Cómo embalar BIEN una guitarra (u otra cosa, sirve para todo).

Mestre_Oldschool75
#1 por Mestre_Oldschool75 el 02/02/2019
INTRO

Quien más y quien menos, a todos nos ha llegado alguna vez una guitarra dañada durante el envío o peor aún, hemos enviado algo y se ha cascado antes de llegar a su destino... como esas cosas nunca son plato de buen gusto, me permito largaros una parrafada "de las mías" con la intención y la esperanza de que eso no le vuelva a sucecer a nadie. Confío plenamente en la fiabilidad de este método de embalaje, relativamente sencillo de aplicar incluso la primera vez que lo hagamos (como todo en esta vida solo es cosa de coger el hábito y "hecho un buen embalaje, hechos todos") y fácilmente adaptable en casos o supuestos concretos (por ejemplo enviar guitarras "a pelo" o con estuche) o para embalar otros cachivaches "pa hacer ruido" como puedan ser amplificadores o pantallas de altavoces (la única diferencia en estos casos es que se debe poner más material amortiguante en la base del paquete, porque su peso significativamente mayor va a significar con toda certeza que el contenido machacará más la base del paquete durante el proceso de envío). Por todo lo dicho, aquí os presento esta información para que tengais acceso a ella cuando querais.

Dicho esto "vamos al grano", porque hay que contar varias cosas y supongo que no tenemos todo el día :-).

PLANTEAMIENTOS GENERALES / TEÓRICOS PARA EMBALAR CORRECTAMENTE UN INSTRUMENTO MUSICAL DE CUERDA

Lo de embalar bien una guitarra en verdad no tiene más misterio que observar dos o tres aspectos fundamentales:

- A ser posible, disponer de una caja que deje bastante "aire" alrededor de la guitarra por todos los flancos (con unos dos dedos por lado como mínimo ya va bien, si es más pues mejor aún). Esto es especialmente importante en el caso de las guitarras tipo Gibson con la pala del mástil inclinada hacia atrás, porque tienen más peligro en caso de que la pala quede demasiado cerca de la caja... pero las guitarras con mástil atornillado (tipo Fender) tampoco deberían ir demasiado pegadas a la caja porque en caso de impacto fuerte (sobre todo en la parte central del paquete) se puede dañar la unión cuerpo / mástil (apareciendo las típicas grietas en el zócalo del mástil, que puede afectar solo el lacado o también a la madera que hay debajo). En caso de impacto fuerte en el centro del paquete las guitarras con mástil encolado tampoco se libran (en ese caso puede y suele aparecer el craquelado a lo largo de la encoladura entre cuerpo y mástil, así que mejor evitar riesgos).

- No usar plástico de burbujas, que es una guarrada y encima se lleva un buen toque y ya no amortigua na de na... lo suyo es usar papel de perídico arrugado (extiendes la hoja y la arrugas en forma de bola o pelota sin que quede fofo pero tampoco hay que pasarse, debe quedar "esponjado") que además de contaminar menos es que si lo comprimes lo justo es un amortiguante cojonudo y encima mantiene esa propiedad por más toques que se lleve... es un "secreto a voces" entre gente que vende a menudo antigüedades / instrumentos / cosas fágiles en general.

- Cogerle el punto justo a la cantidad de relleno que uno añada. La idea es que el objeto quede "flotando" dentro de la caja, con bastante material de relleno por todas partes para evitar dos cosas básicamente: que en caso de trompazo la guitarra no se estampe contra las paredes de la caja, y que si algún objeto u otra caja hiciera presión sobre la de la guitarra, en caso de llegar a hundirse / deformarse las pareces hay una capa de pelotas de papel entre caja e instrumento. Viene a ser como cuando uno añade esponjas en un estuche para guitarra que viene grande... demasiado relleno estruja la guitarra y tampoco es plan, demasiado poco y el contenido bailará la conga cosa mala... tiene que ofrecer cierta resistencia al cerrar el "cofre" pero tampoco hay que llegar al extremo de tener que sentarse encima pa cerrarlo, jeje. Las primeras veces igual cuesta más pillarle la medida, pero cuando llevas unas cuantas con ese sistema de embalaje es pan comido. En caso de duda rellena la caja como te cuento a continuación y cuando creas que ya está hecho cierra la caja y sacúdela sin pasarse p'alante y p'atrás... si notas que algo baila dentro hay que añadir más papel arrugado. Cuando llegues al punto que la cosa no queda ni estrujada ni suelta, pones precinto para cerrar y ya está.

