Efectos

Bogner Oxford y Lyndhurst, un nuevo fuzz y un compresor en formato pedal

Pedales Bogner

De la misma serie que las valorados pedales de overdrive Burnley o Wessex, ahora llegan dos nuevas cajas de efecto de Bogner: Oxford y Lyndhurst. El primero es un pedal de fuzz, mientras que el segundo es un compresor con controles sencillos, ambos con el valor añadido de poseer transformadores diseñados por Rupert Neve. Dos cajas de efectos con los controles básicos, pero también con algunas pequeñas inclusiones en forma de selectores, que brindan un mayor nivel de ajuste.

Oxford

Este pedal de Fuzz de hierro silicio consta de los tres controles básicos de la mayoría de efectos de saturación: volumen, ganancia y tono. Pero lo que lo hace aún más interesante es que, según la marca, el selector de dos posiciones de ganancia (+/-) nos permite obtener tanto tonos cercanos al limpio y boost como texturas de gran saturación con grandes cantidades de feedback. Eso sí, nos advierten que puede llegar a ser ruidosos en ajustes extremos. Para acabar de moldear la respuesta final, hay un selector de tres posiciones que dan acceso a tres niveles de brillo: oscuro, brillante, y brillante con extra de ataque. El pedal es True Bypass, y se puede obtener en dos acabados diferentes: verde y en color bubinga. Ya está disponible en el mercado, y su precio es de 228 euros, algo más caro en versión bubinga.

Bogner Oxford
Bogner Oxford

Lyndhurst

Respecto al nuevo compresor, nuevamente encontramos tres controles de tamaño normal, dedicados al volumen, al ratio de compresión, y un tercer potenciómetro llamado "In/Comp" (pero que viene algo cercano al habitual threshold). En la sección de selectores adicionales, encontramos uno de ataque que incluye un mini potenciómetro: en modo “Auto” la velocidad de ataque varía dependiendo de la dinámica de nuestra interpretación, mientras que en el modo ajustable, la podemos variar manualmente gracias al mencionado mini-potenciómetro. Por último, el selector de ecualización nos lleva a tres tipos de sonido: “F” para “flat” (respuesta plana), “S” para “Sparkle” y “C” para “Chime”. Nuevamente, se trata de un pedal True Bypass, y es posible obtenerlo en dos acabados: color negro y en color bubinga. Igual que su compañero, ya está disponible y el precio para su acabado negro es de 277 euros.

Bogner Oxford
Bogner Lyndhurst

Más información | Bogner

¿Te gustó este artículo?
3
Comentarios
  • #2 por input-output el 11/05/2017
    Bogner es bueno con los vídeos. Qué cabrón!

    el Oxford ya lo había escuchado y me había llamado la atención.
    1
  • #3 por Samu el 11/05/2017
    Demasiado caros. No pago mas de 100 pavos por un pedal ni de coña
  • #4 por El increíble Hombre-Falo el 11/05/2017
    Quiero un fuzz que suene como ese y que valga lo que un chinopedal...
  • #5 por kodro2 el 11/05/2017
    #2 Ya lo creo que es bueno con los videos. Yo siempre alucino con ellos. Hablo del tema estetico. Incluso por la pinta de flipao que tiene el bueno de Reinhold. Del sonido .... pues es un continuo gas. Supongo que sus precios me mantienen a raya, aunqeu ya he tenido 3 productos Bogner y todos insuperables. Pero desde luego que me gustaria echarle mano a un Helios y a un Uberschall. Aunque supongo que una Bogner OS 212 ira primero.