Amplificadores

Fender Bassman, el ampli de bajo que conquistó el mundo de la guitarra

Estrenamos esta serie de artículos para hacer nuestra propia recopilación de fichas sobre la  historia de algunos de los amplificadores más influyentes e importantes, en la que poco a poco, iremos atendiendo a varios de los amplificadores más icónicos que aún hoy tienen un hueco reservado en la memoria de los guitarristas.

Aunque ahora el mundo de la amplificación está muy diversificado, es evidente que hubo algunos modelos clave, cuya estela decidieron seguir muchos otros fabricantes, acabando por convertirse un estándar con el que aún se sigue comparando cada nuevo modelo que aparece en el mercado. Fender es responsable de unos cuantos, por lo que vamos a premiar su prolífica trayectoria dedicando el primer artículo de la serie a uno de sus clásicos más indiscutibles: el famoso Fender Bassman.

Fender Bassman Portada

Contexto histórico

Para comprender el nacimiento del Fender Bassman, primero hay que hablar del éxito comercial del bajo eléctrico a principios de los 50. En 1951, Fender presentó el Precision Bass, que tuvo una buen recepción por parte de los músicos, siendo considerado el primer bajo eléctrico que verdaderamente tuvo un buen volumen de ventas.

Hasta entonces, era común que el rol de bajista que hoy conocemos lo ocupara un contrabajo, un instrumento más grande, pesado y algo más delicado a la hora de ser amplificado. Por ello, el Precision Bass resultó atractivo al ser más ligero, pequeño y fácil de amplificar, dando a quienes lo usaban una movilidad similar a la que, desde siempre, habían tenido los guitarristas. Otra de las claves de su éxito era la incorporación de trastes, que hacía su aprendizaje más cercano al del mundo de las 6 cuerdas.

El éxito del Precision Bass abría una puerta para ofrecer nuevos productos que Fender no desaprovechó: los bajistas iban a necesitar su propio amplificador, para dar voz y volumen al instrumento que habían ayudado a hacer crecer.

Fender Precision Bass

La aparición del Fender Bassman

Durante ese mismo año, los catálogos ofrecían el Precision asociado a un amplificador de guitarra (el TV-front 1x15” Pro Guitar Amp, denominado así por la similitud entre el frontal del ampli y las televisiones de la época), ya que aún no estaba lista la versión pensada específicamente para el Precision. Ya en 1952, el nuevo modelo para bajo estaba terminado, y fue incluido en el catálogo, al principio llamado simplemente “Amplifier” (amplificador). 

Afortunadamente, al muy poco el jefe de ventas de aquél tiempo, Don Randall (el mismo que más tarde fundaría la compañía de amplificadores Randall, hoy conocida por sus amplis de metal) bautizó al amplificador con un nombre mucho más distintivo: the Bassman.

Hoy el Fender Bassman ha sido modificado de mil maneras por diferentes fabricantes, pero el diseño original de 1952 era el llamado 5B6, un combo con un altavoz de 15”, que hasta 1954 presentaba dos válvulas de previo (6SC7 ó 6sL7GT), dos en la etapa de potencia (5881) y una válvula rectificadora 5U4G. Tenía 26 W de potencia, una impedancia de 8 Ohmios y Bias de cátodo.

El panel superior ofrecía dos inputs, dos potenciómetros (volumen y tono) y un altavoz Jensen P15N (que Fender señaló como “diseñado especialmente”) en el interior de un mueble cerrado con dos aberturas traseras para enfatizar los graves, lo cual supuso una diferencia con los amplificadores de guitarra abiertos que habían vendido hasta el momento. Aparentemente, Fender habría producido 660 unidades del Bassman 5B6 entre la fecha de su lanzamiento y 1954, con números de serie entre #0001 y #0660.

Fender Bassman 5B6 1952
Este es el aspecto que lucía el Bassman 5B6 en su primera versión

Comienzan los cambios del diseño

Del “TV Front” al “Wide Panel”

En verano de 1952, Fender deja atrás el diseño de la rejilla frontal TV-front para pasarse al Wide-Panel, lo cual le daba un aspecto diferente, aunque en el interior seguía siendo el mismo amplificador 5B6. En 1953, esta nueva versión ya había dejado atrás la anterior, y se seguía anunciando como un ampli exclusivo para bajo, pero los músicos ya estaban empezando a usarlo con otros instrumentos como la guitarra y la armónica. Eso hizo reflexionar a Fender, que empezó a variar el marketing y evitar encasillarlo en un único uso. 