- Si las dimensiones de la caja lo perminten (esto es, si no queda alguna parte del instrumento demasiado cerca de alguna de las paredes o la tapa de la caja) conviene poner un buen material almohadillado en la base del paquete porque eso protege el contenido contra el tipo de impacto que más probable y frecuentemente va a sufrir durante el envío: el inevitable tumbo que va a dar el paquete cada vez que lo cojan y lo vuelvan a dejar en el suelo, cosa que a buen seguro va a pasar unas cuantas veces a lo largo del proceso de envío (por mas cuidado que se tenga al depositar la caja en el suelo, y hay que tener en cuenta que los repartidores siempre van pillaos de tiempo y no pueden andarse con florituras, ese choque más o menos fuerte contra el suelo va a hacer que retumbe el contenido y mientras vaya bien sujeto no pasa nada, pero como vaya suelto puede pasar cualquier cosa... como un botón de correa de la culata cuyo tornillo se pete y quede el botón suelto por la caja haciendo polvo el lacado de la guitarra durante todo el trayecto, que lo he visto con mis propios ojos). El almohadillado de la base debe ser lo bastante esponjoso pero no demasiado, debe tener cierta firmeza porque cabe recordar que el contenido no debe bailar la conga dentro de la caja. Puede servir una plancha de corcho blanco del que se usa para embalar, una manta vieja doblada con las dimensiones de la base del paquete, un pedazo de esponja de colchón o cojín viejo, o un buen lecho de bolas de papel arrugado (NO usar plástico de burbujas y menos para este menester, porque se convertirá en un plástico fino sin propiedades amortiguantes al primer impacto). Sea cual sea el material usado para la base del paquete, conviene que no se mueva del centro de la base cuando sus dimensiones no basten para cubirla por completo (si es más pequeño y se desplaza a un lado ya no cubrirá el punto de apoyo de la guitarra, claro). Según sea el material y las dimensiones del mismo cada cual deberá hallar el mejor modo de fijarlo en su sitio: por ejemplo con algunas tiras de celo que pegue fuerte, o simplemente rellenando alrededor con papel arrugado para que quede bien centrado donde debe. Un consejo: al introducir el material de la base conviene comprobar que una vez puesta encima la guitarra queda bastante hueco entre la pala del mástil y la cara superior de la caja (unos dos dedos ya va bien, si es más pues se rellena bien y ya está). Si el espacio es insuficiente la pala peligra, y en ese caso es mejor retirar parte del material de la base o cambiarlo por otro diferente hasta dejar ese márgen de seguridad en la parte superior.

PROCEDIMIENTO Y TÉCNICAS DE EMBALAJE

Este es el proceso que sigo siempre y me va dabuten, llegan enteras e incluso afinadas (solo aflojaría cuerdas para transporte aéreo, si va por tierra creo que es mejor dejar cuerdas y alma del mástil contrarrestando tensiones que aflojar cuerdas y dejar la varilla tirando p'atrás... teniendo en cuenta que va a pasar por varios cambios de temperatura y humedad durante el envío, mejor dejar ambas fuerzas equilibradas antes de embalar la guitarra que dejar una sola actuando sobre la madera). Esto es lo que hago:

- Tumbo la caja en el suelo y dispongo la guitarra moviéndola dentro de la caja para ver cómo logro un espaciado regular por todos los lados. Calculo cuánta masa de papel necesito para la culata y el punto de unión cuerpo / mástil, los dos puntos que debes "afianzar" primero. Empiezo a rellenar por ahí primero (poniendo papel no solo en torno a la culata, sino también entre la culata y el fondo de la caja porque debe ir acolchado por todos lados) y cuando ya tengo todo el cuerpo "enterrado" en papel hasta el borde superior del cuerpo ya voy subiendo hacia la pala del mástil.

