Efectos

Review de Line 6 HX Effects, la Helix especializada en efectos

HX Effects

Después de la guitarra, amplificador y efectos son los dos grandes pilares del sonido de muchos guitarristas. Sin embargo, no son especialmente sencillos de reconciliar: algunos optan por el todo en uno, empleando emuladores digitales que hacen ambos trabajos, y otros prefieren seleccionar los pedales uno a uno y combinarlos con su ampli preferido. Mientras el número de efectos no es muy elevado, se trata de un sistema que funciona bien, pero cuando necesitamos un gran número de efectos, las necesidades de cableado, switchers, routers y alimentación se complican y el precio se dispara.

Es ahí donde productos como el de hoy, el nuevo HX Effects de Line 6, cobran sentido. Se trata de una colección de efectos digitales incluidos en una única pedalera, especialmente preparada para conectarse a nuestro amplificador mediante diversas configuraciones posibles (método de los 4 cables incluido) gracias a dos loops de efecto y sus salidas de control de amplis/pedal de expresión. No incluye ninguna clase de emulación de amplificadores, ya que su propósito es el de completar y respetar el tono del ampli que ya poseemos, gracias a su bypass analógico. Hemos tenido la oportunidad de buscarle las cosquillas al HX Effects y te contamos lo ocurrido.

HX Effects

Aspecto externo

El HX Effects conserva el estilo estético de la gama Helix: colores oscuros pero elegantes, que contrastan con las luces de colores de los footswitches. Todos los componentes nos han parecido fiables y resistentes, con un tacto agradable. En ese sentido, el HX Effects se revela como un dispositivo de escenario bastante profesional, y al que le suponemos una resistencia que encajaría bien en contextos laborales.También las ubicaciones de las conexiones están concentradas de manera adecuada en la parte posterior, dejando los laterales completamente limpios para poder poner otros pedales justo al lado y ahorrar espacio en pedalera.

Practicidad y facilidad de uso

No queríamos tener que extendernos en este punto, pero probablemente es uno de los más importantes. El HX Effects no sólo está diseñado para ofrecernos efectos que combinar con nuestro ampli, sino que Line 6 ha previsto que sea la unidad controladora de todo nuestro equipo. Efectivamente, desde el HX Effects podemos encender o apagar varios efectos internos a la vez (de toda clase: delays, modulaciones, reverbs y muchos más) al mismo tiempo que cambiamos de canal de amplificador y enviamos mensajes MIDI a otras unidades.

Pero si vamos adquirir la HX Effects por esa razón, es importante que conozcamos los modos en que puede hacerlo actualmente. Y decimos “actualmente” porque dichos modos podrían variar o mejorar conforme el firmware de la unidad sea renovado por Line 6, pudiendo actualizar el dispositivo mediante la conexión USB. A grandes rasgos, y dejando algunos matices de personalización por el camino, los modos principales son tres:

El modo preset ofrece acceso directo a configuraciones de efectos y mensajes midi/función de ampli de todo tipo, y es el funcionamiento clásico de las pedaleras de toda la vida. No obstante, aunque tenemos 8 botones, en este modo sólo sacaremos provecho de 4 de ellos, ya que 2 son para movernos cíclicamente entre bancos/snapshots/presets y los otros dos son el botón de tap tempo y el selector de modos (de los cuales te estamos hablando ahora mismo). Además, esos 4 presets disponibles no están en línea en una única fila, sino que son dos footswitches superiores y dos inferiores, una disposición que no nos ha convencido demasiado y que, por el momento, no podemos variar mediante un menú para personalizarlo.

HX Effects

El modo Stomp “despliega” el contenido de cada uno de los presets, obteniendo un total de 8 footswitches On/Off. Son útiles para encender o apagar los efectos individuales que componen un preset. Lo mejor de todo es que no estamos obligados a que cada botón apague o encienda un único efecto, sino que podemos hacer “grupos” de efectos que se activan mediante un mismo botón. Incluso podemos hacer que realicen acciones contrarias: que unos se apaguen y otros se enciendan y viceversa. Estas funciones también están disponibles para controlar el canal de nuestro amplificador al mismo tiempo. En el lado algo menos positivo, aunque hemos dicho que en este modo un solo footswitch puede encender varios efectos, la frase no se cumple a la inversa: un mismo bloque no puede ser activado/desactivado por más de un footswitch. No es grave, pero puede importar según cuáles sean nuestras costumbres al activar efectos.

El modo Snapshot es muy similar al modo preset, y nos permite acceder rápidamente a 4 sonidos programados dentro de cada preset, compuestos con la misma colección de efectos, pero con diferentes valores en sus potenciómetros. Nuevamente, para alternar entre los cuatro snapshots sólo disponemos de cuatro footswitches para ello, ya que los otros cuatro vuelven a estar ocupados por otras funciones (navegación por bancos, tap tempo), y están dispuestos en dos filas diferentes.

