Artistas

¿Son estos los 10 mejores riffs de metal de todos los tiempos?

Heavy Metal

Watchmojo.com es un popular medio dedicado a la creación de listas y rankings de diversos ámbitos, pero generalmente de contenidos como el cine, la música, la televisión, videojuegos y otras formas de entretenimiento audiovisual. Hace ya un tiempo propusieron una lista que contenía, supuestamente, los 10 mejores riffs de la música Heavy Metal. Se trata de una selección difícil ya que el Metal es, posiblemente, uno de los géneros que más se enorgullece de la extensa librería de riffs disponibles que, a ojos de los fans, son imprescindibles y legendarios. Pero vamos a repasar la citada lista para que podáis ser vosotros los que decidáis cuáles añadiríais o quitaríais.

10. Holy Diver (Dio): Sin duda, un riff inconfundible que muchos de nosotros hemos tocado miles de veces. Un riff a medio tiempo que suena heavy mucho antes de la consolidación de las afinaciones ultragraves o los amplis exclusivos para Metal.

9. Ace Of Spades (Mötorhead): El principal aliciente de este riff es la elevada velocidad que le da el aire frenético que le caracteriza. Temas como “Ace Of Spades” fueron la semilla necesaria para la posterior proliferación de géneros como el Speed Metal o el Thrash.

8. Breaking The Law (Judas Priest): No hay duda de que el de “Breaking The Law” es uno de los riffs maestros de la historia del Metal. Es sencillo y pegadizo pero intenso y permite tocarlo mientras uno pone cara de tipo duro.

7. Mouth For War (Pantera): El mundo ya había visto y oído mucho de lo que el Metal podía ofrecer cuando este riff de Pantera sonó por primera vez por las radios, y aún así fue capaz de avivar una vez más la pasión por el Thrash Metal. Tal vez sea por el grosor y la agresividad del sonido de Dimebag.

6. Raining blood (Slayer): Cualquier fan de Slayer sabe que el sonido de los truenos anticipa el riff de uno de los mayores himnos que la gente de Kerry King ha compuesto nunca. Tras él, un segundo Riff frenético pone la banda sonora ideal para dar comienzo al “Wall Of Death”.

5. Master of puppets (Metallica): Si pasásemos unos minutos paseando por los pasillos de un edificio de locales de ensayo, la probabilidad de que salgamos de allí sin haber oído este riff es realmente baja. El riff cromático de Master Of Puppets es uno de los más atractivos para los guitarristas, y el tema es uno de los más divertidos para tocar con una banda. Todo ello ha convertido a esta canción en una de las versiones más necesarias para esos días en que la rutina en el local de ensayo se vuelve un poco espesa.

4. Holy Wars...Punishment Due (Megadeth): El estilo inconfundible de Dave Mustaine está presente en este riff, bastante más enrevesado que los que comparten lista con él. Sin embargo, es precisamente ese aire acelerado y abrupto el que lo convierte en uno de los fragmentos más cargados de adrenalina.

3. The Trooper (Iron Maiden): Nunca sabremos hasta qué punto Iron Maiden fueron los verdaderos responsables de que hoy en día uno de los sellos de identidad del Heavy Metal sean las guitarras gemelas armonizadas, pero estamos seguros de que una buena parte es culpa de su influencia. El riff de The Trooper es una interpretación brillante, que se mueve a ritmo del cabalgueo clásico de la Dama de Hierro.

2. Paranoid (Black Sabbath): Sin duda, otro de los grandes riffs de la historia que, ayudado por su sencillez, ha logrado traspasar las barreras generacionales y sigue siendo uno de los preferidos de los . Menos sencillo es acercarse al sonido tan único que Tony Iommi, que captura la esencia de una época dorada para los Sabbath.

1. Crazy Train (Ozzy Osbourne): Randy Rhoads dejó con este riff una de las interpretaciones más memorables y espontáneas de la historia de la guitarra eléctrica. Pegadizo, intenso y detallado a partes iguales, sirve como anuncio a la que posiblemente sea la canción más famosa de Ozzy Osbourne.

¿Te gustó este artículo?
7
Comentarios

Regístrate o para poder comentar