Efectos

¿Cómo se usa un pedal de delay?

Del mismo modo en que hicimos un resumen de los controles más habituales de los pedales de reverb, en esta ocasión vamos a poner sobre la mesa información de las mismas características, pero aplicadas a los pedales de retardo o eco, más conocidos como delays. Un delay copia nuestra señal, y la reproduce unos instantes más tarde, recreando la sensación que experimentamos al gritar en la montaña.

Gran parte del interés de los pedales de delay reside en la posibilidad de decidir cuánto tarda la señal en repetirse. Pero también hay otros aspectos divertidos, como decidir el número de repeticiones (entre una e infinitas) y el volumen de dichas repeticiones. Justamente las comentadas son las tres características consideradas básicas de casi cualquier delay del mercado.

Ibanez delay

Controles básicos

Tiempo de retardo

Normalmente etiquetado como Time, Delay, o Echo. Nos permite hacer que las repeticiones tarden más o menos en aparecer. De esta forma, simulamos estar en frente de unas montañas muy lejanas o de una gran pared a unos cuantos metros que devuelve nuestras notas casi al instante. Controlar el enorme abanico de opciones que ofrece el tiempo de retardo es todo un mundo, por lo que también te recomendamos la lectura de este artículo especializado.

Tiempo de retardo largo
Tiempo de retardo corto

Número de repeticiones (feedback)

Normalmente etiquetado como Feedback (realimentación) o Regen, este control nos da la oportunidad de decidir cuántas veces se va a repetir lo que toquemos. Las opciones van desde una repetición hasta infinitas, obteniendo una cola interminable de copias. De hecho, algunos delays pueden mostrar un comportamiento especial cuando esto ocurre: la autooscilación.

Una sola repetición
Muchas repeticiones (o infinitas)
Autooscilación

Nivel de mezcla (mix)

Normalmente etiquetado como level, mix o volume, este control regula qué cantidad de señal original y con efecto estamos empleando. Cuando este valor está al mínimo, no oímos nada del efecto de delay, y sólo oímos nuestra guitarra en seco. Cuando está al máximo, el resultado puede variar de un modelo de delay a otro: algunos ofrecen un 100% de señal con efecto y 0% en seco — lo cual es útil para los delays psicoéclicos como el reverse — mientras que otros nos dejan en algún punto intermedio del camino, a menudo un 50%. En nuestro ejemplo de audio al 100%, sólo hay señal con efecto, por lo que la señal original ha desaparecido. Por esa razón, os incluimos una claqueta como referencia, para que podáis intuir dónde estaría la señal original.

Mezcla al 5%
Mezcla al 50%
Mezcla al 100%
MXR carbon copy

Controles de nivel intermedio

Tap tempo

No se trata de un control en forma de perilla: más bien acostumbra a ser un segundo pedal, que cuando pisamos rítmicamente de acuerdo con la canción, puede adaptar el tiempo de retardo a dichas pulsaciones. Es prático para aquellas ocasiones en que las repeticiones de lo que tocamos son claramente audibles por el público, y no queremos que las oigan desacompasadas con la música.

Tap tempo

Divisiones rítmicas

Normalmente los delays tienen una perilla para controlar el tiempo de retardo. Otros además tienen un pedal de Tap Tempo para que podamos sincronizarlo a la música. Por eso, normalmente los guitarristas pisamos dicho pedal marcando las negras. Pero, ¿qué ocurre si queremos que nuestro delay repita a ritmo de tresillos? ¿O de blancas? ¿O de corcheas con puntillo? ¿Tenemos que introducirlo nosotros mismos con el pie? ¿O simplemente no es posible?

Por suerte, los delays modernos son como pequeñas calculadoras, y hay sistemas para que hagan el trabajo por nosotros y podamos seguir marcando el tempo a negras tranquilamente. Se trata del selector de divisiones. Suele venir indicado con símbolos de diferentes figuras de solfeo rítmico y, escogiendo la que deseamos, sólo tendremos que marcar el tempo a negras de nuestra canción: el delay se ocupará de que las repeticiones sucedan a la proporción indicada.

