Teoría y técnica

Los intervalos ; la base de la música , armonía fácil

Tal y como expliqué en el artículos sobre las escalas, la música se mueve por intervalos, pero, ¿qué es un intervalo? Si antes no ahondamos demasiado en este terreno, que abordamos de forma intuitiva, ahora haremos lo contrario.

Intervalo es el nombre que le ponemos a la distancia que existe entre una nota y otra. Esa distancia se mide por tonos y semitonos, según el sistema occidental de medida de notas (sistema temperado, quizás lo hayáis escuchado alguna vez).

Los intervalos constan de un nombre y un apellido; esto nos sirve para identificar el tipo de sonido que tienen y para saber automáticamente a qué intervalo nos referimos.
El nombre (intervalo de segunda, tercera, sexta, octava...) proviene contar desde la nota de la que partimos (tónica) hasta la que llegamos. ¿Cómo se cuenta? Pues si partimos de C (do) y queremos saber qué intervalo hay hasta G (sol) tendremos que contar tantos números como notas existen en ese camino entre C y G, incluyendo la partida y la llegada.

Por lo tanto, tomaríamos C (I) D (II) E (III) F (IV) y G (V). Si hemos contado 5 notas, tenemos un intervalo de quinta. Este es el método a utilizar siempre para saber a qué intervalo nos enfrentamos. (como ejercicio, prueba a contar tú mismo con otras notas).

Igualmente, tenemos que tener en cuenta el apellido del intervalo, el tipo de intervalo que tenemos. Cuando escuchamos cosas como "justa" "menor" "mayor" "aumentado" o "disminuido", nos estamos refiriendo al apellido del intervalo, lo que te dice qué estilo de sonido tiene el intervalo.

Así, un intervalo mayor tiene un tipo de sonido feliz, mientras que uno menor es más melancólico. Uno disminuido es tétrico y tenso, uno aumentado parece que no conduce a ningún lugar específico, y uno justo es contundente, muy redondo y lleno.

Estos apellidos dependen de la distancia en tonos y semitonos que hay entre las notas del intervalo, y por eso no es lo mismo una tercera mayor (de C a E, 2 tonos de distancia) que una tercera menor (de C a Eb o de C# a E, un tono y medio), porque no tienen el mismo sonido.

Así, si entre una nota y otra hay 1t+st, le llamamos tercera menor.

Y si hay 1t, diremos que estamos ante una segunda mayor, si hay medio tono, una segunda menor etc.

Tipos de intervalos

Como explicación complementaria, decir que las Segundas, Terceras, Sextas y Séptimas son mayores o menores. El intervalo menor siempre está un semitono debajo del mayor. Si a un intervalo menor le restamos un semitono, queda un disminuido, y si a un intervalo mayor le aumentamos un semitono, queda un aumentado, pero los intervalos básicos en 2ª,3ª,6ª y 7ª son mayores o menores. Los aumentados y disminuidos ya son derviaciones.

En cambio, las Cuartas, Quintas y Octavas son justas, y en torno al intervalo justo (que sería el básico) tenemos el aumentado (un semitono mayor que la justa) y el disminuido (un semitono menor que la justa). Si aumentamos un aumentado, tendremos un doble aumentado, y si restamos un semitono al disminuido, tendremos un doble disminuido.

Estos apellidos son parte de un sistema de nomenclatura arbitrario, pero ya que la música occidental se organiza en torno a este sistema, conviene aprenderlo bastante bien.

Aplicaciones y relación de los intervalos con la música

Estos nombres sirven para identificar la forma en que se organiza la música; ni más ni menos, toda la música puede ser entendida por intervalos, ya que ellos y sus sonidos característicos son los que determinan cómo sonaran los acordes (formados por 2 o más intervalos) o las escalas (que suenan diferentes entre si por las diferencias entre los intervalos que las forman).

Así, si decimos que los acordes se mueven por la fórmula de intervalos de tercera, sabemos que utilizando terceras podemos tener terceras mayores (2t) o terceras menores (1t+1st) y que todos los acordes se forman sumando terceras, sean de un tipo u otro.

Además, reconocemos con facilidad, al ponerle un nombre, cada intervalo aunque cambiemos de escala. Así, sabemos que una tercera mayor de Do tiene una sonoridad determinada, que será similar a la tercera de otra escala. Los intervalos son siempre los mismos (tienen la misma distancia) con lo que una tercera mayor será siempre una distancia de 2 tonos y tendrá un tipo de sonoridad sea cual sea la nota sobre la que nos movemos.

Por lo tanto, nos sirve para identificar el tipo de sonido que tiene una determinada distancia en tonos (por ejemplo, una quinta justa es el tipo de sonido con el que se inicia la guerra de las galaxias) y el uso que se hace de esa distancia (2t=tercera mayor=sonoridad alegre que define el acorde como mayor. 1t y 1/2 =tercera menor=sonoridad triste que define el acorde como menor).

Esto también es importante; debemos trabajar el llamado "oído relativo", que es aquel que permite saber qué intervalo se está tocando cuando escuchamos dos notas una vez dada la nota de partida o la de llegada, ya sean notas separadas (intervalo melódico) o juntas (armónico). Así, si tenemos un sonido en la cabeza (para componer o improvisar una melodía o acordes) o sacamos un tema de oído, podemos saber qué está utilizando si somos capaces de reconocer los intervalos cuando sabemos la tónica del tema. Con saber la tonalidad, lo demás puede ser deducido fácilmente.

