Estética Musical (reflexiones, argumentos y filosofía del Arte en la Música)

  • 1
#1 por R_DeNIRO el 11/10/2007
Esta semana he empezado a leer un libro llamado "Temas de Estética y de Historia de la Música" de Joaquín Zamacois en el que se recogen diversos puntos de vista de músicos, filósofos y demás estudiosos acerca de lo que la música es, qué factores la componen, qué hace de ella un arte, etc...

A mí me parece una lectura extraordinariamente interesante (e incluso imprescindible) para cualquiera que sea o pretenda ser músico (independientemente de que sea profesional o no); además, en mi caso, resulta que reúne dos de los aspectos de la vida que más me apasionan, que son la música y la filosofía.

En cualquier caso he abierto este post porque, con toda probabilidad, este libro sólo será leído por unos pocos y me parece una lástima que todas las enseñanzas que se pueden extraer de él caigan en el olvido. Es por ello que me he propuesto, en la medida de mis posibilidades, ir transcribiendo los fragmentos de él que considere más oportunos e ilustrativos para que todos podamos aprender con ellos y que iré actualizando según el tiempo me lo permita.

Aquí dejo la primera remesa que he transcrito hoy, espero que os sea de alguna ayuda o interés.

Un saludo.


P.D: Tras haberlo meditado un poco, este me pareció el foro más oportuno para este tipo de material, pero si algún moderador estima que no es el lugar más adecuado dejo en sus manos la decisión de moverlo.

---------------------------------------------------------------



-> Acerca de la definición de Estética:


"La Estética, en el sentido estricto de la palabra, es decir, la teoría de la belleza artística, se limita al examen exclusivo de la obra de arte y la impresión del arte; muestra las condiciones de su existencia y su formación legítima en sí misma; analiza, en fin, en sus correlaciones, los elementos de su acción sobre el espectador o sobre el oyente. Hay que excluir del dominio de la Estética toda la parte puramente técnica de la elaboración de una obra, todo lo que recuerda a la lucha del creador con los procedimientos utilizados para la materialización de su idea. La estética no es, por tanto, una enseñanza del arte, sino una filosofía del Arte; no se propone favorecer la habilidad técnica, sino la comprensión de la obra artística". (H. Riemann, Won Musikalisch Schönen)

"¿Qué debe entenderse por Estética musical? Una respuesta que tuviese valor normativo estaría falta de lógica. Compete al historiador descubrir, cada uno a su vez, el desarrollo, rumbo y significado de la reflexión sobre el fenómeno musical. Sería absurdo establecer apriorísticamente las fuentes de una supuesta Estética musical, esto es, decidir quién está autorizado para hablar de música. Nos han llegado reflexiones procedentes de matemáticos, filósofos, músicos, críticos, etc.: y no es casual que la Música haya sido tomada en consideración por tan diversas categorías de estudiosos". (Enrico Fubini: "La estética musical del siglo XVIII a nuestros días")

"El pasto religioso, patriótico, social, político y erótico der que se alimenta el alma humana, sugiere estéticas que, en ocasiones, no son más que estilos, incluso manierismos o himnos disimulados a un concepto dado, que invierten los términos y ya no son los que vertebran y colorean la música, sino los que inconscientemente la ponen al servicio de un objeto extramusical" (Menéndez Aleyxandre: "Apuntes sobre Estética musical")



-> Acerca de la objetividad y subjetividad en la concepción de la Belleza y su apreciación:


"La penetración del objeto por el sujeto es el principio fundamental, la causa primera de todo goce estético" (Lotze: "Geschichte der Aesthetik Deutschland")

"El concepto de belleza artística hace referencia a la belleza creada por el hombre, fruto de su imaginación, de su fantasía, de su inspiración, fuentes todas ellas de ideas que canalizadas en la inteligencia y sometidas a la destreza técnica dan lugar al alumbramiento de una obra original, propia, cuya finalidad no es otra que la de producir en el ánimo de quien la contemple u oiga efectos determinados" (Joaquín Zamacois: "Temas de Estética y de Historia de la Música")

"Desde que Baumgarten, en 1750, fundó la Estética, la cuestión de concretar en qué consiste la Belleza no sólo no ha sido resuelta todavía, sino que cada nueva obra de Estética da a dicha pregunta una distinta respuesta.[...] La mayoría de las definiciones respecto a la Belleza propuestas por los tratadistas de Estética conducen a dos tesis opuestas. La primera considera que la Belleza existe por sí misma y que consiste en una manifestación de lo Absoluto, de lo Perfecto, de la Idea, de la Voluntad, de Dios. Para la segunda, no es más que el placer especial que sentimos en ocasiones, desinteresándonos de las ventajas que pueda reportarnos" (León Tolstoi: "¿Qué es el Arte?")