- Como el papel de periódico pesa lo suyo y he llegado a fundirme tres o cuatro enteros en un solo envío, pronto me di cuenta de que si solo pones papel arrugado para rellenar le echas mucho peso de más al embalaje y eso encarece el envío... así que entre el nacimiento del mástil y la cejilla se puede poner plástico (del de burbujas o del que usan en tiendas como Thomann que es más como pequeñas bolsas juntas en una tira, puede servir incluso un puñado de bolsas del "super" hinchadas como globos a la medida adecuada). Al llegar al traste tres más o menos vuelvo a meter periódico arrugado. La idea es crear una especie de almohadilla bajo el codo de la pala, a la altura de la cejilla, para sostener bien esa zona (la unión mástil / cuerpo debe estar igual de amortiguada, no debe quedar de modo que una parte de la guitarra pueda hacer palanca sobre otra parte si se mueve... dicho de otro modo, no se debe mover nada de nada). Hay que cuidar que la pala no toque ni los laterales de la caja ni mucho menos el fondo. Nuevamente, como ves es muy semejante al tema de los estuches y las fundas... al elegir estuche hay que cuidar que la pala no roce siquiera el fondo ni las paredes, que tenga un buen márgen por si oscila al dar un tumbo que no se estampe... y por lo que hace a las fundas, habrás visto el sistema "neck saver" que es una almohadilla rectangular bajo el mástil que levanta la pala y evita que toque la funda en sí misma... pues la cosa va de hacer algo parecido con papel de periódico, de modo que el canto superior de la pala quede al menos a dos dedos de la caja para que no peligre durante el envío. Obviamente la caja debe ser no solo algo más larga y ancha que la guitarra a embalar, también es importante (casi diría que más importante) que sea lo bastante profunda para albergar la guitarra y todo el quilombo de relleno alrededor permitiendo que tanto la pala como la zona del cuerpo donde va el puente (que es lo que más asoma generalmente) tengan al menos otros dos dedos de márgen bien rellenados luego con papel.

- Cuando ya tengo claro que toda la guitarra está bien afianzada por todos los flancos hasta dejarla a ras del material de relleno, sencillamente arrugo otro buen puñado de bolas de papel y voy echado sobre la guitarra hasta cubrirla, de modo que asome un poco el papel por encima del borde de la caja (al cerrarla con la otra mitad del cascarón ese papel debe quedar algo comprimido para que amortigüe, pero nuevamente no debe ser ni mucho ni poco). Al cerrar notarás si el relleno es mucho o poco según la resistencia que ofrezca a la tapa... si ves que cierra fácilmente lo más seguro es que le venga bien un poco más de relleno, si ves que cuesta un poco cerrar va bien la cosa... y si ves que cuesta mucho de cerrar claramente sobra relleno, mejor quitar un poco que crujir el contenido.

- Es importante poner mucho precinto, ahí mejor pasarse que no llegar. SI haces "cinturones" alrededor a varias alturas, dando dos vueltas enteras como poco, mejor (así es más difícil que se suelte o afloje por el camino). La base del paquete la suelo forrar por completo con precinto, por si las moscas (nunca se sabe dónde va a estar el paquete, lo mismo el suelo está mojado o sucio). Si dispongo de cartón extra suelo poner una placa añadida sobre el frontal de la caja (al menos cubriendo el cuerpo, para minimizar riesgos de que la zona del puente se lleve un apretón. Si ves que la caja hace algo de panza / queda abombada por delante o por detrás "don't panic": aprieta un poco con la mano y si ves que el cartón cede (se nota blando debajo) no pasa nada, si ves que se nota duro del carajo hay que rebajar esa dureza quitando relleno.