Delay a negras
Delay a tresillos
Delay a corchea con puntillo
EHX Memory man

Tono, Hi/Lo Cut Filters y selectores de brillo

La ecualización de las repeticiones de nuestro delay es sumamente importante: un delay demasiado brillante o demasiado oscuro puede entorpecer el llegar al objetivo que nos hemos propuesto. La forma en que las ecualizaciones acostumbran a presentarse son:

Potenciómetros de tono

Se trata de controles sencillos que por lo general atenúan frecuencias agudas y suavizan la respuesta del delay. Son típicos de los pedales (no tanto de los racks), y el fabricante no suele dar detalles sobre las frecuencias exactas sobre las que actúa. No obstante, son fáciles de usar, y acostumbran a ser más que suficientes.

Hi/Lo Cut

Los filtros pasa altos y pasa bajos también son habituales en algunos delays muy completos o en unidades de rack. Simplemente filtran las frecuencias más graves y más agudas a partir de un punto de corte estipulado por nosotros.

Selectores de tono o brillo

Son botones o palancas que nos permiten elegir entre dos o tres posiciones fijas de ecualización. Aunque parezcan simples, acostumbran a ser los más rápidos y efectivos.

Por lo general, que las repeticiones de nuestra señal sean algo más oscuras que el sonido original es algo a menudo nos beneficia, ya que mantiene en primer plano lo que tocamos. No obstante, hay veces en que justamente buscamos que el delay tenga el mismo protagonismo que la señal original. A continuación os mostramos algunos ejemplos de ecualización y filtro para delays.

Delay sin ecualizar
Delay con agudos atenuados
Delay filtrado
Boss DD 500

Modulación y efectos aplicados a las repeticiones

Este es, en realidad, un apartado enorme. Cuando usamos un delay, en realidad duplicamos la señal, ya que tenemos el sonido original de nuestra guitarra y el sonido de las repeticiones. Como ya hemos visto en la sección sobre tono y ecualización, es posible aplicar efectos únicamente a la segunda.

Probablemente, la idea de esto provenga de algo accidental: los primeros delays de la historia no eran perfectos, y ofrecían repeticiones no del todo fieles al original. La tecnología de aquél entonces no era digital, y las copias sonoras se lograban mediante otros métodos, como la cinta magnética (el mismo principio que el casette), los chips analógicos como el Bucket Brigade o incluso un ingenioso método basado en unos discos que se cargaban electrostáticamente en el interior de una lata con aceite.

Delay de aceite
Uno de los antiguos delay/reverbs de aceite

Estos métodos ofrecían sonidos con su propio tipo de imperfecciones. La llegada del delay digital comenzó a ofrecer repeticiones cada vez de mejor fidelidad, pero muchos guitarristas añoraban el sonido teòricamente “degradado” de las unidades antiguas. Por ello, algunos fabricantes comenzaron a añadir modulaciones opcionales a sus delays, como chorus o vibrato, para intentar restaurar esa sensación. Los controles más comunes cuando hay esta posibilidad son:

Rate

Controla la velocidad de oscilación del efecto. Podemos generar efectos de pulsación rápidos o sensaciones más lentas y ondulantes.

Depth

Controla la profundidad de la modulación. En este caso repercutirá en un grado mayor o menor de desafinación respecto a la señal original.

Selectores de chorus/vibrato

Es frecuente que exista un selector para poder escoger entre estos dos efectos para aplicar a la señal. El primero duplica la señal, aplicando una cierta desafinación a una de ellas. El segundo simplemente aplica una desafinación cíclica.

Delay sin modulación
Delay con modulación

Actualmente, los fabricantes de delays tienen la tecnología suficiente para emular muy bien el comportamiento errático de las unidades de eco vintage, por lo que cuando compramos un nuevo pedal de delay a menudo tiene tipos de recreaciones, ya ajustadas de fábrica. Las más comunes son:

Tape (eco de cinta)
Bucket Brigade (delay analógico)
Digital Vintage
Digital
EHX Canyon

Pero como, en realidad, la imaginación no tiene límites, para algunos ingenieros no había razón para detenerse ahí. Casi cualquier efecto es aplicable a la señal con efecto, por lo que en el mercado hay delays con repeticiones a las que podemos aplicar distorsión, ecualización, filtros fijos, filtros sincronizados a un tempo (LFO), pitch shifter, armonizador, phaser, trémolo, reverbs...En definitiva, todo un mundo (ver el apartado “loop de efectos” para saber cómo personalizar nuestro delay aplicándole efectos).

