Guitarras

El control de volumen de tu guitarra: ideas para sacarle más partido

Prácticamente todas las guitarras eléctricas del mercado se venden de serie con un control de volumen, pero os sorprendería saber cuántos guitarristas no lo usan más que para silenciar completamente la guitarra. Esto, que para los que están acostumbrados a usarlo mucho les parece un sacrilegio, es algo en lo que es bastante fácil caer en estos tiempos, en que las pedaleras digitales cargadas de cientos de sonidos son más asequibles que nunca, y acabamos apoyándonos más en ellas que en los controles de nuestro instrumento a la hora de buscar sonidos. 

Pero la combinación de una guitarra, un cable y un amplificador de una calidad razonable (a válvulas si es posible) ya es capaz de mucho, precisamente gracias a herramientas como la protagonista de hoy, el volumen. En los tiempos en que aún existían pocos efectos (mucho menos multiefectos digitales) los guitarristas tenían que sacarle el máximo partido a lo que tenían, por lo que exprimir las posibilidades del volumen formaba parte de las estrategias clásicas para obtener variedad sonora. Vamos a conocer algunas de ellas, comenzando por la más evidente.

Volume

Usar el volumen para limpiar la señal

Al contrario de lo que algunos principiantes piensan, el volumen de la guitarra no es exactamente para que suene más fuerte o más flojo o, al menos, no como ocurre en los reproductores de música. Cuando el volumen de nuestra guitarra es de una cierta calidad, y nuestro amplificador es capaz de una dinámica flexible (a ser posible, que sea a válvulas), el volumen de nuestra guitarra nos servirá para limpiar la señal. Eso quiere decir que en algunos casos podremos pasar de un sonido overdrive cargado a un crunch que responderá de forma muy diferente en función de como de fuerte toques con la púa. Para lograrlo, tendremos que poner un ajuste en el ampli que tenga una  cierta saturación, ya que si lo ponemos totalmente limpio, tal vez sí tengamos la sensación de que el volumen sólo sirve para pasar "de más fuerte a más flojo".

En el tipo de sonido del que hablábamos, es posible que encuentres matices diferentes en cada punto del recorrido del volumen, que tal vez te sirvan para diferentes partes de una misma canción. De hecho, conocerás muchos guitarristas que prefieren con mucho usar este método para sus sonidos semilimpios que cambiar de canal: les da una mayor continuidad entre sonidos, y además no necesitan estar cerca de sus pedales para transitar de un sonido a otro.

Volumen Guitarra

Utiliza marcas para señalar tus volúmenes preferidos

Pequeños adhesivos o marcas (reversibles) en tu instrumento pueden ser una buenísima estrategia para encontrar rápidamente tus puntos de volumen preferidos. Muchos guitarristas no los necesitan, puesto que prefieren encontrar de forma intuitiva el mejor sonido para cada instante, pero para quienes quieran reproducir exactamente los diferentes sonidos de su control de volumen de una vez para otra, esta es una solución. Si los adhesivos que usas tienen un cierto relieve, hasta es posible que no necesites ni mirar: sólo con el tacto lo encontrarás.

También existe la versión sofisticada de esta idea: un control de volumen que, de fábrica, ofrece la posibilidad de fijar un mínimo para que no tengamos que hacerlo “a ojo”. Mucho más profesional, aunque las pegatinas son más baratas.

Telecaster Volumen

Utiliza el volumen para obtener sonidos de violín

La entrada del sonido cuando pasamos del volumen del mínimo al máximo no es brusca, sino que sucede de una forma muy gradual, haciendo que el ataque se parezca al de un instrumento con arco. Puedes lograr efectos interesantes si tocas mientras con el dedo meñique controlas el volumen. Un poco de delay también puede embellecer el conjunto, como hace Steve Morse en el minuto 1:12 del siguiente vídeo:

Imita un trémolo

Este es un truco similar al anterior, consistente en bajar y subir el volumen de forma cíclica para imitar el sonido de un pedal de trémolo. Para ello es aconsejable tener un potenciómetro que ofrezca poca resistencia, y que puede moverse con cierta comodidad. En algunas guitarras, incluso los potenciómetros tienen una textura antideslizante para facilitar el agarre.

Ibanez Sure Grip

Experimenta con modificaciones del potenciómetro

El componente que hay bajo el control del volumen es un potenciómetro que, si eres un manitas, puedes sustituir. Una de las modificaciones más frecuentes es cambiar el volumen por otro de un valor diferente: los dos más comunes son los de 250K y los de 500K. Cambiarlos tendrá un efecto sobre el sonido final, sobre todo en la respuesta de agudos.

Guitar pot

Otras modificaciones posibles son variar un potenciómetro logarítmico por uno lineal (que hará que la curva de ascenso del volumen sea más gradual o más repentina). No menos popular es la modificación Treble Bleed, que en algunas ocasiones ya viene de serie en la guitarra. Es un condensador (y normalmente con una resistencia en paralelo o en serie con él, aunque no únicamente) soldado entre la entrada y la salida del potenciómetro, y que “hace la vista gorda” con las frecuencias agudas de tu guitarra. Dicho de otra manera, gracias a este componente, al bajar el volumen, bajarás sobretodo frecuencias graves conservando las agudas, y esto se hace para obtener un sonido menos “fofo” al ir bajando el volumen de tu instrumento.

