Accesorios

7 accesorios extra que podrían salvar tu primer concierto

Banda de garage

Preparándote para tu primer show

Pongámonos en situación: supongamos que llevas meses ensayando para el primer concierto de tu vida, tu debut. Seguro que algunos músicos más experimentados ya te han obsequiado con sus consejos, tanto de interpretación como de apoyo moral, y tampoco habrá faltado una pequeña lista de la compra con los accesorios, recambios y “backups” más frecuentes. Los que solemos aconsejar más a menudo suelen ser:

  • Una guitarra de recambio, o si no es posible, cuerdas de recambio
  • A ser posible, accesorios que hagan el cambio de cuerda menos tortuoso, como devanadores y cortaalambre o herramientas especializadas
  • Cables de guitarra y alimentación de sobras
  • Púas a montones
  • Afinador de pedal o pinza (para evitar tener que desconectar tu guitarra para comprobar su afinación)
  • Pilas extra
Accesorios

Ok, ¿algo más para añadir a la lista?

Por supuesto, en materia de precaución nunca es suficiente. Hay casos de personas aún más precavidas que recomiendan aún más repuestos, tales como :

  • Segundo amplificador de repuesto o pedalera que pueda conectarse a línea (es decir, tocar sin necesidad de amplificador)
  • Válvulas de recambio para amplis (si es que tu debut se hace con un ampli a válvulas, pero esperamos que no tengas tan mala suerte).
  • Soldador y estaño (aunque si nunca has soldado, hacer tu primer intento el día del concierto es algo arriesgado).
  • Alimentadores de repuesto, ya que no sería extraño que se estropeasen inesperadamente. Y una pedalera sin corriente es una pedalera inútil.
  • Destornilladores, cinta americana, bridas y otras ayudas de reparación.
Accesorios 2

La importancia de los accesorios extra

Pero es fácil que algunos elementos se nos pasen por alto, incluso aunque sean los más evidentes, y los tengamos ante nuestras narices. Las cuerdas y las válvulas son componentes que sabemos que pueden dejarnos tirados, pero hay algunos accesorios que aparentemente siempre funcionan…¡mientras estén ahí! Pero sin ellos, podemos llegar a pasarlo realmente mal. También existen herramientas que convierten el trabajo en algo más fácil o más rápido, pero en cualquier caso tienen la misma misión: evitarnos un mal rato. Vamos a repasar algunos de ellos.

Soporte

Puede que no te sorprenda, pero el soporte del instrumento es uno de los accesorios que se olvida más frecuentemente al salir a tocar (tanto al ir, como al volver al local y descubrir que falta uno en la furgoneta). No sabemos si no tener donde dejar la guitarra puede llegar a arruinar el concierto, pero desde luego, lo hará mucho más incómodo (sobretodo si no tienes Backliner, lo cual suele ser lo normal en un primer concierto).

Soporte de guitarra

Correa

Todos solemos tener una correa...pero perderla o romperla puede ser tu fin. Estamos seguros de que un concierto de rock teniendo que tocar sentado no es la idea que tienes de tu debut ideal (aunque a más de uno le ha pasado). Afortunadamente, es algo que te pueden llegar a prestar fácilmente, aunque sería mejor no tener que molestar al resto de bandas pidiéndoles equipo. Además, tener un par de correas no tiene nada de malo.

Strap Correa

Cierres de seguridad

¿Tu correa sujeta bien tu guitarra? ¿Seguro? No nos movemos de la misma forma con la adrenalina de una actuación, donde nos dejamos llevar, que en nuestro local de ensayo. Si tu guitarra se cae, no sólo podría golpearse, también podría partirse (las Les Paul tienden a decapitarse con cierta facilidad). No dejes que eso ocurra, hay sujeciones de goma relativamente económicas que te permitirán estar algo más tranquilo.

Bonus track: Otro problema habitual es que el botón de la correa que se salga del cuerpo de la guitarra por erosión de la cavidad en que se encuentra. Para repararlo, es necesario restaurar la madera perdida del agujero con serrín/trocitos de madera con cola blanca y dejarla secar para atornillar de nuevo el botón, pero una solución inmediata puede ser lograda con la anteriormente mencionada cinta americana.

Strap Correa Seguridad
Una bien conocida alternativa a la goma de seguridad para correas es usar los aros de goma de los tapones de la gaseosa.

Fusible

Si tu amplificador no es a válvulas, probablemente sea de transistores o digital. Son tecnologías algo menos susceptibles de fallo, pero aún así pueden reaccionar mal a un pico de corriente (especialmente en salas mal acondicionadas eléctricamente). Muchos amplificadores llevan un fusible que protege los componentes absorbiendo los daños.

