Efectos

Review de Palmer Acoustic Pocket Amp

En la eterna lucha que es lograr un sonido de guitarra acústica natural y convincente cuando la amplificamos, diferentes fabricantes han ofrecido alternativas que se basan en previos con ecualizadores incorporados, o que incluso tratan la dinámica, u otras variables que puedan ayudar a rectificar la señal que enviamos a la mesa de mezclas. Aunque Palmer no es un fabricante en absoluto especializado en productos para guitarra acústica, su serie de micro amplis (aunque más bien deberíamos decir micro-previos) Pocket Amp goza de una buena reputación, especialmente por su simplicidad y facilidad de transporte. Ya presentaron la versión para guitarra eléctrica, bajo eléctrico y ahora es el turno de presentar el equivalente para los guitarristas acústicos: el Acoustic Pocket Amp.

Acoustic Pocket Amp

Aspecto y construcción

El formato de los Pocket Amps es siempre compacto y agradable, y su construcción parece muy fiable. Como suele ocurrir, los potenciómetros son de un plástico algo menos glamouroso, pero su fijación al aparato y su sensación al girar es buena, sin síntomas del “efecto joystick”.

Además, las conexiones de jack van roscadas al chasis, y ofrecen una sensación positiva cuando conectamos y desconectamos nuestros cables. En resumen, la experiencia de uso ofrece confianza. Para algunos, tal vez el footswitch quede algo alto debido a la altura del aparato en sí, e incluso puede que quede algo cerca de los potenciómetros con lo que no sería extraño modificarlos accidentalmente con el pie. Pero entendemos que ambas faltan se explican por la prioridad que se ha dado al tamaño final, que inevitablemente obliga a comprimir un poco, y aprovechar la altura del aparato para introducir los componentes.

Acoustic Pocket Amp

Prestaciones

En prestaciones, pocas veces un aparato tan reducido ofrece tanto. Es cierto que los previos de mayor tamaño para acústica ofrecen a veces muchas prestaciones, como compresores, filtros de muchos tipos, reveberación, e incluso a veces tienen dos canales para otros instrumentos. Pero no estamos ante uno de esos previos de tamaño mucho mayor: estamos ante un aparato no mucho mayor que una naranja o una manzana, y que en ese espacio incluye ecualizador, salida XLR balanceada, loop de efectos, entrada auxiliar para nuestras pistas de acompañamiento, salida DRY, salida de auriculares, salida no balanceada, control blend, ecualización con control de medios paramétrico y hasta un footswitch al que podemos asignarle dos funciones a escoger. En definitiva, creemos que poco más podría caber en una caja tan pequeña.

Acoustic Pocket Amp

Sonido

El Acoustic Pocket Amp se adapta a diferentes estilos de captación que pueda tener nuestro instrumento: hay tres modos principales a escoger, que incluyen guitarra acústica (entendemos que con captación basada en un piezo), bajo acústico (captado con el mismo método) y pastilla magnética. Probamos los tres modos con una guitarra acústica equipada con un piezo, únicamente por curiosear cómo afectaban estos tres modos a la ecualización de nuestro instrumento.

Diferencia entre los modos de captación (AG, AB, Mag)

Más tarde, dirigimos nuestra atención a los tres modos de sonido general a los que Palmer ha bautizado como Flat, Modern y Vintage. Suponemos que son tres puntos de partida diferentes para nuestro sonido, que podemos terminar de perfeccionar con el ecualizador principal. Nuevamente, hicimos una toma de cada uno de los modos (ahora sí, con la modalidad de captación ajustada a “Acoustic Guitar”).

Estilos de ecualización

Las bandas de ecualización permiten variar significativamente el resultado final de nuestro tono. Se trata de un ecualizador con un efecto más que notable, por lo que es recomendable ser cauteloso con los excesos de agudos y graves que podamos estar mandando a la mesa. Afortunadamente, tenemos un control básico de Notch que nos puede ayudar a disminuir el riesgo de feedback. Otro punto interesante es el control blend, que permite pasar un cierto porcentaje escogido por nosotros de señal seca, y que puede ser la herramienta idónea para no tener que elegir al 100% entre el sonido procesado o el seco. Dejar pasar una cierta cantidad de sonido no afectado por la ecualización nos permitió reconocer el sonido base de nuestra acústica, pero añadiendo algo de brillo o algo de cuerpo procedente de la señal ya ecualizada por el Acoustic Pocket Amp.

Ejemplo de ecualización 1
Ejemplo de ecualización 2
Ejemplo de ecualización 3
Ejemplo de ecualización 4 

Conclusión

A nuestro parecer, el resultado sonoro que pudimos obtener tal vez no potencie las cualidades acústicas de nuestro instrumento (valga la redundancia), pero sí nos pareció que el Acoustic Pocket Amp tiene un gran potencial correctivo, para cuando necesitamos arreglar frecuencias con gran urgencia aquellos días en que nos está costando sonar en la sala o pub en que toquemos.

Dicho de otro modo, no creemos que Palmer esté buscando diseñar un previo que compita con otros de mayor tamaño, como tampoco lo hacen el resto de productos por la serie de Pocket Amp. Lo que sí nos parece que han logrado es crear una cajita que nos pueda salvar la noche, y que valga la pena llevar siempre en la funda de la guitarra acústica, ya que tiene lo básico para no quedar desamparados del todo si la acústica de la sala es delicada.

Por otra parte, el precio es muy razonable (unos 140 euros). Es una inversión que no nos parece descabellada para un guitarrista acústico que desee tener una “caja DI-todo en uno” que no solo le permita ayudarse en lo sonoro, sino también incorporar backing tracks con facilidad gracias a la entrada auxiliar, incluir efectos ocasionales por el loop de efectos y disponer de un botón “Mute” accionable por footswitch para los cambios de instrumento.

Acoustic Pocket Amp

 

¿Te gustó este artículo?
7
Guitarristas en InstagramSíguenos
Comentarios

Regístrate o para poder comentar