Efectos

Pedales ecualizadores (EQ): ¡aprende lo básico!

Aunque nuestros amplificadores y pedales suelen llevar alguna sección de ecualización más o menos completa, los pedales de EQ han sido un clásico de las pedaleras habituales gracias a su capacidad de transformar nuestro sonido en otro más cercano a lo que andamos buscando.

Sin embargo, y aunque el efecto que causan suele ser bastante audible, es fácil que algunas funciones no termines de comprenderlas del todo, o las hayas usado simplemente de oído (lo cual ya está genial) pero desees saber lo que estás haciendo. Hoy vamos a hablar de todo eso y tratar de ayudarte a comprenderlo mejor.

MXR Ten Band EQ

¿Qué hacen las ecualizaciones?

Lo primero es explicar el efecto en términos generales, ¿qué pasaría si el volumen de tu ampli no afectase a todo tu sonido, sino solo a los graves? ¿o solo a los agudos? Eso es un ecualizador, un “volumen selectivo” por frecuencias.

Te permite hacer que ciertas frecuencias suenen más fuerte sin afectar (o afectando en menor medida) a las demás. Eso hace que percibas tu sonido de un modo diferente, pudiendo mantener su identidad original o no, ya que algunos ecualizadores son tan flexibles que usados con destreza pueden mutar nuestro sonido.

Boss GE-7

 

¡Mi ampli y mis pedales ya tienen ecualizador!

Los amplificadores suelen llevar tres controles (habitualmente,  graves medios y agudos), sobre los que no es posible saber demasiado si simplemente miramos el frontal del ampli. Un vistazo al manual o a datos técnicos en la red nos revelarían sobre qué frecuencias actúan y de qué forma.

De igual modo, los pedales de distorsión suelen tener entre uno y tres controles de ecualización cuya función exacta, nuevamente, podríamos averiguar indagando un poco.

Sin embargo, las flexibilidad de ambos puede llegar a ser limitada comparada con lo que hace un pedal ecualizador, es decir, los segundos te pueden permitir llegar a donde los primeros no llegan. Al final del artículo haremos una reflexión final y retomaremos esta cuestión.

EHX Crayon

 

Ecualizadores gráficos y paramétricos

Los dos tipos de ecualizadores frecuentes en los pedales de guitarra son los gráficos y los paramétricos. En teoría, el sonido que entregan puede llegar a ser similar, la diferencia principal es el modo en que están presentados sus controles, que suele ir asociado a dos maneras ligeramente diferentes de ecualizar. Te las presentamos a continuación.

EQ gráfica y paramétrica

Gráficos

Son los más frecuentes y seguro que los has visto porque no pasan desapercibidos, suelen tener varios faders (que así se llaman los pasadores que suben y bajan) con alguna frecuencia escrita debajo. A las frecuencias que podemos variar se le suelen llamar bandas de ecualización: un 30 band graphic equalizer tendrá 30 faders de frecuencias.

Ecualizador gráfico en rack
En el mundo del estudio y el directo, las unidades de rack suelen tener muchas más bandas que un pedal

Cada vez que movemos uno de esos faders, afectamos a una zona de frecuencias muy específica. Antes hemos comentado que un ecualizador es como un “volumen selectivo”: aquí cada fader nos permite decidir cuánto volumen añadiremos o quitaremos a cada frecuencia, simplemente subiéndolo o bajándolo.

Date cuenta de que suele haber un fader a la izquierda o a la derecha que se encarga del volumen general del pedal. Esto es porque mover varios faders de frecuencias puede hacer que incrementemos o reduzcamos el volumen de salida general (piénsalo, sumar y restar volúmenes de frecuencias seguro que afecta al volumen global), y con ese fader general podemos compensarlo. O no compensarlo, y subirlo adrede para usarlo un extra de volumen cuando viene un solo — un uso muy frecuente.

