43 Aniversario del UNKNOWN PLEASURES - JOY DIVISION.

Noise
#1 por Noise hace 2 semanas
El pasado 15 de Junio, se cumplian 43 años del lanzamiento del LP mas influyente del ahora llamado, Post Punk.
En realidad, fue el germen, la semilla que origino la cascada oscura (y no tanto) ochentera, llamese Onda Siniestra, Dark Rock, Cold Wave o simplemente After, que es como se apodaba en su origen. Yo mismo me referia en mis años al otro lado del microfono de la Radio.

Estaba preparando un review del disco, en este caso para otro medio, y me tope con el mejor trabajo descriptivo sobre el alma misma del sonido oscuro.
He decidio compartirlo en el foro tanscribiendolo tal cual, convencido de que ningun otro podria reflejar al mismo nivel, la convulsion que produjo el UNKNOWN PLEASURES de JOY DIVISION.

"15 junio de 1979, hace 43 años, emergía uno de los discos más sombríos de la historia del rock al cual se le atribuye la paternidad del post punk: UNKNOWN PLEASURES de JOY DIVISION.
Unknown Pleasures, es de esas creaciones que corrompen cualquier concepción que hayamos tenido sobre el género rock en sus innumerables vertientes.
Un testimonio de violenta desesperanza que daba al traste con todo el epistolado del punk de la época de finales de los setenta y confería un especie de extremaunción a esa década. Un inédito lenguaje sonoro nacía con paisajes poéticos y sonoros plagados de introspección e inquietud. Aunque influenciados por este mismo movimiento punk británico,
Joy Division no apeló a la obviedad del grito y la estridencia. La prosa abrasiva de lo funesto y apocalíptico transfiguraba todo y era la perfecta antesala para la vorágine dark ochentosa. Retazos kafkianos en su jerga, una instrumentación abisal arrastrando a una bestia lúgubre manifestada en diez canciones o quizás confesiones.
Este trabajo fue su primer LP oficial editado por Factory Records. Grabado entre el 1 al 17 de abril de 1979, en los Strawberry Studios, de Stockport, Gran Mánchester, Inglaterra, bajo la producción de Martin Hannett, quien a pesar de la rebeldía de estos cuatro jinetes del apocalipsis pudo aderezar la crudeza del sonido de la banda y traducirlo en este increíble manifiesto maldito. Hannett obligó a los Joy Division a salirse de su zona de confort.
Entre sus múltiples excentricidades el productor rompía botellas para obtener nuevos sonidos y obligaba a los integrantes a grabar en el baño para obtener mayor reverberación... En "Insight", el viejo ruido del elevador, que se escucha al comienzo de la pista, fue realmente grabado por el productor en el pozo de un antiguo elevador. También apagaban las luces al momento de grabar para crear atmósfera...
El disco terminó costando casi el triple del presupuesto que tenía la banda.
Durante las grabaciones Ian Curtis escuchaba las canciones solo una vez antes de entrar a la cabina para grabar su voz, sin segundas oportunidades. Además, leía las letras tantas veces como era necesario para recordarlas porque, durante la grabación de la voz, no cargaba las hojas con ellas escritas. La banda decidió no hacer folleto de cancionero para el disco, con el objetivo de dejar abierta la posibilidad de más interpretaciones porque, según Hook, "nuestras letras significan cosas completamente diferentes para cada persona".
La imagen de la portada de este álbum es una visualización de las señales de radio emitidas por “la pulsar”. Un puñado de trazos brillantes sobre una profunda oscuridad; una dedicatoria a lo que no se ve, a lo que está allí, invisible, existiendo sin ser percibido. El diseñador de la icónica portada, encontró la imagen mientras hojeaba un tomo de una enciclopedia astronómica. Lo que vemos en la imagen de Unknown Pleasures es la visualización de los datos de la señal de ondas de radio que pudo emanar de B1919+21, el primer pulsar observado por los científicos y que fue publicado por primera vez en la Enciclopedia de Astronomía de Cambridge. Son los 100 pulsos sucesivos del primer púlsar descubierto.
Unknown Pleasures detenta el lugar número 20 entre los 100 mejores álbumes debut de todos los tiempos, según la revista Rolling Stone.
El disco más intestino y venenoso del post punk mundial, un legado que influenció a centenares agrupaciones de la escena contracultural en el mundo entero.
Joy Division, que significa irónicamente la "División de la Alegría", era un ala de un campo de concentración nazi en donde se practicaba la esclavitud sexual.
Hay discos que pasan a la historia por pura autenticidad,y este sombrío manifiesto de los Joy Division, es uno de ellos.
Era el final de los setenta y las últimas convulsiones del punk rock dejaban la más oscura consecuencia.
Un álbum que abría la caja de pandora a los cabos más siniestros y existencialistas de la escena musical inglesa de ese tiempo, y que, definiría toda la década de los darkosos 80.
De los mejores y más influyentes primeros discos de la historia, pleno de una simpleza devoradora donde lo menos es más y logra traspasar lo meramente sonoro para instalarse en el ágora intimista de las emociones el existencialismo, y sus desconocidos placeres."

