Efectos

Review de Line 6 HX Stomp, la Helix en miniatura

Line 6 HX Stomp

En el invierno de hace tres años, Line 6 le daba un vuelco a toda su gama de multiefectos con la presentación de la pedalera Helix. Tres años es un tiempo relativamente corto en la historia  una gama de producto, especialmente si los comparamos con la longeva serie POD. Sin embargo, eso no ha sido excusa para que la compañía de California haya dejado de nutrirla con variantes del producto, adaptados a diferentes perfiles de guitarrista.

El HX Stomp es la más reciente de ellas, y probablemente es una de las más modernas conceptualmente, ya que busca romper la — ya caducada — tradición por la que las pedaleras pequeñas solían ser los modelos “entry level”. El HX Stomp no tiene nada que ver con eso: se trata de un procesador multiefectos con el mismo concepto sonoro que el modelo más grande de la serie Helix, pero en formato de bolsillo.

En Guitarristas hemos tenido el placer de poner a prueba la unidad para conocer sus más y sus menos y, sobretodo, explorar su versatilidad. Y, como siempre, lo hemos hecho para compartirlo con vosotros.

La review completa, en vídeo

Accede directamente a:

Presets de fábrica para conexión a línea

Presets de fábrica para efectos con ampli

Las distorsiones, demostradas una a una

Sonidos conectada al retorno

Sonidos con método 4 cables

Posibilidades de conexión

Funciones de los footswitches

Velocidad de cambio entre Snapshots

Probando el bypass digital de HX Stomp

Vuestras preguntas sobre HX Stomp

Pros y contras del HX Stomp

Aspecto externo y construcción

Estamos muy satisfechos con todo lo externo del HX Stomp. No sólo el formato pequeño es muy atractivo, sino que el diseño se ha hecho con tanto acierto que los conectores y controles no se ven amontonados, a pesar del poco espacio del que en realidad hay. Pero lo que más nos gusta es el material exterior. No se ha hecho con el metal mate que presentaban Helix o  Helix LT, sino que es un metal con un acabado negro estilo “glitter” que lo hace aún más goloso.

La pantalla tiene buena visibilidad y la información clave ha sido distribuida con inteligencia. El peso, la resistencia y la respuesta de los controles son también muy serios, así como los conectores, que todos dan una buena sensación al ser utilizados. En otras palabras: no tiene nada de pedal “barato”.

La fuente de alimentación, que viene incluída, tal vez es algo más humilde, con un conector intercambiable que permite usarla en diferentes países, pero que a la vez la hace algo más fragil, habiéndose quedado en alguna ocasión el adaptador de país adherido a la regleta de enchufes, en vez de acompañar el resto de la fuente al sacarla de la toma de corriente.

Line 6HX Stomp

Prestaciones y manejo

Interfaz y menús

Decíamos en el apartado anterior que, a pesar de que la pantalla a color del HX Stomp es necesariamente más pequeña que el de otros productos Helix, la información ha sido distribuida con sabiduría. Y lo hemos destacado porque, aunque pudimos estar más o menos impresionados por la interfaz de las Helix convencionales, la adaptación de su “sistema operativo” a la versión HX Stomp nos ha entusiasmado aún más. Para ser honestos, al ver la foto del producto esperábamos una experiencia de manejo algo coja, ya que éramos escépticos ante la idea de comprimir toda la funcionalidad de Helix a una pantalla reducida y unos pocos controles. Pero afortunadamente pecábamos de pesimistas, y hemos quedado muy satisfechos con el probablemente enorme trabajo de diseño de Line 6.

La selección de funciones ha sido inteligente (las que se han quedado fuera nos parecen razonablemente prescindibles en muchos casos), el manejo ha sido muy bien gestionado y, considerando la complejidad del aparato, apenas hemos necesitado visitar el manual.

