Guitarra Hamer Diablo USA - Review 1993

Franky92
#1 por Franky92 el 11/10/2019
Para los afortunados como yo que tienen entre sus instrumentos esta guitarra (la mías es la Verde Esmeralda), les dejo una muy interesante review de la misma. Esta review está escrita por Evo Wagner y editada en la ya desaparecida European Musician 3/93, edición Internacional de la actuar revista Alemana "Guitarre & Bass" los cuales me han autorizado a publicarla.

Siempre es bueno tener un buen análisis de tu instrumento o aparato y que mejor análisis que los que hacía este Magazine, caracterizado por poner las flores y las espinas en cada análisis, sin importarle mucho la marca, firma, …….

Indicar previamente esta review corresponde a la primera versión de la Diablo USA, versión que data del 1992, con pala invertida y que montaba dos Seymour Duncan. A posteriori se fabricaron segundas y terceras versiones de la Diablo en las cuales se les sustituyeron las Seymour por unas Dimarzio air Norton y Tone zone, jugaron con para no invertida y en la última edición incluyeron una Single coin entre las dos Hubuckers.

La review está escrita tal cual viene en la revista por lo que, los melancólicos, serán transportados a Marzo del 1993 jaja. Espero que, para los propietarios e interesados en este modelo sea de vuestro agrado, e igualmente del agrado de los fans de esta marca.

abaab83ca3c2e697f1f52aeab9c51-2470288.jpg

Un saludo

La Diablo es la última creación de esta compañía norteamericana. Ella y la Special (un modelo SG, con el mismo precio) demuestran que Hamer está intentando agrandar el campo de posibles clientes, cuya situación económica no sea tan alta, ofreciendo instrumentos de alto valor a un precio muy competitivo.
Lo más interesante de este proyecto es que la producción continúa realizándose en Estados Unidos y no en alguno de los países asiáticos donde aún los trabajadores no han oído hablar de sindicatos. La Diablo es producida en Arlington Heights/lllinois. Esta guitarra se presenta en los colores oro azteca, verde esmeralda (la mía, jeje), cereza transparente y en acabado natural. En el precio no viene incluido el estuche.

CONSTRUCCION

Mástil: El mástil ha sido construido, junto con la pala inclinada y con una configuración inversa, con una sola pieza de arce. Es decir, se trata de un verdadero “one piece neck”, con un veteado marcado. La cabeza del tornillo encargado de enderezar el alma del mástil está localizada tras la cejuela de fijación del sistema vibrato, oculta tras una tapita de plástico. Con la ayuda de la pequeña llave especial presente en los accesorios que se incluyen con la guitarra (llaves Allen y soporte para sujeción tras la pala), se puede tensar o aflojar sin problemas la curvatura del mástil. A la altura de la unión entre pala y mástil, hay una protuberancia que da una gran estabilidad a este lugar tan delicado.
Cuatro tornillos y una placa metálica negra sujetan el mástil al cuerpo. El hueco de unión ha sido rebajado con mucha precisión. El diapasón es de un palo rosa muy oscuro con un veteado de líneas rojizas. Su superficie tiene poros muy finos, es bastante lisa y su arqueamiento mínimo el cual concuerda perfectamente con la construcción der sistema vibrato FR-II. El grosor del diapasón es de 5 mm y alberga 24 trastes tipo jumbo con una superficie redondeada. Su colocación es perfecta y los cantos han sido limpiamente acomodados al borde del diapasón. Los puntos de orientación son de madre perla. Sobre el canto también se encuentran marcas de orientación del mismo material. La cejuela va asegurada mediante tornillos de madera. Su construcción inspira seguridad. Una abrazadera de metal ajustable en altura hace que las cuerdas lleguen sin ángulo a las clavijas a la vez que presiona las cuerdas sobre la cejuela del sistema vibrato. Al ajustar la pieza de encastre la desafinación es mínima.
Las clavijas son de Schaller de tipo cerrado y van montadas desde arriba sobre la pala. La suavidad de giro puede ser ajustada, funcionan con precisión y sin saltos bruscos. La cara frontal de la pala está barnizada de color negro de alto brillo, el dorso de todo el mástil está protegido con una fina capa de barniz seda mate transparente.

