Artistas

¿Qué edad tenían estos guitarristas famosos cuando crearon sus mejores riffs?

¿Qué edad tenían nuestros guitarristas favoritos cuando hicieron sus riffs imprescindibles? La época dorada del negocio discográfico propició la aparición del cazatalentos, una persona que tenía olfato para detectar a los artistas que iban a gustar antes de que su fama y gloria fuese ya evidente para todo el mundo. Y lógicamente, cuanto más joven fuese el artista "cazado", probablemente era mejor, ya que tenía muchos más años por delante de exhuberancia y energía para comerse el mundo.

Por eso, no es nada raro que muchas de las obras que consideramos indispensables en el mundo de la guitarra fuesen creadas a edades muy tempranas. Hay que tener en cuenta que en aquél tiempo era razonable para una discográfica pagar todos los gastos de un artista a cambio de gestionar todo su negocio, ya que el sector era mucho más lucrativo de lo que lo es ahora. Imagináos: ¡ser un veinteañero con todos los gastos pagados viajando por el mundo!.

Jimi Hendrix

Formas similares a esta compensación económica aún existen, pero está típicamente reservada a los géneros musicales de carácter mayoritario en la actualidad. Mientras tanto, las "jóvenes promesas" actuales de géneros "alternativos" están financiándose total o parcialmente sus carreras. En algunos casos, esto ha atrasado la edad a la que algunas bandas obtienen reconocimiento, puesto que es el resultado de años de inversión en diferentes discos y giras que van progresando lentamente, en vez de disfrutar de un empujón inicial de fuerte promoción en los medios que permitiría el presupuesto de una gran multinacional.

Pero si la juventud de los autores legendarios de los que vamos a hablar hoy no deba sorprendernos, quizás sí deban hacerlo sus creaciones. Porque muchos de los fragmentos a los que nos vamos a referir son considerados genialidades, composiciones tan inspiradas y que conectan tanto con el público, que a veces dan la sensación de ser el fruto de toda una vida de experiencia. De acuerdo, no nos olvidamos de que siempre está ahí la mano invisible del productor y otros asesores que pueden hacer "madurar" en el estudio de grabación una idea original del ídolo de turno. Pero nos da la sensación de que más de uno de esta lista se apañaba muy bien él solito.

Led Zeppelin

Hemos de añadir que, siempre que nos ha sido posible, hemos tenido en cuenta la fecha de grabación del álbum en lugar de la del lanzamiento comercial, y que la lista no está tan basada en la precocidad como en lo famoso del riff o fragmento entre el público no necesariamente especializado. 

¡Comencemos!

Metallica

Smoke on the Water 

Si hay dos riffs en el universo que se merecen la prohibición de ser tocados en una tienda de guitarras, este sería uno de ellos. El famoso "Smoke on the water" de los Deep Purple, interpretado por el excéntrico Ritchie Blackmore, tiene un riff necesario para explicar la historia del rock: quizás no es el más técnicamente complejo de esta lista, pero a pesar de lo escueto que es, concentra algunos de los recursos que caracterizan el género, como el uso frecuente de díadas en lugar acordes tríada, el uso de la quinta disminuida que le da ese aire "peligroso" y el riff como protagonista absoluto de la introducción del tema. Ritchie Blackmore hizo este inspirador fragmento a los 26 años.

Smells like Teen Spirit  

A principio de los los 90 ya se había inventado mucho en el rock, y es posible que algunos ya empezaran a asumir que pocos riffs iban ya a incluirse, a esas alturas, en el olimpo guitarrero. Sin embargo, fue una época que vista con distancia, no estuvo nada mal para la guitarra: Rage Against The Machine, Tool, Soundgarden, Red Hot Chili Peppers, Metallica o Dream Theater hicieron aportaciones muy destacables en los primeros años de la década, de las que aún hoy hablamos. Así pues, ese fue el caso de "Smells like teen Spirit" de Nirvana, que logró inmortalizarse y convertirse en himno generacional cuando Kurt Cobain tenía 24 años.

