Efectos

Review de Boss Dimension C Waza Craft

Presentado por primera vez en 1985, el Boss Dimension era un pedal cuya misión era la de intentar recrear, en un formato más cercano a las pedaleras de los guitarristas, el sonido de la unidad de rack SDD-320. Se trataba de un pedal con una configuración de controles peculiar, en la que no había perilla alguna, y en su lugar, cuatro botones nos permitían acceder a un número determinado de combinaciones sonoras. Lejos de ser un problema, muchos usuarios exaltaron sus virtudes, ya que se trataba de una modulación que hacía énfasis en la sensación de tridimensionalidad — utilizando para ello dos chips analógicos Bucket Brigade — en lugar de apostar por los sonidos pulsátiles propios de algunos chorus, vibrato o trémolos.

Boss Dimension Waza Craft

En este año, Boss ha relanzado esta unidad como parte de la serie Waza Craft, que trata de rendir tributo a los clásicos de la marca, al tiempo que da a los usuarios algún pequeño extra, habitualmente en forma de ventajas o modos adicionales que expandan las posibilidades del pedal. En este caso, la prestación añadida es la posibilidad de emplear el switch SDD-320, un modo alternativo de funcionamiento que, hipotéticamente, nos acerca aún más a la experiencia que habríamos tenido con el rack original. En Guitarristas hemos tenido la ocasión de probar el pedal tranquilamente y contaros nuestra opinión.

Busca en el vídeo:

00:38 - Los modos básicos, uno a uno
06:03 - Comparación entre el modo Standard y el SDD-320
08:30 - Combinado con overdrive y distorsión 

Aspecto externo

El Dimension C Waza Craft (también conocido como DC-2W) presenta una construcción robusta y con buen aspecto, en que todas las piezas lucen bien. No sólo el pedal en sí mismo nos ha dado una muy buena impresión, también la caja es más lujosa que las cajas estándar de Boss, y viene con una textura granulada que confiere al packaging un aspecto más elegante. Aprobada la primera asignatura, nos decidimos a conectarlo y experimentar brevemente con su manejo.

Prestaciones

Como ocurre con la mayoría de pedales de Boss en este formato, hay pocos misterios: el pedal puede alimentarse tanto con batería como con 9V, y todas las funciones están a la vista, sin menús, ni funciones ocultas a las que se accedan manteniendo pulsados botones ni footswitches. De hecho, es un pedal aún más simple de lo habitual, ya que no hay potenciómetros, y todo lo que tenemos que hacer es decidir cuál de las combinaciones de pulsadores nos convence más. Cada una de ellas da lugar a un tipo de modulación diferente, de la que sacaremos el máximo partido si utilizamos el pedal en estéreo conectado a dos amplificadores.

Sonido

A nivel sonoro, el efecto es muy gratificante desde el primer momento, en que percibimos una modulación elegante y moderada, que le da a nuestro sonido un aire ochentero inmediato, que se acopla bien con la mayoría de piezas que interpretamos. A pesar de ser un efecto analógico, está más en el lado de lo cristalino y moderno que en lo cálido y oscuro, y eso también permite que los arpegios y acordes conserven una claridad meridiana. Sin embargo, las diferencias entre las diferentes combinaciones de pulsadores no son radicales, y es importante mencionarlo porque la mayor variación que ofrece este pedal es la que proviene al cambiar el modo SDD-320, que presenta una sonoridad ligeramente más metálica. No nos parece una inclusión absolutamente clave, pero sí es de agradecer contar con ella para poder experimentar. Es importante que quien se haga con el Boss Dimension C Waza Craft sepa que está adquiriendo básicamente un sonido principal, del que podemos variar algunos matices moderados, pero no estará obteniendo el mismo tipo de flexibilidad que la de un chorus tradicional. Eso sí, se trata de un muy buen sonido, absolutamente pulcro y muy usable en un gran abanico de situaciones tanto de sonidos limpios como de saturación.

Conclusión

Recomendaríamos el Boss Dimension C Waza Craft a todos aquellos que sientan nostalgia por este modelo particular de modulación o aquellos que encuentren en su sonido principal justo lo que buscaban. Ya que es un pedal que no ofrece un gran número de variaciones, es importante asegurarse que su función principal encaja exactamente con lo que deseamos lograr. Si lo que buscamos es una modulación que nos permita cubrir un gran número de variantes de chorus o modulación, es mejor optar por otras alternativas clásicas equipadas con potenciómetros. Sin embargo, hay que reconocer que es difícil renunciar a poseer su sonido en nuestra paleta sonora cuando se emplea en modo estéreo con dos amplificadores, por lo que si utilizáis de manera habitual esa configuración y queréis añadir un sonido de chorus analógico de frecuencia y profundidad suaves, el Boss Dimension C Waza Craft es una buena opción.

Dimension C Waza

Más información | Boss

¿Te gustó este artículo?
13
Comentarios

Regístrate o para poder comentar