Tecnología

Marshall Tufton, Stockwell II y Kilburn, tres nuevos altavoces portátiles con Bluetooth

En tiempos difíciles, es normal que las empresas muy específicas como las dedicadas a la guitarra eléctrica traten de cubrir otros terrenos más multitudinarios. Algunas lo intentan anexionando otras compañías, mientras que otras lo hacen creando productos de sectores distintos. Es lo que Marshall hizo cuando decidió entrar de lleno en el mundo de los auriculares y altavoces bluetooth para escuchar música, haciendo uso de la estética clásica y el logo de Marshall, que tan sólidamente tenemos asociado al mundo del rock.

En esta ocasión Marshall amplía su catálogo de altavoces para escuchar música (insistimos, no son amplis de guitarra) con tres incorporaciones: el Tufton, el Stockwell II y el Kilburn II.

Todos ellos tienen un diseño que les permite reproducir la música de forma multi-direccional, pensados para que si nos reunimos con nuestros amigos en un círculo en la playa o en el campo, todos puedan escuchar el sonido. Funcionan con una batería recargable, ligeramente diferente en función del modelo, pero en todos ellos Marshall promete más de 20 horas de música continuada sin necesidad de recargar.

También tienen capacidad Multi-Host para el Bluetooth, por lo que puede recibir audio de dos móviles diferentes y alternar entre ellos: típica situación en que más de un amigo quiere ser el "pinchadiscos" del viaje. Además, incluyen dos bandas de ecualización para poder personalizar un poco la respuesta de audio, son resistentes al agua (no se aclara hasta qué punto, pero no aconsejamos meterlo en la bañera) y llevan un asa de transporte inspirada en las correas de guitarra. Están disponibles en dos colores (blanco y negro) y su precio se mueve entre 250 y 400 euros.

Más información | Marshall 

 

¿Te gustó este artículo?
1
Guitarristas en InstagramSíguenos
Comentarios

Regístrate o para poder comentar