Eruption

Ya sabemos que "Eruption" no es un riff, pero es que el primer disco de Van Halen está tan lleno de riffs que podríamos destacar que, al final, hemos preferido elegir el solo que dejó al mundo sin palabras. ¿Cuántos guitarristas han aprendido este solo después de que fuese presentado al mundo? Incontables. Hasta la mayoría de pedaleras que se compra uno tienen un preset llamado Eruption, ya asumiendo que querrás tratar de tocarlo (y porque así te demuestran que el multiefecto tiene phaser). Pues bien, el amigo Van Halen regaló esto al mundo con 22 años.

Wish you Were Here

Las primeras notas de este riff ya son un anuncio de que vamos a disfrutar durante los siguientes minutos, ya que son la antesala de una de las más grandes y sentidas canciones del grupo, perteneciente a un álbum en el que la falta de su compañero Syd Barrett tuvo un gran peso. Posiblemente esa preocupación se transmite a través de la composición, haciendo que sea una de las canciones de Pink Floyd más conocidas también por el público no familiarizado con la banda. Cuando la grabaron, David Gilmour tenía 29 años. Algo más mayor que el resto de músicos de la lista, pero para ser justos, Pink Floyd llevaban haciendo historia del progresivo desde su primer disco en 1967,  y Gilmour David contaba con tan solo 22 cuando se unió a ellos en el 68.

Little Wing

Un fantástico riff que auna melodía y acompañamiento y que ha sido inspiración para muchos otros guitarristas tras Jimi Hendrix. Este tema es también una de las grandes estrellas de las Jam Session, ya que la progresión de acordes que describe es lo suficientemente estimulante como para que la improvisación pueda tomar diferentes colores. En definitiva, una pieza que no sonaría igual si no existiese la guitarra eléctrica, y por tanto, un homenaje a la misma. Y si nos apuráis, casi diríamos que a una en concreto, la Stratocaster. Jimi tenía 25 años cuando esta pieza fue editada.

Master of Puppets

Un tiroteo de notas y solos de guitarra fue lo que encontraron aquellos que en 1986 escucharon por primer vez el disco "Master of puppets". Aunque posiblemente la cuenta bancaria de Metallica esté mas llena del dinero del Black Álbum de 1991, este otro disco tampoco se queda atrás, teniendo una de las canciones que los guitarristas metaleros tocamos más asiduamente. El riff cromático de la intro de "Master of puppets" es una excelente manera de relacionarse con la guitarra metal, y familiarizarse con el palm mute, mientras que sus métricas irregulares invitan a querer ver más allá del compás 4/4. Por no mencionar los más de 8 minutos de desarrollo de la canción, que dan entretenimiento y desafíos variados para un buen rato. James Hetfield tenía 22 años cuando lo grabaron, mientras que Kirk Hammett tenía un año más.

Stairway to Heaven

Al principio del artículo hablábamos de riffs prohibidos en las tiendas de guitarra, y este sin duda es otro. Uno de los más repetidos por profesores y alumnos, con unas cejillas de mano izquierda que nos hacen maldecir cuando estamos empezando a familiarizarnos con él. Y sin embargo, tiene algo que lo hace mágico, y que nos hace iniciar un viaje junto a nuestra guitarra que deseamos revisitar a menudo. Polémicas de plagios aparte, se trata de una de las canciones más nostálgicas e impresionantes de Led Zeppelin, que incluso emociona a sus propios creadores cuando se interpreta bien, como hicieron Heart y los músicos del vídeo que os ofrecemos bajo estas líneas (el hijo de John Bonham entre ellos) de cuando Led Zeppelin fueron incluídos en el Rock and Roll Hall of Fame. ¿Qué edad tenía Jimmy Page cuando se grabó esta canción? En 1970, Jimmy tenía 26 años.