Fender Bassman 56B Wide Panel

El 5B6 deja paso al nuevo 5D6

Algunas quejas llegaban del amplificador Bassman 5B6: según algunos, no era capaz de manejar los graves suficientemente bien, y paralelamente, el altavoz de 15” había dado averías con frecuencia. A tal tiempo, Fender volvió a querer variar el aspecto del frontal del ampli creando una tercera versión de la rejilla, la “Narrow-Panel”, ocupaba aún más superficie en la parte delantera del mueble. 

De modo que, como suma de ambas modificaciones, el mundo conoció en 1954 el nuevo Bassman 5D6, un nuevo amplificador que seguro impresionó a más de uno con sus cuatro altavoces de 10” y sus 40W de potencia. Mantenía sus dos conexiones de input, ahora llamadas “Normal” y “Bright” (normal y brillante), dando señales de que ya eran conscientes de que muchos guitarristas querrían emplear estos nuevos Bassmans. 

El nuevo diseño  también incluía diferencias en circuito: ahora había control de graves (bass), agudos (treble) y presencia (presence) así como un interruptor de Standby y otro de Ground (para evitar los bucles de masa). Además, tenía dos válvulas rectificadoras (por lo que el 5D6 también recibe el nombre de Dual Rectifier Bassman) y se cambió el bias de cátodo por un bias fijo. La inversión de fase se realizaba mediante un “Split Load”, dejando la otra mitad de la válvula para ser usada como etapa de ganancia adicional.

Parece ser que solo hay 11 unidades localizadas de este ampli, y no se han encontrado esquemas originales, pero algunos de sus poseedores los han creado a partir del original y publicado en la red. 

Fender Bassman 5D6 1954

La creación del icónico Bassman 5F6-A

Los siguientes fueron años de varios cambios en el diseño, y en períodos de tiempo relativamente cortos: en 1955 apareció una variación, el 5D6-A, y en 1956 un nuevo modelo, el 5E6. Pero al año siguiente ya habría un sucesor, el 5F6 de 1957. Fender estaba tratando de añadir mejoras al diseño que hiciesen el ampli cada vez mejor, lo cual les llevó, de forma gradual, a acabar creando el 5F6-A, considerado por muchos el Bassman más influyente de la historia, producido entre 1958 y 1960.

El Bassman 5F6-A, fue la base de la creación del Marshall JTM 45 de 1962, que a su vez logró también ser uno de los iconos de la marca británica. Y es que muchos coinciden en que Fender dio en el clavo en la combinación de elementos de esta versión, muchos procedentes del camino recorrido gracias a sus variantes anteriores: tenía un control de medios, cuatro entradas (Normal y Bright en opciones Low gain y High Gain), nuevas válvulas rectificadoras (GZ34), un circuito de control de presencia modificado y cuatro altavoces Jensen P10Q.

Fender Bassman 5F6A

La entrada en la década de los 60: el "Brownface"

A pesar de lo importante de su lanzamiento, el 5F6-A no se salvó de ser sustituido en 1960 por el Bassman 6G6, un nuevo modelo 1x12” que cambiaba el formato del ampli al estilo “piggyback” (el amplificador se aloja en un cabezal independiente de la pantalla, y se unen mediante unos clips). El recubrimiento exterior era ahora de Tolex “blonde” (dejando atrás el acabado Tweed) con rejilla, panel frontal y asa marrones (por lo que acabarían siendo llamados "Brownface"), y el diseño de los controles prescindió de los “Chickenhead” de los 50 para cambiarlos por potenciómetros blancos y cilíndricos. 

