Tecnología

Mark Knopfler con Kemper y John Mayer con Axe-Fx III: se acalora el debate "digital vs. analógico"

Mark Knopfler

Sabemos que va a resultaros difícil de creer, pero en realidad este artículo no va a tratar de defender lo analógico por encima de lo digital, ni al revés. Es verdad, en el título pone "el debate digital vs.analógico", pero en realidad lo que haremos será compartir con vosotros algunas reflexiones que nos han venido a la cabeza estas últimas semanas a raíz de algunas noticias.

Vamos al grano: hace no demasiado, veíamos en los medios una noticia que no publicamos en portada — y no lo hicimos por una razón — cuyo titular alarmaba a la audiencia: "John Mayer está usando ahora Axe-Fx en directo". Bueno sí, podría ser algo más o menos sorprendente si uno tiene en cuenta que Mayer tiene fama de sibarita tonal, y que ha llevado múltiples amplificadores de gran calidad sobre el escenario.

Pero también sabemos que no hace ascos a la tecnología: es usuario de dispositivos como el AKAI MPC, y en alguna ocasión ha declarado que microfonear amplis es algo que podría tener algo de obsoleto. Por esas razones, y porque los artistas son libres de utilizar cualquier equipo en el escenario sin que ello implique que se estén casando de por vida con él, nos parecía tal vez un exceso de alarmismo agitarse porque Mayer usara un rack digital en directo.

Ahora la situación se ha repetido: parece ser que, con base en unas informaciones proporcionadas por su teclista y co-productor, Guy Fletcher, Mark Knopfler está utilizando un Kemper en su última gira. El técnico de Mark, Glenn Saggers, se ha encargado junto al propio Mark de hacer la "traducción" de sus sonidos habituales al reino digital. Señalan que el salto de lo analógico a lo digital no es para "los débiles de corazón" y que tuvieron dudas en varios momentos, pero que se encuentran muy satisfechos con el resultado.

Aunque seguimos manteniendo que no hay por qué rasgarse las vestiduras porque un artista decida pasarse a lo digital para sus giras, reconocemos que el caso de Mark Knopfler no lo vimos venir. Si hubiese un Olimpo de la guitarra eléctrica sería sin duda uno de sus dioses, y habitualmente hay una cierta vinculación entre Mark y el mundo de lo vintage y el purismo. Por eso, ver a Marc Knopfler dando este giro en el equipo que decide emplear, nos ha llevado a diversas reflexiones, totalmente desconectadas entre sí, y cuyas respuestas desconocemos, pero que nos encantaría debatir con vosotros.

¿Ha alcanzado lo digital un hito?

Nos acercamos al 2020, y algunos de los grupos más grandes y adinerados del mundo ya van completamente en digital, como Metallica. Podrían permitirse llevar amplificadores si quisieran, como también podría hacerlo Mark Knopfler. ¿Es este el síntoma de haber llegado ya al realismo suficiente para contentar a artistas que podrían escoger otra alternativa sin dudarlo?

¿Acaban priorizando la practicidad los artistas de grandes giras?

Los artistas de primera línea también tienen una agenda apretada y responder a un cliente (el público), y su equipo de producción a veces les anima a elegir los sistemas más fiables y con más garantías. Es cierto que el no tener que depender de micrófonos ni tener ruido en el escenario puede ser, desde el punto de vista técnico, una mejor opción para realizar una producción con limpieza y con menos variables extrañas. Además de no tener que reponer válvulas u otros componentes. Como seguidores, es normal que proyectemos en nuestros héroes la máxima preocupación por el tono, pero no hay que descartar la posibilidad de que se esté priorizando la eficiencia de una tecnología sobre la otra.

¿Es tan grave que el pobre hombre quiera probar qué tal es hacer una gira en digital?

A veces algunos fans, sin quererlo, pretendemos tener control sobre las decisiones que toman nuestros artistas, incluso desaprobamos las elecciones de ciertas guitarras o amplis. Es cierto que, a veces, ciertos cambios de instrumento cambian el sonido final de nuestros artistas predilectos pero, al final, son ellos los únicos que tienen el derecho a escoger qué utilizan. Y esto lo mencionamos porque, como ya os podéis imaginar, ha habido ya en internet algunas críticas hacia Knopfler por este cambio.

¿Somos los fans más puristas que nuestros héores?

Es una pregunta retórica, obviamente, ya que depende del fan y depende del "héroe" al que nos refiramos. Pero como decíamos en la reflexión acerca de la practicidad, si somos personas muy preocupadas por el equipo de guitarra y extremadamente detallistas, es fácil no todos nuestros ídolos lo sean tanto. Es posible que una parte de ellos sean menos exigentes con el equipo de lo que lo somos nosotros, incluso aunque se de el caso de que seamos sólo aficionados.

¿Alguna vez desaparecerá la sensación de "bandos opuestos" entre lo analógico y lo digital?

En muchos debates sobre guitarra, en algún momento acaba asomando la sensación de que o se es de lo analógico, o se es de lo digital. Como si fuese un compromiso que tenemos cumplir. Y, en realidad, son dos tecnologías que ofrecen dos ventajas de campos diferentes: es como si si tuviesemos que escoger entre lo eléctrico y a gas, y no pudiesemos tener cocina a butano y termo de agua eléctrico en la misma casa. Ahora que tanto lo valvular como lo digital tiene su correspondiente gama asequible, es perfectamente factible tener un ejemplar de cada familia para adaptarlo a cada ocasión.

¿Tienen los costes más peso del que nos pensamos?

Vemos a Knopfler y pensamos: "tiene pasta a raudales, puede llevarse los amplis al continente que le de la gana, ese dinero para él no es nada". Y es posible, pero a lo mejor no le ve sentido a gastar ese dinero: aplicado a toda la banda, todo bulto que se pueda reducir de todo el montaje de producción seguramente repercute en un buen ahorro de los costes a la hora de trasladarse de una ciudad a otra. Son artistas, pero también son una empresa con sus trabajadores y probablemente también haya ánimo de reducir costes en algún aspecto para ganar un mayor margen.

Si lo digital es bueno para mi ídolo, ¿tiene que serlo para mí también?

En absoluto, aunque la respuesta era obvia. Aunque puedan encantarnos la música los artistas que admiramos, tenemos tanta libertad como ellos para elegir lo que nos gusta. Si nosotros queremos tocar con ampli, tenemos todo el derecho del mundo a hacerlo, y a no estar satisfechos con lo digital o al revés. 

Bueno, ya hemos vaciado nuestra cabeza: os hemos contado todas las cosas que nos han venido a la mente cuando hemos visto estos últimos años a grandes artistas pasarse al mundo digital. Ahora nos interesa saber qué pensáis vosotros sobre el tema, queremos conocer vuestras reflexiones e impresiones al ver los cambios del mundo de la guitarra eléctrica al mezclarse con la tecnología.

John Mayer
A Mayer se le quedó esta cara decidiendo qué era mejor: lo digital o lo analógico, así que resolvió usar ambos

 

 

¿Te gustó este artículo?
30
Guitarristas en InstagramSíguenos
Comentarios

Regístrate o para poder comentar