Efectos

Guía de pedales esenciales para guitarra eléctrica II

Pedalera grande

Hace un mes vimos en la primera parte de esta guía el orden, características y funciones de los pedales esenciales en la guitarra eléctrica, aquellos efectos que con más frecuencia encontraríamos en la pedalera de cualquier guitarrista. Debido al éxito que tuvo esa primera parte y al deseo que muchos expresasteis de tener a mano también una segunda guía que hablase de esos pedales secundarios, menos comunes y, de alguna manera, menos imprescindibles. De esta forma tenemos los octavadores, armonizadores, los delays, flangers, phasers, chorus, etc. que a tantos guitarristas modernos cautivan. Vamos a desgranar todos estos pedales famosos partiendo de la misma categorización que el artículo anterior, de esta forma tendremos siempre claro a qué familia pertenece tal o cual pedal que nos gusta y queremos utilizar.

Efectos de tiempo y retardo

Delay

4052.jpg



El delay es un efecto de sonido que consiste en la multiplicación y retraso de una señal sonora. Una vez procesada la señal se mezcla con la original. El resultado es el clásico efecto de eco sonoro. En cualquier pedal de delay sencillo se pueden encontrar los siguientes parámetros de control:

Retraso: Es el tiempo que tarda en producirse un eco, suele medirse en milisegundos o estar sincronizado con un tempo.

Feedback o retroalimentación: Es la cantidad de veces que se repite la señal sonora pudiendo ser cualquier valor entre una e infinito.

Mezcla: Es la cantidad de sonido retrasado que se mezcla con el original.

Estos son los parámetros básicos de cualquier módulo de delay, pero no son los únicos posibles. En módulos más avanzados se pueden encontrar controles como la caída de frecuencias en el tiempo, ajustar varios ecos diferentes, sincronización MIDI, filtrado de frecuencias...En muchas ocasiones vemos pedales de delay que llevan el nombre de "analog delay", realmente no son analógicos sino que intentan imitar el eco analógico de cinta.

Reverberación o Reverb

Pedal reverb

La reverberación es un efecto que también se basa en la repetición de señales con un cierto retardo. Sin embargo, el propósito de la reverb no es el de producir repeticiones diferenciadas de la señal original para generar el efecto "eco", sino más bien se trata de algo más sutil que reproduce la sensación de estar en una sala de características determinadas, como una cueva, un lavabo de baldosas o un tanque metálico. Los controles frecuentes son:

Mezcla: decide la cantidad de señal sin efecto y con efecto que queremos emplear, pudiendo ajustar valores sutiles o muy presentes.

Time, Decay o Dwell: Con este parámetro solemos poder elegir una reveberación más natural que desaparece tras unos instantes, o bien una reverberación más exagerada cuya cola puede durar varios milisegundos o incluso segundos, y que nos proporciona ambientes más "sobrenaturales".

Tono: con este control permite escoger la cantidad de graves y agudos que lleva aplicada la señal con efecto, y que nos permite complementar o contrarrestar el tono de nuestra guitarra.

Si quieres saber más en profundidad cómo utilizar una reverberación, te recomendamos nuestro tutorial ¿Cómo se usa un pedal de reverb?

Pedales de modulación

Lo más fácil sería decir que se llaman así porque modulan el sonido, pero lo cierto es que lo que hacen no es tan evidente como podríamos pensar. Lo primero que debemos hacer para entender el funcionamiento de estos pedales es centrarnos en dos de las cuatro acepciones del verbo modular en castellano.

1. tr. Variar con fines armónicos las cualidades del sonido en el habla o en el canto.

(...)

3. tr. Electr. Variar el valor de la amplitud, frecuencia o fase de una onda portadora en función de una señal.

Por lo tanto estos pedales (cada uno a su manera) modularán las frecuencias de nuestro tono para dar un resultado concreto que podremos, a su vez, modular nosotros con los controles del pedal. Estos pedales moduladores son los siguientes.

Phaser

4045.jpg

Es un efecto que produce un resultado parecido al del flanger con la diferencia de que phaser aplica variaciones de fase a los retardos sumados a la señal de entrada, mientras que el flanger se basa en una duplicación de la onda. Para que nos hagamos una idea, este efecto fue el que se utilizó en Star Wars para el sonido de la espada láser; también es el nombre de una famosa arma de Star Trek. Vemos en este video cómo suena un phaser en pedal:

En cuanto a los controles, hay mucha variantes en el mercado. Lo normal es contar con un control que regule la velocidad de la modulación, aunque también es posible que encontrar otros como la resonancia del efecto, el número de etapas del phaser o el nivel de mezcla.

