Artistas

Be Prog! My Friend se consagra como un festival progresivo para todos los gustos y edades

La segunda edición del festival Be Prog! My Friend juntó a nueve de las más reconocidas bandas de progresivo el pasado 11 de julio en el Poble Espanyol de Barcelona: Camel, Meshuggah, Devin Townsend Project, Katatonia, Ishahn, Riverside, Leprous, Haken y Messenger además de las propuestas de Vincent Cavanagh (Anathema) en acústico, The Algorithm y Robotporn.

Al igual que en la edición del año pasado, los promotores Madness Live! apostaron por un cartel ecléctico que iba desde los más clásicos y exquisitos Camel a la potencia extrema de Meshuggah. Progresivo que abarca estilos para todos los gustos y distribuido de tal manera que la música no paró de sonar desde las 16:30 hasta pasadas las 3:30 de la noche.

Este año se incorporaron novedades como el segundo escenario, que permitía que los cambios de grupos se hiciesen rápidamente y pudiésemos disfrutar de música non-stop durante todo el rato. Inicialmente, los conciertos del escenario dos se tenían que hacer en la Sala Upload situada en uno de los laterales de la plaza pero por problemas de aforo se optó por esta segunda y, a mi parecer, acertada opción. De este modo todos los asistentes podríamos disfrutar de todos los artistas sin solapamientos y con cambios de escenario muy rápidos, puntuales y organizados.

Otro de los aciertos de la organización fue el uso de vasos reutilizables con el logo del festival, que además de ser cuidadosos con el medio ambiente permitían llevarte un fantástico recuerdo del Be Prog! a casa si no querías comprarte la camiseta (ehem... yo me compré las dos cosas, reclamo camisetas de tirantes para la edición de 2016).

Al llegar a las 16 h me sorprendió ver la cola en la entrada, nadie se quería perder el inicio del Festival y eso que seguramente estábamos superando los 35 ºC... En los festivales me encanta hacer una revisión de las camisetas de la gente, es algo que dice mucho de la personalidad del público, pude ver un montón de camisetas del Be Prog 2014 y gente que ya estrenaba las de este año; y luego una diversificación espectacular con el listado bandas de culto progresivo de la A a la Z, abarcando de los más clásicos y psicodélicos de los 70 al progresivo actual con toques electrónicos pasando siempre por el metal.

Riverside (foto Josep Garganté)

Mientras se iba llenando la plaza del Poble Español, los polacos Riverside fueron los encargados de abrir el Be Prog! con un sol de justicia, pero con una elegancia y finura exquisitas. Sorprendieron a los fans con algún adelanto del disco “Love, Fear and the Time Machine” que se publicará el 4 de septiembre. ¡El Be Prog empezaba por todo lo alto! Si queréis verlos en directo (o repetir) a partir de septiembre estarán de gira de presentación del disco y el 31 de octubre en Madrid y el 1 de noviembre en Barcelona.

Mientras tanto se abría la primera firma de discos de la tarde con Devin Townsend en el stand de firmas, otra de las acertadas novedades de este año en que Riverside, Haken y Leprous también saludarían a los fans a lo largo de la tarde.

Con Ziltoid y Devin Townsend

Al terminar Riverside pudimos disfrutar del folk rock progresivo de Messenger aunque el escenario les quedaba un poco pequeño y un problema técnico les jugó alguna que otra mala pasada. Ya habían tenido que recortar el setlist después de los ajustes de combinaciones entre dos escenarios y aquí también perderían otros preciados 5 minutos que se hicieron eternos al juzgar por las caras de músicos y público. Destacar dos de mis temas favoritos: “Midnight” y “Somniloquist”.

Ishahn (líder de Emperor) nos regaló el primer empuje energético de la tarde y además presentó algunas novedades del que será su próximo álbum. Riffs potentes pero a mi gusto les falta algo, bueno quizás bajista, porqué la formación estaba integrada por batería, teclado, guitarrista e Ishahn a la voz y guitarra… Brutales y potentes “Tacit” o “The Grave” entre muchos otros temas que dejaron al público con buen sabor de boca y con ganas de más.