Behringer EQ700

En general los ecualizadores gráficos no son difíciles de usar, ya que lo que hacen es bastante intuitivo. Otra cosa es que nos tome un tiempo descubrir nuestros propios gustos, pero aquí os pasamos algunas ideas:

  • Las frecuencias más graves de todas y las más agudas (las de los extremos) no son las que más suelen subir los guitarristas, más bien al contrario, es bastante común que se atenúen un poco.
  • Aunque es tentador, los faders no tienen porque subirse o bajarse “a tope”. De hecho, si partes de un buen sonido es posible que en muchos casos no necesites más de 2 dB por banda (fíjate en las indicaciones del lateral del pedal para saber cuánto estás subiendo).
  • Las frecuencias elegidas varían de un modelo a otro, como también varía el número de bandas, así que tus costumbres en un pedal no tienen por qué dar el mismo resultado en otro.
  • Las frecuencias medias son responsables, en buena medida, del carácter de tu sonido. Aprender a escuchar cada una de ellas te ayudará a imitar sonidos más rápidamente y a explorar diferentes caracteres.
  • Reducir frecuencias medias es un cliché de los sonidos metaleros: aunque aún se hace, probablemente ya no es tan pronunciado como hace unos cuantos años, así que buscar la cantidad justa te ayudará a sonar más presente en directo.

Ecualizadores Paramétricos

Ecualización paramétrica

A lo mejor tras un tiempo usando ecualizadores gráficos, descubres que tiendes a describir “curvas contínuas” con ellos, en vez de hacer saltos bruscos de una frecuencia a otra. Algo parecido a esto:

Ecualización gráfica

Puesto que es algo bastante extendido, hay veces en que ahorraremos tiempo usando un ecualizador paramétrico, ya que permite aplicar ecualizaciones a grupos de varias frecuencias de forma gradual: habrá una frecuencia central (elegida por nosotros) que es la que más aumento o reducción de volumen experimentará, y las cercanas a ella lo recibirán menos cuanto más lejos estén de ella. Suena complicado, pero no lo es tanto: simplemente el paramétrico puede actuar en zonas más "anchas" que los faders individuales del ecualizador gráfico. 

Vamos a conocer los controles que tiene un ecualizador paramétrico y lo entenderás mejor:

Frecuencia

Aquí es donde elegimos la frecuencia principal sobre la que querremos actuar. En realidad es parecido a elegir un fader concreto en un ecualizador gráfico de los que hemos mencionado en el apartado anterior, la diferencia está en que no tienes un fader para cada frecuencia, sino un potenciómetro que has de situar en la frecuencia deseada.

En los siguientes gráficos os enseñamos una representación más visual de lo que ocurre cuando movemos este control, para que podáis imaginarlo más fácilmente.

Os proponemos tres ejemplos diferentes correspondientes a los valores 500 Hz, 1 KHz y 5 KHz: como se puede observar, cambia la ubicación del efecto de ecualización, pero la curva siempre tiene la misma altura y anchura. Sólo cambiamos "dónde" ocurre.

Variando el centro de frecuencias

Ejemplos de audio

Frecuencia en 500 Hz (primera imagen)

Frecuencia en 1000 Hz (segunda imagen)

Frecuencia en 5000 Hz (tercera imagen)

Boost/Cut (o Ganancia)

Controla la cantidad de volumen que añadiremos o recortaremos la frecuencia. Hasta aquí, no habría nada que no haga un ecualizador gráfico, porque eso también lo podíamos hacer regulando la posición de los faders. 

En la gráfica que de nuevo os ofrecemos, vemos cómo esta vez la ubicación de la curva no varía, lo que cambia es su altura. Es así como se representan los cambios en el volumen ("montaña" para boost y "valle" para cut) en esa zona concreta. Como véis la "anchura" tampoco cambia.

Concretamente, la primera imagen tenía 12 dB de boost (aumento), la seguna alrededor de 18 dB de recorte (cut) y la tercera no tenía aplicado nada, y por eso está plana. En otras palabras, el ecualizador no actúa en absoluto.

Variando Boost y Cut
12 dB de boost, 18 dB de cut y 0 dB de Cut/Boost (inactivo)

Ejemplos de audio

Boost de 12 dB (primera imagen)

Cut de 12 dB (similar a segunda imagen)

0 dB de Boost/Cut (tercera imagen)

Valor Q (Quality Factor o Resonancia)

Esto sí es diferente a un ecualizador gráfico. Este valor decide a cuantas frecuencias cercanas afectará nuestra acción. Es decir, nosotros habremos elegido una frecuencia “centro” sobre la que actuar, pero las que estén cerca se verán afectadas por ese incremento o reducción de volumen. Cuanto más cerca estén, más afectadas estarán.

Atención a la frase: cuanto más bajo sea el valor Q, más amplio será el espectro de frecuencias afectadas.