Cuerpo: Su forma Strato es de un tamaño inferior al de los modelos estándar. Este detalle es evidente sobre todo a la altura de los cutaways. El cuerno superior del cuerpo es más afilado, aunque si lo medimos desde el tope del cinto en la base del cuerpo, apenas si es 1 cm más corto que en un modelo normal. Por el contrario el cuerno izquierdo es marcadamente menor. El motivo de que el cuerpo de la Diablo tenga un aspecto tan delicado es la profundidad y el diseño de los dos cutaways. El cuerno derecho se encuentra con el mástil a la altura del traste XIX, y el inferior en el traste XXIII (como comparación la Fender USA Strat: trastes XVII/XXI). La pieza del mástil se encuentra con el cuerpo a la altura del traste XVIII. Como se trata de una guitarra moderna de heavy, el cuerpo ha sido rebajado a la altura de los tornillos de unión, con una forma asimétrica cayendo en dirección de la primera cuerda. La mano tiene con esto mucha libertad de acción.
Si consideramos el precio de la Diablo, la madera utilizada para el cuerpo puede considerarse casi un lujo, Swamp Ash (fresno) una variedad muy apreciada de madera. Hamer tampoco ahorra al utilizar esta madera. En vez de construir el cuerpo con tres piezas encoladas entre sí, sólo en la parte que se encuentra sobre el vibrato (el lado del cuerno más largo) se ha colocado una delgada tira sobre el bloque principal. Debido al veteado lineal continuo apenas si se puede notar que se trata de dos piezas diferentes.
Todos los rebajes han sido realizados con mucha precisión. Las tapas metálicas negras que ocultan los cajetines de los muelles y la electrónica, cierran a ras de suelo. Los rebajes para las pastillas están barnizados en negro y los cantos del hundimiento que cae en diagonal hacia atrás del sistema vibrato han sido limados con mucho detalle. Tanto la tapa como el fondo tienen las características formas Strato para poder acercarla al cuerpo y apoyar el brazo cómodamente.
El acabado de alto brillo natural se llama Aztec-Gold y saca a relucir claramente con su tono miel el veteado de la madera Swamp Ash (fresno). También aquí podemos hablar de un trabajo perfecto. Los topes para el cinto son bastante grandes y llevan arandelas de fieltro para no dañar el barnizado, el tope del cutaway está ligeramente hundido para que pueda ofrecer más seguridad.

Sistema vibrato: Hamer utiliza un sistema Schaller (alemán). Se trata del ya viejo conocido y apreciado FR-II, que se destaca sobre todo por la facilidad de colocación de la palanca con su tuerca moleteada. Los tornillos de apoyo en los que se encuentra la placa base (ajustable en altura), están atornillados al cuerpo con tacos de rosca. El bloque de sustain lleva de fábrica tres muelles. Durante la prueba el sistema funcionó perfectamente, sin una desafinación apreciable.

Parte Eléctrica: Muchas compañías fijan las pastillas sobre el cuerpo con tornillos de madera cuando no utilizan un golpeador o marcos para pastillas. Esto no tiene por qué ser incorrecto pero Hamer se ha decidido por una solución más duradera y resistente. Los tornillos de las dos pastillas Seymour Duncan (Humbucker) entran en pequeños casquillos roscados. Esto permite tensar fuertemente las pastillas. Sobre los tornillos (dos en cada pastilla) se encuentran manguitos de goma y además, bajo las pastillas, hay unas tiras de goma musgosa. Puedes hacer con la guitarra lo que quieras; no se mueve nada. Esto es sin duda un punto a tener en cuenta pues a altos niveles de ganancia/distorsión, cualquier movimiento o vibración de las pastillas sería audible a través del amplificador.
La pastilla del mástil se encuentra en diagonal bajo las cuerdas. Las dos líneas de piezas polares se encuentran bajo los lugares en los que forman notas armónicas y las pastillas pueden ser seleccionadas con un conmutador de tres posiciones. No es posible hacer divisiones de bobina o cosas por el estilo, pero gracias al cable de cuatro venas de las humbuckers es posible hacer un par de cosas; quien lo necesite. El cajetín ofrece suficiente espacio como para colocar mini interruptores. El hueco está barnizado con una sustancia aislante creando así un buen blindaje contra fuentes eléctricas exteriores. Sin embargo el contacto con la tapa metálica puede ser mejorado.
En el aro tras el tope de cinto se encuentra una clavija del tipo que normalmente se utiliza en los modelos Strato sobre la tapa, la abertura señala hacia arriba en dirección al tope.

