Guitarras

Guitarra acústica con distorsión: ¿es una buena idea?

Si sólo tenemos en cuenta lo que se suele considerar “convencional”, combinar la guitarra acústica y la distorsión parece un contrasentido: ¿Para qué ir a buscar uno de los sonidos más naturales y directos y pervertirlo con saturación? Pero como muchos sabéis, no hay nada con lo que un guitarrista no sea capaz de experimentar. La gente del medio especializado Guitar Chalk hizo un interesante y completísimo repaso de los diferentes pedales, pastillas/sistemas de captación y las condiciones idóneas para obtener los mejores sonidos.

Acústica y pedales

Pero, experimentación aparte, ¿es útil lograr buenos sonidos de saturación con acústica? Lo cierto es que hay bastantes artistas que ya lo han hecho hace tiempo (y algunos lo siguen haciendo), como seguramente muchos habréis estado pensando mientras leíais las primeras líneas de este artículo. Hay varios tipos de músico que pueden sacarle provecho a los pedales de distorsión. Los guitarristas que hacen un set fundamentalmente acústico, pero necesitan aquí y allí un pequeño toque de color podrían preferir encender un overdrive momentáneamente, en lugar de acarrear consigo una guitarra eléctrica a todas partes. Paralelamente hay guitarristas acústicos que no son nada conservadores, y utilizan grandes cantidades de efectos de todo tipo, completando sus actuaciones con el uso de grandes pedaleras, loopers e incluso controladores Midi adaptados al instrumento. Estamos seguros que esos perfiles de guitarrista, y probablemente muchos otros, podrían ver un sentido al uso de la saturación en la guitarra acústica. Así pues, sin más dilación, comencemos a repasar lo expuesto por el excelente artículo original de Guitar Chalk.

¿Utilizo mi guitarra acústica por PA o a través de un ampli?

Si vamos a utilizar overdrive o distorsión, parece ser que el mejor sistema es usar un ampli. Esto nos ayudará a mantener a raya el feedback, un típico problema que a menudo las guitarras acústicas/españolas/clásicas electrificadas ya presentan por sí solas, pero que se vería muy acrecentado por la presencia de distorsión. Con la ayuda de un amplificador, podríamos lograr que una buena proporción de nuestro monitoreo provenga del mismo, y no del monitor que tenemos justo en frente, apuntando directamente a nuestra guitarra (aumentando las posibilidades de acople).

Guitar Chalk aclara que esto no es una norma inquebrantable (y nos recuerdan que usar distorsión por monitores no tiene por qué traducirse en feedback necesariamente), pero puede ser un buen punto de partida. Un plan B bastante válido es hacerse con un sistema que nos permita enviar una señal seca a los monitores y tratar de hacer diversas combinaciones de monitoreo hasta estar cómodos.

Monitor de escenario
Demasiada señal distorsionada por monitores podría empeorar los problemas de feedback.

¿Ha de ser el amplificador específico para acústica?

Según cuentan, parece que no es necesario. Incluso parece que nos animan a probar amplificadores de guitarra eléctrica, especialmente aquellos que son a válvulas y de carácter cálido. Pero según los autores originales, hay una mayor facilidad para controlar el feedback cuando la saturación proviene de un pedal que cuando proviene de un amplificador.

Muro de Marshalls
Aunque es cierto que puedes utilizar un ampli de eléctrica con una acústica, tal vez un muro de Marshalls sea excesivo.

¿Es importante el antifeedback?

El antifeedback reduce los problemas o incluso soluciona muchos casos de realimentación. Es un accesorio barato y fácil de encontrar, por ello, es una buena opción para intentar en primer lugar, antes de pasar a inversiones mayores. Si tenemos una guitarra acústica con un sistema de captación integrado, podría ser que sólo necesitásemos este complemento para librarnos de buena parte del feedback que surgirá de añadir saturación.

Antifeedback.
El antifeedback,una ayuda práctica y poco costosa de controlar la realimentación.

¿Y qué método de captación es el idóneo?

El artículo original recomienda utilizar siempre pastillas que se acoplen a la boca de la guitarra (las de tipo “soundhole”, y magnéticas para un mejor resultado). Incluso se aventura a aconsejar una pastilla que cubra todo el agujero de la boca de la guitarra, como es el caso del modelo Fishman Neo-buster (actuando así como anti-feedback). No obstante tambien recomiendan la Seymour Duncan "Woody" Hum-Cancelling Pickup, la Fishman Neo Passive Magnetive Soundhole Pickup o la LR Baggs M1 Acoustic Soundhole Pickup. Respecto a los sistemas piezoeléctricos, desaconseja su uso, bajo el argumento de que serán algo más propensos a causar realimentación.

Fishman Neo Buster
La Fishman Neo-Buster funciona a la vez como pastilla y antifeedback.

¿Usar una segunda pastilla? ¿Para qué?

Al parecer, algunos guitarristas utilizan una segunda pastilla para su guitarra acústica, normalmente ubicada entre la boca y el puente. Supuestamente, el propósito es diversificar cuál es la pastilla que envía el sonido limpio y cuál es la que más tarde será distorsionada.

Doble pastillas
Nótese el detalle de la segunda pastilla ubicada entre puente y boca.

¿Qué pedales son los más recomendables para este uso?

Guitar Chalk hace un pequeño ranking muy interesante y bien justificado:

1. Voodoo Lab sparkle Drive Mod: Los principales motivos por los que este pedal encabeza la lista son que su flexibilidad de EQ le permite adaptarse razonablemente a la respuesta de la guitarra acústica en particular, y su control de mezcla, que nos permite en todo momento decidir cuánta cantidad de señal seca y saturada podemos obtener, pudiendo así mantener las características originales del sonido de nuestra acústica

2. BBE Acousticmax Sonic Maximizer: Se trata de un pedal específicamente diseñado para acústica, que incluye la posibilidad de añadir saturación e incluye prestaciones como salida de línea, o la salida de DI Pre/Post. Aunque a nivel de saturación parece no brillar tanto como el Voodoo Lab, parece ser que a cambio aporta todo un conjunto de funciones de utilidad especialmente pensadas para guitarra acústica, funcionando como todo un previo completo.

3. Pedales diversos: En un orden no especificado, Guitar Chalk propone otros pedales como alternativa, que en alguna ocasión les han dado buen resultado: se trata de pedales como el BOSS DS-1, el BOSS Blues Driver, el Ibanez TS9DX Tube Screamer, el MXR Micro Amp y el Sansamp GT2.

La conclusión general a la elección de pedales para la guitarra acústica es, en realidad, similar a la de guitarra eléctrica: cualquier pedal es válido mientras nos de el resultado deseado.La única contraindicación en este apartado, según el juicio de sus autores, es el uso de pedales del perfil High Gain o saturaciones orientadas al Metal, no sólo debido al probable descontrol de feedback que desencadenaría, sino también por la posibilidad de ahogar el carácter de nuestra guitarra.

Más información | Guitar Chalk

¿Te gustó este artículo?
8
Comentarios

Regístrate o para poder comentar