Ya que sustituimos el potenciómetro de volumen por otros modelos, también podemos acceder a una gran variedad de “trucos” de configuración electrónica. Uno de ellos es el switch S-1 de Fender, que presenta un botón concéntrico que al ser pulsado nos permite acceder a diferentes combinaciones de pastillas. Algo similar ocurre con las opciones push-pull, o push-push, en que estirando o presionando un control (suele ser más frecuentemente el tono) podemos hacer cambios en la electrónica de las pastillas. Incluso existen controles concéntricos, muy frecuentes en bajos eléctricos, y pequeños afinadores que se pueden colocar bajo el control de volumen o tono. No obstante, esto son más bien posibilidades de conmutación y extras que ocurren en el potenciómetro del volumen, no tanto cualidades del volumen en sí mismo.

Volumen Guitarra

¿Tienes una Les Paul con dos volúmenes? ¡Aprovéchalo!

En la mayoría de Les Paul de Gibson cuentas con dos volúmenes, uno independiente para cada pastilla. Eso quiere decir que puedes tener cada pastilla a un volumen diferente, siempre listo para cuando cambies de pastilla. ¡Eso es casi como tener dos canales de amplificador! Tener una de las dos pastillas a cero también te permitirá jugar a algo divertido: mueve rápidamente tu selector de pastillas de tu Les Paul para un efecto curioso de “guitarra tartamuda”. Este sonido es tan popular que muchos se instalan en su guitarra un Killswitch para tener este efecto específicamente.

Les Paul Volume

¿Tu volumen hace ruido al moverlo? Tal vez no sea grave

En muchas ocasiones, el volumen de la guitarra y otros potenciómetros hace ruido al moverlo. Hay casos en los que puede señalar un desgaste irreversible de algunas de las superficies de contacto, pero no es lo más frecuente: es muy posible que tu potenciómetro necesite una limpieza. Abre la tapa trasera y házte con un limpiador de contactos (los encontrarás en muchas ferreterías) y aplícaselo, es bastante posible que tu volumen recupere la suavidad y vuelva a ser silencioso.

Volumen Guitarra

No siempre el uso del volumen estará a tu favor

Hay algunos casos en que no tener el volumen al máximo puede jugar en tu contra en vez de a favor, y también las debes conocer. Una de ellas es cuando estés utilizando efectos que tengan que ver con la medición de la cantidad de señal que estamos enviando, las puertas de ruido y los compresores son los más típicos.

En el caso de las puertas de ruido, si están ajustadas normalmente para tener el volumen de la guitarra al máximo, es posible que al poner el volumen a medio camino, la puerta se “coma” parte de tu sonido, especialmente si es un ajuste muy radical. Esto es porque las puertas establecen un volumen mínimo por debajo del cual todo lo demás será considerado “ruido” a eliminar total o parcialmente. Prueba a desactivarla momentáneamente o a emplear un ajuste más permisivo si experimentas este problema.

Noise Gate

Con los compresores las consecuencias son menos apocalítpicas, pero también funcionan estableciendo márgenes a partir de los cuales se comprime, y existe un ratio de compresión que hace que el compresor actúe más duramente cuanto mayor es la diferencia de volumen detectada respecto a dichos márgenes. Aunque suena complicado, en resumen significa que si al bajar el volumen el compresor suena de una forma que no te gusta tanto, prueba a variar su ajuste para que sea algo más flexible.

Otro caso en que el volumen no entrega lo que esperamos puede ser cuando empleamos emuladores de amplis digitales, especialmente con los menos sofisticados. Por desgracia, los emuladores más económicos están más pensados para usarse a un volumen fijo de nuestra guitarra, aunque las últimas generaciones hacen un trabajo excelente comparado con las de antaño. Si al bajar el volumen notas un sonido artificial, con un aumento extraño del ruido de fondo en ciertos momentos, y con un sonido fangoso, es posible que tu emulador no acabe de encajar bien estas sutilezas. Atención especial a las puertas de ruido en estos casos, porque la mayoría de multiefectos suelen tenerlas, y puede que los presets que estés usando la lleven activada sin que nos demos cuenta.

Digitech RP

Por lo general, los pedales afinadores de guitarra suelen “entender” bien la señal a muchos volúmenes diferentes pero, ya que no hay inconveniente en hacerlo, te recomendamos subir el volumen en el momento de afinar, ya que cuanta más señal le llegue, con más claridad hará el análisis de la afinación.

Y siguiendo en una línea similar, comentaremos otro caso parecido, algo menos conocido, pero de resultados bastante notables: los armonizadores, octavadores y efectos de pitch en general. Estos pedales hace una lectura de la afinación de las notas que estamos tocando gracias a un cerebro (digital la mayor parte de las veces), y esta lectura mejora enormemente cuanta más señal le entregamos. Por ello, si vamos a emplear pedales como un Whammy, un armonizador inteligente de cualquier clase o pitchshifters que impliquen la comprensión de tonalidades o intervalos, te recomendamos que pongas el volumen al máximo.

Whammy

 

¿Te gustó este artículo?
51
Comentarios

Regístrate o para poder comentar