EN LA PRACTICA

La Diablo puede pavonearse de tener un acabado de primera clase. También los ajustes realizados en fábrica son bastante correctos, aunque el alma del mástil de nuestro modelo de prueba estaba algo sobre-tensada.
La altura de las cuerdas sobre el diapasón (1,45 mm aproximadamente) debe ser del agrado de los colegas del vértigo táctil; con esta altura apenas si rechinan las cuerdas de vez en cuando y es posible aprovechar todo el juego que permite el vibrato sin que las cuerdas lleguen a tocar sobre los trastes. Sin embargo si llegamos a alcanzar con la placa base el cuerpo, las cuerdas tocan sobre las cabezas cilíndricas de los tornillos de sujeción del puente. El resultado es una pérdida inmediata de sonido o ruidos. O sea quien quiera manipular extremadamente el sistema vibrato, deberá sustituir estos tornillos por otros alomados. Desde aquí un llamamiento a las compañías Hamer y también Schaller: ¿Por qué no se hace nada para mejorar este punto de crítica ya conocido de otros modelos?
Esto es todo lo que teníamos para criticar en la Diablo. Los demás puntos van de bien a muy bien.
Si la usamos sentado —sin colgadera, lo que por cierto no se debería hacer— esta guitarra apenas tiende a cabecear y de pie tiene un equilibrio correcto. Se pega con suavidad al cuerpo y el brazo de la púa se puede apoyar cómodamente sobre el cuerpo. El mástil con su perfil de "D" achatada, pero sin exagerar, puede ser tocado sin apenas realizar esfuerzo. También en los últimos trastes el manejo sigue siendo excelente. Aquellos músicos con manos muy grandes tampoco tendrán dificultad para tocar esta guitarra.
Los potenciómetros y el selector de pastilla están colocados en la posición ideal para poder usarse sin interrumpir el flujo de la música y la palanca del vibrato nunca llega a molestar. Sin embargo estos controles giran con cierta dificultad, con un sólo dedo es muy difícil hacerlos girar. Pero por otro lado funcionan con mucha regularidad; el volumen apenas afecta al timbre sonoro al ser cerrado, el potenciómetro de tono va eliminando de una forma continua el pico de agudos, al llegar a "0" se forma una especie de realce en los medios. El selector de pastilla se encuentra en un lugar desacostumbrado pero esto no representa ningún problema, El desarrollo de vibraciones de la Diablo se caracteriza por una respuesta rápida y precisa, con un ataque marcado. Para músicos de Hard 'n Heavy, que normalmente utilizan mucha distorsión, este comportamiento es un detalle a tener en cuenta. El golpe de púa siempre se destaca e incluso en pasajes rápidos cada nota se destaca claramente de las demás. Afortunadamente la Diablo no es de esas guitarras que nunca perdonan. No responde con demasiada dinámica a diferentes tipos de golpe, es decir, pequeños errores son perdonados, pero golpes relativamente suaves producen un sonido lleno y potente. Por otro lado el tipo de golpe, la posición y la forma de coger la púa sí son muy bien captados por la Diablo. Con ello es posible conseguir diferentes timbres como notas armónicas, un ataque acampanado, etc.
La Diablo desarrolla en todo su espectro tímbrico un sustain largo, pero sin llegar a ser tan -homogéneo como en las guitarras de lujo. Algunas notas suenan con regularidad y durante un buen tiempo; por el contrario, las vibraciones de la cuerda Sol la altura del traste XII caen con bastante rapidez. Si consideramos el precio de esta guitarra su desarrollo tímbrico puede considerarse bastante bueno.
Con las dos pastillas de doble bobina naturalmente no se puede conseguir un sonido de strato estándar. La Diablo ofrece un claro y cálido dominio en los medios con su sonido lleno y potente. La brillantez de los agudos no se destaca en el espectro total pero es suficiente para dar una cierta transparencia al sonido y el ataque del golpe de púa se impone con claridad. Con distorsión, la pastilla de puente desarrolla una presión muy agresiva que hace resaltar los acordes con mucha definición, apoyada además por el desarrollo de vibraciones armónico del cuerpo.
La Humbucker de mástil tiene un carácter parecido, pero también es capaz de crear, sobre todo en las notas altas, un sonido cremoso y suave. El sonido de la Diablo tiene un cierto carácter Les Paul. Es un instrumento que convence con cualquier tipo de distorsión y que es capaz también de reproducir pasajes limpios con mucho carácter. Me podría imaginar perfectamente que esta guitarra no sólo será del agrado de rockeros sino también de los amantes de la fusión.


