Efectos

Pedales armonizadores y de pitch: ¿dónde van en la cadena de efectos?

Los efectos de pitch suelen tener fama de extravagantes, y generalmente ocupan una segunda fila en el mundo de los efectos de guitarra, por detrás de los wahs, chorus, delays y otros adornos clásicos. Y es verdad: hay muchos contextos en los que las armonizaciones y el pitch se han empleado para conseguir texturas sonoras muy alocadas. Pero hay un vastísimo campo de situaciones en que los guitarristas podemos emplearlos para resolver problemas o obtener sonidos clásicos.

Parte de la causa de lo misterioso de esta familia de efectos — aparte de lo fáciles o difíciles de manejar que pueda ser cada modelo concreto — está en su versatilidad. Pueden realizar funciones muy diversas, que actúan mejor en diferentes puntos de la cadena de efectos, aunque procedan todos ellos de la misma unidad. Por eso, hoy vamos a desmenuzar las diferentes funciones populares que realizan los efectos de pitch y os vamos a dar trucos para ubicarlos en la cadena.

Eventide Pitchfactor

Para acotar un poco el terreno, vamos a diferenciar entre estos efectos de pitch principales:

  • Whammy
  • Drop
  • Octavación o armonización no inteligente
  • Armonización inteligente
  • Arpegiadores
  • Shimmer, Crystals y sus variantes

Algunos de ellos se solapan o se pueden lograr con un mismo pedal aunque el fabricante no lo indique así. Pero si los hemos querido separar es porque hay algunos matices a destacar que pueden importar a la hora de buscar la ubicación más acertada. Otros, en cambio, los hemos dejado fuera (como el Detuner, o el Vibrato) por su excesiva similtud con efectos de modulación populares, que podemos tratar en otro artículo.

Las posiciones en la cadena de efectos que hemos evaluado para cada uno de las anteriores categroías son tres:

  • Antes de las etapas de ganancia (antes de los pedales de distorsión y overdrive y antes del ampli)
  • En el loop (si estás usando un emulador, sería el equivalente a ubicarlo entre la emulación de ampli y la emulación de pantalla y/o etapa de potencia)
  • Tras las pantalla/micro de ampli, ya sea emulada o real 

Whammy

Whammy varios

 

Este efecto, popularizado por Digitech en los 90 - realmente fueron quienes nombraron al producto así, adueñándose más tarde los guitarristas de la palabra para nombrar a sus equivalentes de otras marcas que nacieron más tarde - permite cambiar la altura de las notas que toquemos a nuestro antojo, mediante el uso de un pedal de expresión.

Posición clásica de este efecto: Antes de las etapas de ganancia (antes de los pedales de distorsión y overdrive y antes del ampli)

Esa es la ubicación más ampliamente aceptada para este efecto. Aunque es capaz de hacer efectos de armonización no inteligente, el ajuste más solicitado del efecto de Whammy es el de subir o bajar octavas con la mezcla del efecto al 100%, es decir, eliminando del todo la señal original. Cuando se da este fenómeno, es bastante común que los usuarios tiendan a usar los efectos de pitch antes de las etapas de ganancia.

Tras las etapas de ganancia también podría daros buenos resultados en algunos casos, pero en la mayoría de las veces el sonido resultante tiende a más filtrado y artificial. Algo que se vuelve mucho más extremo si lo aplicamos tras las emulaciones de altavoz

Nota:

Como iréis comprobando a lo largo del artículo, usar los pedales de pitch puede hacer que las frecuencias agudas en nuestros sonidos acaben siendo demasiado punzantes. Cuando tras el efecto de pitch hay un altavoz de guitarra real o una emulación, ayuda a redondear los sonidos demasiado agresivos (ya que es parte su comportamiento el atenuar frecuencias alrededor de 5 KHz y en adelante).

Pero si ponemos efectos de pitch después de las emulaciones de pantalla, es altamente probable que obtengamos frecuencias estilo “alvin y las ardillas” demasiado extremas, ya que no hay nada filtrando esos "excesos". Seguro que en más de una ocasión os habéis encontrado con resultados similares experimentando con pedales de pitch. Dicho esto, sobre gustos no hay nada escrito, así que podéis emplearlo donde mejor encaje.