La herencia de Helix

Es cierto que la HX Stomp ve su capacidad actual limitada a 6 bloques de efecto (y en función del consumo de CPU de cada efecto en concreto). Pero aún así, seguimos disfrutando de un gran número de presets, podemos navegar entre bancos, entre 3 snapshots por preset, hacer rutas internas o externas de efectos —seriales o paralelas— y aprovechando sus entradas y salidas físicas, podemos hacer conexiones simultáneas a línea y a ampli o usar el famoso sistema de los 4 cables. Podemos usar amplis emulados con pantalla, o si lo preferimos, utilizar cualquiera de sus partes por separado, combinarlo con nuestras respuestas de impulsos, sacar partido a sus efectos en estéreo, utilizar su looper incorporado o hacer que la unidad se comporte como una biblioteca de efectos individuales que podemos encender o apagar en cualquier momento. Es algo que ya estábamos acostumbrados a decir de las pedaleras de tamaño grande, pero no tanto de unidades tan compactas como esta.

Después de cantar las alabanzas del HX Stomp, también tenemos algunas observaciones de elementos a mejorar, o que nos han hecho plantearnos preguntas. Uno de los puntos débiles es la alimentación: el HX Stomp necesita 3 A de intensidad, una medida que pocas fuentes de alimentación múltiple del mercado entregan por una única salida. Además, el conector tiene un tamaño diferente al estándar de pedales del mercado, por lo que necesitaremos un cable adaptador especial. Eso quiere decir que aquellos que planeen integrarla en su pedalera y, a ser posible, prescindir del alimentador original, lo pueden tener algo más complicado. Line 6 argumenta que esto ha sido hecho a propósito, para dificultar que el HX Stomp acabe por accidente con el alimentador incorrecto y pueda dañarse la unidad.

Otra de las prestaciones que puede causar alguna desilusión es la ausencia de control dedicado de canales de amplificador. Quienes deseen hacerlo, pueden lograrlo de todos modos, gracias a las salidas MIDI que pueden llegar a controlar los canales (en amplis con MIDI especialmente, pero también con un adaptador MIDI-jack en los amplis sin MIDI). Del mismo modo, el control MIDI desde la HX Stomp hacia otras unidades es — por ahora — correcto pero no muy profundo. Podemos enviar a través del MIDI Out un reflejo de todos los program change que estemos cargando en la unidad, pero no crear mensajes específicos dirigidos a otros aparatos, ni de varios canales simultáneamente. Pero en futuros firmwares, ¿quién sabe?.

Footswitches

Habitualmente en productos con pocos botones como este, la función personalizable de los footswitches suele estar en un menú más o menos oculto, que sólo visitamos de vez en cuando. Pero no ocurre así en este caso: mediante dos botones físicos podemos decidir rápidamente si ese día trabajaremos con presets (pudiendo cambiar de bancos con los pies) o con snapshots, o con efectos individuales que encenderemos o apagaremos.

Que estas funciones alternativas estén tan a mano fomenta su uso, y ayuda a sacar partido de la unidad. Cuando la usamos por si sola y en directo, es probable que usemos los modos de preset o Snapshot, mientras que cuando estamos experimentando con diferentes efectos, es posible que prefiramos ver pedales individuales que queremos encender o apagar. Y en combinación de controladores MIDI externos, se multiplica su versatilidad ya que podemos llamar presets desde nuestra controladora y reservar únicamente los botones de la HX para cambiar entre snapshots de cada preset o los tres efectos que deseemos encender/apagar. Aunque eso es un decir, ya que cada botón puede apagar y encender más de un efecto a la vez si lo deseamos.

Bypass

La HX Stomp tiene Bypass por relé para lograr un True Bypass, por lo que los que estéis planeando usarla como unidad independiente para efectos (para sustituir, por ejemplo, un line 6 M5 o M9) podréis disfrutar de esta prestación. Sin embargo, afecta a toda la unidad, por lo que si lo que queréis es activar sólo determinados efectos del HX Stomp mientras mantenéis otros, seguiréis en el dominio de lo digital.

