Guitarras

Review de Harley Benton Fusion II HSH Roasted (versión nueva, afinación corregida)

Ya en la review original de la primera versión de la Harley Benton Fusion II HSH Roasted tuvimos un entretenido debate acerca de temas variados: desde la estabilidad de su afinación y los posibles trucos para mejorarla, hasta la filosofía de los productos actuales de bajo coste comparados con los de precios algo más exigentes. Puesto que en fecha de su publicación acababa de presentarse al mercado la nueva versión con los problemas de afinación corregidos gracias a su nuevo tensor, os debíamos otro vídeo en que os mostrásemos el rendimiento del mismo, al tiempo que damos respuesta a todos aquellos que nos habéis pedido información sobre ella tras tanto verla en nuestras otras reviews.

El instrumento, con cuerpo de sapeli, tapa de arce (del tipo veneer, es decir, una "chapa") y mástil de arce tostado viene con las prestaciones típicas de modelos más caros, como afinadores escalonados de bloqueo, cejuela de tusq, 5 posiciones de pastilla con split coil, puente Wilkinson y 24 trastes jumbo de acero inoxidable. Como muchos otros modelos de Harley Benton, se trata de una guitarra orientada a emular modelos concretos del mercado que acostumbran a ser deseados por muchos, pero cuyo precio no siempre está al alcance de todos. En general, el aspecto de la Harley Benton Fusion II HSH Roasted es bastante bueno, y aunque es fácil distinguir, simplemente con la vista, que el acabado del mástil no tiene el brillo encantador de las guitarras más caras, la tapa da mucho el pego y en general casi todas las piezas del instrumento tienen una presencia de lo más digna.

A nivel de tacto, es una guitarra muy correcta que podría pertenecer a otro sector de precio superior. Aunque uno nunca puede estar seguro de lo que percibiría con los ojos totalmente tapados, nos parece que no tiene la precisión milimétrica de los buenos instrumentos de alta gama (o simplemente especiales, ¡no tienen por qué ser siempre los caros!), ni esa sensación adictiva que te invita a tocar durante horas y querer usar la guitarra para casi todas tus actividades. Pero es muy resultona, y no haría mal papel complementando a otras guittarras principales que tengáis: si tenéis una buena Strato y una buena Les Paul, por ejemplo, y queréis algo más moderno para usarla en contadas ocasiones, puede cumplir esa función perfectamente. Si vuestro caso es otro, y tenéis solo una guitarra de principiante, y estáis buscando una buena segunda guitarra para seguir progresando, es una apuesta segura porque notaréis un gran salto cualitativo.

Con dos Harley Benton Fusion II
En nuestro vídeo, hemos comparado la versión antigua con la nueva

El tema de la afinación se ha corregido hasta el punto de entrar en el terreno de la normalidad en este sector de precio. No afina tan bien como algunas guitarras modernas que son especialmente estables, pero definitivamente ya no hay los terribles problemas que sí tenía la versión anterior. No obstante, habrá que encontrar alguna forma de lograr que la primera cuerda no se salga con tanta facilidad de su sitio en la cejuela, ya sea cambiando la cejuela o la ubicación/altura del tensor exactas, ya que actualmente es un mal del que esta guitarra está aquejada.

En el sonido, es una guitarra que cubre un gran espectro de sonidos, y que puede serviros en contextos de pop, rock, y funk modernos. También los terrenos fusion los cubre razonablemente, y quizás es un poco menos efectiva en los sonidos que requieren una calidez clásica más acusada, como el blues o el jazz de corte más tradicional, aunque con un poco de esfuerzo con la ecualización y eligiendo las pastillas que más cerca estén de lo que buscáis, lo teminaríais resolviendo. Los géneros más cañeros (death metal y derivados) tampoco son su fuerte exactamente, pero nuevamente con ayuda del resto del equipo serían factibles.

Suena con claridad y bastante equilibrada en todas las posiciones, sólo pecando de excesiva delgadez en algunas posiciones con el selector de single coil activado. Tiene un ataque que a veces puede resultar un poco ronco, pero que en muchos casos le beneficia para tener un extra de carácter. De forma similar a lo que ocurría con el tacto, ninguna posición de pastillas es tan dulce y redonda que cause adicción, pero con todas termina uno bastante conforme y se reafirma en que se obtiene bastante por el precio pagado. Quizás la electrónica (selector de posición, jack hembra) parece algo rudimentaria y podría necesitar un recambio futuro.

En resumen: nadie dice que esta guitarra pueda competir directamente con su equivalente de varios miles de euros, pero tampoco creemos que sea lo que nadie espera. Lo que sí ofrece es una recopilación de buenas cualidades que años atrás era muy improbable ver en este sector de precio, y además, con cierta solvencia. Tiene buen aspecto, el tacto podría pasar por el de una guitarra casi dos veces más cara, y a nivel sonoro da resultados bastante convincentes, que no van sustituir a tus guitarras preferidas cuando sea la hora de grabar, pero sí que te servirá para algunos pasajes concretos y para tus conciertos. Y definitivamente, sería una magnífica segunda guitarra para dejar atrás nuestro instrumento de principiante notando un gran salto de mejora. En otras palabras, una herramienta que es capaz de solventar algunas necesidades musicales y/o darte el capricho de ampliar tu colección.  

Harley Benton Fusion-II HSH Roasted

Más información | Harley Benton 

¿Te gustó este artículo?
17
Guitarristas en InstagramSíguenos
Comentarios

Regístrate o para poder comentar