Efectos

Review de la pedalera BOSS GT 100

En este artículo...

    Desde hace unos días tengo en casa una Boss GT 100, y me he decidido a realizar una review de la misma. Es mi primera review, así que os pido un poco de cariño en su lectura. Intentaré hacerlo lo mejor que pueda.

    En mis años como guitarrista he tenido muchas pedaleras; entre ellas: Zoom 3030, Korg AX3000G, Boss gt 10, Boss ME 70, Pod HD500, además de pedales sueltos. Por tanto, mi review se va a centrar en lo práctico, sin entrar en detalles demasiado técnicos, ya que, en principio lo que interesa es qué tal resulta el “bicho” y cómo suena. Los detalles técnicos los podéis encontrar en las páginas web de Roland y Boss.

    He de advertir que el uso principal que le voy a dar al equipo es en casa con auriculares (Beyerdynamic DT-990pro), por lo que mis opiniones son en relación a este uso. Mezclado con un amplificador sólo lo he usado una vez, y puedo decir que cumplió, aunque no tuve demasiado tiempo para configurar. Estoy seguro que echándole un ratito se pueden sacar sonidos mucho mejores que los que conseguí.

    Empezamos.

    Características de quien hace la review

    Guitarrista amateur. El uso principal es doméstico.

    Precio

    El precio pagado por el equipo fueron 489€ en tienda física en España.

    Imágenes (extraídas de internet)

    Vista frontal.

    Vista trasera.

    Presentación

    La pedalera viene embalada en una caja de cartón fea de narices. Es marrón con el texto justo descriptivo de su contenido. En cualquier caso, su objetivo es la protección y conservación del equipo, papel que cumple sobradamente. Dentro de la caja hay unas sujeciones de material plástico absorbentes y se entrega con su adaptador de corriente y su manual de instrucciones en inglés, además de unas hojas con la fe de erratas. No trae cable USB, lo cual hubiera sido un detalle para este equipo y estos precios. En cualquier caso, se puede utilizar un cable estándar que se puede adquirir por 1 euro más o menos.

    Foto de la caja:

    La pedalera es grande, con una separación entre pedales más que suficiente (siempre que no calces un 48) y se mantiene muy firme en el suelo gracias a sus patas de goma.

    Vista de la pedalera encima del escritorio:

    Qué nos ofrece

    Esta pedalera es un multiefectos con simulación de amplificadores. Tiene 8 modelos de amplificador catalogados como “advanced”, 13 modelos como “vintage” y además tiene la opción “custom” para crear el amplificador a nuestro gusto. Esta misma opción “custom” también la tiene para la simulación de pantalla, pudiendo elegir tamaño de altavoz, cantidad de los mismos y color del sonido.

    En efectos tiene todos los que podamos necesitar: wha, compresor, overdrive, distorsión, chorus, delay, reverb, ecualizador (paramétrico y gráfico), y multitud de efectos, tipo flanger, phaser, tremolo, octavador, harmonizador, y un largo etcétera. Todos los efectos son de una calidad extraordinaria, pudiendo mezclarlos a placer en el lugar de la cadena que queramos. Hay que mencionar que el equipo dispone de dos cadenas de efectos en las que podemos mezclar hasta dos amplificadores y utilizar configuraciones en estéreo y/o paneadas. A mí, particularmente, la configuración estéreo paneada es la que más me gusta para utilizar con auriculares.

    Para los overdrive y distorsión también existe la opción “custom” para crear el efecto según nuestras necesidades (esto último todavía no lo he utilizado).

    Posee entrada para la guitarra, salidas no balanceadas para conectar al amplificador, entrada auxiliar (esta no estaba en la GT 10), USB, salida de auriculares, entradas y salidas MIDI, loop de efectos (mono), conexión de controladores auxiliares y conexión para controlar el amplificador. No tiene salidas balanceadas ni conexiones para micro (punto a favor para la HD500). Tampoco tiene protección de potenciómetros (la HD500 sí la tiene), aunque puedes configurarla para que una manipulación accidental no modifique el sonido.

    El equipo se puede usar como tarjeta de sonido, siendo muy sencilla de configurar y dando unos resultados excelentes. Los drivers los puedes descargar de la página de Roland. Yo la he probado con el amplitube y se apaña muy bien, sin latencia, aunque con el Audacity tiene algo de latencia, lo que supongo que trasteando un poco se conseguirá eliminar (yo soy bastante muñón para estas cosas).

    También cuenta con un software llamado “Librarian” con el que puedes guardar tus presets y/o cargar presets de otros usuarios. Se puede descargar de la misma página antes mencionada. No tiene software de edición aunque hay alguna versión beta por ahí fruto del trabajo de un usuario bastante apañado. Yo no la he probado y no creo que sea necesaria puesto que su edición es más que simple.

