Artistas

Bajo los focos: "ILINX" de Gonzalo Santos

En la redacción siempre decimos que lo mejor de Guitarristas es que es el lugar de encuentro de todos los amantes del instrumento, sin importar su experiencia o su nivel. Y es, precisamente, lo que hace apasionante el momento en que hacemos click para escuchar el trabajo de un forero, momento en que solemos llevarnos una sorpresa agradable. Hay un gran talento en el foro, a veces pasando inadvertido tras una austera página de perfil de usuario como la de nuestro protagonista de hoy, Gonzalo Santos, en la que no hace el menor alarde de la capacidad musical y experiencia que posee.

Gonzalo Santos

Y es que Gonzalo no anda corto de currículum: no solo ha sido el músico Manolo Tena, Manuel Carrasco , "Ella Baila Sola" , o miembro de la banda del Circo Price, sino que además ha sido el profesor de armonía del Ateneo de Jazz de Madrid, teniendo como alumnos a músicos como Amos Lora, o José Fernández Torres “Tomatito”. Tras leer esto, cobra sentido todo lo escuchado en su álbum debut en solitario, Ilinx, un trabajo instrumental que ya en los primeros 20 segundos te convence de que estás a punto de escuchar algo de nivel. Buen gusto, control de los recursos y un uso exquisito de la armonía a través de un lenguaje de jazz fusión y bossa para un resultado sin fisura alguna. Temas hechos en "modo experto", vamos.

El trabajo de Gonzalo es impecable, no solo por su elección de notas sobresaliente durante todo el álbum, sino también por el acertadísimo sonido que ha escogido para guitarra, que aquí es su voz. Incluso hay coloraciones aquí y allá de efectos, pero imposibles de pasar por alto, como el Whammy de "Método Heisenberg" que añaden variedad al discurso.

Pero es que todos los intérpretes están brillantes, nos cuenta en su nota de prensa que sus compañeros en esta aventura han sido David Gutiérrez al piano, Nacho Alonso al contrabajo y Óscar Del Ramo a la batería, más la colaboración, también a la batería, de Arnaldo Lescay en “Brisa” y “Danza Del Bizcocho”.

Es el primer álbum que Gonzalo lanza como guitarrista tras 20 años dedicado plenamente a la música, pero la espera ha valido la pena. Siempre os recomendamos escuchar los discos que os ofrecemos en esta sección, y siempre lo decimos de corazón. Pues en esta ocasión lo hacemos con más razón, porque este disco se sale de lo común tanto compositiva como interpretativamente. No nos cabe duda de que será un imprescindible de esta sección.

¿Te gustó este artículo?
29

Regístrate o para poder comentar