Efectos

¿Jack, Midi o Bluetooth? Guía fácil para controlar tus efectos de forma remota

Un pedal Boss individual, de los de toda la vida, no suele tener otra forma de activarse o desactivarse que pisando el pedal. ¡Es el funcionamiento básico de un pedal de efectos!.

Pero subiendo al siguiente nivel de complejidad, nos encontramos amplificadores y efectos que sí se pueden activar desde otros dispositivos, como si fuese un mando a distancia de la tele. Esto sirve, normalmente, para poderlos conmutar a distancia, pero también para coordinar la activación de varios de ellos. Por ejemplo, si tenemos un ampli y varios efectos que se pueden conmutar utilizando un lenguaje común (como los que conoceremos en este artículo), tenemos la oportunidad de hacerlos cambiar todos a la vez, de forma coordinada, y así obtener cambios de sonido de mayor envergadura.

En este artículo vamos a repasar algunos de los sistemas, así como el formato de conexión en el que solemos encontrarlos. Nos referiremos exclusivamente al hecho de apagarlos y encenderlos, y no en la técnica de redirigir la señal a otros pedales o amplis (como un A/B o un Line Selector), de la que hablaremos en otro artículo.

Equipo de guitarra

Conmutación tipo "latch"

Muchos amplificadores y pedales tradicionales del mercado llevan este tipo de conmutación, el uso más típico del cual es el cambio de canales en nuestro ampli. Desde el punto de vista tecnológico, no es demasiado complejo comparado con otros sistemas que mencionaremos aquí, es analógico y no suele implicar ninguna latencia en el cambio de canal. Es resistente, y habitualmente reparable.

Koch Superlead
Algunos pedales multicanal también usan este tipo de conmutación

El formato más común es el conector jack de 1/4", lo cual nos permite usar un cable de guitarra normal (TS) para conectar el interruptor de suele venir incluido con el ampli. Si el ampli es de más de 2 canales, es posible que necesitemos usar un jack estéreo (o sea, TRS, ver imagen), ya que son necesarias más terminaciones para conmutar más de una función.

Cable TS y TRS
A la izquierda, cable estéreo (TRS), a la derecha, cable Mono (TS, habitual en guitarra)

Existen multiefectos que incluyen una salida de conmutación de jack por cierre, y son muy útiles, porque pueden conmutar tu ampli al tiempo que cambian de efectos. Boss es una marca que, muy típicamente, suele incluir esta función. Aparatos como Helix, algunos racks de TC Electronics y algunos otros equipos de guitarra específicos también tienen esta capacidad, para hacerte la vida más fácil.

TC Electronic G-Major
La conexión de la izquierda, "Switch Out" está planeada para programar el estado de los canales de tu ampli (entre 2 y 3 según el modelo de ampli y de rack)

Otra alternativa que suelen tener este tipo de conexiones son los aparatos diseñados específicamente para controlar grandes cantidades de equipo, como las pedaleras MIDI o los racks de conmutación como los de Voodoo Lab o Rocktron.

Footswitch pedal
Nótese el jack TRS (estéreo) que hay conectado al pedal

Conmutación tipo "pulse"

Externamente, parece igual que la anterior, pero no funcionan exactamente del mismo modo. Algunos amplis conmutan sus canales usando este sistema aunque la pinta que tengan sea exactamente igual a la de un ampli con conmutación tipo "latch". El cable necesario no varía, sigue siendo un cable de jack (1/4").

Si siempre usas tu ampli con su propio footswitch es algo que no te ha de preocupar, pero si tu plan es conmutar tu ampli desde otra unidad, como un multiefectos, un rack o una unidad conmutación como una pedalera MIDI, tal vez valga la pena investigar en el manual si tiene posibilidad de controlar amplis en modo "latch" y en modo "pulse".

Footswitch
Por ejemplo, este pedal de control de amplis genérico permite elegir entre los dos tipos de conmutación, "latch" o "pulse"

MIDI

Es el primero de los sistemas que ya implica la tecnología digital con programación, y es habitualmente uno de los que más intimidan a quienes no lo han probado nunca. Ciertamente es un sistema algo farragoso porque ya tiene varias décadas, y las cosas hoy en día suelen ser algo más ligeritas de programar. Pero sigue existiendo porque es un estándar de gran potencia que permite controlar casi cualquier cosa que sea compatible. Y de hecho, hasta cosas que no lo son: luego comentaremos maneras de controlar por MIDI las conmutaciones "latch" y "pulse" anteriores.

