Efectos

Mooer Micro Drummer, un batería metido en un pedal

Siempre inquietos, Mooer no cesan de hacer lanzamientos a lo largo de todo el año. Mientras, su catálogo de pedales crece sin parar. En sus últimos lanzamientos parecen estar buscando ideas cada vez más originales, como el simulador de órgano (algo inspirado en los recientes pedales de EHX), o incluso un Delay/Reverb signature de Devin Townsend. En este caso la empresa nos ofrece una nueva opción, el Micro Drummer.

Mooer Micro Drummer

El Micro Drummer es una caja de ritmos en formato pedal y con un control bastante simplificado, lejos de la complejidad de prestaciones del famoso BeatBuddy. El potenciómetro principal del Micro Drummer nos permite escoger entre una paleta de hasta 121 ritmos diferentes, clasificados en 11 géneros musicales distintos. Además, nos brinda la posibilidad de modificar la velocidad del ritmo tanto con una perilla como con la función tap tempo mientras estamos tocando. Otros parámetros que podemos ajustar son el volumen y el tono, para adaptarlo al color y nivel del sonido de nuestra guitarra.

Mooer Micro Drummer

Paralelamente, Mooer ha iniciado un concurso que nos recuerda un poco a la película “Willy Wonka y la fábrica de chocolate”. Uno de los productos recientes son unos “tapones” de colores para facilitar la pulsación de los footswitches de los pedales Mooer, similares a los que o habíamos mostrado en este artículo sobre los Barefoot Buttons. Pues bien, desde el 1 de Octubre se han empezado a incluir estos accesorios en el interior de las cajas de los pedales Mooer, pero si tenemos la suerte de que nos toque uno de color dorado, entonces quiere decir que somos ganadores de un premio que Mooer define como “bolsa de regalo de Mooer llena de cosas divertidas”. No sabemos a qué se refieren, pero os deseamos suerte.

Más información | Mooer

¿Te gustó este artículo?
9
Comentarios

Regístrate o para poder comentar