Guitarras

Lâg Roxane Master Series 3000

Las autoridades sanitarias informan: Si es usted propenso a sufrir ataques de GAS, se recomienda encarecidamente que interrumpa la lectura de este artículo inmediatamente, ya que puede resultar perjudicial para su economía. Ni el autor ni el foro se responsabilizan por las disputas familiares que este artículo pudiera causar.

Review Lâg Roxane Master France 3000

Esta preciosidad francesa, una Lâg Roxane Master Series 3000 BRS (Brown shadow), llegó a casa a primeros de diciembre de 2010.

Sobre LÂG

La marca Lâg surgió hace más de 30 años, cuando Michel Lâg-Chavarria, cantante, guitarrista y propietario de un taller de reparación de guitarras en Toulouse, suroeste de Francia , se lanzó a la aventura de construir instrumentos bajo su propio nombre. Mucho ha cambiado (y crecido) desde entonces esta empresa, y aunque siga siendo una marca relativamente minoritaria, ha conocido un renombrado éxito internacional que culminó el año pasado, cuando su nuevo modelo de guitarra acústica Tramontane recibió el premio “best in show”en la feria Winter NAMM 2010.

Varios elementos han ayudado en este éxito; desde su integración en el grupo de distribución ALGAM (el mayor de Francia, y editor del sitio de referencia “La boite noire du musicien”), hasta la exitosa colaboración con guitarristas de gran renombre que cuentan con sus modelos signature de esta marca, entre los cuales se puede destacar a Stéphan Forté (Adagio), Phil Campbell (Motörhead), o el hijo del genial Frank Zappa, Dweezil Zappa (Zappa plays Zappa). Otros nombres famosos que utilizan guitarras de esta marca, en particular sus acústicas, son Jeff Loomis, Gus G. o Richie Kotzen.

Esta marca, que merece un artículo aparte, se caracteriza por haber segmentado la construcción de sus instrumentos en China (modelos de entrada 66, 100, 200 y 500), Corea (modelos1000, que son posteriormente revisados y ajustados en Francia) y su taller/fábrica de Bédarieux, donde el equipo de artesanos de Lâg fabrica la gama Master Series 3000, de la que forma parte la Roxane que nos ocupa.

Descripción

Las guitarras de la serie Roxane recuerdan por sus formas a las PRS, con su doble cutaway y su tapa abovedada de arce flameado.

Sus características técnicas son las siguientes:

  • Cuerpo: Sólido, de caoba de Camerún. Tapa de arce flameado.
  • Mástil: Encolado, en caoba barnizada de tres piezas longitudinales, con diapasón de ébano africano y binding de la misma materia. Doble refuerzo en titanio y unión ergonómica con el cuerpo.
  • Medidas del mástil:
    • Ancho en traste cero: 43,59 mm
    • Ancho entraste 22: 56,71 mm
    • Grosor en traste uno: 21,16 mm
    • Grosor en traste 12: 23,1 mm
  • Inlays y logo Lâg en madreperla. En el marcador del traste 12 encontramos la estrella occitana, que es el símbolo de Toulouse, lugar de origen de Michel Lâg-Chavarria.
  • 22 trastes Jim Dunlop USA, tamaño medio (2,7 x 0,92 mm).
  • Afinadores: Gotoh 510 Precision con tapa Lâg.
  • Puente: Gotoh tune-o-matic
  • Pastillas: DiMarzio, Virtual PAF en el puente y Norton en el mástil.
  • Electrónica: Dos controles de volumen con push-pull separado para cada pastilla (coil split). Un control general de tono. Selector de tres posiciones (puente, puente+mástil, mástil, en todas las combinaciones posibles de pastilla simple o doble)
  • Escala: 24 ¾
  • Cierres de seguridad para correa suministrados de serie.
  • Acabado: Tinte marrón aplicado manualmente por impregnación, barnizado y pulido. Herrajes en acabado oro antiguo.
  • Cuerdas Elixir 0.010-0.046.
  • Estuche Roxane Croco.