A nivel técnico, presentaba una única válvula rectificadora GZ34, dos válvulas de etapa 5881/6L6GC y cuatro válvulas 12AX7 de previo. Entregaba 50W a 8 Ohmios a su único altavoz, alojado en su mueble estilo “Tone Ring”. Pronto el modelo fue revisado (6G6-A) e incluiría un altavoz adicional de 12” (2x12”), además de una rectificación en estado sólido. El tiempo también trajo el cambio tanto de la rejilla frontal como del asa, siendo sustituidas por una rejilla de color más claro (1962) y un asa negra más resistente (1963).

Brownface 6G6-A

El "Blackface" de 1963

La nueva versión del Bassman 2x12” que trajo el año 1963 tenía un panel frontal negro y numerado, lo que esta vez le hizo ganar el popular apodo de “Blackface”. Se mantuvieron los potenciómetros cilíndricos, y en las primeras unidades se aplicó un tolex claro y rejilla frontal dorada. Además, se incorporó un logo de Fender tridimensional cromado.

La vida de esa configuración fue breve, ya que en 1964 fue sustituido por otro aspecto, con tolex negro, rejilla plateada, y potenciómetros negros con la numeración en ellos (aunque las primeras unidades conservaban potenciómetros blancos). Además, esta versión (AA864) también tenía cambios en el circuito: la presencia había sido eliminada, y se añadieron selectores de “bright” y “deep”. Esta configuración fue relativamente duradera, y se mantuvo hasta 1967, justo antes de la llegada del su sucesor, el “Silverface”.

Bassman Blackface 1963

Época CBS: el Bassman a transistores

Como muchos sabéis fue justo en este período en el que se estaba produciendo la adquisición de Fender por parte de CBS. Se trata de uno de los períodos peor valorados y más criticados de la marca, al estar bajo el control de una compañía que parecía mostrar poco interés en la calidad y la conservación de la identidad de la empresa.

No es de extrañar pues, que uno de los movimientos de este período fuese el intento de crear un sucesor del Bassman basado en la tecnología de transistores. El resultado fue un Bassman de 105 W, en formato Piggyback con tres altavoces de 12” (curiosa combinación) que ofrecía cuatro modos llamados “Styles”. El producto estuvo en venta hasta 1971, y tuvo una variación en 1968, que hacía pareja con un recinto de altavoces de mucho mayor tamaño, y sin embargo, equipado con solo dos altavoces de 12”.

Fender Bassman CBS Solid State

La llegada del Bassman Silverface

A pesar de todo, ese mismo año, 1968, fue también el del lanzamiento de un Bassman que no se basaba en los transistores, que lucía un panel frontal planteado y que, como no podía ser de otra forma, terminó siendo llamado Silverface. Empleaba el mismo circuito que los últimos Blackface de 1967 (circuito AB165), y a finales de año vió su configuración de altavoces 2 x 12” ser modificada por una de 2 x 15”, pero encajados en el mismo mueble exacto.

Los Silverface tuvieron dos incorporaciones de gran tamaño en 1969: el Super Bassman I y el Super Bassman II. Recordemos que aunque otros instrumentistas además de los bajistas empezaron a usar los Bassmans, Fender lógicamente seguía ofertando estos amplis a sus usuarios de bajos Precision ( y ahora también Jazz Bass, presentado en 1960), por lo que lanzaron estos dos amplificadores de gran potencia, ambos de 100 W. Las diferencias entre ellos se basaban en su recinto de altavoces, con un recinto de 2x15” el primero y con dos recintos el segundo. Bajo este nombre, estuvieron disponibles entre 1969 y 1971.

Fender Bassman Silverface

Reorganización de los nombres y productos

En 1972, Fender decidió reordenar la gama de productos y para ello renombró algunos.  El Silverface de 50W convencional (anterior a los Super Bassman I y II) pasó a ser llamado Bassman 50. Otro lanzamiento que compañó a esta reorganización fue el Bassman 10 combo, también de 50W. Aunque suele ser una configuración de altavoces comúnmente asociada a los Bassman, Fender ya llevaba más de 10 años sin presentar un 4x10”, y este lo era.