Fuente: EL OTRO ROCK

a663449a0740f15e367bc2852dd56-2805112.jpg
af6729ee09f479b07e6efeef05a0d-2805112.jpg
ead276e0c8adf78df74462bdd29ff-2805112.jpg
42712b98846198bd29ccf35996785-2805112.jpg
dff34dc67527e4db3105518decebb-2805112.jpg
Subir
OFERTASVer todas
Noise
#2 por Noise hace 2 semanas
Cuando vi por primera vez aquel vinilo en la vieja tienda Disqueria (aun superviviente, por extraño que parezca), su sobrecogedora portada, ya prometía algo grande.
Sin tener la más mínima pista sobre su contenido, lo compre y corrí con el, bajo el brazo, hasta la casa de mi amigo Pepe Nieto, el infatigable compañero de fatigas de mis inicios, allá por 1976, del que tanto aprendí.
Por mis oídos se abrió paso un diluvio creador de sonidos y ambientes, que cambio de forma radical mi concepción misma del rock.
Se estremecieron sus cimientos y supe al instante que ya nada sería igual.
Me había pasado antes algo parecido, con el Héroes de David Bowie, quizás por ello tenía esa fe ciega en mi intuición, esa maldita bendición en la que creo ciegamente.
Pero esta vez, era más preocupante.
Aquellos sonidos recorrían mi medula y se instalaban en mi cerebro, provocando imágenes sonoras, paisajes en blanco y negro de lo que pudo ser y no fue.
Reconozco que me encerré dentro de mi caparazón y busque con ansiedad, hasta hallar el rayo de lucidez, el elemento estabilizador que me liberó de tanta degeneración circundante, descubriendo profundas oscuridades.
Si la música tuviese un color, este disco seria gris.
Un gris tan oscuro que el mismo negro se sentiría claro a su lado.

Todo lo que olía a Joy Division se convertía en mi preferencia personal.
Ian Curtis pasó a ser mi icono, mi único Dios.
Poco después su auto ahorcamiento lo elevaría a la eternidad más absoluta.
Curtis y su particular épica.
Letras que hablan de derrota y desencanto, de caer, de perderse… de perder el control.
A veces yo también siento el enorme peso que debió sentir él y noto esa sombra oscura que se cierne y me da la mano. Entonces, como el, solo deseo desaparecer.
Pero el abismo se aleja cuando te aproximas.
Uno se acostumbra a esa locura y al final la encuentra encantadora.




Actualmente, conservo un ejemplar de la primera edición UK del Unknown Pleasures.
La que vio la luz solo la primera semana de su lanzamiento.
Con la delicadísima cubierta texturizada, frágil como el cristal y prensado con vinilo rojo translúcido, solo perceptible cuando se mira a través de la luz.
La adquirí en estado impecable, sin apenas uso, hace ya varias décadas a un coleccionista británico por un precio que entonces me pareció elevado, pero que resulta ínfimo comparándolo con su valor actual.
Curiosamente, dentro traía una tarjeta postal, similar a la portada, que asegura el vendedor venia dentro propio disco sellado cuando lo compro, pero que ahora sé que es un elemento añadido totalmente inusual y no he encontrado referencia alguna por más que he investigado, lo que lo convierte en una rareza y un tesoro en sí mismo.

c3f80950c35e4367eaccc0b4d936b-2805113.jpg
be7f7efb483ae829c132d81dcd58e-2805113.jpg
Subir
Noise
#3 por Noise hace 2 semanas
Subir
El Marin
#4 por El Marin hace 2 semanas
Noise escribió:
Lo que vemos en la imagen de Unknown Pleasures es la visualización de los datos de la señal de ondas de radio que pudo emanar de B1919+21, el primer pulsar observado por los científicos y que fue publicado por primera vez en la Enciclopedia de Astronomía de Cambridge. Son los 100 pulsos sucesivos del primer púlsar descubierto.


Asín es
Subir
noyk
#5 por noyk hace 2 semanas
Buen reportaje, como siempre.
Hay una peli si os interesa el grupo "24 horas party people" que esta muy bien
Subir
acamm
#6 por acamm hace 2 semanas
#5 Totalmente recomendable.
Subir
Manuel
#7 por Manuel hace 2 semanas
Joy Division. Unknown Pleasures. Inmenso.
Subir
Hilos similares
Nuevo post

Regístrate o para poder postear en este hilo