Eventide H9

De forma resumida, el MIDI permite dar fundamentalmente dos tipos de orden: cambios de presets y cambios de parámetros. Un ejemplo de lo primero sería cambiar del preset 1 de nuestro multiefectos al preset 8 (por decir algo), mientras que un ejemplo de lo segundo sería variar la cantidad de mezcla de delay de nuestro sonido sin necesidad de variar de preset, simplemente cambiándolo como si lo hiciésemos con la mano.

Llevado a un nivel superior, podemos dar ese tipo de órdenes tantas veces como queramos y a (virtualmente) tantos aparatos como queramos, lo cual tuvo mucho éxito para controlar los enormes racks de los 80. A día de hoy sigue siendo totalmente vigente, ya que sigue teniendo una gran importancia para programar y coordinar los pedales MIDI modernos, cada vez más numerosos. Y tampoco son pocos los amplis que tienen MIDI para cambiar de canales.

¿De dónde salen esas órdenes? El aparato más típico que las produce son las pedaleras MIDI, dedicadas exclusivamente a generarlas. Hoy en día suelen ser bastante programables y tienen cierta flexibilidad, incluso colores en los botones y pantallas informativas.

Morningstar pedalboards

Pero muchos guitarristas no saben que la mayoría de multiefectos normales con MIDI pueden, en realidad, enviar mensajes MIDI como lo hacen las pedaleras MIDI dedicadas. La diferencia está en la complejidad de los mensajes que pueden enviar, que a menudo no es programable ni personalizable, pero hay casos en que puede ser suficiente. Incluso hoy en día hay multiefectos modernos como Helix o Axe-FX III que son hasta más potentes que algunas pedaleras MIDI dedicadas.

Otro posible aparato de donde pueden salir tus mensajes MIDI es tu ordenador. La mayoría de programas como Cubase, Protools, Ableton o Logic pueden reproducir una pista MIDI creada por tí que, en vez de reproducir notas, produzca mensajes de cambio de preset (Program Change) o modificación de parámetros (Control Change). Hay que hacer salir esa señal MIDI a través de una interface de audio que tenga MIDI, o bien una interfaz de solo MIDI. Esto sirve para, por ejemplo, coordinar los cambios de preset de toda una banda en un evento a un proyecto con claqueta y que los músicos no tengan que operar ningún pedal.

Unos cuantos párrafos más arriba os prometíamos que el MIDI también puede controlar conmutaciones tipo "lacth" o "pulse", y no mentíamos. Hay pequeñas cajitas que tienen una conexión MIDI por un lado y una (o varias) conexiones "Latch" o "Pulse" al otro lado. Esto hace que, al recibir un determinado mensaje MIDI (a veces personalizable, a veces no), esa cajita conmute tu ampli. Es ideal para que tu ampli cambie de canal de forma coordinada a unos efectos aunque no tenga MIDI.

Engl Z-11
El MIDI In de la izquierda recibe órdenes que se convierten en órdenes "Latch" saliendo de los jacks de la derecha

El formato del MIDI suele ser un conector y cables DIN de 5 pines, como el que vemos bajo estas líneas, aunque también los hay de 7 pines, que normalmente tienen la función de llevar alimentación por los pines extra y que no tengas que conectar tu pedalera MIDI a la corriente porque le llegue por el cable. Aunque este truquillo solo servirá si aquello a lo que está conectada tiene la prestación de "Alimentación Phantom". Es inusual, pero mola.

Midi DIN5
Conector DIN de 5 pines para MIDI

El otro formato más habitual para el MIDI es, nuevamente, la conexión jack, aunque aquí nos la podemos encontrar tanto en formato 1/4" o de 1/8". Por ejemplo, Boss está cogiendo mucho la costumbre de poner conectores MIDI jack de 1/8", mientras que Strymon lo hace con 1/4". Ahora mismo, es un momento raro, porque aún no está claro cuál será el formato MIDI que acabará predominando, por lo que actualmente es posible que te toque usar algún cable adaptador.

Conexiones MIDI

MIDI-over-USB

En realidad no tiene mucho misterio: es MIDI, pero por USB. Lo que ocurre es que ya implica más cosas a tener en cuenta.

La primera es que aunque es el estándar para comunicar pedales USB con tu ordenador, entre los propios pedales no existe aún comunicación USB. Dicho de otro modo, que por ahora no podrás conectar dos pedales por USB y se vayan a entender. En cambio con el MIDI a secas sí ocurre.

Algunos fabricantes ya han hecho algunas pedaleras MIDI que tienen USB como forma de control, sobretodo pensadas para que puedas controlar con ellas funciones de dentro del ordenador, (o recibirlas), por ejemplo cambiar de presets en un plugin o utilizar las funciones de transporte (play/stop/rec) de tu software de grabar. Del mismo modo, también es posible recibir órdenes del ordenador por el USB y enviarlas a otros pedales por las salidas MIDI convencionales de la pedalera.