Fender Bassman 10

El tercer ampli en completar la colección era el Bassman 100, que en realidad era el mismo Super Bassman del año anterior con la misma potencia (100 W), pero reacomodado a un formato diferente: era un amplificador formato piggyback y con cuatro altavoces de 12”. En 1977 tuvo lugar un segundo bautizo, pero esta vez acompañado de un cambio en las especificaciones de potencia. El Bassman 50 pasó a llamarse Bassman 70, mientras que el Bassman 100 se convirtió en el Bassman 135.

Fender Bassman 135

La descatalogación del Bassman

Entrando en los 80, la compañía todavía pertenece a CBS, y se hacen algunos lanzamientos de la serie Bassman aparte de los Silverface descritos en el apartado anterior. Uno de ellos fue el Bassman Compact de 1981, un amplificador  con configuración 1x15” que supuso el segundo intento en el terreno de los transistores. Vino acompañado de un ampli valvular, el Bassman 20 de 1982, también con un altavoz de 15”.

Fender Bassman 20

Sin embargo, dos acontecimientos importantes tuvieron lugar con poca separación de tiempo: la CBS descatalogaba los modelos Bassman en 1983 y tomaba la decisión de poner a la venta Fender en 1984. Lo que pasó a continuación es una historia miles de veces contada: los empleados compraron y renombraron la empresa como FMIC (Fender Music Instrument Corporation) en 1985. Tres años más tarde, el nombre Bassman volvía a aparecer en los catálogos, curiosamente en forma de una gama de estado sólido.

Fender Bassman 120

La era de las reediciones

Los 80 llegaban a su fin, y Fender, consciente del valor que han acumulado sus modelos históricos del Bassman, decide entrar en el terreno de las reediciones. En el año 1990, la compañía presenta la reedición del modelo probablemente más solicitado: un Bassman del 59 (el legendario 5F6-A). Llevaba 4 altavoces de AlNiCo de 10” hechos por Eminence, y rectificación en estado sólido, y sólo sería relevado por la versión de 2004 del mismo concepto, el ‘59 Bassman LTD, perteneciente a las Vintage Series y aún disponible en catálogo.

Fender 59 Bassman LTD

Tambien en 2009 se presentaron cuatro modelos que constituían la Bassman TV Series: estaban pensados para bajo eléctrico y tenían versiones de 1x10”, 1x12”, 1x15” y 2x10”. No obstante, parece ser que no se trataba de versiones fidedignas de los modelos en los que se inspiraban. 

Además del mencionado ‘59 Bassman moderno, otros modelos de Bassmans ocupan su lugar en el catálogo actual, pensados exclusivamente para bajo eléctrico. Por ejemplo, el Bassman 500 es un amplificador de dos canales que (según la marca) combina el preamplificador de la serie “Blackface” con una etapa de potencia de clase D que le proporciona 500 W de potencia, y cuenta con un hermano mayor de 800W, el Bassman 800. 

También el Super Bassman es para los bajistas, un ampli de 300W a válvulas tanto en previo como en etapa y rectificación en estado sólido. Del mismo modo, es también un modelo actual el Bassman 100T, otro cabezal a válvulas para bajistas de aspecto similar al del Super Bassman, pero con 100 W de potencia.

Fender Super Bassman

El Fender Bassman, un amplificador con personalidad propia

Ha sufrido muchas mejoras y modificaciones, algunas más acertadas que otras, pero no se puede negar que el Bassman es un amplificador pionero. Sin él, posiblemente los amplis Marshall serían diferentes a como los conocemos hoy en día. Y aunque algunas de sus versiones han llegado a alejarse totalmente de él, el público ha reclamado el concepto original tanto en forma de reediciones como de emulaciones digitales en plugins modernos o emuladores.

El caso del Fender Bassman es uno de los más interesantes en el mercado de los amplificadores de guitarra, ya que ni siquiera el nombre (Bassman) pudo obligar a este ampli a ser sólo para bajistas. Los guitarristas, e incluso armonicistas, lo eligieron para dar rienda suelta a su creatividad, mostrando una vez más que las instrucciones del manual no son siempre las que forjan los sonidos del futuro, a veces son las mentes de los músicos.

Fender Bassman TV Fifteen

 

¿Te gustó este artículo?
42
Guitarristas en InstagramSíguenos
Comentarios

Regístrate o para poder comentar