No obstante, hemos puesto a prueba el bypass DSP de la unidad para valorar cómo de respetuoso es este multiefectos con el tono original de nuestro equipo (especialmente delicado en el sistema de 4 cables) y hemos quedado satisfechos. Sin poder garantizar la reacción que tendrá con pedales o amplis que no poseemos (siempre hay un cierto margen de variación en las interacciones entre equipos), las pruebas que hemos realizado en la redacción no han resultado en cambios de tono dramáticos ni ruidos digitales indeseados.

Snapshots y límite de la CPU

Los Snapshots son ideales para aquellos que queráis hacer pequeñas variaciones de un mismo preset y, además, ahorraros el “gap” entre sonidos que caracteriza el cambio de preset tradicional, debido al tiempo que necesita la CPU para cambiar de un sonido a otro (y a otras causas que no comentaremos para no extendernos en demasía). Como en el resto de la gama Helix, el “gap” en los cambios de Snapshot en HX Stomp es inapreciable, sacando mejor nota incluso que Axe-Fx III (que si bien tenía un cambio rápido de escenas, se podía seguir percibiendo un cierto “gap”).

Entonces nos entró la curiosidad ¿Es capaz el HX Stomp de manejar un cambio de snapshot que implica más de un ampli? Esto es interesante, ya que si somos de los que usan un par de sonidos básicos diferenciados y una pizca de efectos, podemos resumir razonablemente nuestra paleta sonora con un puñado de snapshots. Afortunadamente, la HX Stomp es pequeña pero matona, y sí pudo alternar entre dos snapshots con amplis y pantallas diferentes. El hacerlo dejó algo reducida la capacidad restante de CPU, con lo que algunos efectos dejaron de estar disponibles (esto en Helix es representado oscureciendo el nombre del efecto o ampli del que ya no disponemos en el menú de selección de bloques de efecto), pero hay múltiples consejos y trucos para reducir el consumo y terminar logrando algo cercano a lo que se busca en cada preset.

HX Stomp

Como interfaz USB

Más sorpresas, y no tanto por el hecho de que la HX Stomp sea también una interfaz USB, que ya nos lo esperábamos, sino por el hecho de que Line 6 ha mantenido que tengamos 8 canales de entrada y 8 canales de salida en la unidad. Si hacemos una búsqueda rápida de los precios de interfaces de audio 8 In / 8 Out, seguramente descubriremos cifras que ya comienzan a obligarnos a ahorrarnos el cenar fuera cuantos meses. Por ello, que el HX Stomp lo incluya como una prestación extra es algo a valorar.

Y no es una inclusión aleatoria, ya que con la flexibilidad de ruteo que tiene este multiefectos, podemos grabar más de un tipo de procesamiento simultáneo por diferentes buses (y tenerlo grabado en pistas individuales), obtener la señal seca por otra pista, y además poder oírlo todo conectados a monitores o a auriculares. También es posible hacer reamplificaciones y emplear cualquiera de las entradas del aparato (por ejemplo la conexión estéreo del Return) como entrada auxiliar.

HX Stomp USb

Sonido

Si hablamos del sonido que obtenemos al conectar directamente a línea a un grabador, no hay mucha información nueva que podamos aportar, y no debería haberla: los sonidos han de ser — y son — los mismos que ya os presentamos en Helix y Helix LT. Igualmente, y a modo de recordatorio, recuperamos las impresiones que tuvimos de los anteriores: el nivel de emulación de amplis es totalmente contemporáneo, con algunos modelos especialmente acertados, y con una paleta de limpios muy interesante, que ya nada tiene que ver con la familia POD. En el terreno distorsionado, hay algunos amplis especialmente agradables de tocar (como la mayoría de los amplis cercanos a un Marshall), que presentan su crujido característico, y que responden rápido y bien a las técnicas habituales de púa, ligado, y otros recursos. Algunas combinaciones de amplis y altavoces concretos en el terreno de alta ganancia pueden llegar a sonar algo fofos pero, afortunadamente, si hay algo que tenemos en Helix es precisamente opciones de combinatoria. Con cualquier ampli podemos llegar, tarde o temprano, al resultado buscando, pudiendo incluso usar nuestras propias respuestas a impulsos si llegamos a necesitarlo.