Chorus

Stereo Chorus

El chorus es un efecto basado en la superposición de dos señales, una de ellas en vibración constante. Se mezcla la señal vibrante con la señal sin procesar de modo que el sonido resultante parece el de dos instrumentos al unísono, uno de ellos muy ligeramente desafinado. Una variante de este efecto es el vibrato (una oscilación rítmica de la afinación), con el que tiene gran parte de su funcionamiento en común. De hecho, muchos de los chorus del mercado incluyen ambos efectos, pudiendo seleccionar cuál de ellos queremos emplear.

En cuanto a los controles, como en todos los pedales secundarios, hay muchisima variedad según el fabricante y según lo que busquemos. Lo normal es encontrar un ajuste de freciencia y profundidad (rate, depth), pero también nivel de mezcla, tono e incluso pre-delay (un valor que permite controlar con cuanto retraso aparece la segunda señal modificada).

Tremolo

Tremolo

El trémolo es la fluctuación periódica de un sonido en relación a su volumen o amplitud, que sube o baja, mientras la frecuencia se mantiene constante. El efecto percibido es el de que el volumen de nuestra guitarra va y viene. Los controles habituales son los que manejan la frecuencia (la velocidad a la que se suceden las montañas y los valles de volumen), la intensidad o mezcla (es decir, de qué intensidad es la atenuación de volumen que se produce en los valles) y, a menudo, el tipo de onda que describe la atenuación de volumen (normalmente sinusoidal, pero que también puede tener forma cuadrada, de sierra u otros).

Flanger

4048.jpg

Quizá mi efecto de modulacíon favorito. El flanger es el efecto que produce un sonido metalizado oscilante, sobre todo en frecuencias medias y altas. El efecto flanger se obtiene duplicando la onda sonora original (en esto es similar al chorus). Una de las ondas se mantiene limpia de procesado, la segunda se desfasa moduladamente, aumentando o disminuyendo su retraso con una oscilación determinada. Este efecto flanger tiene sus orígenes en las grabaciones magnetofónicas en cinta de bobina abierta. Consiste en mezclar la señal original con una copia retardada en el tiempo, con la particularidad que el retardo es muy breve pero varía de forma periódica.7

Los controles habituales en los módulos de procesado flanger son los siguientes:

Retraso: Es el umbral máximo de desfase de la onda duplicada respecto a la original, se suele expresar en milisegundos.

Frecuencia: Es la frecuencia de oscilación del desfase de la onda duplicada.

Profundidad: Es la cantidad de onda original que se mezcla con la duplicada.

Regeneración o Feedback: La cantidad de señal que vuelve a ser dirigida al efecto para variar su carácter.

Altavoz giratorio (rotary speaker simulator o simplemente rotary)

Rotary Speaker

Este pedal simula el sonido obtenido por los antiguos altavoces giratorios popularizados por Leslie. En síntesis, se trataba de uno más altavoces instalados en el interior de un mueble y acoplados a un motor que los hacía girar, y cuya velocidad se podía controlar de forma remota, y variarla durante la interpretación. Estos pedales acostumbran a emular el comportamiento del sonido en esas circunstancias, ofreciendo un carácter ondulante. Además, suelen incluir algún control adicional que imita algunas de las cualidades secundarias de los altavoces giratorios, como su distorsión o su filtro natural de frecuencias.

Univibe

Popularizado por Jimi Hendrix, este efecto tiene un carácter similar al phaser. En algunos casos perseguía sonar como un altavoz giratorio (el efecto del apartado anterior) pero actualmente es más valorado por su propio sonido que por su parecido con dicho efecto. Suele ofrecer la posibilidad de controlar la velocidad del efecto, la intensidad y el volumen.

Univibe

Pedales de filtro

Para entender estos pedales tenemos que irnos al concepto de "filtro" desde una perspectiva electrónica. En esta rama tecnológica, filtro es todo dispositivo que elimina o selecciona ciertas frecuencias de un espectro. Es muy común ver en muchos programas de edición, en inglés, las expresiones "high pass filter" o "low pass filter". En castellano no se usa mucho la vertiente traducida de estos términos pero en español latino es muy común tratar a pedales como el wah como un "filtro pasa altos". Bien, lo que se trata es de cortar diferentes frecuencias (altas o bajas) para colorear el sonido. De esta forma tenemos, aparte del conocido wah, otros muchos filtros tanto automáticos como específicos.

Wah

Pedal de Wah Vox

Consiste en un filtro "pasa altos" cuya frecuencia de corte es variable. Cuando esa frecuencia de corte varía de un valor bajo a uno alto, produce un sonido similar a una voz humana pronunciando la palabra "uaaa" (de ahí su nombre). A medida que el pedal es presionado, aumenta la frecuencia de los bajos de la señal que son recortados. Un wah-wah funcionando correctamente no debe alterar el volumen de la señal.

