Amplificadores

Banco de pruebas: Taurus Stomphead y sorteo para el foro

En este artículo...

    Taurus es una escudería polaca de amplificación que está tratando de innovar en el sector, presentando para bajo y para guitarra una extensa gama de pedales y unos amplis de reducidas dimensiones y escasísimo peso que pueden resultar muy interesantes a esa clase de músicos que se mueve mucho, tiene varios grupos, varios conciertos semanales con una orquesta, trabaja habitualmente en varios estudios o simplemente está harto de dejarse las vértebras levantando enormes cabinas y pesados cabezales. Portabilidad no es sinónimo forzoso de escasez de prestaciones. Vamos a ver qué aporta este ampli al panorama actual de amplificación y las ventajas y desventajas que, tratando de ser lo más objetivo posible, puede aportar este curioso amplificador en formato pedal al guitarrista de hoy.

    Construcción

    Presentado en la pasada Musikmesse, este pequeño toro tiene mucho que decir. Con una estética que transmite solidez, con ese acabado en acero inoxidable, y un peso de tan sólo 3.1 kilos; a priori, da la sensación de ser una pedalera con un par de válvulas. Pero a los pocos minutos de probarlo vemos como esto no es así. Estamos ante un ampli en toda la extensión de la palabra.

    Es 100% analógico y su sistema es híbrido. Trabaja con transistores y con una válvula en el previo y otra en la etapa de potencia. Del tipo de válvulas utilizadas, curiosamente el fabricante no nos dice nada. A grosso modo, podríamos decir que estas dos valvulitas encauzan a los transistores y le dan un regusto más natural. Con una ecualización de lo más intuitiva, en la que tenemos, por un lado, los graves, medios, agudos y nivel de ganancia del canal limpio; por otro lado, lo mismo para el canal saturado; y, aparte, un volumen maestro y el volumen del booster que incorpora el amplificador y que se activa con un switch aparte.

    Son, en total, cuatro los switches que podemos presionar con el pie en caso de utilizar este cabezal como si de un pedal se tratara: el crunch para dar un empujoncito a los tonos más limpios, el cambio de canal limpio/saturado, el boost y el mute. Algo que se agradece mucho es la regulación de potencia que podemos elegir a la hora de trabajar con este ampli tanto en ensayo como en directo. Por un lado, tenemos la opción studio/stage que nos ofrece dos niveles de salida diferentes (mucho más volumen el modo stage) y, de otro lado, tenemos una perilla que nos permite pasar de 40 a 70 watt. Esto hace que este amplificador sea muy agradecido a los entornos en los que se puede mover un guitarrista y, al mismo tiempo, le da un plus de versatilidad que es de agradecer.

    Por supuesto, cuenta con un loop de efectos y, además, con una salida de línea que incluye una simulación de cabina. La posibilidad de usarlo como cabezal o como si de una parte más de nuestra pedalboard se tratara, junto con todo lo anterior, hace que este amplificador sea perfectamente describible usando el conocido aforismo "pequeño pero matón."

    Especificaciones

    • Potencia de salida: 70 Watt / 4ohm & 8ohm con posibilidad de reducción a 40Watt
      50 Watt / 16ohm
    • 2 canales: CLEAN y LEAD
    • 4 foot-switches: CANAL [Clean/ Lead], CRUNCH, BOOST, MUTE
    • Controles del canal limpio: CRUNCH, BASS, MIDDLE, TREBLE, VOLUME
    • Controles del canal overdrive: DRIVE, BASS, MIDDLE, TREBLE, VOLUME
    • Controles maestros: BOOST, MASTER
    • BOOST, que permite un fácil cambio de niveles de volumen.
    • Loop de efectos
    • LINE OUT con simulación de cabina.
    • Inputs para control externo de los controles Channel, Crunch, Boost and Effect Loop
    • Selector de potencia
    • Selector de impedancia para cabinas: 4-8-16ohm
    • Dos niveles de salida: STUDIO / STAGE - en el modo STUDIO la potencia es diez veces menor.
    • Dimensiones: [H x W x Dl] 90 x 385 x 190 mm
    • Peso: 3.1kg
    • Precio: 750 euros
    • Endorsers en España: Pedro Andrea (Miguel Bosé)

    Sonido y banco de pruebas

    En ambiente de ensayo, he probado este amplificador con una pantalla Fender Bandmaster vintage modified de 2x12, 160watt en mono. Tengo que decir que independientemente de que se trabaje con los modos STUDIO/STAGE y con la potencia 40 o 70 watt el sonido, básicamente, es el mismo. Es un amplificador que trabaja muy bien a volúmenes bajos, lo que lo convierte en una gran herramienta de estudio.