- En ocasiones añado algunos "postes" internos para dar aún mayor seguridad. Coges una plancha no muy grande de cartón, cortas un rectángulo y lo lías sobre sí mismo como un puro hasta obtener un poste no muy grande pero consistente al menos... luego lo pones plantado dentro de la caja pegado a un lateral y marcas lo que sobra, cortas con cutter o similar y ya tienes un "puntal" que va muy bien sobre todo en la zona de la pala o mejor aún, a ambos lados del mástil justo cuando sale del cuerpo... sencillamente lo posicionas donde quieras cuando estés metiendo el relleno y distribuyes el papel alrededor de modo que te asegures de que el poste no se va a mover de ese sitio, incluso puedes fijarlo al fondo de la caja con un poco de celo. Los postes consiguen repartir la presión: en caso de que una de las caras del paquete se lleve una tollina o sufra un aplastamiento ya no es solo una de las superficies la que tiene que aguantar el tipo, sino que el poste transmite ese movimiento a la otra cara del paquete y por tanto ya son dos planos resistiendo la torsión (luego el desplazamiento de la tapa afectada en primer lugar será aproximadamente la mitad de lo que sería si no contase con ese poste en el interior).

- Otro consejo que nunca está de más: conviene pillar un permamente bien gordo y rotular "frágil" con letra de palo y bien grande por los cuatro costados y la cara superior del paquete. Dibuja flechas de "este lao p'arriba", sobre todo cuando la caja sea rectangular o cuadrada y no haya modo de saber qué parte va arriba sin esa referencia. Hay que dar una oportunidad a los repartidores para que hagan su trabajo como es debido, si luego no lo hacen ya es problema suyo pero "por mí que no quede".

- Por cierto: el papel de periódico no raya los lacados (no al menos los modernos de poliuretano y similares, la nitro ya no lo sé) aunque vaya arrugado en forma de pelota, pero si quieres proteger un poco la guitarra puedes poner primero una hoja extendida y luego ya encima el arrugado. O embolsar la guitarra con un par de bolsas de basura de uso doméstico (en esos casos las cierro con cinta de carrocero, el celo normal puede ser un agobio pa quitarlo).

UNOS CUANTOS MATICES PARA IR (AÚN MÁS) SOBRE SEGURO CON LOS EMBALAJES

- En la zona de la pala del mástil también hay que rellenar "a dolor" con el papel arrugado (por debajo, alrededor y por encima). Como ese relleno es esponjado amortigua y puede / debe ceder bastante, NO crujirá la guitarra siempre que la presión del relleno sea la adecuada. La idea es no dejar huecos por ninguna parte en el interior, así evitas que el relleno se mueva y redistribuya dentro de la caja... todo debe quedar compactado aunque sin pasarse.

- Cuando haya que embalar guitarras con estuche (el método descrito antes obviamente es para guitarras sin estuche, en cuyo casi si añades una segunda caja si la hay ya rizas el rizo pero eso sube el peso una miaja) la dinámica es parecida pero con matices: sacude el estuche p'alante y p'atrás con la guitarra dentro y luego p'arriba y p'abajo (te sorprenderá la cantidad de holgura que puede haber cuando agitas en sentido vertical) y así te haces una idea de cuánto relleno debes poner dentro del estuche, luego añade papel arrugado en la zona del puente si fuera necesario (bajo el puente, en la culata, si el estuche no llevara almohadilla en esa zona o fuera de grosor insuficiente) y luego añade papel arrugado por la pala como cuando va la guitarra a pelo dentro de una caja (es decir: por debajo, por los lados y por encima) de modo que quede sujeta y "flotante" pero sin pasarse de presión. Si notas que hay muy poco márgen entre el canto de la pala y el fondo del estuche, añade una o dos bolas de papel bajo el talón del mástil (donde entra al cuerpo) para levantar ligeramente la guitarra dentro del estuche y darle así algo mas de "aire" a la pala (normalmente se puede levantar un poco sin que la tapa la estruje al cerrar). Una vez dejes el estuche rellenado de modo que la guitarra no dé tumbos al agitarlo horizontal y verticalmente, dispón el estuche dentro de la caja (que en este caso lógicamente deberá ser bastante más ancha, las que usan las tiendas online para envíos grandes y/o estuches van de miedo para esos casos) poniéndole un buen lecho de papel arrugado, corcho blanco o un pedazo grande de esponja en la base de la caja para ofrecer más amortiguamiento en esa zona y ve rellenando hacia arriba (nuevamente, puedes afianzar con papel las zonas de la culata, el centro y la pala y rellenar el resto con plástico o bolsas de aire o incluso botellas de plástico vacías y cerradas con el tapón). Si está bien sujeta por papel en esas zonas estrategicas, eso es lo que aguanta el contenido en su sitio y el resto del relleno es más para evitar que el otro relleno se mueva dentro de la caja. Dependiendo del tamaño de la caja y por dónde cierre, en los envíos con estuche unas veces embalo con la caja tumbada y otras veces con la caja de pie. Eso te lo irá dictando la experiencia en cada caso, jeje, pero de normal es más práctico con la caja plantada en ese caso.