O sea, si ponemos un Q muy pequeño, afectaremos a muchas frecuencias aparte de la principal. Si ponemos uno muy alto, afectaremos a muy pocas, y se parecerá más a un ecualizador gráfico con sus bandas "individuales". Esto se puede observar en los siguientes tres gráficos, correspondientes a los valores Q = 0.26, Q = 1.4 y Q = 14.4, fíjate lo estrecho que es en el último gráfico.

Variando el Valor Q
Q = 0.26, Q = 1.4 y Q = 14.4,

Ejemplos de audio

Q = 0.26 (primera imagen)

Q = 1.4 (segunda imagen)

Q = 14.4,(tercera imagen)

Nota: algunos ecualizadores, como el pedal que véis bajo estas líneas, expresan el valor Q en otra unidad, "bandwidth per octaves", pero por suerte, aquí te ofrecemos el conversor entre una unidad y la otra

Parametric Pedal 2

Los ecualizadores paramétricos también tienen varias bandas

Los ecualizadores paramétricos también suelen tener 2 o 3 o más bandas. Eso quiere decir que todo el bloque de controles anteriormente descrito está por triplicado, para que puedas tratar de forma diferente los graves, los medios y los agudos. Hay que pensar que aunque cada una tiene su propio set de controles, inevitablemente se afectarán entre sí, ya que una banda puede estar sumando dBs en la misma zona en la que otra los está restando, pero el resultado de ello es parte del encanto del asunto.

En esta imagen puedes ver un ejemplo de tres bandas de ecualización paramétrica.

Ecualizador paramétrico con varias bandas

¿Qué es un ecualizador semiparamétrico?

Simplemente se trata de un ecualizador paramétrico que no posee todos los parámetros, sino solo una parte y prescinde de los menos necesarios, ya sea por razones de espacio o porque perjudica a la comprensión de su manejo. Por ejemplo, este Wampler Equator tiene control de frecuencia y de boost/cut para las dos frecuencias medias, pero los graves y agudos han sido resumidos en único control que probablemente sea una combinación de ajustes fijos populares. Además, no han incluido control para el valor Q, ya que es fijo.

Wampler Equator

Tipos de filtro

No siempre las ecualizaciones tienen que funcionar en “forma de campana”. Hay otras curvas que el aparato o plugin en cuestión puede generar para beneficiarnos de algún modo, y suelen poderse seleccionar con algún botón o selector. Tradicionalmente, cada una suele ser de uso más frecuente en una zona específica del espectro (graves/medios/agudos), a continuación te explicamos algunas de ellas.

Band ("campana"): Este es el tipo al que nos hemos referido en la mayor parte del artículo (al menos en el apartado de paramétricos). Hay una frecuencia central que podemos potenciar o atenuar, y una serie de frecuencias cercanas que se ven más o menos afectadas en función del valor Q.

Band

Low Cut (High pass): quita todas las frecuencias más graves que la especificada en el valor “frecuencia”. Puede servirte, por ejemplo, para quitar de golpe todas las frecuencias más graves que 100 Hz a una guitarra distorsionada, una estrategia muy típica al mezclar discos.

Low Cut

Low Shelf: para frecuencias más graves que la marcada, se aplica un aumento o recorte gradual. No elimina las frecuencias como sí lo hace el Low Cut, sino que aplica una curva descendente o ascendente a toda frecuencia que esté por debajo de la que marquemos nosotros. Esto te permite no cargarte del todo los graves si no quieres.

Low Shelf

High Cut (low pass filter): es exactamente lo mismo que el Low Cut, pero aplicado a los agudos. Todas las frecuencias más agudas que la marcada, serán recortadas drásticamente. Muy útil cuando tengas frecuencias estridentes sangra-oídos.

High Cut

High Shelf: De nuevo, el equivalente al Low Shelf, pero aplicado a agudos. Todas las frecuencias por encima de la seleccionada, serán gradualmente incrementadas o reducidas. Una alternativa a recortarlas de golpe.

High Shelf

Band Pass: este es interesante, en cierto modo se parece al de “campana”, ya que elegimos una frecuencia para ser tratada diferente a las que le rodean, solo que esta vez lo que se hace es recortar más drásticamente todas las frecuencias excepto la seleccionada, que se mantiene inalterada (ni boost ni cut). La anchura de esto, lógicamente la regulamos mediante el valor Q.