Ishahn en su actuación

A Haken también les quedó pequeño el escenario 2 pero lo dieron todo y brindaron un buen concierto que se nos hizo corto a más de uno. Me gustan mucho y me encantaron, tengo ganas de verles de nuevo, me estaba asando al sol y me fui un poco más lejos para escucharlos desde la sombra. Buena puesta en escena, bajaban de la glorieta e interactuaban mucho con el público, especialmente el cantante, Ross Jennings -algunos hubiésemos preferido verlos actuar en el escenario principal-. Reconozco empecé a escuchar Haken porque me dijeron “si te gusta Dream Theater te gustará Haken” e “Insomnia” quizás sea uno de mis temas favoritos por este motivo… Fue espectacular ver tanta gente coreando los temas, especialmente “Cockroach King” o “Darkest Light”. La suite “Cristallysed” cerraba un set de 5 o 6 temas que hubiese preferido escuchar de noche que de día… es algo raro y subjetivo, quizás sea un poco vampiresa pero el sol de julio me deja aplatanada.

Llegó el turno de la descarga de Katatonia, pelo y headbanging, actuación brutal, después de 5 años sin visitar la ciudad condal los suecos eran uno de los grupos más esperados de la tarde. El sol ya iba dando tregua y la sombra se apoderaba de la plaza. Me hizo gracia el comentario del cantante, que hizo un comentario en plan “Somos Katatonia y estamos en Catalonia” y el público reía y aplaudía (la verdad es que siempre he pensado en esta similitud). “July” con frases como “Heat, night devour me” casaba a la perfección un 12 de julio a las 19:30 esperando que se hiciera de noche… Bromas aparte, guitarras agresivas y potentes en temas como “Increase”, “Lethean” o “Ghost of the sun”.

Después llegaría una pausa tranquila, la última incorporación al line-up de bandas del Be Prog! había sido Vincent Cavanagh (de Anathema), sorpresa recibida con ilusión y ganas a modo de parche salvavidas cuando se canceló IQ. La primera actuación en acústico y solitario del compositor y cantante es una de las joyas que nos deja el Be Prog! 2015: una guitarra acústica y un looper revisando algunos de los temas más míticos de su carrera. Al principio se le notaba un poquito nervioso al sentirse desnudo solo con la guitarra y el looper, de hecho tuvo que repetir algunas de las bases rítmicas y hasta tuvo que pedir al público que no diese palmas para poderse concentrar mejor cuando grababa los primeros loops de los temas. A pesar de estas “novatadas” las joyas únicas en acústico fueron sonando una tras otra encandilando a los fans que nunca habían visto semejante actuación del cantante que tenía el carisma suficiente para llenar el escenario y convencer a los asistentes: “Fragile Dreams”, “Flying”, “Deep” o “Distant Satellites” se cantaban (también un año después) a coro por toda la plaza generando momentos mágicos de conexión entre Vincent Cavanagh y el público. Para finalizar y sorprendiendo a organizadores y los asistentes terminó con una versión de "Mentira" de Manu Chao, no es que me hiciese mucha ilusión (yo personalmente hubiese preferido otro tema suyo antes que una versión de Manu Chao) pero le reconozco el esfuerzo de tocar este tema (dijo que nunca lo había tocado) y de cantar en español. Quedó una versión única, redonda y curiosa que además fue uno de los hechos más comentados de la noche.

Vincent Cavanagh (foto Josep Garganté)

Llegó uno de los momentos más esperados del festival: el magnetismo de Devin Townsend invadió el escenario principal mientras se hacía de noche. Con una elegante americana negra con una solapa terminada con punta y levantada (me pareció preciosa) Devin y su banda abrían con “Rejoice” (yo creo que me dejé la voz allí…). Espectacular puesta en escena, setlist con sorpresas de la talla de "Deadhead" o "Bastard" además de las ya esperadas “March of the Poozers”, “Ziltoid goes home”, “Namaste”, “A new Reign”. Espectacular sonido y para los fetichistas como yo, sus espectaculares guitarras Framus: mayormente tocó con la Z2 aunque también salió a escena la fantástica Ziltoid V echando humo ¡literalmente! No puedo ser objetiva con Devin porqué ¡me encanta! fue mi concierto favorito de la noche, me apetecía muchísimo.