También en los efectos es muy efectiva: cuenta con una plétora de pedales de distorsión entre los que podemos escoger, y la mayoría de ellos nos acercan al terreno sonoro de los originales. En los efectos de modulación y armonización también tenemos recursos muy potentes, siendo el segundo grupo el que ha experimentado una mejora más radical desde el último POD. El tracking es mucho mejor ahora y los efectos de whammy y octavación tienen un color y un comportamiento mucho más musical. Pero el punto fuerte de la unidad son las reverberaciones y delays, muy variadas y divertidas, y la mayoría de ellas son atrevidas y con coloración. En Helix Line 6 ha apostado por el color “Strymon/Eventide/Reverbs de boutique” que tan de moda está desde hace unos años, y la verdad es que la mayoría de ellas son verdaderamente eficientes. Si bien no hemos hecho un cara a cara con las citadas marcas, estamos seguros de que a una buena parte de los guitarristas les parecerán muy convincentes.

Hablando de la “limpieza” del multiefecto en sí mismo cuando lo combinamos con otros equipos, también hemos obtenido buenos resultados. Ya hemos comentado unas líneas más arriba que el bypass es lo suficientemente respetuoso como para no suponer alteraciones obvias del tono, pero también queremos destacar que ha manejado con mucha eficiencia la señal de otros pedales en su loop (sin sorpresas de niveles ni problemas de masa con los pedales que formaron parte del test). Eso sí, es importante prestar atención a qué niveles estamos enviando desde cada una de las salidas de la unidad para adecuarlo al equipo al que vayamos a conectarlo. Desde el menú global, podemos hacer estos ajustes con facilidad.

HX Stomp

Conclusión

Tan sólo hace 10 años, hubiese sido mucho más probable que un pedal de este tamaño hubiese sido una pedalera dirigida a principiantes. Pero el mercado ha cambiado, y ahora que un móvil de unos 10 cm puede ser más potente que algunos ordenadores, los guitarristas también quieren tener las máximas prestaciones en un objeto que puedan guardar en su mochila o en el bolsillo de la guitarra. El HX Stomp es, a nuestro parecer, el paradigma de ese concepto, y posiblemente sea la primera vez que se lleva a cabo con este nivel de éxito. Atomic Amps estuvo ya muy cerca de este concepto con su Amplifire, pero las prestaciones del HX Stomp (aún más pequeña, pantalla a color, interfaz 8 In 8 Out, rutas paralelas, snapshots, integración con algunos presets de Helix) han llevado el juego completamente a otro nivel.

Sus pegas, aunque tiene algunas, no son realmente dramáticas: generará algunas incomodidades a quienes deseen alimentarla con una fuente de alimentación convencional debido a que requiere 3A de intensidad, y a que el conector DC no es del tamaño estándar. De menor importancia, otro pequeño contra es que no disponga de un jack dedicado el control externo de amplificadores. Fuera de esas dos quejas más o menos relevantes, sigue quedando un multiefectos que, si bien no sería revolucionario en formato de gran tamaño, en formato miniaturizado abre todo un enorme abanico de opciones.

Incluso aunque por el tamaño es el pedal de backup ideal, suena lo suficientemente bien y tiene las suficientes opciones como par ser un equipo principal. Puede que los guitarristas sigan prefiriendo multiefectos de mayor tamaño (ya sean Helix, Axe-fx o Kemper según gustos personales) para disponer de más botones, poder de CPU y/o prestaciones ampliadas. Pero a nivel de exigencias de sonido, el HX Stomp está totalmente capacitado para jugar en la liga de sus hermanos mayores.

HX Stomp

Más información | Line 6

¿Te gustó este artículo?
38
Comentarios

Regístrate o para poder comentar