Delay con distorsión
Delay con reverberación
Delay con phaser
Delay con autofiltro
Delay con pitchshifter
Delay con "crystals"
Delay con trémolo

Looper

La tecnología de los delays y los loopers es común, ya que ambos se basan en la memorización y repetición de cosas que hemos tocado. Por ello, muchos delays son, ala vez, loopers. Los loopers pueden memorizar y repetir en bucle segundos, minutos o incluso horas de música que nosotros toquemos. Son ideales para componer, practicar, o hacer crecer ideas, a medida que grabamos y volvemos a grabar sobre lo grabado, añadiendo capas. Haremos un artículo dedicado a los loopers exclusivamente, pero os hacemos un pequeño resumen de los controles imprescindibles de todo looper.

Record Suele ser un pedal que, al ser presionado, comienza a grabar. Debemos procurar comenzar al mismo tiempo que presionamos el pedal, y volverlo a pisar con precisión en el instante en que el riff termina. De este modo, el loop podrá repetirse una vez tras otra, fluyendo de forma natural desde el punto de vista rítmico, sin tropezar ni quedar “suspendido”.
Stop Una vez grabado, el loop se reproducirá sin parar. Podemos detenerlo con este footswitch.
Play Tras pararlo, podemos volver a reproducir nuestro loop en cualquier momento con esta función que, naturalmente, también estará asignada a un footswitch.
Dub Mediante el footswitch “Dub” es posible grabar nuevas líneas sobre el loop que ya tenemos. Por ejemplo, es posible grabar un solo o un arreglo sobre él.
Clear Cuando nos aburramos del loop actual y deseemos liberar la memoria para comenzar de nuevo con una nueva idea musical, podemos borrarlo por completo con esta función. Acostumbra a funcionar presionando dos segundos alguno de los footswitches (incluso aunque esté asignado a otra función, como “Stop” o “”Record”).

Delays duales

Tener más de un delay funcionando al mismo tiempo puede ser interesante. Normalmente, no es más complicado que imaginar dos sets de controles completos, como los anteriormente expuestos. Ello nos permite tener uno de los delays sonando a negras y otro sonando a, por ejemplo, tresillos de negra.

Delay dual

Hold o Freeze

Aunque no suele ser considerado como tal, se trata de una versión super reducida de un looper. La función hold, o freeze, graba y repite una sección cortísima de lo que estamos tocando (apenas uno o dos segundos) y lo repite en bucle de forma suave. El resultado final es algo parecido a una nota o acorde que se sostiene en el tiempo para siempre, y sobre la cual podemos tocar. Suele ser una función sencilla, que a menudo se basa en un simple botón que pisamos mientras queremos que dure el loop. Al soltarlo, suele desvanecerse suavemente y se borra de forma permanente.

Control mediante pedales de expresión

Controlar parámetros a tiempo real con un pedal de expresión en un pedal de delay es muy interesante. Modificar el nivel de mezcla nos permite “hacer aparecer” progresivamente el eco, para engrandecer la canción. Este mismo efecto se puede conseguir en algunos pedales de delay, programado de forma automática (sin pedal de expresión) y se le suele llamar “Swell delay” o “Swell Echo”. Otro de los usos comunes del pedal de expresión es hacer variar el feedback, aumentando las repeticiones a nuestro gusto o incluso entrando en autooscilación.

Control de la mezcla mediante pedal de expresión

Control del feedback mediante pedal de expresión

Pero uno de los parámetros más espectaculares que podemos modificar mediante el pedal de expresión es el tiempo de delay. En la mayoría de los pedales de delay, hacerlo generará un sonido galáctico, muy reconocible, y que puede ser un gran recurso para darle un toque experimental a tu música.