Según Lâg, todas las maderas de la serie Master France se secan en su propio taller de Bédarieux a temperatura e higrometría ambiente durante varios años (la duración depende del tipo de madera), antes de terminar su estabilización en una cámara desecado, al 7% de humedad.

La guitarra viene con una funda a medida Croco (así llamada porque imita a piel de cocodrilo), que aunque viste y protege la guitarra nos permite adivinar sus sensuales formas.

Precio: En internet, entre 1.800 y 2.300 euros según acabados (ésta en concreto, 2.100).

FOTOS

Aquí van algunas fotos de la guitarra. Tened en cuenta que por estas fechas en Centroeuropa hay muy poca luz natural en fechas invernales, así que las fotos están sacadas con flash. Por añadidura, éste es un color muy difícil de fotografiar. La fotografía del encabezado, sacada del catálogo oficial de Lâg, es la que mejor representa el verdadero color del instrumento. En las fotos que vienen debajo he intentado que los niveles de temperatura, saturación y sepia hagan justicia al instrumento, pero no hay nada como verlo en vivo.

Vista general del instrumento

https://files2.soniccdn.com/images/photos/640/9950.jpg
El cuerpo, con la veta de la tapa de arce flameado
https://files2.soniccdn.com/images/photos/640/9951.jpg
La unión del mástil, encolado, con el cuerpo. Permite un cómodo acceso a los 22 trastes
https://files2.soniccdn.com/images/photos/640/9952.jpg
El logotipo de Lâg en la pala
https://files2.soniccdn.com/images/photos/640/9953.jpg
La estrella de Occitania marca el traste 12 en el diapasón de ébano
https://files2.soniccdn.com/images/photos/640/9954.jpg

Michel Lâg numera y firma personalmente las guitarras series Master que salen de Bédarieux

https://files2.soniccdn.com/images/photos/640/9955.jpg

Las pastillas, con tapa negra, entregan un sonido redondo y con carácter. Y otra buena ocasión para presumir de maderas

El puente Gotoh Tune-O-Matic, los potenciómetros (dos de ellos push pull) y el selector de tres vías

https://files2.soniccdn.com/images/photos/640/9957.jpg

Cierres de seguridad de serie

https://files2.soniccdn.com/images/photos/640/9958.jpg

Certificado, también firmado por Michel Lâg. La guitarra llevaba dos años en stock...

https://files2.soniccdn.com/images/photos/640/9959.jpg

La maleta Croco Case. ¡Qué estilazo!

https://files2.soniccdn.com/images/photos/640/9960.jpg

Impresiones

Es una guitarra que da una sensación innegable de calidad. Sus acabados están altamente cuidados, algo visible en el esmero con que han rematado la corona y los bordes de los trastes. Suaves como el culito de un bebé. Ahora bien, los trastes 16 a 22 presentaban una pequeña falta de alineación con el resto de los trastes a la altura de las cuerdas E y B, provocando un muy ligero trasteo con la acción tan baja que le pedí al luthier, cosa que éste solventó rebajando un pelín dichos trastes a altura de las dos primeras cuerdas. Sin embargo, con la acción de fábrica (1.9 mm para la primera cuerda en el traste 12, con cuerdas de 0.010) no se percibía ningún trasteo.

Según mi calibre digital, la acción, ajustada por luthier, está ahora a 1.51 mm en el traste 12 (1.67 en el 22) para la primera cuerda, y 2.23 en el 12 (2.55 en el 22) para la sexta, sin presentar ningún trasteo de importancia mientras no se ataquen las cuerdas graves à la Pete Townshend - pero de todas maneras un guitarrista de ese estilo ajustaría su instrumento de otra forma. Todas estas mediciones se han hecho entre la parte superior de la cuerda y la corona de los trastes, montando cuerdas de 0.009-0.042.

