Accesorios

¿Cómo se inventó la púa de guitarra?

D' Andrea Guitar Picks

A pesar de que no son imprescindibles del todo, las púas de guitarra, también conocidas como plectros o plumillas, son un accesorio que casi todos los guitarristas hemos tenido y usado. Pero, ¿cómo fueron inventadas? Seguramente nunca llegaremos a saber cuándo fue la primera vez que alguien usó un objeto sólido para hacer sonar una cuerda — algunos señalan que una flecha haciendo sonar la cuerda de un arco primitivo para cazar ya es, en sí mismo, una invitación suficientemente explícita —, pero sí que hay indicios en los jeroglíficos egipcios de que tal vez empleasen accesorios para tocar sus instrumentos de cuerda.

Puás en la antigüedad

A lo largo de la historia, se han utilizado con frecuencia las plumas de diferentes aves (incluso de avestruces) como “púa”. Pero uno de los verdaderos puntos de inflexión fue cuando, poco antes de finalizar el siglo XIX, se comenzó a utilizar el caparazón de tortuga para fabricar púas para instrumentos de cuerda. Ello también popularizó el uso de materiales como el hueso, la madera y el marfil. No obstante, el caparazón de la tortuga marina Hawksbill — la especie de la que se obtenía el material — era difícil de obtener. Por no mencionar que, muchos años más tarde (concretamente, en 1973), sería prohibido para evitar la extinción del animal.

Tortuga Hawksville
El caparazón de la tortuga marina Hawksville se empleaba para la fabricación de púas para instrumentos de cuerda

El segundo momento clave, y posiblemente más importante aún, fue cuando en 1922 la compañía D’Andrea comenzó a utilizar celuloide para la fabricación de púas. El celuloide fue creado en 1869 por John Wesley Hyatt y uno de sus primeros usos fue en bolas de billar. Hasta el momento eran de marfil, pero uno de los fabricantes de dichas bolas ofreció una recompensa (según dicen, de 10.000 dólares) a quien fuese capaz de aportar una alternativa a ese material cada vez más escaso. Efectivamente, el nuevo material con un colorante aplicado, ofrecía el aspecto del marfil. El único problema fue que el celuloide se basaba en la nitrocelulosa, haciéndolo inflamable. Muchos conoceréis la nitrocelulosa por ser utilizada para el acabado de nuestras guitarras, pero por aquél entonces era conocido como guncotton, y se había usado como explosivo en la guerra civil. Por ello la proximidad de cigarros o pipas a las bolas de billar era peligrosa, e incluso se podía llegar a hacer una detonación leve bajo determinadas circunstancias cuando las bolas impactaban entre sí. Lo cierto es que este material se sigue usando en bolas de ping pong, como podéis ver a continuación:

Pero volvamos al 1922, cuando Luigi D’Andrea encuentra una forma de fabricar y hacer estampaciones sobre celuloide. Originalmente planeó usarlo para crear decoraciones en forma de corazón para accesorios de maquillaje femenino, pero a raíz de un comentario de uno de sus hijos (“parece una púa de mandolina”), decidió probar suerte en el sector de las tiendas de música, decisión que muy pronto se reveló como acertada: los años 20 serían el período de auge de las púas de guitarra. Las púas de dedo (perfeccionadas por George D. Beauchamp y patentadas en 1928) también estaban experimentando una creciente demanda, ya que la guitarra cada vez era más popular en EEUU y, poco a poco, se iba situando a la altura del banjo y la mandolina. La incorporación de las cuerdas de acero cada vez más gruesas incrementaba la proyección sonora, pero también la necesidad de brindar a las uñas algo de ayuda.

Finger Pick

Las púas planas también verían su popularidad aumentada exponencialmente, y como suele ser habitual en el mercado de la guitarra, un “guitar hero” tendría la culpa. En 1929, el guitarrista Nick Lucas tendría tal éxito con la canción “Tiptoe Through the Tulips” que le merecería su propia Gibson Signature y legiones de seguidores tratando de emular su técnica de púa plana.