Control del tiempo de delay mediante pedal de expresión
Strymon pedal de expresión

Controles para usuarios avanzados

“Ping pong delay”, “Stereo Delay” y panoramización

Muchos delays, especialmente los duales, tienen capacidades estéreo. Esto significa que si estamos tocando por dos amplis, conectados a línea en estéreo, o tocando por auriculares, podemos jugar con la panoramización de las repeticiones. Significa que oiremos cosas ligeramente diferentes (o no tan ligeramente) en el canal izquierdo y el derecho. Hablemos de los controles:

Stereo Spread

En algunas ocasiones, la posibilidad de separar el sonido de las copias en el campo estéreo se puede controlar con este parámetro. Cuanto más alto lo ajustemos, más radicalmente separadas estarán las repeticiones del delay. Muy a menudo, su valor máximo es igual a 1.

Pan

En los delays duales, es bastante común que tengamos un control individual para cada uno de los dos delays, pudiéndolo ajustar a nuestro gusto a la izquierda o a la derecha (que normalmente vendrá etiquetado en inglés, L y R). Si nuestro delay es cuádruple en vez de dual, hasta es posible que tengamos cuatro controles independientes.

Ajuste de fábrica “Ping Pong Delay” o “Stereo Delay”

Otras veces, la posibilidad de tener delays totalmente estéreo viene como un “preajuste”, para que no tengamos que navegar tanto por los menús. Simplemente, seleccionamos este tipo de delay, y obtendremos dos señales totalmente separadas rebotando en el campo estéreo. Según el modelo de delay que hayamos comprado, tendremos mayor libertad de ajuste o menos sobre las divisiones rítmicas del mismo.

Delay Estéreo

Reverse

Muchos pedales de delay incluyen esta opción. Se trata de “darle la vuelta” a las repeticiones, y reproducirlas hacia atrás. Puesto que este efecto tiene memoria y retiene lo que tocamos, no tiene más que reproducirlo al revés. Es idóneo para darle un aire psicodélico a un pasaje de nuestras canciones. El memorable solo de Red Hot Chili Peppers de Give It Away está hecho empleando esta posibilidad.

Normalmente, esta cualidad también está presente en el mencionado modo looper, lo cual lo hace aún más divertido, pudiendo reproducir hacia atrás nuestros loops de progresiones de acordes o frases. Este tipo de delay suele presentar los mismos controles que cualquier otro, pero también es posible que presente uno adicional:

Trigger

Este parámetro tiene relación con el momento de inicio de las repeticiones inversas de nuestras frases. En algunos delays es automático, en otros podemos provocarlo mediante footswitch, y otros lo gestionan a partir de la dinámica de nuestra púa. Es difícil de describir su resultado por escrito, pero tiene relación con la percepción de “frases separadas” al oír las repeticiones.

Delay reverse

Pattern delay

En realidad, los delays digitales actuales son tan potentes que no estamos obligados a escoger valores fijos como las negras, las corcheas o los tresillos. Existen delays capaces de almacenar ritmos complejos (por ejemplo, un compás entero lleno de figuras rítmicas) y repetir tus notas de acuerdo con ellos. Algunos delays vienen con “patterns” preestablecidos, de complejidad moderada, y que suelen funcionar bien con la mayoría de contextos rítmicos. Pero también hubo productos inusuales, como el Digitech Time Bender, que era incluso capaz de “escuchar” los patrones rítmicos que nosotros tocamos, y almacenarlos como “pattern” de delay.

Pattern delay
Digitech Time Bender
El Digitech Timebender, ahora descatalogado, es uno de los delays más potentes que han salido al mercado

Ducking Delay

Los delays con modo ducking son sumamente interesantes: “escuchan” en todo momento el volumen e intensidad de lo que estamos tocando, y autoajustan su nivel de mezcla en base a ello. Generalmente, se usan para que, de forma automática, el delay reduzca su presencia cuando tocamos muchas notas seguidas (o muy fuerte). Cuando terminamos de tocar, el delay lo detecta, y aumenta su nivel de mezcla para que, tras nuestra última nota, reaparezca el efecto de delay. ¡Para terminar un solo triunfal es épico!