- A la hora de meter el relleno de periódico arrugado, mejor hacer una pila de bolas de papel primero y tenerla a mano ya preparada para ir rellenando donde y como convenga (más práctico y rápido que ir arrugando bolas y colocándolas una por una.... así se pueden preparar las bolas de papel más rápidamente y te puedes centrar luego más y mejor en ver dónde y cómo las distribuyes). Es importante que el contenido quede más o menos equidistante de la caja por todos los flancos, y que no baile al cerrar la caja ni quede estrujado. Si ves que la caja hace panza en las facetas más grandes, el frontal y la espalda: suele ser normal y mientras veas que aprietas con la mano y cede un poco no pasa nada, si por el contrario ha quedado apretado como una roca igual conviene aligerar un poco el relleno por dentro antes de cerrar del todo (por esto mismo conviene ir haciendo pruebas cerrando la caja y manteniéndola cerrada con las manos, sin encintar todavía, y cuando ves que ya está como querías ya le puees dar cinta "a cascoporro" por donde creas conveniente). Lo bueno del papel arrugado es que como queda bastante esponjado aunque haya panzas en algún punto de la caja resiste bien la deformación (si por ejemplo durante el transporte en la furgona de turno otra caja se desplaja y estruja la que hemos enviado, o cae encima o cerca de ella y golpea algún lateral, el papel arrugado de dentro cederá un poco y por tanto el contenido no sufrirá esa presión o impacto... en cuanto la presión cese volverá todo a su sitio... si usáramos plástico de burbujas en su lugar, normalmente con un golpe fuerte las burbujas se petan y queda convertido en un "papel film" de envolver alimentos que ya ni amortigua ni na, jeje).

CÓMO REDIMENSIONAR UNA CAJA MAYOR DE LA QUE NECESITAMOS PARA EL EMBALAJE:

Un consejo para redimensionar cajas que queramos reducir en alguna de sus medidas: en mi experiencia solapar dos cajas más pequeñas resulta endeble, como mucho puede funcionar si por ejemplo tienes que embalar un bajo (más largo que una guitarra, claro) y solo dispones de dos cajas iguales o parecidas pero más cortas, para guitarra... en esos casos siempre se puede poner la caja más grande (caso de que una sea más grande que la otra) como base, en la parte baja del embalaje, y cerrar con la otra por arriba en plan "huevo Kinder" y puede quedar bien siempre que tomes la precaución de "amarrar" bien la junta central entre ambas cajas con abundante precinto (es decir, dejando bastante hueco entre el extremo superior del instrumento y la caja superior para poder meter bastante relleno y que no haya peligro de que la caja superior choque con el instrumento por golpe o aplastamiento durante el envío, pegar bien la unión entre ambas cajas para que no se pueda bajar la caja superior porque si se desplaza hacia abajo puede chafar el contenido). Pero bueno, me iba del tema central, jeje... que cuando se trata de adecuar el tamaño de una caja visiblemente mayor de lo que necesitamos es mucho más viable y sobre todo más seguro. Esto es lo que hago en esos casos:

- Calcular primero las dimensiones reales que le quiero dar al paquete (dejando como mínimo dos dedos de "aire" entre la guitarra, lleve o no estuche o funda, y las paredes de la caja para meter luego el relleno).

