Tecnología

Comprando tu interfaz de audio para grabar guitarras: cosas que deberías tener en cuenta

Las cualidades que todo músico busca en una interfaz de audio para grabar son conocidas: habitualmente se busca una buena conversión AD/DA (o sea, lo que traduce el sonido a unos y ceros y viceversa), que tenga buenos previos de micrófono para que las pistas de voz y otros instrumentos suenen con autoridad y con bajo ruido, y que el software y los drivers tengan una amplia compatibilidad y estabilidad, para que no tengamos disgustos a media sesión.

Arturia Studio

Sin embargo, todo esto vamos a darlo por supuesto, ya que el propósito del artículo es hilar más fino, y dirigir la mirada a aquellas prestaciones que nos hacen especiales a los guitarristas y que responden generalmente a nuestras necesidades particulares. Hay unas cuantas que puede valer la pena considerar como importantes, en función del uso que vayamos a darles. Algunos solo quieren su interfaz para grabar con plugins (software de sonidos de guitarra), otros para practicar — incluso si puede ser, sin ayuda del ordenador — y algunos buscan capacidades especiales como la reamplificación.

A continuación repasamos algunas de ellas, y hacemos en todas un pequeño apunte de cómo de imprescindibles son a nuestro parecer.

Entrada de instrumento de alta impedancia (Inst o Hi Z)

Imprescindible

Por mucho que venga de un jack al igual que los teclados, pedaleras digitales y o incluso mesas de mezclas, la señal de la guitarra es especial, y requiere de una impedancia diferente. Por eso es importante que la interfaz de audio que elijas tenga una entrada adaptada para ello. No basta solo con que veas que hay una entrada para jack, busca en el manual o en el propio chasis del aparato una indicación que diga algo así como Inst (Instrumento) o Hi-Z (alta impedancia). El sonido de tus grabaciones y plugins puede llegar a variar sensiblemente en función de este factor.

UAD Arrow

Impedancia regulable o autoajustable

No imprescindible

En realidad no hay un valor fijo de impedancia perfecto para todas las grabaciones de guitarra (en realidad ni siquiera para todos los micros del mercado), pero los fabricantes suelen darnos un valor fijo para no complicar los productos excesivamente. Sin embargo, no todos tienen este punto de vista, marcas como Universal Audio, IK Multimedia o incluso multiefectos como Eleven Rack, Helix o Axe-FX ofrecen impedancias variables para una mayor precisión. Algunos ofrecen modos automáticos, otros son simplemente una perilla en la que ajustamos "de oído" la impedancia más adecuada para cada caso.

Si estás empezando, quizás esta prestación la vemos algo compleja y no muy urgente, y puede crearte una cierta inseguridad.

IK Multimedia Axe I/O

Selector de monitorización directa/USB

Importante

Este selector — que a veces es una perilla gradual — te permite escuchar el sonido seco de tu guitarra a tiempo real sin latencia antes de ser digitalizado o bien eliminar dicha señal por completo y escuchar sólo el sonido procesado que tu ordenador cargado con un plugin o procesador de efectos en general te devuelve. Es importante poder elegir esto, porque habrá veces que preferirás priorizar no tener latencia alguna aunque oigas tu guitarra en seco, y otras en que querrás oir únicamente el sonido procesado por tu ordenador sin tener tu señal original entrometiéndose. Son cosas que importan sobre todo durante la monitorización, es decir, lo que tú escuchas mientras grabas para estar cómodo, porque este selector no afecta a la señal grabada, sólo a lo que nos devuelven los altavoces.

¡Ojo! Algo a tener en cuenta: cuando es un botón, generalmente se limita a "añadir" la señal seca al sonido de tu ordenador, ya sea solamente la pista de acompañamiento, o tu sonido a través de un plugin. Cuando es una perilla, no es infrecuente que a medida que reduces la señal USB para favorecer la señal directa, también pierda volumen el acompañamiento. Se trata de encontrar un balance aceptable de ambas cosas.

Monitoreo directo

Efectos internos

Es una ayuda considerable, puede valer la pena

¿Qué ves cuando miras una pedalera/ampli multiefectos moderna con USB? ¿Un multiefectos con interfaz de audio? ¿O una interfaz de audio con multiefectos? La respuesta es irrelevante, lo verdaderamente interesante es que usada como interfaz, la pedalera se encarga de descargarle trabajo al ordenador, al gestionar sus propios efectos. Eso te permite prescindir de plugins al grabar si no te gustan, y tocar con la pedalera conectada a unos altavoces cuando te apetezca, sin tener que encender el ordenador. Y disponer de afinador, looper, y lo que sea que tenga tu pedalera/interfaz. Y quien dice pedalera, también dice multiefectos de sobremesa (como los antiguos POD o el Boss Gt-001) o racks (como Eleven Rack, Line 6 Helix u otros).

Mooer GE 250

Nota: es importante observar que hay interfaces de audio con un procesador DSP que ayudan a la ejecución de plugins, pero no hay que confundirlo con que incluyan un multiefectos. Cuando incluyen multiefectos, no es necesario que el ordenador esté encendido, mientras que en el caso anterior no suele ser así.