Es genial tener estos modos de funcionamiento, pero no encontramos justo el que esperábamos: una fila inferior de cuatro presets y una fila superior con efectos (o grupos de efectos “on/off”). Este método de funcionamiento era muy frecuente en productos anteriores de Line 6 como los PODs o la Helix, sin ir más lejos. Creemos que será algo que, inevitablemente, los usuarios solicitarán y que Line 6 terminará por incluir en sus próximos firmwares. En este caso hipotético, quedaría a resolver como acceder a las funciones secundarias, como navegar entre bancos, acceder al tap tempo, o alternar entre modos. Pero seguro que es algo posible de personalizar mediante combinaciones Footswitch 1 + Footswitch 2 o similares.

HX Effects

En cuanto a la edición de los efectos en sí mismos (retocar sus parámetros) y la programación MIDI, la interfaz es razonable, y se llega a un nivel de agilidad notable gracias a la ayuda de los botones capacitivos. Sin duda requiere un poco de entrenamiento, pero una vez aprendidas las rutinas, podemos llegar a editar sonidos con una cierta velocidad. Está claro que nunca va a ser tan sencillo como disponer de los potenciómetros físicos para cada pedal como ocurriría en una pedalera de efectos individuales tradicionales, ni como el disponer de una pantalla tan generosa y detallada como la del Helix versión completa. Pero si queremos un dispositivo de un tamaño compacto y que ocupe poco espacio en equipaje hay que hacer sacrificios.

Sonido

Como siempre, esta es la parte decisiva. Un aparato que promete trabajar en modo 4 cables siempre supone un desafío, ya que los guitarristas somos recelosos con nuestro tono, y no queremos que sea modificado. Por eso, y aunque resulte paradójico, lo primero que intentamos fue conectarlo con todos los efectos apagados para evaluar la calidad del bypass, y valorar las sensaciones. Las impresiones subjetivas fueron excelentes, reconocimos nuestro ampli con su carácter y comportamiento habituales, y con un ruido de fondo virtualmente igual a cuando lo utilizamos sin efectos. Pero como la subjetividad siempre es un terreno pantanoso, decidimos emplear una caja true bypass especial, hecha especialmente para probar sistemas de efectos en modo 4 cables y que es capaz de sacar la unidad completamente de la cadena de efectos, tanto su sección “pre” como “post”. Hicimos varias pruebas A/B que posteriormente grabamos y os ofrecemos a continuación, como prueba objetiva de los resultados.

Bypass: Limpio

Limpio sin HX effects Enlace
Limpio con HX Effects Enlace

Bypass: Distorsión (de ampli)

Distorsion sin HX Effects Enlace
Distorsión con HX Effects Enlace

Bypass: Ruido de fondo (ajuste muy ruidoso)

Ruido de fondo sin HX Effects Enlace
Ruido de fondo con HX Effects Enlace

Pasada la fase de comparativa del bypass, analicemos los efectos en sí mismos. La variedad es más que suficiente para la mayoría de guitarristas, y son muy divertidos. Podemos activar muchos a la vez (hasta 9, dependiendo del esfuerzo de procesador que exijan) y el nivel de ajuste es intermedio, con un número de entre tres y 8 parámetros según el efecto. Si a ello le sumamos la posibilidad de organizarlos en paralelo, las posibilidades de ajuste alcanzan cotas importantes.

HX Effects

En general, aplicar los efectos es gratificante y sencillo: el volumen se mantiene pero el efecto hace su función, y generalmente de la forma esperada, con lo que el sonido deseado no requiere mucho tiempo de ajuste. La selección de los efectos nos ha parecido muy inteligente, y la variedad está justificada, sin llegar a pecar de tener “efectos de relleno”. Por ejemplo, a pesar de haber muchos, cada delay es diferente y nos ha inspirado diferentes formas de tocar.

También es interesante destacar que disponer de los “efectos legacy”, recuperados de las unidades clásicas de Line 6 como el DL4 o las unidades M9 o M13 hará que los que las tengan o las hayan tenido se sientan como en casa. Algunos de esos efectos siguen siendo completamente válidos y ya son un clásico en el repertorio de sonidos de la marca. Si tenemos que señalar un bloque como el más sobresaliente, sin duda es el de delay. Las distorsiones y modulaciones son perfectamente válidas, y el bloque de armonizadores y sintes ha mejorado muchísimo respecto las mejores versiones, siendo cada vez más usables (ejemplos de ello más abajo).

Distorsiones

Scream 808 Enlace
Triangle Fuzz Enlace
Minotaur Enlace
Valve Driver Enlace

Modulaciones

Chorus

Enlace
Courtesan Flanger Enlace
Deluxe Phaser Enlace
122 Rotary Enlace
60s Bias Trem Enlace

Delay y Reverb

Hall Reverb Enlace
Simple Delay Enlace
Mod/Cho Echo Enlace
Cosmos Echo Enlace
Plateaux Enlace
Glitz Enlace
Reverse Delay Enlace
Bucket Brigade Enlace
Octo Enlace
Filter Delay Enlace

Otros efectos

Teardrop 310 Enlace
Pitch Wham Enlace
Harmony Delay Enlace
Synth String Enlace
Growler Enlace
Mutant Filter Enlace
Twin Harmony Enlace
Autowah Enlace

Extras

Los extras incluidos en esta unidad son tan numerosos que podrían justificar productos completos. Como viene siendo habitual en este tipo de pedaleras, está incluido un útil afinador y un looper. La función looper ofrece hasta 60 segundos loop en Mono (30 en estéreo) pero podemos llegar a “falsear” una duración de 120 segundos empleando la función “half speed”, que permite ralentizar nuestro loop hasta la mitad de velocidad. El uso del loop es agradable y sencillo gracias a los seis botones de control de los que dispone, y es posible cambiar de sonidos mientras lo usamos, siempre y cuando el preset al que viajemos también contenga un bloque de loop, y este sea del mismo tipo (Mono o Stereo).

