Cloud Guitar, la guitarra de Prince

Creo con toda determinación que uno de las razones por las que Prince no está considerado un auténtico guitar hero para la gran masa guitarrera, es precisamente su extraordinario talento con los más de veintisiete instrumentos que este músico puede tocar con la misma versatilidad, y porque nunca ha enfocado todos sus esfuerzos en nuestra amiga de las seis cuerdas. Pero su solo en "Purple Rain" es uno de los más reverenciados de la historia de la música -aunque no se por qué razón fue el de "Little Red Corvette" el elegido como uno de los cien solos de guitarra mas importantes de la historia, según Guitar World, pero bueno esto de las listas ya se sabe- y toda una lección en el control del timing, la resolución y el feeling. La película que llevaba el mismo título, fue la guinda a una carrera fulgurante que catapultó a Prince a la categoría de estrella. Y es precisamente en esta película donde aparece por primera vez la guitarra que nos ocupa hoy: “The Cloud Guitar”.

Esta guitarra es original de un luthier de Minneapolis, David Husain, y que trabajaba para una tienda llamada Knut Koupee y la primera data de 1983 -muchos creen que fue construida expresamente para el artista, pero parece ser que no es así-. En concreto fabricó cuatro de estas guitaras y solamente estas cuatro fueron usadas realmente por el artista según los expertos, pero existen copias numeradas y firmadas por el propio Prince -consideradas por supuesto réplicas- en varios "Hard Rock Café" por todo el mundo y que fueron construidas por el técnico habitual del artista, en lugar de Husain.

Centrándonos en la primera de estas cuatro originales el acabado que tenía era en blanco y estaba hecha íntegramente de arce, tanto el mástil como el cuerpo. Su escala era de 24,75 pulgadas con veintidós trastes y un radio de 12 pulgadas. Montaba dos pastillas EMG: humbucker activa en el puente y single coil pasiva en el mástil. Todo el herraje estaba fabricado por Schaller en acabado dorado y la cejuela estaba hecha de latón. Las incrustaciones del mástil llevaban la figura de unas picas de cartas (posteriormente incluirían el símbolo que lo hizo famoso). Desafortunadamente parece ser que está guitarra sufrió un percance en directo y acabó hecha añicos.

Aquí tenéis otra de las guitarras esta vez si que con el famoso símbolo de Prince en el que se mezclaban los dos sexos.

No sabemos de donde proviene la inspiración de esta guitarra, pero en mi opinión esas formas tienen un claro componente onírico, incluso daliniano, y es lógico que captara la atención tanto del artista como de los propios fans.

Existe un curioso blog en el que gente de todas partes del mundo muestra sus réplicas y en el que hay colgados los planos supuestamente fidedignos a la guitarra original. Parece ser que el lugar original donde se publicaron por primera vez ha desaparecido, no obstante se pueden encontrar aquí, por si alguien está interesado en construir una réplica.

¿Te gustó este artículo?
14
Comentarios

Regístrate o para poder comentar