Esta educación auditiva puede ser algo farragosa, pero nos hará mucho más capaces y melódicos a la hora de tocar y de extraer temas. Además, aumenta la capacidad de trasladar lo que sentimos a nuestro instrumento, y nos permite comunicarnos con los demás músicos (en lugar de "ahí no tocas bien" puedes decir "ahí deberías tocar un D ya que identificamos qué nota está tocando él mediante el intervalo).

También hay que tener en cuenta la importancia de los intervalos al formar las escalas y los acordes, cuya fórmula se basa en los intervalos que contienen (un acorde perfecto mayor es una tercera mayor + una tercera menor, siempre son así).

Al saber que las escalas llevan una fórmula o estructura fija, podemos identificarla conociendo los intervalos que la forman. Dado que, dentro de una escala, cada nota tiene una función, es interesante saber que intervalo ocupa, para así poder determinar cuales serán las notas que formarán el acorde de esa nota dentro de una escala (por ejemplo, el II grado de una escala mayor siempre tiene un intervalo de 1-3m-5-7m).

En la escala mayor los intervalos son siempre mayores y justos, es la característica en torno a la cual se organiza esta escala. De ahí que sea la escala mayor, puesto que es una escala heptatónica (7 notas) en la que todos sus intervalos son perfectos respecto a la tónica.

Los diferentes tipos de escala precisamente son variaciones en alguna nota, por lo que los intervalos resultantes son diferentes, y el sonido varía drásticamente.
Por último, decir que toda la música occidental se suele organizar primordialmente por intervalos de Tercera.

Tanto es así, que uno de los intervalos más importantes en una escala o acorde, es el de tercera. Si el intervalo de tercera con respecto a la tónica es mayor, el acorde o escala siempre es mayor independientemente de cómo sean los demás intervalos. Si es menor, será siempre menor.

Esto es lo que conocemos como el grado MODAL, el que da el modo de la escala o acorde. El modo es dicotómico, puede ser mayor o puede ser menor.

Como véis los intervalos son una parte fundamental de la música. Los músicos solemos utilizar un tipo determinado de intervalos en nuestras composiciones e improvisaciones. Por poner un ejemplo, un músico suele terminar sus fraseos o melodías resaltando una nota determinada por su relación interválica con la tónica del tema (por ejemplo, si toco en clave de Am, pararme sobre E, su quinta). También se hace en las pausas. Algo tan simple como esto, es lo que define en gran medida la personalidad del músico, su sonido propio. Es a lo que llamamos resolver un fraseo.

Los intervalos también son importantísimos en las llamadas "extensiones de acordes", ya que no es lo mismo tocar acordes "de misa" (las tríadas de toda la vida, con un sonido demasiado reconocible y desgastado) que tocar novenas o trecenas, como se hace por poner un ejemplo clásico, en jazz, o en el caso de música moderna en progresivo. Eso aumenta nuestra variedad como músicos y por tanto mejora nuestra capacidad de mantener el interés y no volvernos repetitivos a lo largo del tiempo.

Identificación de intervalos

Hay "trucos" para identificar intervalos.

Para las 2ªs y 3ªs no se suele usar un truco, ya que contando se hayan mucho más rápido (es contar como mucho dos tonos...)

Para las 4ªs y las 5ªs el truco es fácil; si la tónica es sin alterar, su 4ª/5ª estará sin alterar cuando sea justa. Si la tónica está alterada, su 4ª/5ª justa estará alterada de igual forma.

Por lo tanto, si yo tengo un C, su 4ª justa será F, ya que estará sin alterar. En cambio, si tengo un C#, su 4ª tendrá que llevar un # para ser justa, por lo que será un F#

Hay dos excepciones en esta regla para las 4ªs y 5ªs.

La 4ª justa de F no es B, sino Bb. En este caso no se cumple la norma, ya que no están alteradas de la misma forma.

La 5ª justa de B no es F, sino F#. Ocurre lo mismo, es una excepción.

Para las 6ªs y 7ªs el truco es diferente. Tenemos que partir de la tónica y, olvidándonos de las alteraciones que haya en el intervalo, contar por cuántos intervalos de semitono pasamos; hay que recordar que los intervalos de semitono son los que se dan entre B-C y entre E-F.

Si pasamos por un intervalo de semitono, el intervalo será mayor (ejemplo, entre C y A hay un intervalo de E-F, uno de semitono, sexta mayor), si pasamos por dos intervalos de semitono, el intervalo será menor (ejemplo, entre B y A tenemos B-C y E-F, séptima menor). Una vez hallado ese intervalo ya tenemos en cuenta las alteraciones para sumar o restar al resultado.

Identificar intervalos invertidos (hallar un intervalo en inversión).

Para identificar los intervalos en inversión, osea, con la tónica en la posición de nota aguda (por ejemplo, si E es la tercera de C, cuál es el intervalo que va de E a C) se utiliza una breve fórmula:

9 - Intervalo original=intervalo invertido. En este caso, intervalo original es una tercera mayor, 9-3=6 menor

Hay que tener en cuenta que al ser el intervalo invertido, si antes era menor ahora será menor (y al revés), y si antes era disminuido, ahora será aumentado (y al revés).

Por último, actualizo con esta página en la que podemos aprender a distinguir los intervalos entrenando nuestro oído relativo. Muchas gracias a Alvaroravla por pasarme el enlace: Guitar KnowledgeNet Ear Training.

¿Te gustó este artículo?
85
Comentarios

Regístrate o para poder comentar