El ducking delay está pensado para que las repeticiones no se entrometan en nuestra ejecución mientras tocamos, ganando claridad, pero vuelvan a surgir cuando hagamos silencios. Eso sí, esta ventaja suele acarrear unos cuantos controles adicionales:

Umbral de atenuación

¿Cómo de fuerte hay que tocar para que el delay comience a reducir su mezcla? Esa es la pregunta que responde este control. Valores umbral muy elevados del umbral harán que el delay casi nunca desaparezca. Valores muy bajos, harán que el delay muy rara vez aparezca, ya que casi siempre se mantendrá atenuado.

Nivel de atenuacion

¿Cuánto queremos que se reduzca el nivel de mezcla de delay? Si escogemos una atenuación pequeña, el delay se reducirá de forma muy sutil. Si escogemos una gran atenuación, el delay prácticamente desaparecerá por completo en cuanto traspasemos el umbral al tocar fuerte.

Tiempo de ataque/release

En cuanto toquemos lo bastante como para superar el umbral, la atenuación entrará en acción pero, ¿cómo de rápido?. Los valores bajos causarán una entrada brusca de la atenuación. Los valores altos, harán que la atenuación vaya creciendo gradualmente hasta asentarse en el valor estipulado por el control “nivel de atenuación”.

Ducking delay

Delay Trails

Cuando usamos un delay frondoso, con nuestro pedal favorito, el aire se llena de belleza. Sería un crimen apagarlo y que de repente todo eso se trunque de forma brusca. Por eso los fabricantes incluyen la opción “Trails”, que hace que el delay no desaparezca de inmediato, sino que desaparezca de forma gradual cuando lo apagamos. El único inconveniente de esta función es que suele obligarnos a renunciar al apagado True Bypass. Pero, para ser honestos, si el delay es de calidad, vale la pena el sacrificio.

Delay trails
Echo Park
El Echo Park de Line6 era un pedal relativamente asequible que ofrecía prestaciones bastante sofisticadas.

Loop de efectos

En el apartado de “Modulación y efectos aplicados a las repeticiones”, mencionábamos que el delay puede beneficiarse de algunos efectos incorporados. Sin embargo, muchos delays del mercado (no necesariamente digitales) incluyen un loop de efectos que sólo afecta a la señal de las repeticiones, en el que podemos insertar cualquier efecto de nuestra colección. Por ejemplo, un wah, un whammy, otro delay, un ring modulator o cualquier locura que se nos ocurra. Algunas veces esos pedales de delay tendrán conexiones separadas para el Send y el Return, otras encontraremos una conexión Insert, con la que tendremos que usar un cable en Y (de un jack estéreo a dos mono).

Seymour Duncan Vapor Trails
Este delay presenta un loop de efectos con una conexión formato "Insert"

Diffusion

En algunas unidades de rack y delays muy complejos, existe un control dedicado a restar definición a las repeticiones del delay. Se trata de un control más típico de las reverberaciones, pero que también es posible encontrar en algunas unidades, y que puede ser de bastante utilidad. Conseguir un delay menos definido puede ayudarnos a lograr un sonido más ambiental, distinto a las clásicas repeticiones percusivas del delay digital. Si no tenemos este control, podemos conseguir un resultado similar de varias formas: una ecualización algo más oscura que la señal original y algo de reverb aplicada sobre las repeticiones nos puede ayudar a “fingir” el efecto.

Smear

Este control, encontrado en las unidades de Strymon (y en algunas otras bajo nombres variables) modifica ligeramente la forma de la onda de las repeticiones del delay, pero únicamente en el ataque de las mismas. Su misión es la de atenuar moderadamente el ataque, para que no compita en importancia con el ataque de la guitarra original de la señal dry.

Analog Dry

Realmente no es un parámetro que se pueda controlar, es más bien una prestación, pero merece la pena mencionarla. Los delays con analog dry mantienen la señal original de nuestra guitarra totalmente separada de la circuitería digital. Esto es algo interesante, porque nos garantiza que el efecto es un añadido que “respalda” nuestro tono sin efecto, pero que en ningún momento la señal de la guitarra está siendo digitalizada. En realidad eso no tendría por qué ser tan grave, pero entendemos que aquellos guitarristas con guitarras realmente vintage y con amplificadores de boutique de miles de euros puedan preferir no añadir una conversión digital en una cadena de audio clásica tan lograda.

Strymon Timeline
¿Te gustó este artículo?
66
Comentarios

Regístrate o para poder comentar