Aunque hoy en día siguen existiendo las púas de celuloide, es muy frecuente el modelo de Nylon creado originalmente por la compañía Herco, producido durante los 60 y 70, y que más tarde compraría Dunlop. El polietileno, el hueso, el cristal, el metal, el cuerno o la piedra son sólo algunas de las opciones de las que disponemos hoy en día, en que la oferta se ha diversificado y es más fácil de conseguir que nunca. Cada una tiene su propia forma, grosor y consistencia, que se traduce en diferentes matices sonoros. Pero clasificarlas y ordenarlas es algo que dejaremos para otra ocasión.

tamaños de púas
Guitar picks
Guitar Picks

¿Te gustó este artículo?
17
Comentarios
  • 1
  • 2
  • #1 por jaimebcn hace 4 semanas
    Nunca entendí cómo puede ser cómodo tocar con esas piedras en punta, quiero decir, esas pedazo de púas sobredimensionadas, tiene que ser hasta molesto, no? O están hechas para un estilo de música en concreto?
  • #2 por namoetcal hace 4 semanas
    El vídeo de Tiptoe Through the Tulips es genial, jeje
    2
  • #3 por David Hinojo Trigili hace 4 semanas
    #1 Se usan para banjo bluegrass, pero colocadas de esta forma:

    http://2.bp.blogspot.com/-v9x27ANd0A8/Te-qmBFZPEI/AAAAAAAABSY/_5qgbDyF53A/s1600/banjo_picks.jpg

    Desconozco si colocadas como en la foto del reportaje se usan en algún otro instrumento o técnica.
  • #4 por Desmo hace 4 semanas
    Apuesto a que no soy el único que las colecciona.

    Tendré unas 250 diferentes, sin comprarlas a propósito. Las voy guardando según van cayendo en mis manos, pidiéndoselas a amigos, o cuando hago un viaje intento conseguir una de las tiendas de guitarras a las que voy para alimentar mi, ya en muy buena forma, GAS.
    1
  • #5 por Ismael hace 4 semanas
    Qué interesante. Y cómo pueden influir en nuestra técnica y sonido. Es el típico artilugio al que de principiantes no le damos importancia, pero conforme avanzamos nos vamos dando cuenta de la importancia que realmente tiene. Por cierto, en algunos países latinoamericanos se les llaman también "pajuelas" je je...
    2
  • #6 por longinex hace 4 semanas
    Cuando me corto las uñas de los pies me salen puas de todos los tamaños y grosores :va_a_ser_que_no:
    3
  • #7 por nutico hace 4 semanas
    eh? le voy prender fuego a mis puas a ver como arden..
  • #8 por Soham hace 4 semanas
    #1 en estilos como el Manouche se suelen usar púas gordas, aunque quizás no tanto como la última a la derecha de piedra :meparto:

    cada día se aprende algo, ya sabemos de donde vienen las púas :santo: (el experimento del ping pong mola!)
    1
  • #9 por Allmanzor hace 4 semanas
    Qué guapo el "Tiptoe Through the Tulips”. Antecesor del Rock progresivo. No estoy de coña :)
    Lo increíble ( creo que nos ha pasado a todos) es que un utensilio tiene su nacimiento y evolución desde la noche de los tiempos y cuando nosotros llegamos en un momento dado de la historia humana, ahí está listos para su uso óptimo. ¿Quieres tocar la guitarra? Mira, se rasgan las cuerdas con ésta púa. Lo tenemos ya cocinado, je je.

    Guapo artículo.
  • #10 por francofff hace 4 semanas
    dunlop (cualquier modelo), peavey, fender, dean markley, d'adario, planet waves, max grip, y otras cuantas mas, pero niguna como unas peculiares alice, a todas las anteriores en pocas semanas les dejaba la punta redondeada (el ataque mio en las cuerdas es un poco afincado) pero con estas alice tuve puas para muuuuuuchisimo rato, de hecho use una sin cambiar por mas de un año y seguia como nueva. Mas nunca las volvi a ver y hablo del material no de la marca, aun guardo celosamente una amarilla que me quedo de aquel juego comprado por alla en el 2008. Si tuviera que elegir una segunda opcion serian las dunlop tortex III y tercera opcion empate entre las tortex o las d'addario planet waves.

    PD: 1.5 es la regla para mi, ni mas ni menos.
  • Ban
    #11 por El increíble Hombre-Falo hace 4 semanas
    Dunlop Jazz III sharp de 2mm y material "ultex" (una especie de hueso sintético). Magnífico resultado y magnífica duración...

    Hasta que las sacaron tenía que recortar púas Sharp 2.0 de ultex con la referencia de una moneda de 5 céntimos... Y misteriosamente al poco sacan la púa hecha a mi medida y perfecta!!!!