Drop

Pedales de drop

Este es otro de los efectos de pitch más solicitados para tocar en directo, que a medida que la tecnología avanza, va sonando más y más realista. Lo que se consigue con este efecto es modificar la afinación de la guitarra de forma fija, para evitar tener que usar varias guitarras en el escenario con diferentes afinaciones.

Por ejemplo, este efecto nos permitiría bajar un semitono para poder tocar temas que afinan en bemol, como Guns N Roses o muchas otras, y pasar, de un pisotón, a afinación estándar para tocar otros tipos de repertorio. Cuanto menor sea la latencia que provoque el pedal al procesar, y más natural es el sonido resultante, mejor valorado es. Actualmente hay modelos con un rendimiento muy aceptable, como el Digitech The Drop o el Electro-Harmonix Pitchfork.

Posición clásica de este efecto: Antes de las etapas de ganancia (antes de los pedales de distorsión y overdrive y antes del ampli)

Ponerlo lo antes posible es lo más común (por ejemplo, después del afinador): de este modo, nuestra cadena de efectos recibirá una señal muy similar a la de nuestra guitarra, con la diferencia de tener un cambio de afinación general.

Octavación o armonización no inteligente

Octavadores

 

Bajo esta categoría hemos incluido todos aquellos efectos como el Boss Octaver o el Electro-Harmonix POG que, independientemente de ser monofónicos o polifónicos (es decir, de funcionar sólo con notas individuales o con acordes), añaden un intervalo fijo a las notas que estemos tocando, con la intención de hacer sonar ambas a la vez.

Por ejemplo, podemos ajustarlos de forma que todas las notas que toquemos vayan acompañadas de una octava grave o aguda o, si el pedal o efecto lo permite, con otros intervalos, como quintas, cuartas o cualquier otro. Según el modelo, el número de voces que podemos añadir puede ser mayor. Un uso muy extendido de este tipo de efectos es el efecto órgano, al superponer varias voces de varias octavas distintas.

Para esta familia, vamos a hacer una excepción y proponeros dos posiciones, especialmente si vais a usarlo con distorsión, ya que en limpio la diferencia entre ambas posiciones es menos dramática:

Antes de las etapas de ganancia: Si se busca un efecto de octavación con distorsión que recuerde a sonidos de los 70, inspirados en algunos fuzz como el Octavia u otras variantes. Funcionará especialmente bien con las octavas graves y agudas, incluso con intervalos como las quintas podrás obtener “sonido power chord” aunque solo estés tocando una nota. La distorsión de tus pedales y amplis tendrán a compactarlo todo para darte un sonido de sensación de “guitarra única”.

En el loop de efectos: Si lo que se busca es tener un efecto de guitarra de distorsión “doble”, en que se de la sensación de que hay más de una guitarra tocando. Al actuar el efecto tras las etapas de saturación, cada voz parece ser emitida por separado, en lugar de ser todas ellas engullidas por la distorsión. Piensa en sonidos armonizados tipo Iron Maiden. Aunque para eso, aún te interesará más el siguiente apartado…

Nuevamente, ponerlo tras las emulaciones de altavoz puede volver a desembocar en sonidos excesivamente artificiales, aunque tal vez sea eso lo que andas buscando.

Armonización inteligente

Armonías inteligentes

La armonización inteligente no es, en cuanto a concepto general, demasiado diferente al apartado anterior. También se trata de añadir notas para aumentar el número de voces que suenan a la vez que nuestra señal original. Pero en el caso anterior, el intervalo añadido siempre era fijo, mientras que aquí puede variar para adaptarse a una escala que seleccionamos previamente.

Por ejemplo, podemos ajustar el pedal para que “sepa” que vamos a tocar en Si menor. A partir de ese momento, sólo contempla añadir intervalos que formen parte de esa escala. Acostumbra a haber un segundo control que nos permite decidir la voz exacta con que queremos armonizar: terceras, cuartas, quintas, o lo que creamos conveniente (algunos permiten varias voces a la vez). Muchas canciones de rock y pop presentan este tipo de arreglos, por lo que es un efecto que puede ser útil emplear ocasionalmente para enriquecer.

