Estudio de los intervalos musicales
Teoría y técnica

Estudio de los intervalos musicales

Cualquier nota forma un intervalo con otra. Este fenómeno es independiente al instrumento e inherente a la música. ¿Pero a qué nos referimos con la palabra intervalo? Y ¿por qué es importante conocerla? De la misma manera que somos capaces de medir la distancia con kilómetros, el peso con kilogramos o la temperatura con grados, existe una manera de medir la diferencia de altura entre dos notas. Y, por supuesto, también tiene sus unidades de medida: los tonos y los semitonos.

Music Sheet

Todos hemos intuido alguna vez dichas diferencias, especialmente cuando estamos cantando y percibimos el distinto grado de esfuerzo que tenemos que hacer para llegar a unas notas u otras. En la guitarra, estas diferencias resultan muy visuales. Si tocamos el traste 3 en la 5ª cuerda suena la nota Do, si ascendemos un traste respecto a ella, sonará la nota inmediatamente más aguda: Do#. Sin embargo, si hubiésemos ascendido — por ejemplo — 7 trastes de golpe, obtendríamos una nota mucho más alejada: Sol. La diferencia no sólo estará a la vista, sino que, auditivamente, también la percibiremos de forma muy clara.

Los intervalos expresan de forma numérica estas diferencias y las ordenan, revelandose como una herramienta cuyo análisis nos permitirá realizar y analizar otras tareas muy importantes. Entre ellas está la formación de acordes y escalas y la comunicación con otros instrumentistas, ya que los intervalos son un lenguaje común para todos los músicos, toquen el instrumento que toquen.

Pianista

A medida que profundizamos en este tema aparecen nuevos conceptos que pueden generar confusión. Conceptos como la cualidad sonora, la inversión, la notación o incluso la concordancia pueden mezclarse y crear discordia. Este estudio tiene el fin de dilucidar todos aquellos detalles formales que rodean el tema

Apartados del artículo

A. Definición

B. Clasificación I: numérico ordinal

C. Clasificación II: cualidad sonora

D. Nombramiento

E. Cualidad y tonos: Tritono

F. Notación de los intervalos

G. Clasificación III: ejecución, dirección y altura

H. Inversión

I. Clasificación IV: concordancia

A. Definición de intervalo en la música

Es la distancia precisa en tonos entre dos notas. En occidente el semi- tono o medio tono es la menor distancia entre dos notas, y equivale a un traste en la guitarra. La abreviatura para el tono (que equivale a dos trastes) es “t” minúscula, que acompaña a un numero (cardinal, decimal o fraccionario), por ejemplo: 1⁄2t (0,5t), 1t, 1t y 1/2, 2t, y así sucesivamente.

Diapasón

B. Clasificación I: Numérico ordinal

En base a la tónica de la escala los intervalos se clasifican con números cardinales en función del lugar que ocupan en ella; la siguiente nota a la tónica, que es la segunda nota de la escala, es un intervalo de 2ª; la nota siguiente a ésta, que ocupa el tercer lugar en la escala, es un intervalo de 3ª; etc.

C. Clasificación II: Cualidad sonora

En base a cualidades sonoras comunes los intervalos se clasifican en diferentes grupos o tipos. Por un lado, están los llamados justos (unísono, 4ª, 5ª y 8ª); por otro, los mayores o menores (2ª, 3ª, 6ª y 7ª); y finalmente, los aumentados y disminuidos, que teóricamente permiten aumentar y disminuir todos los los anteriores con alguna excepción, dando lugar a muchos nuevos con relaciones enarmónicas.

D. Nombramiento

Los intervalos se nombran con la clasificación numérica ordinal, que precede a la clasificación de su cualidad sonora. La siguiente tabla muestra los nombres de los intervalos más usados con su abreviatura:

En relación a la nota Do.

E. Cualidad y tonos: Tritono

En relación a los tonos mencionamos ahora un intervalo llamado tritono. El tritono es un intervalo de cualidades sonoras excepcionales, que hacen que no pueda clasificarse con la cualidad de justo, mayor o menor. Este intervalo es referido como tritono y puede nombrarse como 5ªd o 4ªA. En la siguiente tabla mostramos qué distancia en tonos tienen los intervalos mayores, menores, justos y el tritono:

F. Notación de los intervalos

La notación de los intervalos es un sistema que nos permite indicar con números cardinales la formación de los intervalos de acordes y escalas con facilidad. Estos números cardinales van del 1 al 7 y se corresponden, consecutiva y respectivamente, con los intervalos de la escala mayor natural.

Las alteraciones se colocan a la izquierda de los números cardinales, que modifican el intervalo de la escala mayor natural que representa, por ejemplo: b2, #5…

A excepción del intervalo de 2ª, que no se puede disminuir; y el de 7ª, que no se puede aumentar; podemos aumentar y disminuir todos los mayores, menores y justos.