    Así que más o menos puedo decir que tengo mis púas signature y todo construidas expresamente bajo mis precisas especificaciones!!! Jajajaja
    1
  • #12 por francofff hace 4 semanas
    #11 excelente!

    recuerdo que durante un tiempo usaba una puas sacadas de cds cortados con dicha forma, pero era un verdadero estorbo, siempre me dejaban un polvillo blanco sobre las pastillas que me sacaba de quicio, intentos fallidos de encontrar el material perfecto para hacer de pua.
  • #13 por Jenaclap hace 4 semanas
    ¡Y cuánto cambia el sonido con púas de diferente grosor y material!
    2
  • #14 por teteitor hace 4 semanas
    #11 Las descubrí hace un mes... lo mejor que he probado, si las encontrase "triangulares y pequeñas" ya seria la leche...
  • #15 por franagricola hace 4 semanas
    ¿Os ha pasado que cuantos más años lleváis tocando más dura queréis la púa?
    3
  • #16 por Salvatore Blackstar hace 4 semanas
    #15 , A mi. Siempre me han gustado duras, pero ya hace tiempo que me pasé definitivamente a las Tortex de 1 mm -arriba aparece, en azulito-. Se supone que las blandas son las ideales para rasgar acordes y las duras para solear y tal, pero yo siempre me he encontrado mucho más cómodo para todo con las duras. Y con el tiempo, efectivamente, ya no quiero una púa blanda ni en pintura.
    1
  • Oficial
    #17 por Xavier Martinez hace 4 semanas
    Las púas son el mejor Eq, y el más barato. Puas duras y puntiagudas para el shred desen, de punta normal para el blues con feeling, y superblandas para rascar con la acústica de 12 cuerdas.

    Cada uno lo suyo....
  • #18 por jkfrehley hace 4 semanas
    Las mejores, las Mark knopler signature jajajaja
    1
  • #19 por Fran Sánchez Burguillos hace 4 semanas
    Gibson H y XH (las gorditas, vamos). No sé si serán comeduras de coco mías, pero comparé estas con un montón más y el sonido cambiaba bastante. Con ellas es como más me gusta como suena, ganando en graves las XH, claro.
  • #20 por luismiguay hace 4 semanas
    Yo solo toco con puas de hueso de triceratops pata negra 5 jotas, bendecidas por el Dalai Lama de 0.90mm... Pero actualmente toco el friscorno.
    2
  • #21 por clavedesol hace 4 semanas
    Así que por eso sale la tortuga dibujada en las púas tortex? Lo mismo es un homenaje a las que dieron su vida y caparazón para que un menda se marcara un rasgueo, jajajaja.
    Muy interesante el artículo.
  • #22 por angel cristo hace 4 semanas
    Las puas de carey (tortuga) son para toda la vida. El ritual en la musica manouch es que te dan una y tienes que irla haciendo a lo largo de tu carrera con lo que se hace a la forma en la que mueves las manos y ed intransferible a otra persona. Tu pua o plectro es solo tuya, no asi la guitarra que si la puedes prestar. Para que os hagais una idea de la importancia de la pua. Osea que se convierte en tu segundo deo, una extension de tu mano. Con el paso del tiempo se van haciendo super comodas y llega un punto que no puedes pasar sin ella y cualquier otra te parece ortopedica, no pertenece a tu mano, a tu movimiento.
  • #23 por MANUMIM hace 4 semanas
    #10 las púas Alice que yo conozco se pueden encontrar muy fácilmente en esa famosa web que es como el amazon chino, y que lo mismo te vende una batería de litio que un vestido de novia ;)

    Lo que no se es si serán las mismas que tu dices, una vez cayó una en mis manos y me pareció la tipica púa de plasticucho barato...
  • #24 por BlankerBaker hace 3 semanas
    Mi salvación en muchas ocasiones ha sido una moneda de de 2 cent, incluyo las 2 ptas minusculas de antes. Jejejjeje
  • #25 por David Hinojo Trigili hace 3 semanas
    #15 Yo siempre he sido de 0,60 pero ahora las que más me gustan son las de 1 mm.
    También depende de la guitarra que esté usando en ese momento: en la Jaguar que monta cuerdas de 0,13 una púa gorda me opaca demasiado el sonido y en una Strat con 0,10 la púa de 0,60 me la deja con muy poco cuerpo.

    Creo que cuando adopté las 0,60 lo hice por comodidad y como el desarrollo de mi oído ha ido muy lento siempre, hasta que no pasaron años y probé púas más gruesas no fui consciente de lo que aportaban al sonido de la guitarra.
  • 1
  • 2