Guitarras

Los instrumentos con Palorrosa podrían quedar exentos de la regulación CITES

Como os hemos contado, en 2017 se endurecieron las condiciones del comercio de Palorrosa en instrumentos terminados, al incluir la Dalbergia en el Apéndice II de CITES durante el CoP17 (Conferencia de las Partes), necesitando desde entonces un certificado para importar una guitarra con diapasón de Palorrosa de por ejemplo Estados Unidos a Europa. Una burocracia que ha causado importantes trastornos a la industria y los usuarios, llegando incluso a cancelar actuaciones y giras de orquestas por la imposibilidad de mostrar los certificados a tiempo.

Pero llegan noticias esperanzadoras desde la 70 Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), que ha tenido lugar del 1 al 5 de octubre de 2018 en la ciudad rusa de Sochi

En ella, un grupo de trabajo internacional compuesto por representantes de la industria de instrumentos musicales (Fender, Martin, Paul Reed Smith y Taylor), federaciones internacionales de músicos, el NAMM, la academia de los Grammy, y hasta la española Madinter, presentaron una recomendación para alterar la anotación que abarca la lista de todas las variedades de Dalbergia

La modificación propuesta eximiría a todos los instrumentos musicales terminados, partes de instrumentos musicales terminados, y accesorios de instrumentos musicales terminados que contengan especies de Dalbergia del Apéndice II, de la necesidad de obtener un permiso de exportación para enviar estos productos a nivel internacional, ya sea para uso comercial o no comercial.

Hubo consenso entre los delegados de los países miembros de CITES, que aceptaron la recomendación, y acordaron que el comercio de instrumentos musicales terminados no es perjudicial para las especies amenazadas en consideración, una resolución que fue adoptada por el Comité Permanente. 

Ahora la propuesta debe ser apoyada por un organismo gubernamental, y presentada oficialmente para su consideración en la 18ª Conferencia de las Partes en Sri Lanka, que tendrá lugar del 23 de mayo al 3 de junio de 2019. Si fuera aprobada, aún tendrían que pasar un mínimo de 3 meses para que entrara en vigor. Por lo que todavía habría que esperar cerca de un año hasta su puesta en marcha.

Heather Noonan, de la League of American Orchestras, declaró: 

"El resultado es mejor de lo que podríamos haber esperado en este momento del proceso, ya que eximiría tanto el movimiento comercial como el no comercial de instrumentos musicales, piezas, y accesorios, de los requisitos de los permisos. Pero es importante tener en cuenta que serán necesarios muchos más pasos, antes de que esta recomendación de Sochi se convierta en una nueva anotación final adoptada por todas las partes en el proximo Cop18 en Sri Lanka".

Todavía no está claro cómo se puede materializar, si es que finalmente lo hace, esta exención CITES al Palorrosa en instrumentos, partes y accesorios terminados. Si únicamente se aplicará a los usuarios y comercios, o también a los fabricantes, y si será una liberación sin restricciones, o se habilitará algún registro electrónico o de otro tipo.

Desde Madinter nos comunican que su directora comercial y experta en CITES, se encuentra en estos momentos en India manteniendo reuniones para sacar adelante este tema.

Seguiremos informando.

Más información | CITES

 

¿Te gustó este artículo?
10
Guitarristas en InstagramSíguenos
Comentarios

Regístrate o para poder comentar