Es un pequeño componente eléctrico de fácil sustitución (se saca con la ayuda de un destornillador o moneda) que puedes cambiar sin tener que abrir el amplificador. Además, es tan pequeño y barato que no hay razón para no llevar uno de repuesto: sólo tienes que comprobar de qué valor es el que lleva tu amplificador y dirigirte a la tienda más cercana de componentes. No hay nada más frustrante que saber que tu amplificador está en perfecto estado, pero no puedes usarlo por no tener un pequeño elemento de apenas unos céntimos de precio.

Fusible

Llave Allen

Si estás usando puente Floyd Rose, no creemos que se te vaya a ocurrir salir de casa sin la llave Allen, pero si por un momento se te había pasado por la cabeza, te rogamos que lo desestimes. Por más confianza que tengas en tu Floyd Rose, y lo poco que se desafine/desajuste habitualmente, no hay razón para no llevar su llave Allen, y evitar una situación de pánico. Aún mejor, llévate dos: eso evitará que se te caiga de la mano y se pierda para siempre en el suelo de un backstage mal iluminado y lleno de bártulos (viajando, por supuesto, al mismo mundo paralelo al que van las púas perdidas).

Llave Allen

Prolongador de jack

Aunque en un mundo ideal, todos llevamos cables de todos los tamaños a los conciertos, la realidad es que no es así. Puede acabar pasando que, un día, un cable no sea lo suficientemente largo para llegar a su destino (despues de todo, no todos llevamos encima un jack de 10 metros). No es una solución deseable, pero utilizar este prolongador puede salvaros al permitir enlazar dos jacks seguidos, y resolver ese conflicto que tanto os preocupaba. Ideal para pedaleras que quedan lejísimos de su ampli destino por su ubicación en el escenario, o envíos auxiliares de varias clases. Eso sí, asegúralo todo con la omnipotente cinta americana.

Prolongador de jack

Linterna

Incluso aunque tengas una banda de Black Metal y la oscuridad sea para tí algo tan natural como el aire que respiramos, encontrar un tornillo, una llave Allen, una púa, fusible o cualquier otro componente detrás de la línea de backline, con poca luz y apenas unos instantes antes de iniciar el concierto, puede ser el episodio más estresante de la noche si no tienes una linterna. Las hay que incluso se fijan a la cabeza para tener las manos libres mientras reparas tu equipo. No es algo caro, y tiene usos alternativos, como avisar desde el escenario al técnico de sonido de que ya estáis listos mediante dos flashes breves, y que pueda disparar la épica intro fantasmal que da inicio a vuestro concierto.

Linterna

Conclusión

La lista de accesorios de este tipo que pueden mejorar la experiencia de un primer concierto podría seguir mucho más, por lo que no dudes en añadir elementos que creas que pueden ser de ayuda. La clave, no obstante, es:

  • No pensar necesariamente que todo ha de fallar, pero tampoco empeñarse que todo irá a pedir de boca, ya que no siempre es así. La pereza no ha de ser la causante de que más tarde nos falten pilas o cuerdas por no haber ido a comprarlas, o no haber querido traer una segunda guitarra, lista para rescatar nuestro show.
  • No confiar en que alguien nos prestará algo si no disponemos de ello. No sólo es poco agradable desde el punto de vista de las habilidades sociales, sino que además a veces no es posible, ya que no siempre el otro grupo usa un equipo similar al nuestro (ni en la misma afinación). Incluso — si tocas en las fiestas de tu pueblo es fácil que ocurra — podría ser que, simplemente, no haya más bandas, y estéis solos ante el peligro.
  • Sopesar el esfuerzo de llevar ciertos repuestos. Hay veces en que llevar un segundo cabezal y pantalla 4x12” puede ser un precio demasiado alto por tratar de prevenir, pero llevar un fusible de más, o unas cuerdas o pilas extra, es tan sencillo que no hay razones para no hacerlo.
  • Usar listas de papel o en el móvil, y asegurarse de que tachas de ella lo que necesitas al ir, pero sobretodo al volver. La sensación de liberación cuando el concierto ha terminado y todo ha ido bien a veces es excesiva, y nos vuelve descuidados, ocasionando olvidos en la sala. ¡Y no siempre de cosas baratas!

¡Suerte en tu debut!

Banda adolescente
¿Te gustó este artículo?
16
Comentarios

Regístrate o para poder comentar