Band Pass

Ejemplo: en este pedal de Tech 21 las dos bandas de medios son del tipo "Band", mientras que los agudos y los graves son del tipo "High Shelf" y "Low Shelf". Observando más cuidadosamente, vemos que también podemos, opcionalmente, convertirlas en "High Cut" y "Low Cut" si lo deseamos, utilizando los botones HPF y LPF (High Pass Filter y Low Pass Filter, sinónimos de los términos anteriores).

Q Strip Tech 21

 

 

El orden en la pedalera: ¿Dónde pongo mi ecualizador?

Tanto los ecualizadores gráficos como los ecualizadores paramétricos pueden ubicarse en diferentes puntos de la cadena de efectos, siendo el aspecto clave el si va antes o después de nuestra distorsión.

  • Antes de la distorsión, puedes afectar a cómo el amplificador recibe el tono de nuestra guitarra: si recortamos todos los graves de la guitarra es posible que te dé la sensación de que el ampli reacciona muy diferente a cuando no lo haces. En esta ubicación puedes usarlo como un boost para saturar más en ciertas frecuencias concretas.
  • Después de la distorsión, tendrás más la sensación de estar filtrando el tono “final” de diferentes formas. En esta posición es bastante común usarlo como un boost de volumen.

Ejemplos de sonido

EQ en bypass

EQ antes de la distorsión

EQ después de la distorsión

Hay que tener en cuenta que la ecualización en contexto de estudio de grabación se aplica sobre la pista ya grabada, por lo que una tercera ubicación clave de un ecualizador es tras el cabezal, la pantalla, el micro y el previo de micro. Por supuesto, los ecualizadores también afectan a cualquier otro pedal que esté conectado antes, por lo que tus modulaciones, reverberaciones, delays, compresores, pueden verse beneficiadas/perjudicadas por el ecualizador, aunque no es algo que suela dar muchos dolores de cabeza, realmente.

Como ves, el ecualizador es muy flexible en cuanto a su ubicación y hay quien incluso usa uno pre-distorsiones y otro post. Por ejemplo, el EQ más reciente de Boss, el EQ-200, tiene la potencia y el número de conexiones suficiente como para trabajar de forma “doble”, pudiendo actuar antes y después de las distorsiones con dos curvas de EQ diferentes en cada punto y activables/desactivables de forma independiente.

Boss EQ-200

Reflexión final

Ahora que ya conoces tantos detalles sobre los ecualizadores, es posible que veas los controles de tus pedales y tu ampli de forma diferente. Sin duda esos controles hacen algo de lo que aquí hemos descrito, pero de forma limitada adrede para no causar desconcierto en la gran masa de usuarios.

Pero investigando un poco, se puede averiguar: es posible que los controles de agudos y graves que hay en tu pedal de overdrive sean High Shelf y Low Shelf. O incluso pueden que sean Low Cut/High Cut, o una “campana” que va variando de centro de frecuencias cuando varias el valor. Sin ir más lejos, el famoso Boss Metalzone tenía graves, agudos, medios y un control “Mid frequency”: el centro de la frecuencia de medios era seleccionable por el usuario, pudiendo ponerla donde uno crea más conveniente y potenciándola o atenuándola con el control Mid.

Y es más, ¿dónde está ubicada internamente esa ecualización? ¿antes del circuito de distorsión o después? Lo mismo ocurre con los amplificadores, cada uno tiene las bandas de ecualización pre-distorsión o post-distorsión y con diferentes valores de centro de frecuencias, valor Q y tipo de filtro.

Y aún añadiríamos algo más: un pedal de wah es en realidad un pedal ecualizador de una única banda, cuya frecuencia puedes mover por el espectro con el pie. Así de simple. En algunos, la cantidad de boost/cut aplicado a dicha frecuencia y el valor Q son fijos, otros pedales de wah tienen controles para regular esos dos aspectos. E incluso el rango de frecuencias entre las que podremos movernos horizontalmente cuando usemos el pedal.

Por ello, la ecualización es otro elemento a añadir a la larga suma de factores que hacen los equipos diferentes entre sí. Por suerte, siempre tendrás los pedales de EQ para acercarte a su sonido. ¡O para alejarte!

¿Te gustó este artículo?
45
Guitarristas en InstagramSíguenos
Comentarios

Regístrate o para poder comentar