RESUMEN

Estupendo, la Diablo ha conseguido bastantes puntos positivos en esta prueba, siempre sin olvidar el precio en el que nos movemos. Desde un punto de vista absoluto, comparada con guitarras más "perfectas" pero también mucho más caras, tiene ciertos puntos débiles en su comportamiento de vibraciones y en su entonación, sin embargo no deja de ser una guitarra profesional, muy indicada para ciertos estilos. La Diablo se destaca por su acabado inmaculado, manejo de primera clase, ergonomía y marcado sonido lleno de expresión. Una oferta más que justa.

A favor
- Manejo
- Desarrollo de vibraciones
- Sonido
- Concepto ergonómico Acabado/componentes
En contra
- Si levantamos la palanca de vibrato al máximo, las cuerdas llegan a chocar con los tornillos de los caballetes

F I C H A T E C N I C A
Marca: Hamer
Modelo: Diablo
Fabricada en: Estados Unidos
Tipo: Eléctrica de cuerpo macizo, FR-Strat
Cuerpo: Fresno (Swamp Ash), dos piezas
Barniz: Aztec-GoId, transparente
Mástil: Arce, una pieza,
Forma del mástil: D
Ancho del mástil (mm): cejuela: 42,60, traste I: 43,30; traste V: 47,50; traste XII: 52,00; traste XXIV: 57 Grosor de mástil (mm): traste I: 20,90; traste V: 21 ,60; traste XII: 21
Diapasón/marcas: Palo rosa/ nácar
Trastes/medidas: 22/2,35 x Imm
Tiro (mm): 646
Piezas metálicas: Negras
Clavijas: Hamer (de Schaller), cerradas
Puente: Hamer FR-II (de Schaller)
Cejuela: Cejuela de sujeción
Pastillas: 2 Seymour-Duncan (humbucker), puente: TB4J, mástil: JBJ
Controles: 1 de volumen, 1 de tono, 1 selector de pastilla
Altura de cuerdas (mm): Mi prima: 1 ,45; Mi bordón: 1 ,45
Tamaño total (mm): aprox. 1008
Peso (kg): aprox. 3,23

189.900 pta (sin estuche) Estamos hablando del 1992/1993
Subir
1
RockeroFashion
#2 por RockeroFashion el 11/10/2019
Recuerdo que en esos años pagando a tocateja en la mayoría de tiendas te hacían descuento de un 15%. Por mi zona estaba estaba Rock Avenue, Novomusica, Tecsó, Marrugat, Adagio, Casademunt... casi todas han caído.

Que buena iniciativa, felicidades y gracias Franky!! Me a gustado mucho.
Subir
1
dollyboy
#3 por dollyboy el 11/10/2019
Me encanta, y la Californian tambien, una pena que esta marca pase por completo desapercibida; sacaba unas guitarras guapísimas y muy bien construidas
Subir
1
Franky92
#4 por Franky92 el 11/10/2019
Hamer tuvo su punto álgido allá por mediados finales de los 80 pero al final es como todo, seguramente problemas financieros y posiblemente una mala política a la hora de expandir su marca. Lo que es indudable que Hamer ha vestido a innumerables iconos de la guitarra con guitarras de excelente y reconocida calidad.
Subir
Franky92
#5 por Franky92 el 11/10/2019
#2

Jajajaja Yo soy de Córdoba y precisamente mi Hamer Diablo la compre, factura en mano, en Granollers, Alfons IV, el 19/06/93 (ROCK AVENUE). Desconozco si aun está ahí.

Que recuerdos. jjajajajaja
Subir
Hilos similares
Respuesta rápida

Regístrate o para poder postear en este hilo