Efectos

Chase Bliss Automatone, nueva serie de pedales de efecto con faders motorizados

La serie Automatone de Chase Bliss Audio es una nueva gama de pedales de la marca que la marca ya anticipó en el NAMM de 2019 con un prototipo del Automatone Preamp MK II, consistente en un preamplificador que lucía una colección de faders en lugar de los habituales knobs, con el interés adicional de ser motorizados. Lógicamente, esto implica que el pedal incluía posibilidad de guardar presets, y al cargarlos, los faders se mueven para ocupar la posición que les corresponde en cada memoria.

Chase Bliss Automatone Preamp MKII

Ahora Chase Bliss Audio ha anunciado, por fin, la disponibilidad de este preamplificador y añade el segundo de la serie, el nuevo CXM 1978. Un pedal de reverberación hecho en colaboración con la marca de efectos Meris que presenta el mismo formato y que trata de recuperar el sonido de la unidad de reverb Lexicon 224 de 1978, que casualmente se controlaba mediante un mando remoto que también presentaba faders. Nuevamente, existe la posibilidad de guardar presets, y una profundidad de contro destacable: 3 posibles algoritmos, control por Midi, calidad de 32 Bits, Modo LoFi para emular sonidos digitales vintage, conectividad estéreo, posibilidad de uso de pedal de expresión y control del decaimiento de la reverb por bandas de graves y agudos por separado.

El precio aún no se conoce (aunque el del preamplificador sí, y es bastante exigente: por encima de los 800 euros) y su disponibilidad está prevista para el verano de este año.

Chase Bliss CXM 1978

Más información | Chase Bliss Audio

¿Te gustó este artículo?
8

Regístrate o para poder comentar