- Si es necesario abrir la caja por el lateral (si hay que redimensionar la profundidad es necesario abrirla en plan "desplegable"... si la profundidad es la adecuada no hace falta desarmarla por completo).

- FIjarme en la forma en que ha sido hecha la caja, y cortar muescas / retazos en forma cuadrada de las dimensiones adecuadas para poder luego doblar la pared o paredes a redimensionar por el sitio correcto. Al cortar un pedazo en forma cuadrada por un extremo de la caja puedes luego doblar ambas caras (la pared en sí misma y la "solapa" que dobla luego para cerrar el prisma) justo por donde tengas que doblar y plegar.

- Para poder doblar adecuadamente una pared por un nuevo "doblez" es conveniente tirar de regla larga o algo parecido y marcar esa línea de doblado con algún objeto adecuado (algo más bien romo pero con cierto filo, que te permita marcar el cartón sin desgarrar la superficie) y hay que marcar la línea siempre por la cara inferior de la pared, para facilitar el doblado posterior en esa dirección. Suelo usar para el marcado una tijera cerrada siempre que sea de punta redonda (así marco con el arista de la parte que no corta) o en su defecto, algún destornillador plano muy gastado que no tenga apenas filo. Puede servir igual o mejor el mango de un tenedor o cucharilla a ser posible de perfil romo, no anguloso.

- Una vez pre-cortada y marcada la pared a redimensionar, voy doblando con las manos con cuidado, avanzando poco a poco hasta darle la forma conveniente (el doblez de la nueva solapa también lo marco de la forma anteriormente descrita).

- A la hora de cerrar la pared redimensionada (caso de haber tenido que desplegar / abrir por completo la caja) hay que observar lo siguiente: es bastante difíicil pegar con cinta dos mitades de una pared "a mitad de camino" (antes de llegar a una esquina del paquete) y por eso mismo conviene que al menos una de las dos caras que se solapan juntas llegue hasta la esquina. Es decir: pongamos por caso que debo reducir la profundidad de una caja... pues a la hora de cortar el sobrante lo hago de modo que una parte del lateral redimensionado llegue hasta el doblez o esquina de la otra cara que va a montar encima, y si el material es lo bastante largo lo ideal es montar dos caras o laterales igual de grandes uno encima del otro de modo que las esquinas casen una encima de la otra (así una parte queda encajada en el doblez o esquina de la otra, y la que monta por encima queda hasta el borde y bien cerrada luego con el precinto). En caso de que el material no de lo suficiente de sí y una parte llegue hasta la esquina opuesta pero la otra no (más que probable a no ser que la caja fuese mucho más grande de lo que necesitamos) hay que poner siempre la parte larga por debajo / por dentro y la corta por encima de ésta, porque así la parte de dentro encaja en la esquina o doblez de la otra... la parte corta quedará luego superpuesta hasta donde llegue y se puede "amarrar" con el precinto (por esa cuestión también conviene hacer al menos tres "cinchas" o cinturones de precinto dando al menos dos vueltas completas a lo ancho de toda la caja.... una a dos o tres dedos de la base, otra a dos o tres dedos de la superficie superior y otra en medio... si quieres rizar el rizo por ir más sobre seguro, poner dos cinchas en mitad de la caja en vez de una y separarlas proporcionalmente entre todas ellas).

- Para cerrar la base y la tapa superior, cruzo tiras de cinta a lo ancho /de un extremo al otro) y las corto lo bastante largas para que lleguen a dos o tres dedos dentro de la cara contigua (las paredes, vaya). Así cuando haces las cinchas de la tapa y la base los extremos de esas tiras que previamente han sellado tapa y base quedan bien amarradas por dichas cinchas.


Creo que esto es todo, jeje, disculpad la parrafada pero como podeis ver "había bastante tela que cortar". Lo más importante a fin de cuentas es que la caja quede bien sólida / bien cerrada para que no se desplacen los lados redimensionados, y cortar los sobrantes en forma de cuadrado rectángulo para poder redimensionar y doblar adecuadamente.