Este método convierte la latencia en algo irrelevante, ya que el procesador interno trabaja a una velocidad suficiente como para que no tengas que preocuparte, y la señal ya llega pre-procesada al DAW. Si aún así quieres tocar de vez en cuando con plugins, deberás encontrar la forma de silenciar los efectos internos y aún así mandar una señal seca de tu guitarra al ordenador. Lo cual nos lleva al punto siguiente...

Capacidad USB de grabar la señal seca y procesada a la vez

No imprescindible, pero bastante útil

Muchas pedaleras y amplificadores actuales del mercado permiten grabar por USB e incluyen sus propios efectos internos. Una idea de diseño muy inteligente que empezó a volverse común hace unos 5 o 6 años es que su USB entregue al menos 3 señales, a saber: dos señales para el sonido procesado en estéreo, y al menos una señal para entregar la señal de nuestra guitarra antes de someterse a modificación alguna, o sea, en seco. Algunas incluso ofrecen más señales para grabar aún más versiones del sonido a la vez.

Boss Katana USB

Esto puede servirte para un gran número de cosas, una de ellas es enviar una señal a una pista con un plugin y así poder grabar al mismo tiempo el sonido propio del ampli o pedalera y otro con un plugin de nuestra elección. Ello facilita el comparar cuál suena mejor, o simplemente apilarlos para un sonido más sofisticado.

La otra función, y posiblemente la principal, es tener una pista en seco que podemos volver a enviar a algún aparato externo para procesarla de un modo diferente, a eso se le llama reamplificación ("reamp") y destacaremos dos tipos a continuación.

Capacidad de reamp interno mediante USB

Si se cumple el punto anterior, nosotros la exigiríamos

Claro, si nuestra interfaz, pedalera, o ampli USB permite grabar a la vez señal con efecto y sin, sería una pena que no permita, además, redirigirla desde nuestro programa de grabar (conocido con las siglas DAW) de nuevo a nuestro aparato, para volverla a procesar de un modo distinto. Esto se entiende mejor con un ejemplo.

Te compras el cacharro, grabas una canción entera con tu guitarra, tu amigo pone el bajo y le añadís una batería. Cuando estáis a mitad del trabajo, te das cuenta de que has hecho presets mucho más buenos desde que te lo compraste, y el que usaste era un churro patatero. ¿Demasiado tarde?

Pues si al mismo tiempo grabaste tu señal sin procesar, no es demasiado tarde. Programas esa pista para que regrese a tu pedalera/ampli via USB y que se vuelva a procesar, pero esta vez con los presets guays que ahora sabes hacer. La pista procesada original ya la puedes desechar y usar en su lugar la nueva.

Line 6 HX Stomp

Capacidad de reamp externo

No imprescindible, pero importante para ciertos estilos de trabajo Pro y Semipro

El origen del reamp es muy anterior a la invención del USB, y es algo que se hacía de forma analógica. Se grababa la guitarra sin procesar y procesada a la vez, dividiendo la señal antes de llegar a ningún pedal ni ampli, y de este modo se obtenía dicha señal seca "en conserva" para usos futuros.

Luego, si se necesitaba, se sacaba esa señal por una salida física (o sea, a través de un cable jack) hacia un amplificador real, y de este modo que obtenía una segunda pista que mejoraba o completaba la grabación original. En otras palabras, no se realizaba en el dominio digital, sino llevando señales por cables a aparatos del mundo físico.

Esto es algo que se sigue haciendo muy a menudo, especialmente en los estudios profesionales, pero también en el entorno del Home Studio. Por ello, algunas interfaces tienen una "salida de reamp" en formato jack, una salida especial que se diferencia de una salida común de una interfaz de audio en que su impedancia y su aislamiento están diseñados para que la señal sea recibida de nuevo por un amplificador. En otras palabras, imita mejor las condiciones de una guitarra enchufada directamente a tu ampli.

Por tanto, una interfaz USB con esta cualidad es capaz de tomar una pista seca de tu DAW (recuerda, el programa para grabar), y enviarla por el USB de vuelta hacia fuera, y emitirla por dicha salida de reamp especial. Regular el volumen para igualar el que tu guitarra entregaría si la enchufaras a tu ampli tiene su magia y no es fácil, pero es factible, y da buenos resultados. Por supuesto puedes repetir la operación tantas veces como quieras para probar diferentes ajustes de tu ampli.

Audient Sono

Mixer standalone

Puede ser importante para tocar sin ordenador con equipo outboard (equipo externo)

Supongamos por un momento que tienes varios multiefectos o cabezales conectados a diferentes entradas de tu interfaz de audio multicanal. Algunas interfaces solo dan paso a la señal cuando el ordenador está interviniendo, pero hay otras que no necesitan dicha intervención, ya que "recuerdan" la última configuración de canales y salidas que indicaste en tu última sesión con el ordenador.

