Efectos

AMT Pangaea VirginCab: almacena 16 IR's y conmuta entre dos de cualquiera de ellas

AMT Electronics es la compañía de Siberia de la que ya os hablamos hace un tiempo cuando os enseñábamos los curiosos minipreamplificadores a válvulas que parecían una especie de submarino. Siempre tan personales, esta compañía acostumbra a hacer las cosas a su manera, y es algo que vuelve a hacerse patente en este nuevo pedal, el AMT Pangaea Virgincab, su nuevo cargador de respuestas a impulsos, que a pesar de no tener pantalla ni menús, viene cargado con una buena dosis de prestaciones.

AMT Pangaea Virgincab

Antes de que se pueda acusar a AMT de subirse al carro de las IR's hay que aclarar que este pedal está basado en su AMT Pangaea original, un pequeñísimo cargador de respuestas a impulsos, algo más pequeño que una cajetilla de tabaco, que ya fue presentado en 2015, bastante antes del lanzamiento de algunos referentes actuales algo más evolucionados como el Mooer Radar. Ya aquél AMT Pangea traía prestaciones modernas como emulación de etapas de potencia, ecualizador, previo limpio incorporado, reverb y otras virtudes, que más tarde ampliaría su primo de zumosol, el AMT Pangaea CP-100 FX, equipado con chorus, phaser, tremolo, delay, MIDI y decenas de efectos más.

Esta vez AMT ha optado por ofrecer un cargador de respuestas a impulsos de uso sencillo: se trata de un pedal que puede cargar hasta 16 respuestas a impulsos en su memoria, y podemos conmutar — presionando el pedal — entre las dos que escojamos. La selección de lo que ha de tener la sección A y la sección B se hace con dos pasadores de plástico que permiten navegar entre 4 bancos con 4 presets cada uno, sin pantallas ni menús en los que navegar.

No obstante, el pedal tiene conexión USB para poder emplear un editor: desde ahí podemos acceder a funciones ampliadas como ecualizador de 5 bandas, previo limpio (para que simplemente lo usemos como base para conectar nuestra pedalera habitual), puerta de ruido, compresor, nueve emulaciones de etapa de potencia, presencia, reverb corta (early reflections) filtro de paso alto y bajo y volumen. Todo ello lo ajustaremos desde el editor, y lo dejaremos almacenado para no tener que retocarlo al usarlo en directo.

AMT Pangaea Virgincab

Tiene salidas estéreo, que podemos ajustar a niveles independientes, y también cuenta con entrada auxiliar y salida de auriculares, siendo esta última la única que reproduce lo que llega por la entrada auxiliar. El tamaño es aproximadamente el mismo que el del AMT Pangaea original.

Además, cuenta con el sistema propio "AMT Bricks" del que os hablamos en su día: se trata de una conexión oculta bajo el pedal que lleva el audio, la alimentación y el MIDI, de modo que se integra en una base modular (que aún no está en el mercado y de la que de momento solo hemos visto algunos proyectos tridimensionales) simplemente haciendo encajar los diferentes "ladrillos" de la cadena de efectos.

AMT Bricks

Esto permite conmutar los efectos de forma remota, pero si no queremos tener que utilizar este sistema, toda la serie AMT Bricks tiene un conector minijack, que permite interconectar todos los pedales de la serie "Bricks" y hacer que se conmuten entre sí.

AMT Conmutación

Más información | AMT Electronics

¿Te gustó este artículo?
6

Regístrate o para poder comentar