G. Clasificación III: Ejecución, Dirección y altura

Según su ejecución, un intervalo puede ser armónico o melódico. Es armónico si se produce tocando ambas notas al mismo tiempo, y melódico cuando una se produce después de la otra.

Según su dirección, los intervalos melódicos se pueden diferenciar entre ascendente (cuando la segunda nota es más aguda que la primera) y descendente (cuando la segunda nota es más grave que la primera).

Según su altura, los intervalos pueden ser simples o compuestos. Son simples los intervalos inferiores a una octava, y compuestos los que la exceden. Los intervalos compuestos son análogos a los simples, por ejemplo, una 9ª es una 2ª por encima de la 8ª y una 12ª (duodécima) es de la 5ª. En la siguiente tabla se muestran los intervalos compuestos más comunes:

H. Inversión

Un intervalo invertido es el que resulta de subir una octava la nota inferior; el resultado es un intervalo complementario cuya suma con el original es una octava. Una estrategia mnemotécnica para deducir el intervalo invertido de otro original, es que éste es áquel que sumado al intervalo de partida u original da nueve, por ejemplo, el complementario de una 3ª es una 6ª y viceversa, ya que seis es el número que sumado a tres es nueve. Las calidades también son complementarias entre sí: la mayor de la menor, el aumentando del disminuido y el justo de sí mismo.

I. Clasificación IV: Concordancia

Según su concordancia, pueden ser consonantes o disonantes; se aplican a intervalos armónicos y hacen referencia al tipo de concordancia. Consonancia implica sensación de reposo, y disonancia, tensión. La concordancia es una realidad relativa que muta con el paso de la historia. Hoy en día tenemos la siguiente clasificación sujeta a discusión:

¿Te gustó este artículo?
42
Comentarios
  • #1 por 9noarcano el 22/05/2017
    Muy buen artículo, aunque los tengamos asimilados y super sabidos nunca esta demás releer la teoría ya que siempre dejamos cosas atrás que creemos que no nos son de utilidad y son herramientas que nos pueden llevar a otros niveles.
    Gracias.
    4
  • #2 por -rich- el 23/05/2017
    Bien. Me lo tengo que leer con calma.

    Gracias por éste gran aporte!!
    2
  • #3 por goldfinger012 el 23/05/2017
    Muy bien...excelente articulo.

    Gracias.
    2
  • #4 por Javi ruiz el 23/05/2017
    Buen aporte! Deberia haber mas cosas de estas :guitarrista:
    4
  • #5 por NecronoiD el 23/05/2017
    Me encantan estos articulos de teoria musical, gracias por el aporte
    2
  • #6 por Perenne Malnacido el 23/05/2017
    Recomiendo encarecidamente hacerse con un tecladito, por cutre que sea, pensar los intervalos en notas blancas y negras es mil veces más facil que en trastes o incluso en matematicas.
    4
  • #7 por g_deivid el 23/05/2017
    Tiene razón en parte el compañero del comentario anterior, pero sin embargo, no te queda mas remedio que pensar en trastes si quieres realmente incorporarlo con naturalidad a tu instrumento principal. (no te quito razón, lo del teclado es cojonudo, y yo también lo uso muchas veces para rollos teóricos.. todo se complementa)

    Yo me hice con este fin una tablita muy guapa, con todos los intervalos en el diapasón. La hice partiendo de raiz en La; pero después es sencillo transportar a cualquier otra tonalidad.. ventajas de nuestro instrumento

    La tabla está muy bien para trabajar de forma visual con acordes: tocas un acorde cualquiera y revisas de un vistazo todos los intervalos que estás haciendo.. Yo "jugaba" a hacer acordes complejos, sin ver el nombre, y después adivinar que acorde era a partir de los intervalos que lo componían; llega un momento que se vuelve facilísimo, porque muchos ya los tienes interiorizados casi sin darte cuenta desde que empiezas: quintas, cuartas, octavas, terceras... y al final solo es añadir unas pocas posturas mas. Cuando llevas unos minutos no necesitas ni ver la tabla

    Compartiría aquí la tabla esa para quien le pudiera interesar, pero no tengo claro si puedo subir imágenes, o como hacerlo.

    Al margen de esta historia: Pedazo artículo Pedro, siempre es de utilidad tener esta base a mano. Enhorabuena por el trabajo realizado!
    6
  • #8 por astrako77 el 23/05/2017
    Los intervalos son los átomos de la música. Leonard Bernstein decía que si se entendían bien los intervalos (tanto posicionalmente, como de oído, como cantados) no hay nada en la teoría y en la música [occidental] que no pudieses llegar a comprender.
    Con respecto al teclado estoy de acuerdo con que es un trabajo complementario. De la tecla al traste y más allá.
    2
  • #9 por g_deivid el 23/05/2017
    Por cierto, esta página es cojonuda para entrenar el oido con intervalos; la suelo visitar de vez en cuando. Puedes ajustar el nivel de dificultad e ir aumentandolo gradualmente. Muy recomendable:

