Artistas

Buenos solos que no verás en las listas: "Feels So Good", "After Dark", "What I Am" y "My Sharona"

Todos conocemos las famosas listas de los mejores solos de la historia. Esas listas que aparecen cada cierto tiempo y que suelen escoger por regla general algunos críticos de la prensa especializada o bien a través de encuestas populares. Podemos estar de acuerdo de forma casi unánime con más de una elección y está claro que canciones como "Highway Star", "Hotel California" o "Tornado Of Souls" juegan en otra liga y sin duda son trabajos solistas que rozan la excelencia.

Pero muchos sabemos que además de estos solos incuestionables que han ocupado listas de éxitos, hay otros trabajos de guitarra excelentes dentro de todo tipo de estilos y que de alguna forma han pasado desapercibidos a veces por el gran público. Solos de guitarra al servicio de la canción y que ponen la guinda al pastel, y que en mi opinión merecen también su reconocimiento.

Comenzamos con "Feels So Good" de Chuck Mangione. Este tema fue un verdadero clásico instantáneo de finales de los años 70, concretamente en 1977 y dio la vuelta al mundo. El optimismo que desprende la canción y la pegadiza melodía ha permanecido inalterable con el paso del tiempo. Como en la gran mayoría de trabajos de muchos compositores de la época, se recurría al trabajo de músicos de estudio, y hay que reconocer que la labor de todos los participantes de ese disco son de calidad suprema. Pero nos tenemos que centrar en el trabajo de guitarra, que corrió a cargo de Grant Geissman, un guitarrista y compositor principalmente de estudio que a lo largo de su carrera ha trabajado con músicos de la talla de Chick Corea o Tom Scott y bajo su palmarés tiene un Emmy por su trabajo de composición en "Two And Half Men" (Dos hombres y medio). Geismann trabajó en más de un disco con el citado Mangione, pero su huella en Feel So Good ha trascendido a través de los años sobre todo entre profesores y alumnos del jazz.

Y es que este solo "improvisado" posee cierta magia en su desarrollo, desde la réplica de la melodía en su comienzo al frenético final con intervalos de estilo organista, aderezados por un efecto de phaser. Una master class de lo que debe ser un solo trabajando ritmo y melodía a partes iguales.

Mención también al trabajo de wah wah de todo el tema, que es excelente, aunque fuera típico del funk de la época, empastando en los lugares correctos dejando respirar en las partes necesarias. Curiosamente existen dos versiones del tema, uno extendido en el que hay dos solos un tanto diferentes, aunque el clímax final se mantiene intacto. En mi opinión, tal como sucede con algunas películas que aparecen después en versión extendida, a veces los cortes de producción de las versiones originales son todo un acierto. En este caso yo me quedo con la versión recortada.

Grant Geissman cuenta que siempre se siente abrumado y agradecido cuando alguien le reconoce como el autor del solo y en muchas ocasiones le preguntan si se debió a una improvisación a una sola toma. El propio autor desvela el misterio en su página web: "la respuesta no es tan sencilla. Fuimos al estudio para realizar las demos de muchas de las canciones del álbum "Feel So Good", con el fin de experimentar con el material y probar distintas cosas. Después salimos a la carretera durante unas cuantas semanas, mientras todos escuchábamos estas demos y tocábamos las canciones durante la noche. De regreso al estudio para hacer las grabaciones finales, la banda estaba que se salía. En algunos temas (incluyendo "Feels So Good") teníamos muy interiorizado lo que habíamos hecho durante las demos y muchos de nosotros habíamos reaprendido los solos que previamente habíamos improvisado y volvimos a regrabarlos en las tomas finales. Yo arreglé algunas cosas que no me gustaron en mi demo y todavía quedaban unos cuantos compases que no había finalizado (improvisé en estos compases durante la toma final) y eso es todo. Así que al final, el solo de "Feels So Good" es de hecho una combinación de improvisación y composición".

Os dejo ambas tomas para que comparéis. En la web de Grant Geissman teneís la transcripción del solo en la versión extendida. Como curiosidad el propio Geissman también apunta que una de las versiones fue masterizada de forma un tanto más rápida, para que encajara aún más en el formato radiofónico, con lo que su afinación fue alterada un semitono.

Un solo digno de mención es el trabajo que realiza Steven Hufsteter en el tema "After Dark" de Tito & Tarantula (la formación de Los Angeles formada por Tito Larriva) y que vivió un momento de gloria gracias al genial cineasta y excelente selector musical Quentin Tarantino, al que para muchos ha puesto la banda sonora de nuestras vidas y que junto a Robert Rodriguez firmó la gamberrada "Abierto hasta el amanecer" (Dusk Till Down). Si en "Angry Cockroaches" (Cucarachas enojadas) la guitarra se convierte en una apisonadora durante toda la canción, con solos interminables al más puro rock de carretera, en este After Dark es digno de mención el uso que hace del control del tempo y el uso de la realimentación junto la mezcla de wah wah con un tremolo, para lograr redondear un tema casi perfecto y que destila olor a seducción en cada uno de sus compases (y en el que Salma Hayek se encargó de dejar unas imágenes que ya son parte de la memoria de la cultura pop). Un claro ejemplo del solo al servicio de la canción y nunca al revés.

Edie Brickel es una cantante de folk que se hizo bastante popular durante los años 90. "Shooting Rubberbands at the Stars" fue su disco debut y el trabajo musical junto a New Bohemians está lleno de buenos momentos con algunas piezas de gran belleza. Pero su tema "What I am" se convirtió en todo un hit. En este tema destaca además del riff principal tocado con hybrid picking, un solo en el que Kenneth Neil Withrow utiliza de forma muy sabia un filtro de envolvente (autowah) y que demuestra que a veces las cosas más sencillas son las más efectivas. El propio Kenneth ha reconocido que se basó precisamente en la forma que Jerry García daba uso a este efecto para inspirarse en este solo. Los New Bohemians junto a Brickel grabarían un total de cuatro discos, pero ninguno alcanzaría el éxito de su disco debut.

Y por hoy termino con otro solo que tampoco suele aparecer en las listas, sin embargo es uno de los solos más venerados por fans de la guitarra y uno de los más controvertidos sobre todo por parte de algunos estudiosos de la música popular. Se trata nada más ni nada menos que de "My Sharona" de el grupo The Knack, casi un himno generacional y que alcanzó su cumbre con la banda sonora de la película "Reality Bites".

Y digo que es controvertido porque toda la canción se basa en un riff "ostinato" con pequeñas variaciones que de repente da un giro a un cambio de acordes inesperado para dar paso a un solo que muchos tildan de innecesario. Pero hablando en plata es uno de los solos más molones de la historia del pop y quizá sea esa "salida de madre" lo que hace que sea uno de los solos más replicados por cientos de youtubers de todo el planeta -y si no haced la prueba y usad el buscador-.

No en vano Dave Grohl cita que es su canción favorita de todos los tiempos. La composición fue co-escrita por Doug Fieger basándose en un riff de Berton Averre, riff que fue compuesto anteriormente a su incorporación a The Knack. De momento esto es todo por hoy...

¿Te gustó este artículo?
19
Comentarios

Regístrate o para poder comentar