Efectos

Delays y Tap Tempo: las dudas más frecuentes

El delay es un efecto que tiene la capacidad de hacer repeticiones de lo que tocamos con nuestra guitarra. Su propósito principal es el de imitar el fenómeno natural del eco, que ocurre cuando gritamos desde lo alto de, por ejemplo, una montaña. Sin embargo, la tecnología ha permitido que al usar un delay tengamos control sobre dimensiones que en la vida real no tendríamos, como el tiempo que tarda nuestro sonido en repetirse, cuántas repeticiones tendrán lugar, y a qué volumen.

El resultado de todo ello es que podemos hacer que el delay sea casi como un segundo guitarrista que repite todo lo que vamos tocando. Sin embargo, todos estamos de acuerdo que un segundo guitarrista debería tocar siempre a tempo con nosotros, y ahí es donde reside la importancia de la prestación de la que hablaremos hoy, el Tap Tempo. Se trata de una función que no todos los delays poseen, ya que no es imprescindible, pero que nos hará la vida mucho más sencilla cuando queramos hacer que las repeticiones de nuestro pedal de delay coincidan y encajen en el tempo de nuestra canción de forma deseada.

Tap Tempo

¿Qué es el Tap Tempo?

Habitualmente, cuando los fabricantes hablan de Tap Tempo, se refieren a la posibilidad de pulsar rítmicamente un botón o pedal dos o más veces, para que el dispositivo “entienda” el tempo que queremos introducir. Cuando pulsamos dos o más veces, el “cerebro” del pedal o multiefectos hace un cálculo del tiempo de separación que hemos dejado entre cada pulsación, y de ahí obtiene la información necesaria para calcular a qué tempo estamos trabajando.

DOD Rubber Neck

Pongamos un ejemplo para verlo más claro. Escojamos una canción en que las negras están bien representadas por las figuras musicales que contiene, como por ejemplo, el hit Another One Bites The Dust de Queen. Las notas de bajo de la canción son un testimonio muy claro de a qué velocidad van las negras. Si pulsásemos el botón Tap Tempo sincronizadamente a esas negras, nuestro delay comprendería que la canción va, aproximadamente, a 110 bpm. Por supuesto, si no somos muy buenos marcando el tempo de las canciones, ¡la culpa será nuestra!

Wampler Delay

BPM y Milisegundos

BPM son las siglas de beats per minute, y es la unidad que acostumbramos a usar para el tempo de los temas. Los metrónomos utilizan esta unidad para medir el tempo de las canciones, ofreciendo normalmente un abanico de valores entre 50 y unos 200 o 250 bpm. Algunos delays, especialmente los que tienen pantalla y son un poco sofisticados, pueden entender valores BPM: esto quiere decir que, usando el menú o un selector, podemos informar a estos delays de que queremos tocar a, por ejemplo, 150 BPM.

Providence Audio Delay

Sin embargo hay una vastísima cantidad de delays que no poseen pantalla, y en esos es más normal que el tiempo esté expresado en milisegundos de retardo. Esto simplemente señala cuántos milisegundos tardará una nota en repetirse. Por ejemplo, si lo ajustamos a 1000 milisegundos, la nota se repetirá tras un segundo. 500 milisegundos son medio segundo, 250 milisegundos, un cuarto de segundo, y así sucesivamente.

Digiteal Delay Boss

 

Pero claro, nosotros necesitamos traducir eso a BPM, porque cuando vayamos a tocar, por ejemplo, “Entre dos tierras” de Héroes del Silencio, necesitamos que el eco suene en consonancia con los 166 BPM de la canción. La traducción se realiza mediante un cálculo matemático simple: sólo hay que dividir el número 60.000 por el número de BPM de la canción deseada:

60.000/BPM = Milisegundos

60.000/116= 517

Sin embargo, es posible que ahorres tiempo consultando esta útil tabla de referencia de BPM/Milisegundos que os ofrecemos desde Hispasonic (ahora ampliada con tresillos de corcheas y corcheas con puntillo).

Tabla de conversión de BPM a milisegundos para delays

MXR Carbon Copy Deluxe

No todos los delays van a negras

Si le has echado un vistazo a la tabla que ofrecíamos en el apartado anterior, te habrás percatado de que mencionamos diferentes figuras musicales aparte de la negra. Esto es debido a que, en realidad, podemos programar el delay para que las notas repetidas suenen un tiempo más tarde, medio tiempo más tarde, un cuarto de tiempo más tarde, etcétera. Eso se corresponde a diferentes figuras musicales que nos puede interesar emplear para nuestra música. Guitarristas como The Edge, Nuno Bettancourt, Steve Vai y muchos otros han hecho uso de delays con figuras rítmicas concretas para darle un aire especial a sus temas. Pero la función Tap Tempo se usa, en muchas ocasiones, dando golpecitos con el pie en un pedal. ¿Necesitamos ser lo bastante precisos como para pisarlo, por ejemplo, a corcheas con puntillo?

Afortunadamente, la respuesta es que no siempre necesitaremos una precisión rítmica digna de un reloj suizo, ya que los fabricantes nos lo pondrán sencillo: en muchas ocasiones, solo tendremos que marcar las negras con el pie (un valor mucho más intuitivo) y será el delay el que, gracias a sus presets, calcule las figuras correspondientes. Para explicarlo mejor, echad un vistazo a la siguiente foto:

Deluxe memory Man

En ella vemos un selector que nos permite ajustar previamente qué valor queremos que el delay calcule a partir del tempo de negras que nosotros le proporcionaremos mediante el pedal tap tempo. De este modo, nosotros sólo tenemos que seguir el tempo de la canción con el pie, y el delay hará el “trabajo sucio”.

Tech 21 Delay

Más cosas que debes saber sobre la función Tap Tempo

  • Es bastante común que el Tap Tempo se encuentre en los pedales digitales, pero de un tiempo a esta parte, también es posible encontrar pedales analógicos que incorporan esta prestación.
  • La mayor parte de las veces, el pedal de Tap Tempo está en el propio aparato, otras lo que se incluye es una salida en formato jack a la que podemos conectar de forma opcional un pedal de tipo genérico que nos permite acceder a la función interna.
  • Algunos delays incluso fueron creados sin Tap Tempo, pero algunas modificaciones realizadas por aficionados o por empresas especializadas permiten incorporárselo.
Tap Tempo Extterno
  • En muchos pedales el uso del Tap Tempo hará bypass de la perilla de milisegundos del pedal. Mover dicha perilla suele devolverle el control sobre dicho parámetro.
  • Los delays con leds que parpadean sincronizados al tempo acostumbran a dar algo de información adicional acerca del tempo que hemos introducido mediante el pedal Tap Tempo
  • El delay no es el único efecto que puede incorporar este tipo de prestaciones: la mayoría de pedales de modulación podrían beneficiarse de esta posibilidad. Un claro ejemplo de ello son los trémolos.
  • Recuerda que las matemáticas pueden ayudarte a lograr lo que buscas: tal vez tu delay no te permite ajustarlo a negras a 240 bpm, pero seguramente sí te dejará ajustarlo a corcheas a 120, obteniendo en muchos casos el mismo resultado.
  • El Tap Tempo no es el único método existente para sincronizar efectos: algunas marcas utilizan el audio que tocamos para "extraer" su tempo, pudiendo marcarlo con la púa. En el mundo de los pedales MIDI también es muy común la sincronización a un tempo externo que proviene de ordenadores o otros instrumentos.

 

 

¿Te gustó este artículo?
17
Comentarios

Regístrate o para poder comentar