Layla 

Otro de los mejores riffs de la historia: compuesta junto a Duane Allman, dicen que estaba inspirada por el fuego de la pasión que Eric Clapton sentía por la que en aquél momento era la mujer del Beatle George Harrison — sin duda, uno de los culebrones más entretenidos de la historia de la música pop y rock. Incluso trató de seducirla mostrándole su composición, y aunque no dio resultado en ese momento (pero sí unos años más tarde), nosotros ganamos una de las canciones más intensas de slowhand, y un riff que resulta casi imposible no querer tocar. También en su versión acústica se revela como un tema que funciona en casi cualquier arreglo que se le aplique. Clapton tenía 25 años cuando la grabó.

Sweet Child o' Mine

La locura por los Guns N' Roses tuvo lugar ya con el primer disco, "Appetite For Destruction" — aunque alguna biografía de algunos miembros del grupo asegura que fue algo mucho más gradual de lo que nos parece ahora visto desde la distancia — , locura que más tarde fue sostenida y aumentada con discos como "Use Your Illusion I y II" o "The Spaghetti Incident", ya en los 90. Pero el riff por excelencia de Guns N' Roses que todo fan debe intentar aprender es sin duda "Sweet Child O' Mine", y es curioso porque no es especialmente fácil si solo llevamos algunas semanas tocando. Pero algo tendrá, porque sigue siendo uno de los incentivos para agarrar una Les Paul e insistir una vez tras otra. Slash tenía 22 años cuando fue grabada.

Bohemian Rhapsody

La guitarra de Brian May de Queen tiene el don de la comunicación directa con públicos de lo más diverso, y eso le ha valido convertirse en uno de los más populares de esta lista. Ya llevaba a las espaldas unos cuantos fragmentos de guitarra absolutamente brillantes, pero Bohemian Rhapsody suele ser empleada como ejemplo de las habilidades compositivas del grupo, coincidiendo posiblemente con la que más nombraría el público general como la más famosa. Su solo de guitarra, sus magníficas armonías, su asombrosa ingeniería de sonido y ese riff hipervitaminado en mitad de la canción la convierten en una obra maestra. Brian May tenía alrededor de 27 años cuando la pieza fue grabada.

Back in Black

No era ni mucho menos el primer disco de AC/DC, pero tiene un riff demoledor que haría sacudir la cabeza a cualquiera. Puede que "Back in Black" no sea más famosa que "Highway to Hell", pero a nivel guitarrero, es una canción redonda, tanto en composición como en sonido. Y un excelente riff para practicar, porque a pesar de lo breve que es, nos permite tocar acordes, ligados y bending y a familiarizarnos con los silencios: muy compacto y muy completo, en definitiva. Grabado en 1980, Angus Young tenía 25 años, y su hermano Malcolm, 28.

Hotel California

Grabado en 1976, el álbum del mismo nombre de The Eagles es considerado uno de los mayores éxitos discográficos de la historia, habiendo vendido más de 42 millones de copias en el mundo. A las guitarras, Don Felder 1947, Glenn Frey 1948 y Joe Walsh 1947 seguramente vieron cómo el tema homónimo subía como la espuma hasta convertirse en el enorme clásico que es hoy, que sigue siendo emitido por todas las emisoras de radio de rock décadas más tarde. Su progresión de acordes inconfundible y esa armonía de guitarras que se reservan como sorpresa al final de la canción son las señas de identidad de esta canción que posee uno de los mejores solos de guitarra de la historia. Felder y Walsh tenían 29 años, mientras que Frey es un año más joven.

Por supuesto, la lista podría seguir hasta el inifinito: no dudéis en comentar incluyendo los trabajos que os parezcan más destacables adjuntando la edad del intérprete. Quedan para otra ocasión hacer una lista con otro criterio: no tanto guiarse por lo famoso de las piezas sino centrarnos en los intérpretes más jóvenes del mundo de la guitarra, en que seguro que encontraríamos más de un caso increíble.

¿Te gustó este artículo?
27
Guitarristas en InstagramSíguenos
Comentarios

Regístrate o para poder comentar