Hay que notar que algunos pedales que salieron al mercado sin MIDI pero con conexión USB han llegado a ser controlados por MIDI por astutos usuarios, aunque los fabricantes no tenían eso contemplado. Un caso típico de ello son los excelentes pedales de Zoom MG-50 y MG-70 CDR, que tenían buenos efectos pero ninguna forma de conmutarlos remotamente. Esto ha sido logrado por los guitarristas mediante el uso de un Host USB, nuevamente una pequeña cajita con conexión MIDI por un lado y USB por otro (Host). Hay un hilo muy interesante en este foro en el que se habla un poco de ello.

USB MIDI converter

Bluetooth

La más elegante de las formas de control, al menos por la ausencia de cables y aparatos farragosos, es el Bluetooth. En realidad, es MIDI nuevamente, pero convertido al popular formato inalámbrico de transmisión de información digital que tantos móviles tienen. Por ello, en muchos casos, la programación será exactamente igual que la programación MIDI (recuerda, cambios de presets y cambios de parámetros), con la diferencia de que esas órdenes irán mágicamente volando hacia el resto de equipos.

Hotone Ampero Control
La más reciente pedalera de Hotone ya envía órdenes por Bluetooth

Por ahora, la cantidad de equipos que disponen de la posibilidad de ser controlados por Bluetooth es relativamente pequeña, pero su aceptación está siendo rápida. Sí hubo un sector de pedales que tuvo un gran avance, pero no era estrictamente del mundo guitarril: se trata del de los programas de partituras para iPad/tablets, que aceptaban el control por bluetooth de pequeños pedales duales cuya función era para cambiar de página. Pero lo de las conmutaciones de efectos ha costado algo más.

Normalmente, los amplis y pedales de guitarra con Bluetooth lo usan para dos cosas que no son del todo materia de este artículo: una es reproducir música (por ejemplo, para que suene por un ampli, como si fuese un "Aux"), y la otra es editar los presets desde el móvil. Aún es pequeña la cantidad de amplis y efectos del mercado que utilizan este protocolo para aceptar una pedalera, también bluetooth, que los controle. Por ejemplo, la serie Yamaha THRII acepta dicha forma de control.

Entonces, ¿los aparatos MIDI antiguos están totalmente vetados de poder disfrutar de la tecnología inalámbrica? Pues no, ya que existen a la venta receptores bluetooth que se colocan en la entrada y salida MIDI de tus aparatos y te permite enviar mensajes por Bluetooth. Si das un paso más en esa lógica, te darás cuenta de que puedes controlar tu ampli de forma inalámbrica (receptor Bluetooth + conversor MIDi a Latch/Pulse), lo cual no está mal.

Midi Inalámbrico

Los forajidos de la conmutación

¿Todos los aparatos llevan conmutación compatible con las otras opciones del mercado? En absoluto. Por desgracia, los amplificadores suelen ser tremendamente caprichosos con estas cosas, y a veces es realmente complicado conmutarlos de forma sincronizada a otros cacharretes. Marcas como Mesa Boogie o Blackstar tienen esta fastidiosa costumbre, aunque ya cada vez ocurre menos, porque los guitarristas cada vez más, demandan esa posibilidad de compatibilidad con otros aparatos.

Mesa Boogie
¡Maldición! Ni jack ni MIDI... pero no está todo perdido...

Por ejemplo, una opción bastante común es un conector de varios pines cuyo número varía, que el diseñador del ampli crea con la idea de que no tengas que usar varios cables para conmutar todo lo que el ampli ofrece. El problema es que esos conectores no son un estándar, y ningún aparato de terceros suele contemplar esas opciones, excepto el propio footswitch del ampli.

La misma idea, pero con un conectores parecidos a los de una impresora son los siguientes en causar dolores de cabeza. Otras veces la conexión se realiza mediante un engañoso conector parecido al MIDI que te hace pensar que será compatible con tu pedalera MIDI, solo para descubrir que no es así, e incluso hay veces que el conector es un J45 (Ethernet, como el Digitech GSP1101) como el de la conexión de internet. No hace falta decir que los mutiefectos no tienen prevista semejante conexión (y aunque la tengan, no lo conectes, ya que puedes dañarlo si no está diseñado para lo que tú esperabas).

Para casos así, no queda más remedio que recurrir a pequeños, y habitualmente caros, adaptadores que algunas reducidas empresas estadounidenses fabrican en cantidades muy pequeñas para satisfacer esas necesidades específicas. Pequeñas incomodidades, sin duda, pero que tarde o temprano uno acaba sorteando si de verdad ama a su ampli.

¿Te gustó este artículo?
22

Regístrate o para poder comentar