Comodidad

Para que mis apreciaciones se puedan comprender en perspectiva, hay que saber que hasta ahora he tenido dos eléctricas, ambas de Ibanez. Es decir, estoy acostumbrado a guitarras con mástil fino y plano, trastes jumbo, puente flotante, y lo que es más importante, escala 25 ½.

Colgada, la guitarra tiende a encontrar un punto de equilibrio más bien horizontal, alrededor de las 14:00 teniendo al guitarrista de frente, por lo que los intérpretes que acostumbren a tocar con el mástil formando un mayor ángulo respecto al suelo le encontrarán una ligera tendencia a cabecear. Esta guitarra da la sensación de ser relativamente pesada; sin embargo, con sus 3.6 kg, pesa casi exactamente lo mismo que mi Ibanez S5470f (caoba y arce) y es 200 gr. más ligera que una RG550 (tilo americano). Su forma no resultará excesivamente cómoda para tocar sentados para aquellos que como yo apoyen el instrumento sobre una sola pierna, ya que el cuerpo es más circular y culón que el de guitarras con cuerpos tipo stratocaster. Sin embargo, esta guitarra está hecha para tocarla de pie, en un escenario.

El toque es evidentemente distinto al de los mástiles Wizard original y Super Wizard HP, que son 1.2 mm más finos que éste y con las cuerdas más espaciadas (45.4 de las Ibanez contra 44.6 de la Lâg). El paso de puente flotante a puente fijo también requiere prestar atención a la hora de hacer bends, ya que se llega antes a las notas destino con el puente fijo.

Sonido

Llegamos al punto clave de este instrumento. Esta combinación de maderas y pastillas entrega una salida media-alta, con buena pegada, un sonido grueso y redondo, con un punto de brillo gracias a la tapa de arce. Las pastillas de por sí están concebidas para enfatizar las frecuencias medias y bajas, frecuencias que se ven si cabe aún más reforzadas por la presencia de la caoba en el cuerpo y el mástil.

Con las pastillas en modo simple entrega limpios de cristal y saturados brillantes tipo strato. Sigue siendo una humbucker en coil tap, pero hace un trabajo muy convincente en modo single coil, especialmente la pastilla del mástil.

En modo doble los limpios son redondos, ideales para tocar blues y rock de los sesenta y setenta. Son pastillas que en muestran su carácter rockero desde volúmenes relativamente bajos, rugiendo a partir de niveles medios de saturación del amplificador. En este sentido, encuentro que esta guitarra es la compañera perfecta para mi Egnater Rebel 30, y por añadidura se lleva a las mil maravillas con las emulaciones de una HD500. Los sonidos distorsionados por las válvulas del amplificador son una verdadera delicia.

Es claramente una guitarra indicada para tocar desde blues a cualquier tipo de rock, desenvolviéndose muy cómodamente en temas hard rock y heavy ochentero.

El sustain es muy duradero, nada que ver con los puentes flotantes a los que estoy habituado.

Os dejo un vínculo a una video-review de esta misma guitarra pero en otro acabado (azul de Nimes… es decir, “denim”, como la tela de los vaqueros). Está en inglés.

Conclusión

A favor

  • Maderas seleccionadas
  • Construcción muy cuidada, digna del mejor custom shop
  • Sonido redondo y equilibrado
  • Electrónica flexible
  • Sistema de bloqueo de correa de serie
  • Estética

En contra

  • Que haya habido que renivelar trastes en una guitarra de semejante precio. Aunque este tipo de guitarra por lo general no se concibe para acciones tan bajas como me gusta a mí.
  • Mmmmh…. ¿Quizá que mis dedos no acompañan?

Por último, esta review está dedicada a Miquelet, otro fan de Lâg. Va por ti, socio!

¿Te gustó este artículo?
7
Comentarios

Regístrate o para poder comentar