"Debe distinguirse entre la sensación de belleza que podamos recibir de una idea, de un tema, de un asunto, o de cualquiera de los elementos integrantes de una obra, y la que pueda depararnos su realización, desarrollo, o estructuración formal. Hay quien considera que el primer tipo de belleza lo genera la inspiración del autor, y el segundo, su maestría técnica; y no faltan los que especulan con las diferencias que puedan existir entre ambas cosas. Si la inspiración es indispensable para concebir una bella idea ¿acaso no lo es también para su tratamiento y desarrollo?" (Joaquín Zamacois: "Temas de Estética y de Historia de la Música")

"La Estética de la Música no puede negar su atención a elementos como la Polifonía, la Armonía, las sistematizaciones -tradicionales o no- modales y tonales, la Atonalidad, la estructuración formal y la informalidad estructural, el ruido (el producido por los instrumentos clásicos de sonido indeterminado y el obtenido por otros medios) los sonidos sin lugar en la escala cromática duodécuple que producen los concomitantes de la serie armónica, la improvisación, la aleatoriedad, los recursos de la electrónica y cualquier otro medio expresivo, por insólito que parezca considerada la Música según cánones de tiempos pasados. Sobre todo esto se han edificado concepciones estéticas que pregonan, proclaman, defienden y exaltan sus correspondientes adeptos y que dan testimonio de una belleza de cuya subjetiva realidad no dudan aquéllos, por mucho que la combatan quienes no figuran en sus filas". (Joaquín Zamacois: "Temas de Estética y de Historia de la Música")

"Depende de la sensibilidad artística de quien oiga o contemple una obra de arte -tan diversa aquélla, según las personas, su temperamento, cultura general y especializada en el arte de que se trate- y de lo libre que se halle de prejuicios estéticos, el resultar más o menos idóneo para sentir los efectos de dichos tipos de belleza, considerados conjunta y separadamente. Y depende del conceptuante y de lo influenciado que esté por imperativos filosóficos determinados el condeder mayor o menor beligerancia a uno sobre otro u otros de los mencionados tipos de belleza, así como el sentirse inclinado a combatir o defender cualquiera de ellos". (Joaquín Zamacois: "Temas de Estética y de Historia de la Música")



-> Acerca de la percepción estética a través de los sentidos, del espíritu y de la inteligencia:


La impresión estética puede limitarse a lo sensorial, sin causar efecto en el espíritu ni despertar la atención de la inteligencia. Pero puede calar más hondo y convulsionar el espíritu, dando lugar a estados emocionales en que el intelecto no interviene o que llegan antes de que en él se produzca reacción reflexiva. E igualmente puede interesar al cerebro (por causa de las circunstancias que concurren en lo que se escucha o contempla) conduciéndole a la reflexión y al análisis. Teniendo esto en cuenta distinguiremos entre la belleza que sólo halaga al oído o a la vista, esto es: la hedonista; la que hace mella en el espíritu y gozamos gracias a éste, que denominamos espiritualista, y la que apreciamos por medio del intelecto, por cuya razón la consideramos intelectualista.

[...]De las concepciones de belleza a que acabamos de referirnos fue la de tipo hedonista la que predominó en el Racionalismo y que inspira el criterio mayoritario de los que no ven en el Arte más que una distracción, un pasatiempo. Queda reflejada en definiciones como: "Arte de combinar los sonidos de una manera agradable al oido" (Rosseau) o "Se puede considerar la Música como un arte que tiene por objeto uno de los principales placeres de los sentidos (D'Alembert).

La concepción espiritualista de la Belleza fue la que gozó de mayor aprecio en la época del Romanticismo y está presente en definiciones y juicios como: "Debe [la Música] elevar el alma sobre sí misma, hacerla oscilar por encima de su sujeto, y crear una región donde pueda refugiarse, sin obstáculos, en el sentimiento puro" (Hegel: "Aesthetik") o "Al escuchar ciertos trozos de música mis fuerzas vitales parecen multiplicarse: siento un placer delicioso, pero el razonamiento no tiene papel alguno en ello; el hábito del análisis hará, después, nacer la admiración, mas la emoción, creciente en razón directa con la energía y grandeza de las ideas del autor, me produce bien pronto una extraña agitación en la circulación de la sangre y mis arterias laten con violencia" (Berlioz: "A travers chants")

La concepción intelectualista de lo bello ha aglutinado todas las estéticas que después del Romanticismo se han pronunciado en contra de este y que se recoge en definiciones como: "La música es el arte de pensar con sonidos... [...] Es un acto especial de la inteligencia y ésta interviene en la vida afectiva para que en ella exista orden y belleza" (J. Combarieu)."



