Guitarras

La Black Strat vendida por 3.975.000 dólares: la subasta de David Gilmour bate todos los récords

Como ya os anticipamos hace unos meses, ayer 20 de junio tuvo lugar en Nueva York la subasta de 120 guitarras de la colección de David Gilmour, entre las que se encontraban la famosa Black Strat usada en álbumes de Pink Floyd como "The Dark Side of the Moon", la Gibson Les Paul Gold Top de 1955 con la que grabó el solo de "Another Brick In The Wall (Part Two)”, o la acústica Martin D-35 usada en la canción "Wish You Were Here".

Cuando salió la noticia, algunos ya comentasteis que los precios de salida anunciados serían ampliamente superados, y así ha ocurrido, aunque creo que rebasando las cantidades que la mayoría podíamos imaginar. Y es que se han pulverizado todos los récords mundiales en la subasta de guitarras, recaudando en total la exorbitante cifra de 21 millones y medio de dólares por los 126 lotes que incluían las 120 guitarras y otros items.

La Les Paul Gold Top alcanzó una cifra de 447.000 dólares cuando partía con una estimación de 30.000-50.000 dólares.

David Gilmour Gold Top

 

La Martin D-35 que salía con un valor estimado de 5.000-10.000 dólares ha sido comprada por 1.095.000 dólares convirtiéndose en la acústica más cara jamás vendida.

David Gilmour Martin D-35

 

La Stratocaster blanca del 54 con número de serie #0001 usada tanto en la grabación de “Another Brick In The Wall (Parts Two and Three)” como en directo, con una estimación de entre 100.000 a 150.000 dólares, ha sido finalmente adjudicada por 1.815.000 dólares.

David Gilmour White Strat

 

Pero la que ha marcado un récord que será difícil que supere en mucho tiempo otra guitarra ha sido la Stratocaster negra del 69, por la que Jim Irsay, dueño del equipo de futbol americano Indianapolis Colts y conocido coleccionista de instrumentos famosos, ha pagado nada más ni nada menos que ¡3.975.000 dólares!.

David Gilmour Black Strat

 

Los que deben estar muy contentos son ClientEarth, la organización que lucha contra el cambio climático y a la que irá destinada la recaudación de esta subasta histórica. David Gilmour dijo lo siguiente al respecto:

"La crisis climática mundial es el mayor desafío al que la humanidad se ha enfrentado jamás, y estamos a pocos años de que los efectos del calentamiento global sean irreversibles. Espero que la venta de estas guitarras ayude a ClientEarth en su causa de usar la ley para lograr un cambio real".

Nos queda la duda de si estas guitarras realmente seguirán sonando en las manos de sus nuevos propietarios como era el deseo de David Gilmour, o quedaran expuestas en las paredes o vitrinas de alguna mansión. Al menos nos queda el consuelo de saber que el dinero recaudado irá a un buen fin.

Más información | Christie’s

¿Te gustó este artículo?
14
Guitarristas en InstagramSíguenos
Comentarios

Regístrate o para poder comentar