Amplificadores

La grabación de guitarras “dry”: ¿qué es y qué ventajas tiene?

Cuando se emplea en el mundo del audio, la expresión inglesa “dry” (seco, o “en seco”) hace referencia a una señal que no ha sido procesada. Suele aparecer mucho cuando usamos efectos como la reverberación, el delay, o las modulaciones, ya que se basan en mezclar señal procesada - habitualmente llamada “wet” - y la señal sin procesar - “dry”-. Por eso, cuando tocamos con nuestro ampli y efectos, es frecuente que consideremos que la señal “dry” es la que no tiene delay, reverb o las modulaciones que estemos empleando.

Pero hoy nos vamos a referir a otra señal “dry” diferente, mucho más purista si cabe. Se trata del sonido que entrega nuestra guitarra cuando aún no ha llegado a nuestro amplificador o a cualquier pedal: el sonido puro que sale del jack de nuestra guitarra. Grabar ese sonido, aún sin alterar, nos va a dar muchas ventajas que os mostraremos en este artículo.

Guitarras dry

¿Para qué quiero grabar una señal “Dry”?

Tener nuestro sonido cuando aún no ha sido “manchado” por ningún amplificador o pedal en particular nos permite aplazar la decisión de qué equipo emplear. Conectar la guitarra directamente al grabador o tarjeta de sonido nos va a permitir almacenar una pista con un sonido completamente inalterado, que guardaremos en la memoria, y gracias a que las tarjetas de sonido tienen salidas (a menudo múltiples) podemos enviar más tarde esa señal a uno o varios amplificadores y grabarlos. Esta operación se llama reamplificación, y aunque requiere un accesorio especial (la caja de reamp), es una gran ventaja para los productores de todo el mundo, ya que nos libra de la obligación de comprometernos a grabar con un único sonido decidido de antemano.

Un ejemplo de su utilidad: llega un músico de sesión a un estudio de grabación, su agenda es muy apretada y tiene que grabar hoy. No es necesario tomar una decisión a toda prisa sobre qué equipo usar: podemos grabar su interpretación en “dry”, y decidir más tarde si pasar su señal por un Marshall, un Fender, un Vox, o el amplificador que creamos más conveniente, dedicándole horas al posicionamiento de micrófonos si es preciso. O incluso podemos pasar la señal por todos ellos, ya que podemos repetir el proceso tantas veces como sea necesario.

Reamp BOX
Las cajas de reamp son el típico accesorio asociado a la grabación de amplis con pistas "dry"

¿Cómo grabar una señal "Dry"?

Hay varias formas de lograr esto. De hecho, conectar la guitarra directamente a una tarjeta de sonido ya es una forma de grabar una guitarra en “dry”, y si has usado plugins de guitarra alguna vez, es muy probable que hayas tenido que hacer justamente esto, y ya estés un poco familiarizado con el tema del que estamos hablando hoy. En esos casos, es altamente recomendable que la entrada de la tarjeta que estés empleando tenga modo “instrumento”, que acostumbra a seleccionarse con un botón.

Pero habrá veces en las lo que querrás hacer será grabar una señal procesada y una señal “dry” al mismo tiempo, ¿quién sabe si podrías necesitarla? ¡Quizás cambies de opinión sobre el sonido a última hora!. Para grabar esas dos señales diferentes, necesitarás duplicar la señal de tu guitarra, te ofrecemos algunos sistemas para lograrlo:

Usar una caja DI

Una caja DI tomará la señal directamente de tu guitarra y la duplicará, una de las señales duplicadas será copia exacta de tu señal (suele salir del conector “link”), y puedes mandarla al amplificador (que estará microfoneado, y grabado por una de las entradas de tu tarjeta). La otra suele salir en formato XLR y es balanceada, y puedes mandarla a otra de las entradas de tu tarjeta de sonido (que suelen tener al menos dos entradas). Este sistema es tan común que a menudo a las guitarras “dry” se les llama también “guitarras DI”, o “pista DI”.

Grabar con DI

Usar pedaleras o multiefectos que envían varios canales por USB

Hoy en día, muchos multiefectos son lo bastante versátiless como para enviar señal procesada y sin procesar directamente al ordenador, a través del cable USB con el que se conectan a él. Son muy cómodos, ya que desde el propio ordenador, podrás seleccionar qué canales deseas grabar: los sonidos procesados (habitualmente en estéreo), los “dry” o incluso ambos a la vez, pudiendo mantenerlos como pistas separadas en tu ordenador. Estos sistemas son óptimos cuando las reamplificaciones posteriores que planeamos hacer se van a realizar con el mismo multiefectos que estamos empleando. Si nuestro plan es enviarlo a un amplificador externo, probablemente volvamos a necesitar una interfaz de audio y caja de reamp, a menos que el multiefectos ofrezca alternativas específicas para ese cometido.

Pealera dry USB

Hacer un envío a tu ampli desde la tarjeta de sonido

Es un sistema un poco más incómodo, pero también es válido si tenemos una tarjeta con salidas múltiples. Consiste en conectar tu guitarra directamente a una de las entradas de la tarjeta, para poder grabar la señal seca. Al mismo tiempo, configuraremos nuestra tarjeta para que, por una de las salidas, salga el sonido de nuestra guitarra conectada a la entrada. Enviaremos esa señal al amplificador que deseemos grabar, ayudándonos de una caja de reamp siempre que sea necesario, para adecuar la señal que sale de nuestra tarjeta de sonido a la que espera recibir un ampli de guitarra convencional. 

Envío desde tarjeta

Sólo quiero usar plugins, ¿necesito todo esto?

Si lo único que quieres hacer es usar plugins, todo esto se simplifica mucho, como ya hemos mencionado antes. Normalmente, para utilizar un plugin emulador como Amplitube, Guitar Rig, Helix Native o Bias, basta con conectar la guitarra directamente a una de las entradas de la tarjeta de sonido en modo “instrumento”. El plugin “escuchará” la señal de nuestra guitarra inalterada, y nos devolverá el sonido ya procesado como si pasase por un amplificador auténtico. Aunque este proceso ocurre a tiempo real, tendremos una mayor o menos latencia en función de la calidad de nuestro equipo y del plugin en sí.

Una de las grandes ventajas de trabajar así es que si deseamos cambiar cualquier aspecto en nuestro sonido, podemos hacerlo de forma inmediata simplemente cambiando un parámetro en nuestro plugin, teniendo este efecto de forma instantánea. En cambio, cuando hacemos una reamplificación con un amplificador físico real, necesitamos volver a reproducir la pista completa, y grabarla de nuevo con los ajustes que hayamos modificado.

Entre las desventajas se encuentra el hecho de que el procesamiento a tiempo real del plugin consumirá parte de los recursos de procesamiento de nuestro ordenador. Pero siempre estamos a tiempo de procesar la pista de manera permanente, y consolidarla como un archivo de audio ya procesado, guardando, eso sí, una copia de la pista DI por sí más tarde queremos experimentar con otros sonidos.

¿Te gustó este artículo?
51
Comentarios

Regístrate o para poder comentar