Guitarras

Gibson pierde de forma definitiva su demanda contra Warwick/Framus sobre el diseño Flying V

Parece que Gibson ha encontrado un hueso duro de roer en los tribunales europeos, concretamente los alemanes, que han desestimado de forma definitiva su demanda de plagio contra el modelo Framus Wolf Hoffmann Signature estilo Flying V.

La historia comienza en 2013 cuando la Framus Custom Shop lanza el primer modelo signature para el guitarrista de la banda Accept, la Flying Fortress. Un diseño inequívocamente basado en la Flying V de Gibson y personalizada con un gráfico simulando el fuselaje de un bombardero de la 2ª guerra mundial. Un año después Gibson presentó una demanda contra el fabricante alemán Warwick exigiendo la retirada del mercado de ese modelo argumentando que se estaba engañando a los clientes sobre el origen de la guitarra, y que se estaban aprovechando de la reputación de la compañía estadounidense.

Gibson Flying V
Framus Wolf Hoffmann

En julio de 2017, el Tribunal Regional de Hamburgo falló a favor de Gibson sobre la acusación de plagio. Pero la cosa comenzó a torcerse para Gibson en 2019 cuando Warwick consiguió que fracasara el intento de la compañía de Nashville para registrar el diseño Flying V en la EUIPO (la oficina de la propiedad intelectual europea). Ganada esa batalla, Warwick apeló sobre la acusación de plagio y esta vez el Tribunal Regional Superior falló en contra de Gibson en noviembre de 2020, declarando que a pesar de compartir elementos del diseño original, Warwick no había actuado de mala fe o de forma ilícita.

El último y definitivo episodio ha tenido lugar esta semana pasada cuando el Tribunal Federal Supremo, que es la última instancia alemana en materia de jurisdicción ordinaria, ha dado carpetazo definitivo a las reclamaciones de Gibson dictando sentencia en última instancia contra la acusación de plagio. El argumento de este tribunal es que "a pesar de tener la misma forma; la marca y la referencia del fabricante podían reconocerse claramente. Los compradores potenciales podían distinguir las guitarras, por lo que no podían ser engañados sobre el origen de los instrumentos de diferentes fabricantes. Por lo tanto no se aprecia aprovechamiento desleal de la reputación, ya que ambas guitarras eran modelos de alta calidad y precio elevado y en consecuencia Warwick no se benefició con su versión del buen prestigio de la marca Gibson".

Así que parece que la compañía alemana podrá seguir comercializando libremente las diferentes versiones del modelo signature de Wolf Hoffmann, como la última Bionic Snake.

Aunque ahora mismo en la web de Warwick todos los modelos Wolf Hoffmann estilo V tienen un aviso de que no están disponibles en EEUU.

Más información | Warwick / Framus

¿Te gustó este artículo?
12
OfertasVer todas

Regístrate o para poder comentar