Posición clásica de este efecto: En el loop de efectos

Asumimos que, por lo general, quienes emplean armonizadores de este tipo buscan el efecto de “guitarras gemelas”, como las de Iron Maiden, The Eagles, Queen o casos similares. También podría usarse antes de las etapas de ganancia, aunque la distorsión interpretaría que estamos tocando notas dobles (o de más voces) desde una misma guitarra, y se comportaría como si tocasemos acordes con dichas voces, en lugar de ofrecer la sensación de “guitarras separadas”.

En cuanto a ponerlo tras las emulaciones de altavoz, volvemos a experimentar fenómenos similares a los mencionados anteriormente en esta ubicación: es posible que las frecuencias agudas se escapen de lo que nuestros oídos están acostumbrados a oír en sonidos de guitarra. Pero no tiene por qué ser malo, en muchos discos importantes, los armonizadores se han usado de esa forma, llegando a sonidos más extremados, pero creativos.

Arpegiadores

Arpegiadores

Los arpegiadores y armonizadores con delay pueden añadir armonías a nuestra interpretación con cierto retraso, es decir, una vez nuestra nota original ya ha sonado. Son efectos muy poco tradicionales, que suelen ser empleados para crear texturas originales y experimentar, recorriendo las voces de acordes de abajo a arriba a la velocidad que le indiquemos.

En realidad, los arpegiadores son un ingrediente mucho más natural en el mundo de la síntesis, por lo que muchos de los usuarios de arpegiadores para guitarra acaban codeándose con esas sonoridades, y haciendo que el sonido clásico de guitarra y ampli sea ligeramente menos importante. Por eso nuestra conclusión es la siguiente:

Merece la pena probarlo en las tres posiciones

Dicho esto, vamos a matizar el resultado que se obtiene en cada una de ellas:

Antes de las etapas de ganancia: según el ajuste, un arpegiador en el sentido estricto de la expresión podría llegar a colar como que estás haciendo un tapping trepidante o un arpegio furioso a un tempo perfecto. Es la posición, por tanto, en la que más “colará” como una señal de guitarra original. Sin embargo, en los casos de delay arpegiado, las notas superpuestas podrían embarrarse cuando hay distorsión.

En el loop: es la mejor ubicación para delays arpegiados con distorsión, ya que las voces superpuestas serán escuchadas como “guitarras diferentes” que suceden en paralelo sin molestarse.

Tras las pantallas reales o emuladas: las frecuencias serán más extremas en esta ubicación, por lo que si andas detrás de un sonido más filtrado, cercano al de los sintetizadores o la música electrónica, no es un mal consejo que lo pruebes aquí.

Shimmer, Crystals y sus variantes

Crystals Shimmer

 

Para quien no conozca esta familia, se trata de efectos de delay y reverb que tienen pitch shifter aplicado de alguna forma. Por similitud, suele ser buena idea ubicarlos en posiciones similares a las que les daríamos a un delay o una reverb.

En el loop: nos hemos decantado por esta opción por comodidad y para ser tradicionales, puesto que la mayoría de nosotros colocaríamos un delay o reverb en esta posición, pero recomendamos leer la mención especial que veréis más abajo.

Mención especial: En muchos casos los Shimmer y Crystals ya vienen diseñados de forma que puedan ser perfectamente usados tras una pantalla microfoneada o una emulación de la misma ya que tiene muchas aplicaciones en estudio, donde esa sería su ubicación típica. Es más: es posible que el efecto trabaje a un rendimiento sonoro mayor si no hay ninguna pantalla ni emulador de altavoz filtrando parte de sus frecuencias, y se logre con mayor eficiencia el efecto envolvente y de ensoñación que persigue esta familia de efectos.

Strymon Big Sky

 

¿Te gustó este artículo?
22
Guitarristas en InstagramSíguenos
Comentarios

Regístrate o para poder comentar