Efectos

Review de Walrus Audio Eras, distorsión con cinco tipos de clipping

Walrus Audio Eras

Walrus Audio presentó durante este año el Walrus Eras, una versión "cabreada" del Walrus Ages que ya tuvimos la oportunidad de reseñar en estas mismas páginas. El concepto es el mismo que el del mencionado overdrive, pero esta vez volcado en los sonidos de distorsión y de más alta ganancia, convirtiendo así al Eras en el pedal de más ganancia de la marca estadounidense. Merecía, por lo tanto una revisión para no hacer diferencias entre hermanos: en Guitarristas pudimos probarlo y os contamos el resultado.

Diseño y construcción

Walrus Audio ya ha pillado el truco al diseño que les funciona: pedales más bien verticales, con las conexiones en la parte superior y una cantidad intermedia de controles, ofreciendo bastantes posibilidades de ajuste pero sin ser sobrecogedor. Como siempre, el apartado estético es muy bueno, de hecho probablemente sea el pedal de Walrus audio visualmente más impactante que hemos recibido hasta la fecha, gracias al vistoso color rojo metalizado (con un poco de "brilli-brilli") y al imponente dibujo de una especie de toro de fantasía.

Tampoco a nivel de construcción nos llevamos ninguna sorpresa desagradable, más bien al contrario, está estupendamente construido. Aunque ya lo esperábamos: esta marca hace revisiones frecuentes a sus productos, y cuando un cambio es bien recibido por el público, suelen incorporarlo casi de inmediato a los siguientes modelos que lanzan, lo que facilia una cierta evolución producto a producto.

Walrus Audio Eras

Prestaciones

Aunque este tipo de pedales suelen tener lo que se ve a simple vista, en el caso de Walrus Audio a veces hay un poquito más: por ejemplo, algunos de sus pedales de delay, reverb o modulación suelen tener funciones secundarias, o modos especiales que sólo se activan cuando mantenemos el pie sobre el footswitch. Pero en este caso, al ser una distorsión — un efecto de uso más tradicional — no tenemos esos trucos escondidos, pero sí tenemos algunos lujos agradables. El principal, y que caracteriza tanto este producto como el Walrus Ages, es la posibilidad de elegir entre 5 tipos de clipping. Es algo que nos lleva a 5 estilos de sonido de los que hablaremos un poco más adelante, y que nos puede ayudar a acercarnos a lo que buscamos.

Como ya veremos más adelante, en este caso cambiar entre modos de forma rápida no es algo que hayamos echado de menos especialmente, por lo que no creemos que este pedal necesite funciones remotas (por ejemplo, para cambiar entre modos con un pedal externo).

Otras prestaciones agradables son el footswitch de pulsación suave o el hecho de que poner la distorsión al mínimo no elimina del todo el volumen. Esto es algo que Walrus Audio ha incluido en este pedal y el Iron Horse V3 (o sea, los dos más recientes) y que no está nada mal. Si alguien no sabe a qué nos referimos, es bastante tradicional que poner el control de ganancia de un pedal de saturación a cero elimine del todo la señal saliente. A pesar de que es algo que sabemos la mayoría de usuarios, la marca de Oklahoma ha decidido hacer las cosas de otra manera: aquí el volumen es el único capaz de eliminar del todo el Output. No está mal, ya que permite encontrar la ganancia mínima de manera más rápida.

Otro punto a favor: la inclusión de una perilla "blend" que nos permite añadir señal sin efecto al resultado final. Interesante para los guitarristas, pero un argumento de peso para ls bajistas, que a menudo utilizan dicha técnica para crear sus sonidos. ¿Añadiríamos tal vez una puerta de ruido? Tal vez, aunque no es algo urgente, ya que el pedal no es demasiado ruidoso considerando la ganancia que maneja.

Walrus Audio Eras

Sonido

Walrus Audio nunca nos suele dar sorpresas desagradables en el aspecto sonoro, y es que son pedales de un precio exigente, pero que a cambio ofrecen siempre sonidos con definición y notablemente silenciosos. Interpretamos eso como que la parte técnica está siempre lograda; así pues el "intríngulis" reside más bien en averiguar en qué contextos brilla más este pedal para poder señalar para quién es y para quién no es.

Entrega bastante ganancia, estamos seguros de ser el pedal con más distorsión que hemos probado de Walrus Audio, pero no es un fuzz, ni tampoco es un pedal de heavy metal, aunque usándolo lograrías salir del paso de ambas cosas. No es tampoco un "Marshall in-a-box", pero sí podríamos tocar con gran éxito cosas de estilos hard rock tipo Led Zeppelin o blues muy cargado con él. También podría funcionar estupendo en grunge, punk, pop especialmente enérgico o como una ganancia para tocar solos estilo fusión. En resumen, es un pedal High Gain que tiene una ganancia similar a la de un ampli valvular de ganancia generosa, tirando a lo vintage, y con una calidez destacable.

¿Son útiles las 5 posiciones de clipping? Sí, aunque hay dos grandes grupos sonoros: las posiciones de la 1 a la 3 y de la 4 a la 5. Esas dos categorías son las que presentan más diferencia entre sí, ya que dentro de cada una de ellas el cambio es más sutil. Las primeras son más mediosas, menos comprimidas y con mayor sensación de volumen, con una respuesta de graves algo menos compacta. Las segundas son más comprimidas y con un sonido más scooped, con unos graves algo más amortiguados aunque, como ya he mencionado antes, en ningún momento llega a dar sensación de pedal heavy ochentero.

Es realmente un pedal en el que explorar no entraña un gran riesgo, ya que casi todos los ajustes dan un resultado interesante. Quizás unos resultados algo más dispares en los modos a elegir hubiesen añadido un punto de diversión adicional, ya que moverse entre algunos de ellos es excesivamente sutil, especialmente con según qué guitarras. O, de no ser posible, añadir un boost hubiese aportado una dimensión adicional para probar sonidos.

Clips de audio

Pedal Off/Pedal On

Los 5 modos de clipping

Los 5 modos de clipping con ganancia al mínimo

Los 5 modos de clipping con ganancia al máximo

Recorrido de Treble

Recorrido de Bass

Demostración de Blend

Clips de audio variados

Walrus Audio Eras

Conclusión

El Walrus Eras es realmente un pedal estupendo, y es relativamente fácil hacerlo sonar ya que ninguna combinación resulta en algo excesivo o desagradable. El sonido se nota esculpido con cuidado, así como el recorrido y efecto de cada control, que ofrecen matices redondos y detallados. Como se espera de un pedal de este precio, dicho sea de paso.

Las posibilidades estilísticas son muy variadas: no es un fuzz ni un pedal de heavy metal, pero sí ofrece un rango de distorsión estilo OCD que podría cumplir perfectamente en otras variantes de la alta ganancia, especialmente aquella vinculada a sonidos de carácter valvular y con un cierto calor. Tampoco parece imitar ninguno de los amplificadores de mayor fama como Marshall o Vox, pero sí podría sonar como algunos de ellos empujados con un buen pedal de overdrive. Al mismo tiempo, las 5 variaciones sonoras de clipping no son tremendamente dispares, lo cual puede acabar haciendo que algunas de ellas nos resulten indiferentes. Añadir un boost tal vez hubiese incrementado la diversión.

En resumen, un pedal con un sonido sin estridencias, tal vez no diseñado para géneros muy específicos, pero que lo coloca estratégicamente cerca de muchos estilos de música de alta ganancia.

Walrus Audio Eras
¿Te gustó este artículo?
10

Equipo relacionado

  • Walrus Audio Eras
    Walrus Audio Eras

Regístrate o para poder comentar