Efectos

La compañía danesa de pedales T-Rex Effects se declara en bancarrota [Actualizado]

T-Rex Replicator

Según el medio danés Vejle Amts Folkeblad, la compañía T-Rex Effects se declaró en quiebra después de anunciar perdidas por valor de 3,7 millones de coronas (unos 500.000 €) en el ultimo ejercicio fiscal.

Ya en diciembre una auditoria alertaba que "existe una incertidumbre que puede generar dudas significativas sobre la capacidad de la empresa para continuar operando". 

Después de fracasar los últimos intentos para refinanciar la deuda con bancos y acreedores, la compañía no ha tenido más remedio que declararse en bancarrota en el Distrito de la Corte de Kolding, una ciudad en el sudeste de Dinamarca.

Una pésima noticia la caída de este fabricante de pedales. Tanto por la perdida de una marca de reconocido prestigio por su calidad e innovación, como por el incierto futuro para sus trabajadores. Al parecer tienen 9 empleados en plantilla.

T-Rex pedals

T-Rex Effects fue fundada en 1996 por Lars Dahl-Jørgensen, Sebastian Jensen y Lars Hamburg. La compañía produjo pedales tan populares como el overdrive Alberta, la distorsión Mudhoney o el tremolo Tremster, además de multiefectos como Magnus o SoulMate, las fuentes de alimentación de la serie Fuel Tank, o su última innovación, el delay mecánico Replicator que emplea cintas de cassette para recrear las antiguas unidades de eco. Efectos usados por músicos como Pete Townshend (The Who), John Mayer, Carlos Santana, Steve Lukather (Toto) o David Gilmour (Pink Floyd).

T-Rex Replicator

Su último proyecto era crear una versión actualizada del delay Binson Echorec incluyendo su mecanismo analógico con un cilindro o tambor metálico con los 6 cabezales dispuestos a su alrededor. Aunque llevaban meses sin ofrecer noticias sobre su progreso.

Binson+Echorec

De momento la compañía no ha emitido ningún comunicado oficial. Estaremos atentos a las novedades sobre este asunto.

Actualizado a 6 de marzo de 2019:

Desde el Facebook oficial de T-Rex se ha difundido el siguiente comunicado:

"Los rumores de nuestra muerte son muy exagerados.

Con toda honestidad, 2018 fue un año de desafíos empresariales continuos para T-Rex Engineering. Sentimos el estrangulamiento del mercado manifestado por una caída de las ventas y hemos tenido que lidiar con mayores aranceles de importación en los Estados Unidos.

Más importante aún, durante estos tiempos difíciles, luchamos internamente por nuestra dirección y futuro en lugar de trabajar juntos como un equipo. La plantilla se fracturó y antiguos compañeros tomaron caminos separados.

T-Rex Engineering se declaró en bancarrota el 21 de febrero de 2019 y la compañía se puso a la venta. Entonces, ¿Por qué estamos tan felices hoy?

¡El viejo T-Rex está vivito y coleando otra vez!

Los fundadores originales de T-Rex Engineering, Sebastian Jensen y Lars Dahl, han comprado nuevamente la marca y reiniciarán la compañía con un personal reducido y el compromiso de traer de nuevo energía positiva a la marca.

Esto significa que continuaremos ofreciendo algunos de los mejores pedales de efectos, fuentes de alimentación y accesorios para guitarra del mundo, y podremos continuar satisfaciendo las necesidades de todos aquellos que han sido tan fieles a nuestra marca durante estos años. Esperamos que continúes apoyándonos, garantizamos que somos más fuertes y estamos más vivos que nunca.

Todo lo mejor

Lars, Sebastian y el equipo T-Rex."

Más información | T-Rex Effects

 

¿Te gustó este artículo?
4
Guitarristas en InstagramSíguenos
Comentarios

Regístrate o para poder comentar