    http://tonedear.com/ear-training/intervals
    3
  • #10 por medina el 24/05/2017
    Ahora falta la mecanica de estudio para llegar a reconocerlos, es logico lo que decia Leonard Bernstein, creo que consciento o insconcientemente los intervalos son los que hacen que la teoria-armonia funcione y no solo en la musica occidental.
    Muchas gracias Pedro!
    1
  • #11 por fran5gallego el 24/05/2017
    Pedazo de artículo!!! Con un curro importante.
    Bien ilustrado y de fácil comprensión.
    Se agradece.
    2
  • #12 por Deivis1970 el 24/05/2017
    Muy bueno, muchas gracias.
    1
  • #13 por alex_unbreath el 24/05/2017
    Muy buen artículo, gran trabajo.
    1
  • #14 por Allmanzor el 24/05/2017
    Este buen artículo me trae recuerdos. Recuerdos del colegio y de clase de música. No me enteraba de nada. Sólo era otra asignatura que sumar a la lista de suspensos. Y ahora resulta que cojo mi guitarra y puedo sacar en cinco minutos cualquier melodía (casi, je je) que me echen. Ah. El colegio y su sistema sólo apto para esponjas absorbe-datos...
    Si las cosas se explicaran así de bien otro gallo cantaría. Pero no interesa.
    1
  • #15 por g_deivid el 24/05/2017
    He recibido un par de peticiones por privado de la tabla de intervalos.. a ver si así sirve:

    18622468_10209661289745866_7638246186616276997_n.jpg?oh=2f4f8eb44d47ea372caec770c7b33971&oe=59A82475

    Es teoria bastante básica, pero está bien conocer o repasar lo que explican en esta página cuando se usa esta tabla para analizar acordes: https://www.guitarmonia.es/acordes/formacion-de-acordes/
    4
  • #16 por astrako77 el 25/05/2017
    #15 Gracias por la tabla, está muy bien. La fotocopiaré en color para tenerla en el escritorio. Siempre viene bien aunque más o menos ya los conozcas.
    De todas maneras, lo suyo sería hacerse el esquema uno mismo. Primero eliges una tónica: sol o La y luego Do o Re (son fáciles de trasladar) y las buscas por todo el mástil hasta que tengas interiorizada tanto la posición como el sonido y seas capaz de cantarlos y saber como sonaran sin el instrumento. Luego la quinta y la tercera mayor. Luego la tercera menor y luego las séptimas. Más tardes las segundas (novenas), las cuartas (oncenas) y las sextas (trecenas). Como digo, no sólo posicionalmente, sino también de oído. De este modo, no sólo aprendes los intervalos sino también los arpegios del acorde que sea y las construcciones pentatónicas que se derivan (no sólo de la pentatónica menor y mayor vive el hombre). Hay muchos temas en que se utilizan pentatónicas modales como, por ejemplo, en el tema de The Simpsons que tenemos una pentatónica lidia: 1, 3, #4 , 5, 6.

    Os dejo también otro temazo que usa una pentatónica eólica: 1, 2, b3, 5, b6





    Muchas gracias por el aporte
    2
  • --643514--
    #17 por --643514-- el 26/05/2017
    Buen aporte habra que repasarlo saludos
    1
  • #18 por g_deivid el 28/05/2017
    #15 , en efecto : ) algunos compañeros me la han pedido por privado y les he dicho exactamente eso; que es mucho mas provechoso coger una plantilla en blanco y hacer tus propias tablas de escalas, acordes, intervalos, notas, arpegios... absolutamente todo lo que se te ocurra.

    en definitiva, es estudiar.. cuanto mas lo haces, mas fácil es aprender todo eso, y retenerlo en la memoria. Coger una y otra vez una plantilla en blanco y repetir tablas que ya has hecho; llega un momento que la memoria visual funciona en automático.

    Se obtiene así un conocimiento mas profundo del mástil, y mas seguridad al tocar improvisando.

    Yo estas tablas me las hago precisamente para eso, aprendo más haciéndolas que bajándome una tabla ya finalizada, y me gusta mucho emplear colores para que sean mas visuales.

    Pero bueno, al margen de ese trabajo de estudio, siempre viene bien tenerlas a mano para un vistazo rápido, como también dices.

    He puesto mas arriba, en otro comentario, un enlace muy guapo para practicar los intervalos de oído. Échale un ojo, que por lo que dices seguro que te molará ; )

    Un saludo!
    1
  • #19 por pedro_o_m el 28/05/2017
    Hola compañeros, habéis aportado datos e ideas muy interesantes, muchas gracias. Respecto al modo de aprender los intervalos en el mástil, me gustaría aportar granito de arena, hace tiempo materialicé mi modo de hacerlo, intentaré hacer esa aportación.

    Un saludo!!
  • #20 por Caballero Trapezoidal el 31/05/2017
    Gracias por el artículo! :victoria:
  • #21 por Luispe Falcón Mérida el 07/06/2017
    Super muy buen aporte bendiciones desde Ibarra Ecuador