    Subiendo el volumen, y friendo estas dos valvulitas, en el canal limpio nos encontramos con tonos realmente cristalinos, no muy brillantes y quizá un poco opacos. El boost y el crunch pueden darnos muy buen juego con este canal, que es muy ecualizable y los potes se comportan de maravilla. En el canal saturado podemos ir desde un tono blusero al metal cañero, si bien no es el ampli más ideal para tocar estilos muy crudos. Este canal se comporta especialmente bien con pastillas humbuckers, y al manejar los controles de tono y volumen de la guitarra vemos como podemos darle más vueltas de tuerca a esta propuesta tan versátil de amplificador.

    "A pelo", el amplificador se comporta muy bien, es un digno adversario de muchos otros amplis y desde luego supera con creces otras propuestas de amplificadores portátiles que he probado (como, por ejemplo, los mini amplificadores en formato pedal simple; o algunos cabezales de pocos vatios y una o dos válvulas). Está pensado para obtener un poco de cada cosa, sin centrarse en tonos concretos. Lo cual puede ser una virtud o un gran defecto.

    Los problemas y carencias de este amplificador empiezan a la hora de tocar con la banda, de subir el volumen a tope y que el equipo empiece a darlo todo. A volúmenes fuertes de verdad, las dos válvulas no son suficiente para colorear adecuadamente el sonido con la calidez que esperaríamos de un sistema completamente valvular. Los transistores dicen "aquí estamos" y el sonido se vuelve muy lineal; lo que se traduce en timbres poco orgánicos y controlables. Con mucha saturación esto no nos preocupa mucho, puesto que el tono valvular empieza a desvanecerse cuanta más caña le pegamos al tono (estamos "igualando" armónicos y la cascada de electrones está al máximo) pero en tonos más rockeros, bluseros, etc. donde tantisimo importa la dinámica, cuesta lo suyo aprovechar este amplificador.

    Tengamos en cuenta que las pruebas las he hecho sin ningún pedal, ni efectos de ninguna clase, únicamente guitarra, cable y amplificador. Acostumbrado a los amplificadores valvulares clásicos, veo que es un ampli muy enfocado a la modernidad. Un ampli para todo un poco. Si en directo te van a microfonear y no tienes que ponerlo al máximo, puedes obtener realmente buenos tonos y es un ampli la mar de resultón. Pero a volúmenes de banda de rock, las válvulas que lleva se hacen prácticamente inexistentes y el tono se transistoriza. Sí que podría ofrecernos otro prisma el probar el ampli con nuestros pedales favoritos o como parte de un rack completo.

    Las válvulas funcionan muy bien a volúmenes normales, para que se me entienda diré que, a tralla fuerte, "no rajan bien los conos". Esta perdida de calidez a altas vueltas se compensa con una portabilidad única en el mercado actual y muchas posibilidades de integración. Para un guitarrista de orquesta o que se mueva mucho y quiera tener un ampli pequeño, resistente, que no haya que calentarse mucho la cabeza para sacar buenos tonos y que tenga buenas posibilidades de ajuste, puede ser el ampli ideal.

    Para las pruebas he usado dos guitarras. Una con pastillas simples y otra con dobles. Las pruebas están realizadas con el ampli en línea hacia la tarjeta para ofrecer una idea lo más neutra posible, sin el color que imprime cualquier pantalla a cualquier amplificador. En ambos videos todos los potenciómetros de ecualización están a las doce en punto.

    Lo que me ha gustado

    • Un concepto totalmente innovador. Seguro que muchos guitarristas buscaban algo así.
    • El reducido tamaño y peso, que hacen que sea posible transportarlo en una mochila normal y corriente, con cables, cuerdas y demás utensilios.
    • Las posibilidades de ajuste y potencia.

    Lo que no me ha gustado

    • Como se transistoriza el sonido, volviéndose un tanto chicharrero, a medida que vamos apretando el ampli hasta el límite.

    • En ninguna parte, ni siquiera en la página web, pone que tipo de válvulas lleva. Por lo que, para saberlo, no queda otra que abrir el chasis.
    • El precio podría ser más bajo. En ese margen hay auténticas bestias completamente a válvulas, aunque, eso sí, desde luego no tan transportables...

    Valoración: 7/10

    Contacto en España

    info@taurusamp.es

    Sorteo para el foro: Taurus Abigar Drive Black Line

    Sorteamos este pedal overdrive de Taurus entre todos aquellos que comentéis en este topic dando vuestra impresión sobre este banco de pruebas. El sorteo se hará efectivo en unos quince días, aproximadamente. El ganador será anunciado en portada. Quedan fuera de sorteo todos los comentarios que no contengan una opinión o valoración, sean offtopics, etc.

    Aquí os dejo un vídeo probando por línea este buen pedal overdrive que seguro que os puede hacer un buen papel en vuestro equipo.

    ¡MUCHA SUERTE!

    ¿Te gustó este artículo?
    67
    Comentarios

    Regístrate o para poder comentar