CONCLUSIÓN:

Creo sinceramente que si aplicais estas indicaciones a la hora de embalar cualquier guitarra podeis estar seguros de que llegará intacta a su destino. A buen seguro es más engorroso que envolverla en plástico de burbujas y encasquetarla en "cualquier caja" que tengamos a mano, pero en ese caso hay muchas más probabilidades de que llegue más o menos "perjudicada" y podeis creer que en ese caso las consecuencias y complicaciones que nos va a traer serán, con toda certeza, mucho más farragosas que si hacemos las cosas lo mejor posible desde un principio.

Espero que esta información que he compartido de buen grado con todos vosotros os sea de mucha utilidad y facilite que todas vuestras transacciones guitarreras, con eso ya doy por bien empleado el tiempo invertido en redactar y compartir este texto. Si esto ayuda en mayor o menor medida a que todo salga bien cuando hay que enviar un instrumento aunque sea a la vuelta de la esquina, pues en ese caso todos contentos y yo el primero :-). Por mi parte siempre aplico estos principios cuando tengo que embalar un instrumento y suelo compartirlos con el vendedor cuando alguien me tiene que enviar cualquier cosa que he comprado, y hasta ahora todo ha salido a pedir de boca: todas las guitarras que he enviado han llegado sanas y salvas, cosa que no puedo decir de una Edwards Goldtop LP que me llegó descabezada por culpa de un becerro que embaló la guitarra "a su manera" aunque le transmití mis preocupaciones y mis consejos como suelo hacer siempre... 600 pavos de guitarra a tomar por saco y parados en un rincón esperando a que llegue el momento histórico en que reuna el tiempo y valor necesarios para desencolar el mástil original y tratar de injertar uno nuevo (cosa que todavía no ha sucedido, vaya). Como no deseo que pasen cosas como esa ni para mí ni para nadie he sentido el impulso de compartir esta información con todos vosotros, "en beneficio de todos" (así de paso me evitaré tener que contarle la misma milonga a todo quisque en cada ocasión... me sera mucho más cómodo y sobre todo me supondrá menos esfuerzo limitarme a darle un enlace a este post, jeje).

Gracias por vuestra atención, y como digo siempre... salud y buena música!!!

Mestre
Subir
9
el Vecino
#2 por el Vecino el 02/02/2019
Como todo lo que escribes es de cátedra.. Master Mestre!!..
Yo en mis anuncios digo que no me encargo del envío pero "sí empaqueto debidamente esperando a tú mensajería" porque pienso que es una parte mas de la venta.
Gracias por los consejos...
Subir
Mestre_Oldschool75
#3 por Mestre_Oldschool75 el 02/02/2019
Gracias, compañero! Estoy totalmente de acuerdo contigo: el embalaje es una parte más del asunto, y sin duda no es poco importante (¿de qué serviría "echar el resto en todo lo demás" si al final de la jugada llega la guitarra hecha un zarrio y solo sirve pa cortar quesos encima? :-D). Espero que esto ayude a que el personal se conciencie una miaja más sobre ese tema y que le ayude igualmente a hacer los embalajes lo mejor posible.

No hay de qué por la info, gracias a tí por leerla y valorarla (sin eso este post solo significaría que hay en el mundo otro majarón de tantos hablando solo, jaja, sois los demás los que le dais sentido y razón de ser).
Subir
1
polilla245
#4 por polilla245 el 02/02/2019
#3
Jopeee... has hecho de algo tan prosaico una tesis doctoral
Gracias
Subir
Mestre_Oldschool75
#5 por Mestre_Oldschool75 el 02/02/2019
Jaja, me temo que soy un escritor frustrado (por el momento, pero espero dejar de serlo este mismo año si todo va bien y le echo constancia). Seguramente podría hacer un tratado de doscientas páginas sobre cómo llenar un botijo sin derramar agua, jaja. Gracias a tí por valorar la parrafada, compañero.
Subir
Hilos similares
Respuesta rápida

Regístrate o para poder postear en este hilo