Teoría y técnica

Dylan, ¿el niño con el mejor oído musical del mundo?

Dylan es un niño con oído absoluto, hijo del músico y Youtuber Rick Beato. Cuando su padre descubrió que el niño tenía la habilidad del oído absoluto, decidió entrenarlo para potenciar esta habilidad, compartiendo con los usuarios de Youtube las evoluciones en este proceso. Además, en sus videos ofrecen ejercicios recomendados para desarrollar el oído absoluto, aunque advierten que nunca han visto a un adulto desarrollarlo (sólamente los niños en edades tempranas, y con la predisposición adecuada son capaces. Incluso el propio Rick encabeza los videos aclarando que él no posee esta cualidad).


El oído absoluto es una capacidad que permite a una persona saber qué nota está escuchando sin necesidad de un tono de referencia. Es una habilidad infrecuente, que se da una sólo una parte reducida de la población en la que intervienen factores hereditarios y ambientales (como por ejemplo una formación musical temprana). Hay estudios que señalan que esta habilidad es encontrada con más frecuencia en personas cuyo idioma materno es del tipo tonal (como por ejemplo, el chino), y que esta habilidad se ve perjudicada cuando emigran a otros lugares sin esta característica.

Respecto a la audición del resto de personas, Se considera que tienen oído relativo, y por lo tanto necesitan algún tono de referencia para lograr identificar de oído un sonido. Esto no es un impedimento para ser guitarrista o músico en general, pero sin duda una identificación rápida de las notas y acordes representa una enorme ventaja en la comprensión de las piezas musicales.

Dylan hace gala en los vídeos que os adjuntamos de una enorme velocidad, no sólo identificando, sino también produciendo las notas que se le piden. De igual modo, es capaz de identificar en un tiempo muy reducido las notas que componen acordes complejos, sin necesidad de tonos de referencia. No menos sorprendente es este otro vídeo, donde sugieren que los perros pueden distinguir con total claridad las diferencias entre notas de forma absoluta. Este testimonio resulta algo más dudoso ya que no sabemos hasta qué punto este aprendizaje responde a una secuencia o rutina aprendida previamente en lugar de tratarse de una identificación a tiempo real. Por otra parte, tampoco resulta descabellado pensar que el oído de los perros pudiese tener esa capacidad, sobretodo cuando evaluamos las increíbles capacidades que algunos animales tienen en sentidos como el olfato o la audición.

Más información | Rick Beato

¿Te gustó este artículo?
6
Comentarios

Regístrate o para poder comentar