-> Acerca de la concepción de la Estética bajo el ángulo del compositor:


"A la composición de una obra puede entregarse el autor por el deseo, punto menos que irrefrenable, de hallarse inmerso en el goce y sufrimiento espiritual que comporta calquier proceso de creación artística; puede tener por causa la apetencia de gloria, y puede, asimismo, obedecer a un afán de lucro. Nunca es tan espontáneo, tan sincero, el compositor en la expresión estética de sus ideas musicales como en el primer caso, o sea, cuando compone por componer, para él, sin propósito de someter sus obras al juicio de nadie, o sin pensar en la opinión que éstas puedan merecer a los demás. Y nunca es tampoco tan ambicioso en sus aspiraciones puramente artísticas como en el segundo caso, ni tan acomodaticio como en el tercero". (Joaquín Zamacois: "Temas de Estética y de Historia de la Música")
Subir
1
#2 por sergio gasca el 11/10/2007
gracias por el aporte, vale la pena leerlo. TE mando un puntito para arriba

"La acidez no solo se encuentra en el HCl o en entes parecidos: Búscala más allá de tu barriga"
QFB Sergio Gasca Visita: http://www.clubguitarra.com un foro joven para los guitarristas de habla hispana

Subir
Baneado
#3 por Hombre Menguante el 11/10/2007
Se agradecen este tipo de aportaciones DeNiro :ok:
Otro macro punto para ti
Saludos :)

Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión

(Artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos)

Subir
#4 por alvarols el 11/10/2007
Muy interesante.

Gracias por tu aportación.

Servicios de Mercadotecnia
Desarrollo Web
El Cerebro Habla

Subir
#5 por hector (titoblues) el 11/10/2007
El tema es interesante, pero está demasiado verborreico, o sea, se usan muchas palabras para decir poco o sólo para adornar. Es un material muy sesudo que no me había detenido a desmenuzar antes.

Pues eso, interesante pero mal escrito (según este bufón).

Saludos y gracias por el aporte.
Subir
#6 por q-project el 22/10/2007
Si te gustan estas cosillas supongo que te resultaría interesante leer la pequeña crónica de Anna Magdalena Bach o las cartas de Mozart, que están por ahí en varias editoriales; hay hablan los dos grandes conforme vivían.

También hay una colección de Pequeños libros de historia de la música divididos en épocas que incluyen, además del típico análisis de historia de la música, textos de la gente de la época al final. Lo que pasa es que no recuerdo la editorial ni él título, pero suelen tenerlos en cualquier librería... son de tamaño de bolsillo y color amarillento.

A mí Zamacoís no me gusta particularmente... resulta algo berborróico como ya han comentado por aquí, además de que los libros que tiene son bastante elementales y básicos respecto a otros de las mismas materias.

EDITO: Son unos libros que están bien para empezar a meterse en serio en el asunto... pero básicos cuando exiges un poco más... y recomendables para los que quieran empezar a abordar temas, sobretodo porque son de lo poco recomendable que hay en castellano.
Subir
#7 por R_DeNIRO el 26/10/2007
Gracias por las recomendaciones Q ;) Mi conocimiento es bastante elemental y básico, así que por ahora tiro por donde puedo. Ojalá llegue el día en el que Zamacois se me quede pequeño y tenga que ir a por más.
Subir
#8 por Ataria el 06/12/2007
Una lectura apasionante... debria ser mucho mas leida. Donde podria comprar el libro?
Lei fragmentos de la cronica de Anna Magdalena Bach y la recomiendo sin duda alguna.
Deniro, un puntito mas por el aporte; mi guitarra la compre trabajando para una editorial y el ultimo trabajo que me la puso en mano fue picar texto a ordenador y corregirlo... y se hizo pesado a la larga.
Muchas gracias.
Subir
#9 por R_DeNIRO el 07/12/2007
Ataria escribió:
Una lectura apasionante... debria ser mucho mas leida. Donde podria comprar el libro?
Lei fragmentos de la cronica de Anna Magdalena Bach y la recomiendo sin duda alguna.
Deniro, un puntito mas por el aporte; mi guitarra la compre trabajando para una editorial y el ultimo trabajo que me la puso en mano fue picar texto a ordenador y corregirlo... y se hizo pesado a la larga.
Muchas gracias.


En la casa del libro al parecer lo tienen:

-> Buscador de Libros: Todos los libros en Libreria Casa del Libro


De todas formas te advierto de que la mayor parte del libro es historia de la música y la parte de estética no es más que el 15 o 20%, de todas formas a mí me ha encantado y me sigue pareciendo muy recomendable. Un saludo ;)


P.D: Eso de trabajar en una editorial suena de muerte, aunque supongo que copiar todo el día no debía de ser muy gratificante.
Subir
#10 por Ataria el 06/02/2008
No es demasiado gratificante, no, es muy monótono y bastante aburrido.
Pero leo, a veces me culturizo, trabajo y gano pasta a la vez y todo desde casa, así que no me quejo.
Subir
#11 por edith reyes el 13/02/2008
Que bueno, también es bueno clavarse en el aspecto filosófico del arte, te cambia el punto de vista:no_lo_se:
Subir
#12 por adrian02051984 el 07/12/2009
muy bueno ya sube mas porfa y haber si alguien puede subir algo de Anna Magdalena Bach para darme una idea

salu2

Tenemos dos orejas y una sola lengua para que oigamos más y hablemos menos.

Subir
Respuesta rápida

Regístrate o para poder postear en este hilo