que fui con mi hija a ver a Foo Fighters. El grupo estuvo bien, pero apenas pudimos "verlo" (escucharlo, sí9, por el gentío amontonado. fue el año que un equilibrista se mato, además...

Así que, en general, intento ir a cosas de 1000 localidades, como mucho, o incluso menos. Ahora con las limitaciones de aforo se quedan en 500, o menos, y sentaditos.
Como le doy a todo tipo de músicas, desde Julio del año pasado que se reabrió la ópera he vuelto a esta, (al 50% de aforo y sentados), pero eso es otro rollo, ciertamente. En teatrillos de Madrid he podido asistir en Noviembre a muchos conciertos de jazz, y en diciembre de flamenco, poca gente, y músicos con muchas ganas de reencontrarse con el público, en general una gozada todos ellos. En Mayo ha vuelto a haber cositas por Madrid y hemos aprovechado lo que se ha podido.

Poquito a poco vamos retomando cosas, hace unos días, en la ciudad Universitaria, Cecile McLorin, al aire libre pero sentados y con distancia de seguridad y tal, menos de 1000 personas de aforo, muy buena experiencia, aunque otros veranos también ha estado bien con aforo completo, aún las localidades de más arriba tienen buena visibilidad y hay buen sonido. en años anteriores hemos visto a Robert Plant, David Byrne, Jeff Beck (¡conciertazo!)...

En los festivales de jazz, sobre todo si son músicos de por aquí, no es raro poder verlos un ratillo después, y a veces hay músicos de fuera que también se sientan a firmar discos y hablar con la gente que ha asistido, los jazzeros suelen ser muy abiertos, recuerdo antes de la pandemia podía hablar y felicitar por sus conciertos a gente como Dave Douglas (un tipo interesantísimo, y con buena conversación) en Madrid, o a Maria Schneider en San Sebastián, mientras nos firmaban discos.

También debo decir que hace poco actuaron unos colegas (PVP) en un pequeño garito madrileño, y aunque tenía muchas ganas de volver a verlos, vi que el garito era muy estrecho y me acojoné con la cosa de las distancias y el p*** virus, me imaginé a la peña dando saltos con las birritas y las mascarillas quitadas y no me atrevi a ir... antes no me daba ningún reparo, pero la verdad es que el virus me tiene muy mosca porque he visto palmar a gente muy cercana, pasarse mes y medio en la UVI a otros también cercanos, y le he cogido bastante respeto... así que locales o espacios tirando a pequeños, sí, pero con un poquito de espacio para que corra el aire... también.

La semana que viene tengo entradas para ver al camarada Poveda... al aire libre, jejeje...
Subir
nachoga
#12 por nachoga el 14/07/2021
Yo he tenido malas experiencias de las que contáis de concierto grande. Por ejemplo mi gran desilusión fue Dire Straits en el 92 en Gijón. Sólo se oía a la gente tararear la música, gritar y aplaudir. Y ahora los precios me parecen auténticamente desorbitados.

Viví 15 años en Orense y mis amigos del alma de allí eran muy concierteros. Y había varios sitios en la ciudad en los que programaban todas las semanas y además no tenían problemas de estar en hora u hora y media viendo un concierto en Santiago, Vigo o en la Sala Son en Cangas de Morrazo que es un sitio tremendo. Así que he visto un montón de grupos muy buenos, estatales y extranjeros, muy poco conocidos o al menos para mí, pero bregados de tocar por la carretera en USA o de girar por Europa. Muchos de ellos aprovechan días entre conciertos más grandes en ciudades más importantes para hacer fechas en sitios pequeños. Tuve la ocasión por ejemplo de ver a Marc Ford el de Black Crowes con la Steepwater Band, o a Jared James Nichols dos veces en el mismo bar para 40 ó 50 personas. Allí la gente tenía una cultura de conciertos muy buena, algunos viendo unos 250 conciertos al año o más, sin exagerar, muchos del público se conocen del circuito. Así que se crea un ambiente estupendo, la gente al concierto va a escuchar y descubrir. Muchos ya se saben las canciones por Facebook o Instagram y las corean y los músicos se les ve que se sienten apreciados y lo disfrutan y dan mejor espectáculo. En el caso de JJ Nichols lo vi con un año de diferencia cuando el tipo aún no era muy conocido y fue un placer ver cómo había evolucionado como músico, ganado presencia y saber estar en el escenario y cómo el trío estaba más empastado que la vez anterior. Además yo creo que los grupos marcan los locales donde han disfrutado y si puede vuelven y con ganas de darlo todo porque saben que van a recibir mucho. Y efectivamente, charlas con ellos y te sacas fotos. A veces las salas no tienen buen sonido, pero eso también te pasa en el macroconcierto.

Luego en Orense hay una cafetería mítica que programa un jazz de primera y me aficioné muchísimo. Como en Blade Runner, he visto cosas que no creeríais. En el plano guitarrísitico varias veces a Al diMeola, Larry Corryel, Stanley Jordan, Pat Martino, Russell Malone, Marc Whitfield, y yo creo que alguno me dejo. Y además a pocos metros de distancia. Es un local con madera en las paredes, una escalinata de madera para las mesas de la balconda superior, su barra de madera con un gran espejo detrás.... Y un sonidazo. El dueño trata a los músicos a cuerpo de rey, con una buena cena antes. Además es en mayo y pueden disfrutar generalmente de buen tiempo y terraceo. Como os decía, los músicos/representantes aprovechan días entre conciertos más grandes, así que en alguna ocasión tocó gente que estaba colgando "no hay entradas" en un teatro en otra ciudad-. Y el ambiente es tremendo. Hay un público muy aficionado y entendido, pero que no es snob, y que vibra, vitorea y aplaude en medio de los solos si se tercia, y los músicos notan el calor y lo agradecen. Uno de los de DiMeola cuando llegue un poco antes en las mesas de la terraza estaba él y todo el grupo tomándose algo antes del concierto, así que los saludabas al llegar. Y luego desde el camerino al escenario pasan recorriendo todo el local.

En definitiva, tengo muchas mejores experiencias en locales pequeños. Y ya estoy muy mayor para estar dos horas antes o más en un macroconcierto y que esté todo el mundo coreando las canciones o peor, unos al lado hablando todo el concierto, como me pasó en Oviedo viendo a mi por aquel entonces adorado Mike Oldfield en Oviedo, también con un sonido pésimo.

Por supuesto, si quieres ver a alguno de los grandes, no tendrás más remedio que pagar la talegada y meterte en el gentío y a ver si tienes suerte.
Subir
Hilos similares
Responder

Regístrate o para poder postear en este hilo