Devin Townsend con la Framus Z2
Devin Townsend (foto ©jmllovera @iMago[mei])


Con la adrenalina a tope de “Kingdom” nos despedía Devin con un concierto no queríamos que terminase aún... pero era la hora de Leprous, presentando su nuevo disco "The Congregation" arropados por un público incondicional que coreaba los temas. Es casi imposible hablar de Leprous sin hablar de su link con Ishahn, que además de ser el cuñado de Einar Solberg (voz y teclados de Leprous) y ayudar en la producción también había contado con los miembros de Leprous como banda de apoyo hace unos años. Fantástica puesta en escena, abrir con el single “The Flood” coreado por media plaza ya demostraba que estos chicos apuntan maneras y ganan seguidores día a día. “The Price” ya en plena noche y con los efectos de las luces, afincaba la banda noruega. La trepidante “Forced Entry” de su anterior disco "Bilateral " (2011) cerraba un aperitivo del que será la gira de presentación de “The Congregation” por lo que muchos de los asistentes ya marcaron las fechas de vuelta de la banda a España (Madrid, Murcia y Barcelona en octubre).

El momento para descansar un poco pero no para dejar de disfrutar de buena música llegó de la mano de los míticos e históricos Camel. Sonaban genial y nos regalaron preciosas melodías envolventes y exquisitas de la mano del gran Andy Latimer y los suyos. Cerrar los ojos y dejarse llevar por temas tan místicos como “Lunar Sea” o “Ice”, solos largos y preciosos que me transportaban en el tiempo y me pusieron la piel de gallina en varias ocasiones ¡Con el calor que hacía en Barcelona! Escuchando uno de los más grandes grupos del progresivo clásico.

Be Prog! My Friend Camel
Camel (foto Josep Garganté)
Solo de Andy Latimer - Camel

Después de Camel me chocó un poco la caña de The Algorithm con su “prog electónico” y mi cuerpo ya pedía una dosis de cafeína para poder seguir a tope (por cierto, difícil encontrar café en la plaza, muchos locales ya habían “apagado la máquina” pero en el último intento encontramos un local que nos sirvió un café exquisito). Aquí fue cuando nos encontramos nada más y nada menos que con Yossi Sassi, líder y guitarrista de Orphaned Land, que asistió al concierto pasando desapercibido por mucha gente.

Meshuggah no empezaron su actuación con buen pie, tocaron un par de temas y tuvieron que parar por qué no se escuchaba el bajo… Esta pausa (junto con el cansancio de ya casi 8 horas de pie) bajó un poco la líbido de la noche y fuimos a sentarnos a uno de los laterales. A medida que avanzaba el concierto se iban metiendo al público incondicional en el bolsillo y superándose tema a tema. Temas como la aplastante “Demiurge” demostraron que saben resurgir de las cenizas y levantar un concierto que empieza con mal pie.

Después de los salvajes Meshuggah mucha gente decidió ir saliendo del recinto. Algunos curiosos y otros con ganas de seguir la fiesta seguimos escuchando a Robotporn, que más que música brindaron un espectáculo que ya no podíamos seguir los que ya estábamos sin pilas…

Abanico variadísimo de todos los estilos que abarca el progresivo en su amplio sentido, grupos para todos los gustos y público (bueno los más puritanos quizás no lo pondrían todo bajo la misma etiqueta), Be Prog! My Friend más que revalidado y consagrado.

Yo ya he marcado el segundo sábado de julio de 2016 en mi calendario ¿Nos vemos el año que viene? Be Prog! My friends…

Por cierto, ¿alguien se atreve a vaticinar los nombres que pueden conformar el line-up de bandas de Be Prog! 2016?

¿Te gustó este artículo?
12
Comentarios

Regístrate o para poder comentar