    El equipo se puede utilizar del modo habitual, es decir, con presets, para lo cual tienes 50 bancos de usuario con 4 presets por banco, lo que hace un total de 200 presets de usuario, más que suficientes en la mayoría de los casos. Los bancos se pueden cambiar con los pedales específicos de “bank up” y “bank down”. También se puede utilizar como pedales individuales, lo que te permite utilizar hasta un total de 9 efectos independientes, asignando a cada pedal un bloque de efecto específico.

    El equipo dispone además de un afinador muy bueno y un metrónomo incorporado, lo que te permite estudiar sin equipos adicionales. Ambos se pueden usar tanto en bypass como en thru, lo que te permite afinar o practicar con tus presets preferidos.

    Al igual que el GT 10 dispone de un looper de 38 segundos muy sencillo de manejar que permite grabar y tocar encima o bien utilizarlo para la configuración de sonidos dejándote las manos libres. El mismo looper se puede utilizar tanto en mono (38 segundos) como estéreo (19 segundos).

    Se la ha dotado de un pedal ACCEL que permite la utilización de algunos efectos “marcianos” de manera rápida y sencilla.

    Cabe mencionar también los presets de fábrica, que son utilizables en un 80%, no como otras pedaleras que no valen ni como muestra. Tal y como están se pueden utilizar, y, si se considera, se pueden utilizar como base para encontrar nuestros propios sonidos.

    Fiabilidad

    El equipo, como todos los productos de Boss, es de metal, muy robusto y bien acabado. Presenta una buena estabilidad del firmware (yo no he tenido cuelgues, con la pod hd500 sí tuve). Los pulsadores son los habituales de las pedaleras de boss. Es un equipo que no creo que de problemas de funcionamiento en todo su tiempo de vida.

    En uso

    La pedalera es muy fácil de configurar. Tanto es así que, sin leer el manual de instrucciones, eres capaz de utilizarla en un 95%. En un par de minutos tienes el sonido que quieres. No hay submenús ni nada escondido. Todo lo que necesitas está a golpe de botón y giro de potenciómetro. Si estás acostumbrado a utilizar estos cacharros no te será nada difícil hacerte con ella. Y si no has trabajado con un bicho de estos antes, en muy poco tiempo la controlas sin problemas.

    He de decir que es mucho más fácil de manejar que la GT 10 y muchísimo más que la HD500 (sin usar el editor de PC claro está). El que tenga dos pantallas ayuda mucho, puesto que en la pantalla de la izquierda tienes la cadena de efectos y en la de la derecha tienes los parámetros del efecto seleccionado.

    Los botones hacen lo que dicen que hacen, es decir, el botón “effect” te muestra la cadena de efectos, el “system” entra en los parámetros del sistema, el “ez tone” pone en marcha la edición fácil, que es estupenda para acercarte al sonido que buscas y luego matizarlo a tu gusto, “ctl/exp” nos permite configurar el pulsador de control y los ajustes del pedal de expresión, y “write” y “exit” son para la edición y grabación de los presets.

    Sonidos

    Todo lo indicado anteriormente está muy bien, pero… ¿cómo suena el bicho? Pues eso, aquí es donde entramos en materia.

    Respecto a otros equipos que he tenido puedo decir que suena muy bien, muy “real”, con una “sensación” a amplificador muy creíble.

    Relacionado con la simulación de amplificadores, hay que reconocer que los chicos de Roland han hecho un buen trabajo. Evidentemente es difícil que un cacharro digital te dé la sensación de un amplificador y una pantalla delante de ti, pero poco a poco la sensación de estar tocando un amplificador real se va consiguiendo. Puedo comparar con la GT 10 y aquí os puedo asegurar (a pesar de lo que se dice por ahí) que la simulación de amplis ha mejorado considerablemente, reduciéndole mucho “fizz” y ganando en dinámica y “sensación”. También se ha eliminado considerablemente el “cocked wah” del que hablaban los foros angloparlantes en la GT 10. En la simulación que más se nota es la “Stack crunck”, la cual no acabo de dominar. Comparando con la HD500, según mi parecer, y, en general, los limpios y los mid gain son mucho mejores en la GT 100, y los high gain están casi igual (os recuerdo que estoy hablando siempre de la calidad de sonido que obtengo con auriculares). De la HD500, la simulación que más me gustaba era la del Mesa Booguie Dual Rectifier. Éste mismo en la GT 100 no se queda muy atrás. Cierto es que tienes que jugar con la ecualización para darle más pegada, pero consigues cosas muy interesantes sin mucho esfuerzo. Sobre todo, lo que más me gusta es, y me repito, la “sensación”. En la HD500 se “siente” un sonido muy procesado, es decir, como si estuviéramos escuchando un disco. En la GT 100, la “sensación” es la de tocar la guitarra con un ampli real, no se siente tan procesado.

