Amplificadores

Review del ampli Vox Lil´ Night Train 2W

Bueno, hoy vamos a realizar una review de uno de los cabezales de dos vatios que ofrece el mercado para tocar en casa; en concreto, el Vox lil´Night Train.

Como su nombre indica, el pequeño Night Train es un cabezal amplificador todo válvulas que incorpora dos 12ax7b de fabricación china en el previo y una 12au7 también de origen oriental. No debéis dejaros engañar por la procedencia de estas válvulas ya que el cabezal suena muy bien. Además, también se pueden sustituir por válvulas de otras marcas.

Como ya he dicho, es un cabezal que entrega 2 vatios si lo conectamos a un altavoz de 16 ohm, o 1,5 vatios si lo hacemos a uno de 8 ohm más que suficiente para tocar en un piso sin llamar la atención de los vecinos. Esteticamente impacta por su carcasa cromada con perforaciones romboidales y por lo minimalista del conjunto a diferencia del tipico cabezal de caja negra y gran tamaño. Posee potenciometros de Gain, Treble, bass, volumen y un conmutador para sonidos más cristalinos, al estilo más vintage (Bright) y sonidos más oscuros si bajamos la palanca de dicho conmutador (Thick).

Es del tipo de cabezales que están construidos para reflejar lo más fielmente posible el sonido de las cuerdas de la guitarra solo através de las válvulas, sin circuitería de efectos ni nada parecido, lo cual permite exprimir y saborear el autentico sonido de nuestra guitarra al máximo, siendo esto perfecto para aquellos que poseáis guitarras en las que el sonido sea un rasgo distintivo de las mismas (tipo Les Paul, Fender Telecaster....etc).

Este cabezal se vende en conjunto con una pantalla de 10" VOX V110NT a 16ohm Celestion vintage 30 y de recinto cerrado, aunque también lo podemos encontrar suelto para incorporarlo a nuestra pantalla propia, por 230 euros aprox.

Entrando en materia de sonido decir que la repoducción de este es cristalino y envolvente, totalmente sonido vlavular con un crunch adecuado y cálido incrementando la distorsión si subimos el potenciomentro del Gain, lo cual lo hace adecuado para estilos de música como el blues, country, rock y no tan indicado para estilos más duros ni para el jazz. También podemos destacar un perfecto sustain de las notas en todas sus variantes (Clean, Crunch o High Gain), reproduciendo todos los matices que la cuerda de la guitarra emite.

En conclusión, es un amplificador de corte purista para aquellos amantes del autentico sonido valvular, sin efectos ni circuitos digitales, de buena construcción, y que suena lo que cuesta.

¿Te gustó este artículo?
6
Comentarios

Regístrate o para poder comentar