Amplificadores

Ashdown y Two Notes crean el LB30 2.N, un cabezal de bajo a válvulas con IR's incorporadas

Cuando nos llega una nota de prensa de un nuevo ampli de bajo, casi ya nos la imaginamos antes de leerla: ya estamos acostumbrados a que será una serie de combos a transistores en varias versiones de potencia y tamaños de cono para tocar en garitos. Las marcas suelen repetir mucho ese patrón — por algo será, señal que funciona. Pero esta vez estábamos equivocados, y es que lo que propone Ashdown se parece más a los amplis de guitarra de los que solemos hablar por aquí que al típico producto de amplificación para bajo.

Ashdown LB 30 2.N

Para empezar, porque el nuevo Ashdown LB-30 2.N — lo de LB es por "Little Bastard" — es un cabezal de 30W a válvulas (1 ECC81, 1 ECC82 y 2XECC83 en el previo, con 4 EL84 en la etapa de potencia). Pero en segundo lugar, y más importante, porque va equipado con caja de carga y 6 emulaciones digitales de altavoz de la tecnología Torpedo de Two Notes. Esto claramente apunta a un uso en el estudio y en directo sin necesidad de acarrear una pantalla si no queremos, pudiendo conectarnos directamente a línea mediante una salida XLR, pero trabajando de forma valvular en buena parte de la cadena de audio.

Ashdown LB 30 2.N

Más cosas interesantes: aunque aparentemente no es posible sustituir las emulaciones de altavoz preinstaladas (ABM-810H-EVO IV, ABM-410H-EVO IV, ABM-210H-EVO IV, ABM-115-EVO IV, RM-212-EVO II y CL-310 DH) por las nuestras, sí podemos editarlas. Eso es posible gracias a la conexión USB que encontraremos en la parte trasera, y que permite comunicarse con el software de Two Notes. Además, hay una segunda conexión USB cuya única misión es la de cargar, por ejemplo, nuestro móvil.

Ashdown LB 30 2.N

El cabezal no ejerce como interfaz de audio, pero sí tiene una segunda salida XLR que ofrece la señal inalterada (una señal DI), y una entrada — también XLR — para recibir señal de línea y enviarla al interior del ampli, permitiendo así la reamplificación de señales grabadas. Además, tiene MIDI, para poder controlar remotamente nuestra selección de IR's y algunos efectos.

Casi no hemos hablado del panel frontal, pero no tiene mucho más misterio una vez mencionado lo anterior: tiene entrada para instrumentos pasivos y activos y un loop de efectos, así como los controles de ganancia, EQ y volumen. Un segundo control de volumen llamado Output se encarga exclusivamente del nivel que enviamos por línea via XLR. Y por supuesto, el ya clásico vúmetro de aguja que vemos en muchos productos Ashdown.

Ashdown LB 30 2.N

Más información | Ashdown

¿Te gustó este artículo?
12

Equipo relacionado

  • Ashdown LB-30 2.N
    Ashdown LB-30 2.N
OfertasVer todas

Regístrate o para poder comentar