    La posibilidad de tener dos cadenas de efectos y poder hacer configuraciones en estéreo y paneadas le dan mucho juego, consiguiendo sonidos con una sensación espacial extraordinaria. Un punto a favor, respecto al HD500 es la adición en la GT 100 de un delay (llamado “spread”) específico para la mezcla de amplificadores, pudiéndole dar más profundidad, cosa que en la HD500 no existe, aunque puedes hacerlo con un bloque de delay detrás de uno de los amplis, lo que conlleva el gasto de un bloque de efecto, lo que puede sobrecargar el DSP y salir el odioso “DSP límit”. Éste último detalle del DSP no es un problema para la GT 100, puesto que aguanta todo lo que le quieras meter sin problemas (punto a favor para la Boss).

    Respecto a los efectos, todos cumplen perfectamente con su cometido, dando una calidad tonal excelente y permitiendo que el sonido final tenga los matices que queremos y/o necesitamos. Particularmente, los compresores, chorus, delay y reverb son fantásticos. Los overdrive y distorsión cumplen sobradamente, destacando el “Warm OD”, que suena muy bien, muy “gordito”. El tubescreamer es perfecto para mezclar con amplis y darle ese empujón que puedan necesitar. Los efectos como octavador y harmonizador son muy estables, siempre que estés bien afinado. El phaser y flanger, muy usables. Los wah también han mejorado mucho respecto a ediciones anteriores. El resto de efectos, en general cumplen, aunque yo no suelo usar más allá de los mencionados anteriormente, por lo que no los he catado a conciencia, pero lo haré. En comparación con la GT 10, las mejoras en los efectos son menos pronunciadas, pero con respecto a la HD500, considero que están bastante mejor, dándole un toque más cálido y menos frío o artificial como en ésta última.

    Mención especial tiene la salida de auriculares, que es muy buena y proporciona una calidad de sonido excelente y una sensación de ampli “real” bastante lograda. La salida del HD500 era bastante mala en comparación, con una sensación muy artificial y poco “creíble”, sobre todo en modelos “mid gain”, en los que la definición de “cuerpo” era inexistente.

    Soporte de Roland a los clientes

    No he tenido que utilizar nunca al servicio al cliente para ningún producto Boss que haya tenido, pero quiero incluir este punto para hacer mención al hecho de que Roland escucha las quejas de los clientes y las responde muy rápidamente. Esto hace referencia a que ya hay una actualización del firmware del equipo en la web de Roland, producto de varias quejas recibidas por un error en la configuración “custom” para la sección OD/DS de la pedalera. No creo que haya actualizaciones de firmware tal y como Line6 hace con sus productos, añadiendo amplis y/o mejorando el sonido, pero es un punto a favor la rapidez de respuesta para un defecto (hay que considerar que en muchos puntos del planeta todavía no está disponible el equipo y ya existe una actualización del mismo). La actualización se puede descargar de la siguiente dirección: http://www.roland.com/support/article/?q=downloads&p=GT-100

    Opinión general

    Me parece un equipo excelente con una relación calidad/precio muy buena. Proporciona al guitarrista un equipo muy sencillo y manejable, prácticamente “plug&play”, con infinidad de opciones, con el que puedes conseguir el sonido que quieres de manera rápida y con el que puedes grabar tus “pinitos” guitarrísticos con una facilidad y calidad extraordinaria. Bien configurado te puede sustituir un ampli en condiciones de directo, pasado por mesa o junto a una PA. En mi opinión, para uso doméstico y con auriculares, la recomiendo mucho más que la pod hd500.

    Puntos a favor

    • Construcción
    • Facilidad de uso
    • Calidad de sonido
    • Modo manual
    • Metrónomo
    • Interfaz USB
    • Looper
    • Entrada auxiliar
    • Modelado de amplificación creíble
    • DSP sin limitaciones
    • “Sensación” a estar tocando con un equipo real, no escuchando un disco

    Puntos en contra

    • Para activar el afinador hay que pulsar los pedales 1 y 2 a la vez (aunque esto es configurable)
    • El pedal de looper no se puede utilizar como CTL en modo presets (salvo como looper)
    • Eliminación del pedal CTL2 que había en la GT 10
    • El adaptador de corriente no parece muy fiable
    • Que no venga con el cable USB
    • La caja es muy poco vistosa
    • No viene con el manual de instrucciones en español
    • Podían haberle incluido una caja de ritmos

    En fin, creo que esto es todo. Espero haber dado una idea general de la pedalera. Tengo algunas muestras de sonido, pero no he sido capaz de subirlas. En cuanto lo averigüe las cuelgo.

    Gracias por leerme.

    ¿Te gustó este artículo?
    74
    Comentarios

    Regístrate o para poder comentar