Esto te viene bien, porque solo con encender la interfaz, se dará paso a dichas señales, y no tendrás que encender el ordenador para ello. Hay algunas interfaces que tienen esta capacidad, otras no, de modo que vale la pena indagar: recomendamos descargar los manuales para salir de dudas, ya que no es un detalle que necesariamente destaquen en la página principal del producto.

Focusrite Scarlett 18i20

Loopback

Para nada imprescindible, pero valioso para promocionarte en las redes o dar clases de guitarra

¿Qué es el loopback? Quizás nunca hayas reparado en ello, pero el audio de tu ordenador (sonidos del sistema, canciones que reproduzcas en iTunes o en tu reproductor de música habitual) circulan por un canal exclusivamente de reproducción, no de grabación. ¿Qué consecuencias tiene eso? Plantea varios problemas, pero el que nos suele fastidiar más a los músicos es que nos imposibilita usar pistas de acompañamiento procedentes del propio ordenador en nuestros vídeos en directo en Instagram, Facebook y demás.

Aunque existen soluciones por software, la opción que menos latencia y complicaciones ofrece es adquirir una interfaz con loopback: se trata de una conexión interna opcional que reconduce el audio de reproducción del ordenador a los canales de grabación. Activando esta función, ya podremos emitir cualquier sonido de nuestro ordenador a través de una sesión en vivo de Instagram, Facebook o Youtube.

iRig Stream Pro

También es muy indicado para profesores de guitarra que usen Zoom o Skype, ya que podrán enviar los canales de su interfaz de audio mezclados con el audio del ordenador, lo cual les permitirá mostrar ejemplos de cómo improvisar sobre, por ejemplo, un simple vídeo de Youtube. Todo lo que reproduzca el ordenador, se mezclara en esa sesión de Zoom o Skype.

No es fácil detectar qué interfaces tienen esta función, ya que no siempre los fabricantes lo destacan como algo relevante. Por ejemplo, hay algunas con más de 10 años de antigüedad que ofrecen esta posibilidad, pero es ahora, tras la pandemia y el auge de las videollamadas, cuando lo estan anunciando con entusiasmo en nuevos productos. Si te interesa, puedes seguir este hilo en que traté de recopilar las interfaces que lo incluyen, aunque en el último año ha habido una explosión de productos.

Boss GT-001

Dos entradas de línea adicionales

No es vital, pero es práctica

Una guitarra usualmente se conecta directamente a la entrada 1 o 2, que suele ser la que tiene el modo Instrumento o Hi-Z. Pero si de forma habitual tienes una pedalera multiefectos estéreo sobre el escritorio, puede que te sea útil dejarla siempre conectada y a punto, conectándola en estéreo a dos entradas de línea. No solo son dos conexiones de jack (balanceado en muchos casos), sino que además a menudo podrás ponerlos en modo Link, lo cual significa que podrás tratarlas como un par estéreo, y ya no tendrás que manejar dos volúmenes independientes, sino que con uno regularás las dos perfectamente igualadas. Y seguirás teniendo libres las entradas 1 y 2 para conectar las guitarras directas o micrófonos que necesites grabar.

Arturia Minifuse 4

4 salidas o una salida de auriculares con mezcla propia

Especialmente indicado para los que tocáis en directo o hacéis streaming con metrónomo

¿Eres un guitarra solista que toca en directo con acompañamientos? ¿Tenéis un grupo con múltiples secuencias alineadas a una claqueta? En ambos casos necesitas generar dos versiones de la mezcla, una con un metrónomo que sólo los músicos oyen (por auriculares o in-ear), y otra destinada a ser oída por el público.

Eso podéis resolverlo o bien con 4 salidas con mezclas independientes (esto es, 2 mezclas estéreo diferente) o bien con una salida estéreo principal y una salida de auriculares con su propia mezcla. Este último matiz es muy importante, ya que en las interfaces asequibles no es frecuente que la salida de auriculares tenga mezcla propia, más bien suele ser un reflejo de la mezcla que haya en la salida estéreo principal.

También un uso posible es durante los streamings por redes sociales, en que puedes beneficiarte de escuchar una pista de metrónomo y coordinar perfectamente tus silencios con los backing tracks.

Audient ID44

Software incluido

No es imprescindible, pero ayuda a poder empezar a grabar nada más abrir la caja

Aunque las demos que suelen incluir las interfaces de audio suelen ser fácil de conseguir y usualmente no demasiado exclusivas, hay algunos casos concretos en que sí se incluyen algunas piezas de software que valen la pena por estar muy orientadas al uso con guitarras. No es raro que algunas vengan con versiones limitadas de Guitar Rig, Amplitube, o programas de grabación como Cubase o Ableton. No es que sea un argumento de un peso tremendo, pero puede ahorrarte algún dolor de cabeza si no sabes cómo conseguir el software necesario o, simplemente, no quieres tener que hacerlo.

Guitar Rig 6 LE
¿Te gustó este artículo?
49

Regístrate o para poder comentar