El cargador de Respuestas a Impulsos es otro de los atractivos de la unidad, ya que con esta sencilla inclusión, el HX Effects habilita nuestro previo o amplificador para ser conectado directamente a línea, o tener una salida siempre equipada para grabar. El sonido resultante de la aplicación de Respuestas a Impulsos puede ser dirigido a la salida principal, pero también lo podemos enviar por las salidas de los loops de efecto, para tener señales estéreo no emuladas y emuladas al mismo tiempo. En definitiva, un acierto de Line 6 que seguro supone una fuerte baza respecto a unidades de la competencia como la MS-3 de Boss.

Cargador de respuestas a impulsos

Sonido simulado mediante IR en HX Effects Enlace

Los 2 loops de efecto son un extra de gran importancia en esta unidad por lo anteriormente expuesto (método de los 4 cables, incluir otros pedales, etcétera). Se pueden ubicar en cualquier punto de la cadena de efecto, pueden funcionar juntos como un único loop estéreo y es posible decidir el nivel que entregan. Pero además, también suponen una gran herramienta para nuestra propia gestión de la señal, tanto para hacer envios de todo tipo como para usarlo como patch de conexión de los diferentes instrumentos que estemos usando. La utilización de estos loops ha sido sencilla, y no nos ha obligado a pasar horas ajustando niveles para recobrar el tono natural del ampli, sino que se comportan de forma más parecida a si trabajásemos con pedales individuales.

HX Effects

Del mismo modo, las dos conexiones de pedal de expresión/control de amplis son interesantes, pero nos tememos que los más exigentes hubiesen preferido poder tenerlas por separado, y no sacrificar un pedal de expresión por controlar el ampli ni viceversa. Por otra parte, el control de canales/funciones de ampli desde la HX Effects, es delicado: conviene asegurarse de que nuestro amplificador es del tipo adecuado (según el manual, del tipo "shortto-sleeve", formato jack). No con todos los amplificadores con los que hemos probado la unidad el proceso de cambio de canal ha sido con éxito, dando en algunos casos a pequeñas anomalías, aunque esto es algo que ya advierte Line 6 en el manual, y de lo que no pueden responsabilizarse dada la gran variedad de amplificadores en el mercado.

Conclusión

La HX Effects tiene cuatro puntos muy contundentes:

  1. Ofrece efectos de calidad muy competitiva en un tamaño reducido.
  2. Permite integrar nuestros otros efectos o nuestro amplificador sin hacer enormes sacrificios del tono de los mismos.
  3. Carga hasta 2 respuestas a impulsos simultáneas.
  4. Puede controlar nuestro otros equipos tanto via jack como Midi.

Sólo por esas cuatro razones ya podemos afirmar que estamos ante un arma muy potente a la hora de simplificar e integrar todo nuestro equipo, y todo ello sin tener que renunciar a disfrutar de efectos exóticos.

Posiblemente, la parte más débil sean los diferentes sistemas de organización de presets/toggles (los modos preset, snapshot y stomp) entre los que debemos escoger. El modo Stomp será ideal para una buena parte de los guitarristas que encienden y apagan efectos (o grupos de ellos), pero los que utilizan presets o una combinación de ambos, tal vez vean algo menguado su potencial. Afortunadamente, vemos sencilla una reorganización de la pedalera mediante un nuevo firmware, una vez que Line 6 haga un sondeo de las peticiones más frecuentes de sus usuarios, un procedimiento en el que la empresa ha confirmado estar ya envuelta. Es más, en primavera ya podremos disfrutar del editor de presets para ordenador, que seguro lo hará todo más sencillo (actualmente sólo está disponible el cargador de IR's y el Librarian para ordenar/almacenar presets).

Como comentario final a la experiencia, es muy emocionante ver que la exigencia del aficionado y el profesional de la guitarra, que tantas veces pide imposibles, acaba impulsando a las empresas como Line 6 a estrujarse los sesos para resolver los problemas no musicales de nuestro equipo. Las conexiones, alimentaciones, y muchos otros desafíos que exigiría una pedalera equivalente a lo que el HX Effects puede supondrían horas de trabajo e investigación restadas a nuestro tiempo para tocar y disfrutar. Puede que aún requiera alguna que otra actualización para hacerla perfecta, pero la HX Effects es representante de un futuro muy prometedor.

HX Effects
¿Te gustó este artículo?
11
Comentarios

Regístrate o para poder comentar