Guitarras

Gibson cierra la factoría de Memphis y unifica toda la producción de eléctricas en Nashville

Esta parece ser la primera decisión de calado de la nueva directiva que tomó posesión el pasado 1 de noviembre, con James ‘JC’ Curleigh a la cabeza como CEO de Gibson, tras la salida con éxito del proceso de bancarrota al que se enfrentaba la compañía y la posterior reestructuración, y supone un cambio de rumbo en los planes de la anterior dirección.

Hace un año, el anterior CEO Henry Juszkiewicz vendió el edificio que Gibson tenía en el centro de Memphis –en donde se fabrican las guitarras de caja y semi-caja como la Gibson B.B. King Lucille y otros modelos ES–, a una compañía de inversiones con sede en Nueva York con la condición de seguir ocupando el local con un contrato de alquiler que finaliza en abril de 2019. 

La idea de Juszkiewicz era emplear ese tiempo en construir una nueva y moderna factoría cerca de la antigua en la misma ciudad de Memphis. El plan, que en principio parecía contar con el beneplácito de los nuevos dueños, ha quedado desbaratado y estos han emitido el siguiente comunicado:

"Después de una evaluación exhaustiva y teniendo en cuenta la expiración de nuestro contrato de arrendamiento en Memphis en abril de 2019, hemos determinado que la integración de las operaciones de la empresa en Memphis con nuestras instalaciones de Gibson USA y Gibson Custom en Nashville, donde la compañía tiene su cuartel general, es el paso en la dirección correcta para nuestro negocio".

Instalaciones de la factoría en Nashville

Con esta unificación, a partir del próximo mes de abril toda la producción de guitarras eléctricas sólidas, de caja, y semi-caja, quedará centralizada en Nashville, en el mismo estado de Tennessee, y a unos 340 km de distancia de Memphis. Mientras que la de guitarras acústicas se mantendrá en la ciudad de Bozeman en el estado de Montana.

La fabrica de Memphis junto a la tienda y sala de exposición de instrumentos que ha operado durante 18 años en la famosa Beale Street, emplea en la actualidad a unos 65 trabajadores, algunos de los cuales podrán trasladarse a Nashville: 

"Con esta integración planificada, a varios empleados de la factoría de Memphis se les ofrecerá la oportunidad de mudarse a Nashville, y nuestro objetivo durante los próximos meses será apoyar a nuestros trabajadores y permitir que nuestra empresa tenga el tiempo necesario para gestionar esta transición de forma adecuada'', declararon fuentes de Gibson.

Los medios de Memphis se han echo eco de la noticia lamentando la decisión. No tanto por las repercusiones económicas –al parecer hay varias empresas importantes interesadas en montar negocios en ese lugar–, como por el impacto que la pérdida de la factoría de Gibson supone para la imagen de la ciudad. No en vano las visitas a la tienda y los tours por la fabrica eran parte de las atracciones turísticas de Memphis, ya que además está justo enfrente del Rock N' Soul Museum y muy cerca de los legendarios Sun Studios.

En los próximos meses veremos cuales son las consecuencias, si las hay, en lo que respecta a la producción de la gama de guitarras que se fabricaban hasta ahora en esa factoría.

Mientras tanto nos quedan vídeos como este para recordarla:

Por otro lado, Gibson ha anunciado que volverá a exponer en el NAMM 2019 después de eludir la cita de este año, y en su lugar acudir a la feria tecnológica CES de Las Vegas. Una decisión que fue muy criticada. Por lo tanto el proximo mes de enero volveremos a ver a la compañía presentar sus novedades en Anaheim, incluyendo sus otras marcas Epiphone, Kramer y Steinberger.

Más información | Gibson

¿Te gustó este artículo?
7
Comentarios

Regístrate o para poder comentar