Amplificadores

ROD: un ampli a válvulas camaleónico que se reconfigura para sonar como 8 amplis clásicos

En las ferias como el Guitar Summit de Mannheim, Alemania, siempre hay dos focos de interés diferenciados: las grandes empresas con sus grandes stands perfectamente decorados, y las curiosidades únicas que ofrecen las empresas pequeñas. Los pequeños fabricantes son siempre muy diversos, algunos se suman a corrientes o modas ya existentes, incorporando alguna pequeña modificación o rasgo de personalidad. Otras — y son nuestras preferidas — toman su propio camino y creen en su producto, por muy distinto, atípico o incluso en ocasiones extravagante, que sea. En más de una ocasión esos pequeños fabricantes ponen la mirada en algo que sería un éxito muchos años después, una vez perfeccionado.

Un poco de eso tiene el amplificador propuesto por la empresa Crosaudio, nos referimos al ROD. Su estampa resultaba chocante en la feria, un cabezal de unas dimensiones considerables, pero que en vez de mostrar las esperables filas de perillas como soldaditos haciendo instrucción, tenía una única pantalla táctil y una perilla/encoder retriluminada enorme. Imposible no preguntarse de qué es capaz un ampli así.

Ya de cerca, los rasgos de prototipo eran innegables. Es probable que el ROD no esté aún en su versión final, pero la premisa que propone es interesante: el ampli está repleto de componentes analógicos, que incluyen válvulas tanto de previo como de potencia (6L6). Mediante una interfaz digital controlada por la pantalla táctil, el ampli es capaz de reorganizarse internamente hasta convertirse en algo muy cercano a diferentes modelos de amplificadores del mercado, pudiendo incluso variar entre modelos estilo Single Ended o Push Pull. ¿Cómo logra sonidos Marshall británicos con 6L6? No sabemos contestar, pero al probarlo sí tuvimos sensaciones Marshallescas cuando se suponía que debíamos tenerlas.

Esta transformación no es inmediata, ya que al amplificador le toma alrededor de medio minuto pasar de un modelo a otro. Algo que en directo sería, obviamente, un contra. Pero parece que lo han concebido como una herramienta de estudio, nos confirma esta sospecha el hecho de que tiene un editor software (gracias a una conexión Ethernet) que se abre en nuestro DAW y mediante el cual podemos crear y almacenar nuestros presets (hasta un total de 100).

Pudimos probarlo en un stand con sala insonorizada, donde repasamos alrededor de unos 4 sonidos, y que podéis escuchar en el vídeo. Todos ellos sonaron realmente a ampli, aunque, ¿por qué no deberían hacerlo, si no es una emulación digital sino un circuito analógico verdadero? Ciertamente, un diseño que tal vez no esté 100% listo para enfrentarse a las exigencias implacables del consumidor de hoy, pero que podría plantar una semilla del amplificador valvular del futuro.

Más información | Crosaudio

¿Te gustó este artículo?
12
OfertasVer todas
  • Boss Katana 50 MKII
    Boss Katana 50 MKII
    235 €
    Ver oferta
  • Harley Benton TE-52 NA Vintage Series
    Harley Benton TE-52 NA Vintage Series
    159 €
    Ver oferta
  • Kemper Profiler Stage
    Kemper Profiler Stage
    1.429 €
    Ver oferta

Regístrate o para poder comentar