Hay dos tipos principales de wah-wah:

  • El efecto que es controlado por el guitarrista mediante la manipulación de un pedal con el pie, que mueve el eje estriado de un potenciometro controlando la frecuencia de corte.
  • El Wah-Wah automático (auto-wah). En este caso el pie del guitarrista se sustituye por un oscilador de baja frecuencia (LFO, Low Frequency Oscillator) al que se le debe prefijar una serie de modulaciones y ajustes así como variaciones del "tempo" acordes con el ritmo de la pieza musical.

Habitualmente los wahsa llevan pocos o ningún control, aunque existe gran variedad de modelos que ofrecen algunas opciones de ajuste, generalmente referidas a esculpir con mayor precisión el barrido de frecuencias que efectúa el pedal de expresión.

Autofiltro

4051.jpg

Similar al autowah, también consiste en un filtro que funciona sin necesidad de que accionemos un pedal de expresión: habitualmente funcionan respondiendo a la dinámica, dicho de otro modo, a la intensidad de nuestra púa. La diferencia radica en el carácter del filtro, habitualmente más extremo que el del wah, y con un rango de posibles ajustes mucho mayor. Por ello, es un pedal con el que es fácil alejarse de los sonidos clásicos de guitarra y aproximarse a los sonidos filtrados tíipicos de sintetizadores y la música electrónica. Es también, no obstante, un pedal muy utilizado en el funk y la música disco.

Pedales octavadores, de pitch y armonización

Los pedales de este tipo lo que hacen es coger la señal original y superponerla transportándola a otro tono. Esta superposición puede ser total (llevando nuestro tono hacia otra tonalidad, incluso varias octavas por debajo o por arriba) o parcial (superponiendo esa señal transportada a la nuestra, con la que tenemos una harmonización u octavación; también podemos conseguir timbres superpuestos no harmonizados creando desafinaciones y registros de lo más diverso. En el caso del wahmmy, es un invento de digitech que lo que hace es mezclar el efecto del wah con el del pitch, permitiendo utilizar el filtro "pasa altos" del wah al mismo tiempo que transportamos la señal.

4054.jpg

Hay muchisima variedad dentro de esta familia. Por lo que os dejo unos videos para que veáis como funciona un octavador, un harmonizador y un whammy. La variedad de controles es también muy amplia.

Otros efectos

Loopers

Los loopers son derivaciones de los pedales de delay: gracias a su capacidad para recordar y reproducir lo que hemos tocado, llevados al extremo, nos permiten reproducir secuencias completas de música de varios segundos o minutos. La finalidad de ello es utilizarlas como base para tocar sobre ellas, ya sea improvisando sobre acordes que hemos tocado previamente o construyendo complejas piezas de varias capas. Los loopers no se limitan a aceptar guitarras como input, sino que a menudo llevan conexiones de varios tipos para que grabemos y reproduzcamos pasajes musicales de todo tipo sobre los que podemos tocar más tarde.

Sintetizadores en formato pedal

Los sintetizadores son circuitos capaces de producir sonidos de la nada, normalmente empleados para la música electrónica. Aunque lo más normal es encontrárselos combinados con un teclado, también es posible lograr que un sintetizador "escuche" las notas que tocamos con la guitarra y las reproduzca con su sonido propio. En realidad, estamos sustityendo nuestro sonido por el del sintetizador, pero con las notas que nosotros elegimos. La mayoría de las veces incluyen un control de mezcla que permite escuchar las dos señales a la vez, para no perder del todo la identidad sonora como guitarra.

Si quieres saber más sobre los pedales sintetizadores, no te pierdas la guía de los sintetizadores analógicos en formato pedal

Efectos combinados

Evidentemente, ya habréis imaginado que existen fabricantes que hayan tenido esta idea: reunir más de un efecto en una sola caja. Por una parte están los multiefectos, que pretenden reunir tantos efectos como les sea posible en una sola máquina. Por otra, están combinaciones de menos efectos pero más específicas, enfocadas a cubrir necesidades naturales de los guitarristas (por ejemplo, distorsión con puerta de ruido) o sencillamente reunir efectos que coinciden con frecuencia debido a lo que se considera común en diferentes géneros musicales. Delay con chorus, o Reverberación con trémolo son sólo algunos ejemplos, pero podemos encontrar numerosas combinaciones de sonidos.

¿Te gustó este artículo?
240
Comentarios

Regístrate o para poder comentar